Una herida punzante suele ser causada por un objeto puntiagudo y afilado, como un clavo, dientes de animales o una tachuela, y puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo. Una forma en la que puede ocurrir una herida punzante es si pisas un clavo y el clavo penetra las capas de la piel, creando un defecto en la piel.

Por lo general, este tipo de herida no sangra excesivamente y puede parecer que se cierra. Sin embargo, las heridas punzantes son propensas a infectarse y deben tratarse adecuadamente.

Este artículo explica cómo identificar y tratar las heridas punzantes.

Instrucciones de primeros auxilios para heridas punzantes inmediatas

Si sufre una herida punzante, el primer paso para comenzar a cuidar la herida es lavarse bien las manos con agua y jabón. También es importante evitar tocar la lesión tanto como sea posible para evitar que otros gérmenes o residuos entren en contacto con ella. Otros pasos de primeros auxilios incluyen:

  • Quítese las joyas y la ropa de la parte del cuerpo lesionada.
  • Aunque las heridas punzantes rara vez sangran, si hay sangrado, aplique presión firme y directa para detenerlo.
  • Una vez que se detenga el sangrado, enjuague la herida e inspecciónela en busca de suciedad u objetos extraños, como una astilla.
  • Use grandes cantidades de agua limpia (el agua del grifo está bien) sobre la herida para eliminar la suciedad o los gérmenes que puedan haber quedado atrapados en el interior.
  • Utilice agua limpia y jabón para limpiar la herida.
  • Seque suavemente la herida.
  • Aplique un ungüento antibacteriano o a base de petróleo y cubra la herida con una gasa antiadherente o una gasa limpia; Los apósitos deben cambiarse diariamente.

Síntomas de heridas punzantes infectadas

Incluso cuando se limpian adecuadamente, las heridas punzantes pueden infectarse. Los signos y síntomas de una infección de una herida incluyen:

  • Dolor y molestias en el sitio que aumentan, en lugar de disminuir, con el tiempo.
  • Hinchazón en o alrededor de la herida punzante
  • Enrojecimiento o calor en o alrededor de la herida punzante
  • Drenaje de la herida
  • Fiebre

Tratamiento y curación

Dado que las heridas punzantes tienden a infectarse, comuníquese con un proveedor de atención médica calificado poco después de sufrir una lesión. Podrían recomendar cualquiera de las siguientes opciones para prevenir o abordar infecciones y promover la curación de heridas:

  • Riego a alta presión: Se utilizan dispositivos como una jeringa y una aguja de calibre 19 para enjuagar la herida y disminuir la presencia de gérmenes y el riesgo de infección.
  • antibióticos: Aunque es poco común en heridas no infectadas, un proveedor puede recetar antibióticos si la herida es el resultado de una mordedura, es una herida punzante profunda o está en la mano o los dedos, ya que tienden a tener una mayor probabilidad de infección.
  • Tétanos: A menudo, las heridas punzantes tienen suciedad u objetos extraños que pueden transportar esporas de tétanos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la vacuna contra el tétanos si no la ha recibido antes o si han pasado varios años desde su última vacuna contra el tétanos.

¿Cómo ocurren las heridas punzantes?

La piel es esencial para proteger el cuerpo de gérmenes y sustancias nocivas. Una herida punzante es una herida que rompe la integridad de la piel y es más profunda que ancha.

Una herida punzante se produce cuando un objeto punzante, como un clavo o dientes de animales, rompe la capa exterior de la piel y penetra las capas inferiores. Las heridas punzantes suelen ser más profundas que anchas y normalmente no sangran mucho.

Debido a que las heridas punzantes pueden penetrar profundamente debajo de la capa externa de la piel y pueden introducir suciedad o desechos, pueden infectarse fácilmente. Es esencial consultar a un proveedor de atención médica calificado lo antes posible después de una herida punzante.

Riesgos de las heridas punzantes no tratadas

Si una herida punzante se infecta, pueden producirse complicaciones importantes, que incluyen:

  • Sepsis: una respuesta corporal a una infección en el torrente sanguíneo
  • Osteomielitis: una infección que llega a los huesos.
  • Tendinitis: Inflamación de los tendones.
  • Formación de abscesos: acumulación de pus que puede requerir intervención quirúrgica.

Resumen

Una herida punzante suele ser el resultado de la penetración de un objeto punzante en la piel. Una herida punzante generalmente no sangra mucho, pero requiere primeros auxilios inmediatos para prevenir infecciones. Debido a que el riesgo de infección por una herida punzante tiende a ser alto, es vital consultar a un proveedor de atención médica calificado para determinar si se debe administrar una limpieza adicional de la herida, antibióticos o una vacuna contra el tétanos. Las heridas punzantes no tratadas pueden infectarse y provocar más complicaciones.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.