Los desgarros del tendón rotuliano implican la ruptura parcial o completa de la banda de tejido conectivo que une la parte inferior de la rótula (rótula) hasta la parte superior de la tibia (tibia).

Un tendón es un cordón de tejido fibroso que conecta los músculos con los huesos. El tendón rotuliano trabaja específicamente con los músculos de la parte delantera del muslo (cuadríceps) para estirar la pierna.

Un desgarro del tendón rotuliano provoca inestabilidad en la rodilla, lo que dificulta caminar o soportar peso sobre la pierna. Otros síntomas incluyen dolor de rodilla, hinchazón y hematomas.

Este artículo describe los síntomas y las causas de un desgarro del tendón rotuliano, incluso cómo se diagnostica y trata esta afección ortopédica (relacionada con los huesos).

Los desgarros del tendón rotuliano pueden ser parciales o completos. El desgarro a menudo se produce en el lugar donde el tendón se une a la rótula, lo que hace que se rompa un trozo de hueso.

Los signos típicos de un tendón rotuliano desgarrado incluyen:

  • Un sonido de chasquido o estallido en el momento del descanso.
  • Dolor directamente debajo de la rótula.
  • Hinchazón y moretones delante de la rodilla.
  • Un hoyo o punto blando en frente de la rodilla
  • Dificultad para caminar o hacer deporte
  • Incapacidad para extender completamente la pierna.

A menudo, puede saber si un desgarro es parcial o completo por cuánto puede estirar la pierna. Si la rotura es completa, la falta de inserción hace imposible enderezar la rodilla. También puede parecer que la rótula se desliza hacia el muslo mientras lo hace.

¿Cómo se rompe el tendón rotuliano?

Los desgarros del tendón rotuliano a menudo se denominan «rodilla de saltador» porque se ven comúnmente en deportes que implican saltar y aterrizar en diferentes ángulos.

Un desgarro del tendón rotuliano puede ser causado por una lesión traumática en la rodilla; sin embargo, es más a menudo el resultado de la tensión repetitiva ejercida sobre la rodilla durante un período de tiempo. Casi todas las personas con una ruptura rotuliana tienen una afección crónica (persistente) conocida como tendinosis causado por el uso excesivo de un tendón. Cuando se produce el desgarro, se produce en el punto más débil.

La rodilla de saltador es común en deportes como el baloncesto, el voleibol, la gimnasia, el fútbol, ​​el atletismo y las carreras de larga distancia. Ocurre con mayor frecuencia antes de los 40 años, pero también puede afectar a adolescentes sanos.

Un desgarro del tendón rotuliano no siempre se debe a una lesión deportiva. Ciertas condiciones médicas pueden dañar directa o indirectamente el tendón, causando que se debilite y se rompa.

Las causas no deportivas incluyen:

Diagnóstico de un desgarro del tendón rotuliano

Los desgarros del tendón rotuliano suelen ser obvios. Las personas que se desgarran el tendón no podrán extender la rodilla ni realizar una prueba de elevación de la pierna estirada. El proveedor de atención médica generalmente puede sentir un espacio en el tendón justo debajo de la rótula.

Una radiografía ayudará a diferenciar entre un desgarro del tendón rotuliano y una fractura patelar, que pueden causar síntomas similares. En la radiografía, la rótula suele estar más alta que la rodilla opuesta, ya que el cuádriceps tira de la rótula libre.

Se puede usar una resonancia magnética nuclear (RMN) para confirmar el diagnóstico e inspeccionar la rodilla en busca de cualquier otro daño. Las resonancias magnéticas crean imágenes muy detalladas de los tejidos blandos y, a menudo, pueden detectar pequeños desgarros que una radiografía podría pasar por alto.

Opciones de tratamiento

Los desgarros del tendón rotuliano pueden o no necesitar cirugía dependiendo de la extensión de la ruptura. Los desgarros muy pequeños responden bien a los tratamientos no quirúrgicos. Los desgarros completos casi siempre requieren cirugía.

Tratamiento no quirúrgico

Si el desgarro del tendón rotuliano es pequeño y no hay preocupaciones de que el desgarro empeore, su cirujano ortopédico podría recomendar un enfoque conservador, que incluye:

  • inmovilización: Necesitará usar un inmovilizador de rodilla o un aparato ortopédico durante tres a seis semanas para mantener la rodilla recta y ayudarla a sanar. Es probable que necesite muletas para evitar cargar peso sobre la pierna.
  • El manejo del dolor: La aplicación de una bolsa de hielo en la rodilla durante 15 a 20 minutos varias veces al día puede reducir la inflamación y el dolor. Elevar la pierna también ayuda. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como Advil (ibuprofeno) y Aleve (naproxeno) también pueden aliviar el dolor y la inflamación.
  • Terapia física: Una vez que el dolor y la hinchazón iniciales se hayan calmado, puede comenzar con la fisioterapia, comenzando con elevaciones de la pierna estirada en la rodillera. Más tarde, trabajará en ejercicios suaves de amplitud de movimiento sin aparato ortopédico. Los ejercicios de fortalecimiento se integrarían gradualmente en el plan de rehabilitación junto con otras modalidades como ultrasonido, estimulación eléctrica y vendaje kinesiológico.

Tratamiento quirúrgico

Muchos desgarros parciales del tendón rotuliano no se curan bien por sí solos. Si no se tratan, provocarán el debilitamiento del músculo cuádriceps y la pérdida de movilidad.

La cirugía utilizada para reparar el desgarro es relativamente sencilla pero difícil de realizar. Esto se debe a que los extremos rasgados deben coserse para mantener la tensión adecuada, asegurándose de que no quede ni demasiado apretado ni demasiado flojo. Esto es especialmente difícil si el tendón roto se ha llevado consigo un trozo de hueso.

La mayoría de las reparaciones de tendones se pueden realizar de forma ambulatoria, aunque es posible que algunas personas deban permanecer en el hospital durante la noche. La cirugía se puede realizar con un bloqueo espinal que adormece la parte inferior del cuerpo, anestesia regional que adormece solo la pierna o anestesia general que lo pone a dormir.

El cirujano puede coser directamente los extremos desgarrados o usar un dispositivo llamado ancla de sutura para conectar el tendón a la rótula sin tener que perforar agujeros. Es posible que se necesiten alambres o cables para ayudar a sostener y estabilizar mejor la rodilla.

Recuperación y Pronóstico

La recuperación de la cirugía del tendón rotuliano puede ser difícil y llevar tiempo. Uno de los factores más importantes que influyen en los resultados es el momento de la cirugía. Retrasar la cirugía más allá de unas pocas semanas puede causar una retracción significativa del tendón, lo que limita su capacidad para recuperarse por completo.

Algunos factores pueden acelerar la recuperación. Estos implican un compromiso con la fisioterapia junto con la adopción de las medidas adecuadas para evitar sobrecargarse. Apresurarte puede causar una nueva lesión, retrasándote semanas o incluso meses.

Incluso cuando tome las medidas adecuadas, debe esperar un mínimo de tres meses de rehabilitación antes de que pueda volver a sus actividades normales y de cuatro a seis meses antes de que pueda reanudar los deportes.

Los atletas que desean volver a los deportes competitivos pueden tardar un año o más en volver al nivel de rendimiento que tenían antes de la lesión.

Si bien la mayoría de las personas se recuperan por completo de una cirugía del tendón rotuliano, puede haber debilidad a largo plazo incluso con una reparación exitosa.

Resumen

Un desgarro del tendón rotuliano es la ruptura parcial o completa de la banda de tejido conectivo que une la rótula al hueso de la espinilla. Cuando esto sucede, es posible que no pueda caminar o estirar completamente la pierna. El dolor de rodilla, los moretones y la hinchazón son síntomas comunes.

Un desgarro del tendón rotuliano a veces se llama «rodilla de saltador» porque comúnmente afecta a los atletas que saltan. También puede afectar a personas con afecciones que debilitan los tendones, como diabetes y cirugía previa de rodilla.

Dependiendo de la extensión del desgarro, el tratamiento puede incluir inmovilización con fisioterapia extensa o cirugía con fisioterapia extensa.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.