El síndrome de cauda equina (CES) es una condición rara pero grave que ocurre cuando las raíces nerviosas en la parte inferior de la médula espinal se aprietan o comprimen, interrumpiendo la función motora y sensorial de la vejiga y las extremidades inferiores. Este grupo de raíces nerviosas, llamado cauda equina (Latín para «cola de caballo»), envía y recibe mensajes a las piernas, la vejiga y otras partes del cuerpo. El CES puede ocurrir cuando un disco lumbar roto o herniado ejerce una presión intensa sobre la cauda equina. Si no se trata, el CES puede provocar daños graves e irreversibles, como incontinencia crónica y parálisis de las piernas. Por esta razón, los síntomas de CES justifican atención médica inmediata y, en muchos casos, cirugía de emergencia.

Síntomas

Los síntomas del síndrome de cauda equina pueden aparecer de forma aguda, en cuestión de horas, o desarrollarse gradualmente durante semanas o meses.

Los síntomas del CES son:

  • Dolor lumbar severo
  • Ciática
  • Anestesia en silla de montar, que es entumecimiento u otros cambios sensoriales nerviosos alrededor del ano y el área del cuerpo que se sienta (en una silla de montar)
  • Dolor, entumecimiento o debilidad en una o ambas piernas
  • Disfunción sexual que aparece de repente
  • Una pérdida de reflejos en las extremidades.
  • Pérdida del control intestinal
  • Retención urinaria (incapacidad para orinar) o exceso de orina (incontinencia)

El alcance de los problemas urinarios puede determinar cómo se trata el CES. Hay dos etapas del síndrome de cauda equina según los síntomas urinarios:

  • CES-Incompleto (CES-I), caracterizado por síntomas como alteración de la sensación urinaria, pérdida del deseo de orinar, flujo urinario deficiente y necesidad de hacer fuerza para orinar.
  • CES-Retención (CES-R), en el que se pierde totalmente el control de la vejiga

El resultado para las personas con CES-I en el momento de la cirugía generalmente es favorable. Aquellos cuyo CES se ha deteriorado a CES-R tienden a tener un mal pronóstico.

Causas

La causa más común de CES es un disco roto o herniado en el área lumbar. Otras causas posibles pueden incluir:

  • Trauma o lesión en la columna vertebral que conduce a fracturas o dislocaciones (subluxaciones)
  • Tumores o infecciones que comprimen la cauda equina.
  • Estenosis espinal, un estrechamiento de la columna vertebral que puede ser congénito o adquirido
  • Espuelas óseas en el canal espinal
  • Tuberculosis o parálisis de Pott
  • Efectos secundarios iatrogénicos: lesiones o enfermedades que resultan del tratamiento médico o quirúrgico
  • Lesiones espinales o tumores malignos
  • Infección espinal, inflamación, hemorragia o fractura
  • Complicaciones de una lesión grave de la columna lumbar
  • Defectos congénitos de la columna

Diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de cauda equina generalmente requiere:

  • Un historial médico de síntomas, salud general y nivel de actividad.
  • Un examen físico para evaluar la fuerza, los reflejos, la sensación, la estabilidad, la alineación y el movimiento

Las pruebas pueden incluir:

  • Exámenes de sangre para infección
  • Resonancia de imágenes magnéticas (IRM), que produce imágenes tridimensionales de la médula espinal, las raíces nerviosas y las áreas circundantes
  • Mielografía, un tipo de imagen de rayos X o tomografía computarizada (TC) mejorada por la inyección de un material de contraste en los espacios del líquido cefalorraquídeo que puede mostrar el desplazamiento en la médula espinal o los nervios espinales
  • Pruebas nerviosas especializadas, como pruebas de velocidad de conducción nerviosa y pruebas de actividad eléctrica en los músculos (electromiografía)

Tratamiento

Un diagnóstico de síndrome de cauda equina generalmente es seguido por una cirugía de emergencia dentro de las 24 a 48 horas. El objetivo es aliviar la compresión de los nervios; por ejemplo, si el problema es una hernia de disco, la extirpación parcial o total (discectomía) puede brindar alivio. Moverse rápidamente es esencial para prevenir complicaciones permanentes como daño a los nervios, incontinencia o parálisis de las piernas. 

Dependiendo de la causa, también se pueden recetar altas dosis de corticosteroides para reducir la inflamación. Si se determina que una infección es responsable del CES, es posible que se necesiten antibióticos. Para situaciones en las que un tumor es la causa del CES, puede ser necesaria una cirugía para extirparlo, seguida de quimioterapia y/o radiación.

Albardilla

Incluso después de la cirugía, el CES puede ser una condición difícil de tratar. Si la función de la vejiga se ha deteriorado, la recuperación del control de la vejiga puede llevar tiempo. Puede ser necesario usar un catéter o usar ropa interior desechable. Las infecciones urinarias frecuentes también son una complicación potencial.

La pérdida del control de la vejiga o el intestino también puede ser psicológicamente angustiosa y afectar la vida social, el trabajo y las relaciones. La disfunción sexual puede ser devastadora y puede provocar dificultades en las relaciones y depresión.

Cuando el daño causado por el síndrome de cauda equina es permanente, será importante incluir a familiares y amigos en la adaptación a vivir con una afección crónica. El asesoramiento psicológico y/o un grupo de apoyo también pueden ser útiles en esta transición. Otros especialistas que pueden ayudar incluyen:

  • Terapeuta ocupacional o físico
  • Trabajador social
  • Asesor de incontinencia o fisioterapeuta
  • terapeuta sexual

Una palabra de MEDSALUD

El síndrome de cauda equina es una condición física y emocionalmente desafiante. Afecta partes del cuerpo y funciones físicas que son particularmente privadas. Si la incontinencia de la vejiga o del intestino es un problema, la incomodidad física puede verse agravada por la angustia emocional en forma de vergüenza o pérdida de control. La mejor manera de lidiar con CES es ser proactivo: si tiene síntomas que pueden indicar este problema, consulte a un médico de inmediato. Retrasar el tratamiento puede provocar daños permanentes.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.