El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) son condiciones que pueden dificultar que las personas presten atención, lo que dificulta la capacidad de funcionar en la escuela o el trabajo.

El TDAH y el TOC afectan partes similares del cerebro: ambas condiciones pueden hacer que una persona tarde mucho tiempo en hacer las cosas o pueden causar dificultades en las relaciones con los demás. Sin embargo, también existen diferencias clave entre las dos condiciones, incluido el hecho de que el TDAH es mucho más común, especialmente en los niños.

En algunas personas, los síntomas del TOC pueden coincidir con los síntomas del TDAH. Esto es lo que debe saber sobre el TDAH, el TOC y si las condiciones pueden ocurrir juntas.

Desorden hiperactivo y deficit de atencion

El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo que, según algunas estimaciones, afecta aproximadamente al 11 % de los niños en edad escolar y aproximadamente al 4 % de los adultos. Los síntomas del TDAH pueden presentarse de diferentes maneras, dependiendo a veces del sexo o la edad de la persona.

Los síntomas generalmente se dividen en estas tres categorías:

  • Inatención: Problemas para mantenerse enfocado y organizado
  • Hiperactividad: Hablar o moverse constantemente
  • Impulsividad: Problemas con el autocontrol

Estos pueden presentarse como síntomas comunes, que incluyen:

  • Olvido y desorganización
  • Problemas para concentrarse o completar una tarea
  • Evitar tareas que son tediosas o desafiantes
  • Inquietud o inquietud
  • Problemas para llevarse bien con los demás

Trastorno obsesivo compulsivo

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es una enfermedad mental crónica en la que los pensamientos (obsesiones) y los comportamientos (compulsiones) intrusivos y recurrentes se repiten una y otra vez, hasta el punto de interferir con el funcionamiento de una persona.

El TOC ocurre en el 2,3% de las personas. Aunque se diagnostica con mayor frecuencia en la edad adulta, las investigaciones indican que el TOC también puede ocurrir en un pequeño porcentaje de niños.

El TOC se estructura en torno a estas dos categorías principales de síntomas:

  • obsesiones se manifiestan como pensamientos repetidos, impulsos o imágenes mentales que son involuntarias, perturbadoras e inductoras de ansiedad.
  • Compulsiones Son comportamientos repetitivos que se realizan en respuesta o con la esperanza de controlar una obsesión.

Estos síntomas centrales pueden manifestarse en síntomas comunes de TOC, que incluyen:

  • Miedo a la contaminación que resulta en lavados frecuentes.
  • Necesidad de orden e incapacidad para seguir adelante hasta que los artículos estén perfectamente ordenados.
  • Pensamientos agresivos hacia uno mismo o hacia los demás.

Similitudes entre el TOC y el TDAH

A primera vista, el TOC y el TDAH parecen ser muy diferentes. Sin embargo, tienen una serie de puntos en común, lo que puede dificultar obtener un diagnóstico adecuado.

Regiones afectadas del cerebro

Tanto las personas con TOC como los pacientes con TDAH experimentan anomalías en el cerebro. circuitos frontoestriataleslas vías neurales que conectan los lóbulos frontales del cerebro con los ganglios.

Un estudio de 2020 encontró que el TDAH se asoció con un volumen cerebral reducido en estas áreas. Un estudio de 2017 encontró que las personas con TOC tenían conexiones funcionalmente anormales en los circuitos frontoestriatales en comparación con las personas sanas.

Potencial para interferir con la escuela y el trabajo

Tanto el TDAH como el TOC dificultan que las personas completen una tarea. Es posible que las personas con TDAH no tengan la capacidad de concentrarse en una tarea hasta que la completen, mientras que las personas con TOC tienen su atención continuamente interrumpida por pensamientos obsesivos y compulsiones.

Debido a estas dificultades para regular la atención, las personas con TOC y TDAH a menudo luchan por alcanzar su máximo potencial en la escuela y el trabajo. Esto no se debe a sus capacidades cognitivas, sino a los síntomas de su trastorno.

Relaciones con los demás

Tanto el TDAH como el TOC pueden complicar las relaciones con los demás. Los síntomas del TDAH, incluida la falta de control de los impulsos y el hablar insistente, pueden dificultar las amistades para niños y adultos. Y para las personas con TOC, el tiempo que se dedica a ciertas obsesiones y compulsiones puede dificultar las relaciones, especialmente si las obsesiones que experimentan son de naturaleza violenta o sexual.

Desarrollo de otros trastornos

Las personas con TDAH o TOC tienen un mayor riesgo de desarrollar otros trastornos o condiciones de salud, que incluyen:

  • Depresión: Un porcentaje significativo de personas con TDAH experimentarán síntomas de depresión durante su vida. Las personas con TOC también tienen un mayor riesgo de depresión, especialmente justo después de que comienzan los síntomas del TOC.
  • Trastornos del sueño: Se estima que entre el 25% y el 50% de las personas con TDAH también tienen problemas para dormir. Es bastante frecuente que las personas con TOC también tengan insomnio.
  • Trastornos gastrointestinales (GI): Las personas con TDAH son más propensas a tener trastornos gastrointestinales. Las personas con TOC tienen un mayor riesgo de síndrome del intestino irritable (SII, trastorno del intestino grueso) y, a menudo, experimentan síntomas más graves que las personas sin TOC.

Factores de riesgo

El TOC y el TDAH comparten factores de riesgo, que incluyen:

  • Genética: ambas condiciones tienden a ser hereditarias.
  • Estrés: Sentirse bajo estrés puede empeorar las condiciones de ambos trastornos.
  • Trauma: experimentar un trauma, especialmente en la infancia, aumenta el riesgo de ambas afecciones y puede empeorar los síntomas.

Diferencias entre TOC y TDAH

Aunque el TOC y el TDAH pueden tener algunos efectos similares en la vida de una persona, son trastornos muy diferentes. Una diferencia distintiva entre el TOC y el TDAH puede ser la tolerancia al riesgo. Las personas con TOC tienden a evitar el riesgo y se esfuerzan por tener el control, mientras que las personas con TDAH tienden a ser impulsivas.

Estos efectos opuestos se observan en los cerebros de las personas con TOC y TDAH. Las personas con TOC tienen más actividad en el área frontoestriatal afectada, mientras que las personas con TDAH tienen menos.

El TOC generalmente se considera un trastorno de internalización, lo que significa que los síntomas causan estrés interno. El TDAH a menudo se considera un trastorno de externalización, lo que significa que los síntomas afectan la forma en que una persona interactúa con su entorno.

Finalmente, alrededor del 40 % de los niños con TDAH superarán la afección cuando lleguen a la edad adulta. mientras que las personas con TOC a menudo tendrán que manejar la condición a lo largo de sus vidas.

Tratamiento y Outlook

Tanto el TOC como el TDAH son afecciones crónicas que se pueden tratar con intervenciones conductuales y médicas. Las condiciones se tratan de manera diferente, por lo que es importante consultar a su proveedor de atención médica para asegurarse de obtener un diagnóstico preciso.

El tratamiento para el TDAH generalmente incluye modificaciones del comportamiento basadas en síntomas, terapia y medicamentos recetados, a menudo psicoestimulantes. El tratamiento del TOC incluye terapias cognitivas y medicamentos, a menudo antidepresivos.

¿Pueden coexistir el TOC y el TDAH?

Algunas personas con TOC pueden presentar síntomas, como falta de atención, que podrían diagnosticarse erróneamente como TDAH. Debido a esto, un estudio de 2017 recomendó que los proveedores de atención médica traten primero el TOC y luego aborden los síntomas del TDAH en las personas que presentan síntomas de ambas afecciones.

Si sospecha que usted o un ser querido está lidiando tanto con el TDAH como con el TOC, hable con un profesional de la salud de confianza que tenga experiencia en el tratamiento de trastornos de salud mental concurrentes. La investigación en esta área cambia constantemente, al igual que las recomendaciones de tratamiento. Su proveedor de atención médica lo ayudará a desarrollar un plan específico para usted.

Resumen

El TDAH y el TOC son dos condiciones diferentes que pueden presentarse con algunas similitudes. Ambos pueden desencadenar una incapacidad para concentrarse o quedarse quieto o problemas para llevarse bien con los demás. Sin embargo, existen diferencias clave, incluida la forma en que cada afección afecta la actividad cerebral y cómo se presentan sus síntomas y comportamientos. Es importante ver a un proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

Una palabra de MEDSALUD

Tanto el TDAH como el TOC pueden interferir con su capacidad para alcanzar su máximo potencial en la escuela o el trabajo. En algunos casos, las personas con TOC pueden presentar síntomas similares a los del TDAH.

Los científicos todavía están aprendiendo sobre la conexión entre estas condiciones complejas. Si vive con uno o ambos, busque un proveedor de atención médica de confianza que trabajará con usted en un régimen de tratamiento que lo ayude a alcanzar sus objetivos.

Preguntas frecuentes

  • ¿El TDAH empeora el TOC?

    Las personas con TOC a menudo viven con rutinas rígidas, que pueden ser difíciles de mantener para las personas con TDAH. Tener una afección puede complicar el tratamiento de la otra.

  • ¿El tratamiento del TDAH ayuda al TOC?

    Si alguien presenta síntomas tanto de TDAH como de TOC, es probable que necesite tratamiento para ambas afecciones.

  • ¿Qué medicamentos empeoran el TOC?

    Los estimulantes a veces pueden empeorar los síntomas del TOC. Esto incluye las anfetaminas, una clase de medicamentos que a menudo se usan para tratar el TDAH. Si tiene síntomas tanto de TDAH como de TOC, hable con su proveedor de atención médica sobre el mejor protocolo de tratamiento para usted.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.