El síntoma más común de la miastenia grave (MG) es la debilidad progresiva de los músculos esqueléticos, los músculos que permiten que el cuerpo se mueva. «Miastenia gravis» significa literalmente «debilidad muscular grave».

Esta condición generalmente afecta los músculos faciales, especialmente en los ojos, pero también puede afectar los músculos de otras partes del cuerpo. Además de la debilidad muscular, la MG provoca fatiga intensa y, en casos raros, puede provocar insuficiencia respiratoria.

No existe una cura para la MG, pero el tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas, incluida la debilidad muscular de las extremidades y los ojos, problemas para hablar, masticar, tragar, problemas para respirar y fatiga debilitante.

Este artículo analiza los síntomas comunes y menos comunes asociados con la miastenia grave.

La MG es una enfermedad autoinmune en la que las respuestas anormales del sistema inmunitario hacen que los autoanticuerpos bloqueen o destruyan ciertos receptores musculares y nerviosos. El resultado es una comunicación interrumpida en la unión neuromuscular, el área donde los nervios nerviosos se conectan a los músculos que controlarían. Cuando esto sucede, se evita que los impulsos nerviosos desencadenen contracciones musculares.

Para la mayoría de las personas, el inicio de la MG es gradual y, a menudo, los signos y síntomas no se notan de inmediato. La gravedad de los síntomas variará de persona a persona.

La MG puede afectar a cualquiera de los músculos voluntarios, pero tiende a afectar a grupos musculares específicos. Los grupos de músculos afectados con mayor frecuencia son los músculos de los ojos, los músculos de la cara y la garganta, y los músculos de los brazos y las piernas.

Debilidad muscular

El síntoma principal de la MG es la debilidad de los músculos esqueléticos voluntarios. Los músculos esqueléticos están unidos a los huesos por tendones y producen todos los movimientos de su cuerpo. Estos músculos están bajo su control, ya que puede moverlos.

La debilidad asociada con la MG empeorará con la actividad y mejorará con el descanso. El grado de debilidad muscular variará para cada individuo afectado. Puede variar desde una forma leve en la que solo unos pocos músculos se ven afectados hasta una forma grave que afecta a muchos músculos.

La MG puede hacer que los músculos esqueléticos se debiliten con el tiempo, especialmente si la afección no se trata o no se trata adecuadamente.

Problemas de los músculos oculares

Más del 50% de las personas con MG tendrán problemas en los ojos. Los síntomas oculares se deben a que los músculos que controlan el movimiento de los ojos y los párpados se ven afectados por la afección.

Los síntomas oculares de la MG incluyen:

  • Ptosis: Caída de uno o dos párpados
  • diplopía: Visión doble, que puede ser vertical u horizontal y mejora cuando se cierra un ojo
  • oftalmoparesia: una parálisis parcial de los movimientos oculares

Los síntomas oculares varían de leves a severos. Pueden cambiar de un día a otro ya lo largo del día. Los problemas de los ojos tienden a empeorar al final del día y pueden mejorar por períodos cortos al descansar los ojos.

Para muchas personas con MG, los problemas oculares suelen ser los primeros síntomas que experimentan con MG.

Debilidad de los músculos de la cara y la garganta

La miastenia grave puede causar síntomas en los músculos de la cara y la garganta.

Los síntomas relacionados con los músculos de la cara y la garganta incluyen:

  • disartria: La MG puede afectar el habla y hacer que la voz suene ronca, nasal, débil o suave, según los músculos de la cara y la garganta que hayan sido afectados.
  • disfagia: MG causará problemas para comer, beber y/o tomar medicamentos. Afecta la deglución y hace que una persona con la afección se atragante más fácilmente. Para algunas personas, tratar de tragar líquidos puede hacer que salga líquido por la nariz.
  • Problemas con la masticación: Esto sucede porque los músculos que se usan para masticar ceden a la mitad de una comida o cuando se come algo que es difícil de masticar, como un bistec.
  • Cambios en las expresiones faciales: Los cambios en las expresiones faciales ocurren cuando los músculos que controlan las expresiones faciales se ven afectados. Una sonrisa gruñona (de aspecto vertical) o una expresión facial hosca pueden ser causadas por debilidad facial.
  • Atrofia muscular: Si bien es raro, algunas personas con MG desarrollarán atrofia muscular en los músculos de la cara y la lengua, lo que puede empeorar mucho los síntomas de la cara y la garganta.La atrofia muscular es cuando los músculos comienzan a desgastarse.

Debilidad de otras partes del cuerpo

La debilidad muscular en la MG eventualmente puede extenderse al cuello, los brazos, las manos, las piernas y los pies. Una vez que esto sucede, es posible que una persona con la afección no pueda levantar los brazos por encima de la cabeza. No pueden realizar tareas físicas, como caminar largas distancias, subir escalones, levantarse de una posición sentada y agarrar objetos pesados.

El cansancio constante y los músculos doloridos después de la actividad física también son comunes con la MG. El dolor y el cansancio suelen ser peores en la parte superior del cuerpo que en las piernas y los pies.

Fatiga debilitante

Se cree que la fatiga es uno de los síntomas más debilitantes de la MG. Un estudio publicado en 2016 por la revista Cerebro y Comportamiento encuentra que la prevalencia de fatiga en el grupo de estudio MG fue del 56,1%. Los investigadores concluyeron que esta fatiga afectaba negativamente la capacidad de completar las actividades de la vida diaria y tener una buena calidad de vida.

Junto con la debilidad muscular, la fatiga puede afectar gravemente el disfrute de la vida. Puede hacer que se sienta demasiado cansado para participar en sus actividades favoritas, pasar tiempo con sus seres queridos y ser productivo en el hogar y en el trabajo. Te hará sentir somnoliento incluso después de haber dormido toda la noche.

Los tratamientos para la MG pueden ser útiles para mejorar los niveles de fatiga en algunas personas. Pero para otros, la vida con fatiga MG puede ser desafiante y afectar negativamente la calidad de vida.

Síntomas raros

Cuando la MG afecta los músculos que controlan la respiración, puede ocurrir una crisis miasténica. Una crisis miasténica es una complicación de la enfermedad causada por el empeoramiento de la debilidad muscular que conduce a una insuficiencia respiratoria.

La MG puede involucrar el diafragma y los músculos del pecho que ayudan con la respiración. Una crisis miasténica puede hacer que la respiración sea rápida, superficial o ineficaz. Las vías respiratorias también pueden bloquearse debido a la acumulación de secreciones y la debilidad de los músculos de la garganta.

La crisis miasténica afecta hasta al 20 % de las personas con MG recién diagnosticada. También es común en personas que no reciben tratamiento, que responden lentamente al tratamiento y que tienen una progresión rápida de la enfermedad.

Ciertos desencadenantes pueden empeorar los síntomas de la MG y pueden provocar una crisis miasténica. Dichos desencadenantes incluyen estrés, falta de sueño, enfermedad, sobreesfuerzo, dolor, temperaturas climáticas extremas (calientes o frías), duchas o baños calientes, algunos alimentos y bebidas y exposición química, como tratamientos para el césped o insecticidas.

Se sabe que algunos medicamentos de uso común, como los bloqueadores de los canales de calcio, el litio, el verapamilo y algunos antibióticos, empeoran los síntomas de la MG.

Una crisis miasténica se trata con ventilación mecánica e intubación. La ventilación mecánica utiliza una máquina de respiración llamada ventilador para mover el aire dentro y fuera de los pulmones. Para conectar los pulmones a un ventilador, un proveedor de atención médica inserta un tubo estrecho en la boca hasta la tráquea en un proceso llamado intubación.

En una crisis miasténica severa, una persona estará conectada a un ventilador hasta que recupere la fuerza muscular.

Complicaciones/Indicaciones de subgrupos

Al igual que con otros trastornos autoinmunes, las personas con MG desarrollarán condiciones adicionales. Además, la MG parece afectar mucho más a las mujeres que a los hombres.

comorbilidades

La investigación muestra que hasta el 90% de las personas diagnosticadas con MG desarrollarán comorbilidades de la afección, según un estudio publicado por la revista. Acta Neurologica Belgica.

El término “comorbilidad” se utiliza cuando se hace referencia a la presencia de más de una condición médica que afecta a la misma persona. Las mujeres con inicio temprano de la enfermedad tienen la mayor incidencia de comorbilidades, incluidas otras enfermedades autoinmunes.

Las condiciones comórbidas asociadas con la MG incluyen dislipidemia (cantidad anormal de lípidos en la sangre), enfermedad de la tiroides, diabetes, hipertensión y enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide y el trastorno tiroideo autoinmune. Las condiciones comórbidas pueden contribuir a una mala respuesta al tratamiento y una menor calidad de vida.

Gravedad de la enfermedad

La MG es una condición que afecta tanto a hombres como a mujeres y ocurre en todos los grupos étnicos y raciales. La edad de inicio varía entre los sexos. La MG de inicio temprano de la enfermedad (edades más tempranas) es más frecuente en mujeres, mientras que el inicio tardío es más común en hombres. La gravedad de la enfermedad también puede verse afectada por el género.

En un estudio poblacional transversal observacional informado en 2016 en el diario Más unolos investigadores se propusieron cuantificar la debilidad muscular en la MG. Querían determinar si el género, la intensidad del tratamiento y la duración de la enfermedad afectaban la fuerza muscular y la progresión de la enfermedad. Los investigadores determinaron que la debilidad muscular era más evidente en las mujeres participantes del estudio.

Además de afectar a las mujeres a edades más tempranas, la MG de inicio temprano se ha asociado con tasas más altas de hiperplasia (agrandamiento de la glándula timo) y niveles más altos de autoanticuerpos del receptor de acetilcolina (anti-AChR), lo que significa síntomas de enfermedad más graves.

La glándula del timo se encuentra en el área del pecho y juega un papel importante en la formación del sistema inmunológico del cuerpo durante la infancia. Esta glándula se vuelve más pequeña y es reemplazada por tejido adiposo a medida que envejecemos. Puede ser anormal y grande en algunas personas con MG.

Las proteínas anti-AChRs se encuentran en las fibras musculares esqueléticas. En la MG, son el blanco de los autoanticuerpos responsables de causar la enfermedad y mantenerla activa.

Cuándo ver a un proveedor de atención médica/Ir al hospital

Debe consultar a un médico si experimenta debilidad, fatiga o dolor repentinos y no sabe la causa de estos síntomas. Debe comunicarse con su proveedor de atención médica si descubre que se siente bien por un minuto y luego, de repente, siente agotamiento intenso, dolor u otros síntomas graves que nunca antes había experimentado.

El dolor muscular temporal debido a la actividad física es normal. Pero el dolor muscular sin causa conocida que dura dos o más semanas debe ser revisado por un médico. La debilidad muscular de los brazos, las manos, los dedos o el cuello y la fatiga que dure más de dos semanas también deben revisarse, ya que probablemente sea una señal de que algo anda mal.

Debe ver a su proveedor de atención médica si experimenta alguno de los síntomas oculares asociados con la MG, como visión borrosa o doble, párpados caídos u ojos cansados. También se debe revisar la debilidad de la boca o la mandíbula que afecta la masticación, la deglución o las expresiones faciales, o que causa dificultad para hablar.

Cuándo ir al hospital

La debilidad repentina en ciertas partes del cuerpo puede indicar un problema más grave. Por ejemplo, si experimenta debilidad muscular severa o entumecimiento en un lado del cuerpo o en la cara, debe acudir a la sala de emergencias.

Si bien algunos de estos síntomas se observan en la MG, si son síntomas nuevos o graves, pueden indicar un accidente cerebrovascular. Otros síntomas del accidente cerebrovascular incluyen confusión, dificultad para hablar, cara caída y debilidad en las piernas.

Debe acudir a una emergencia si tiene debilidad en todo el cuerpo que se acompaña de fiebre, presión arterial baja, desmayos, mareos o latidos cardíacos acelerados.

Una crisis miasténica puede requerir que vaya al hospital. Si los síntomas no parecen poner en peligro la vida, comuníquese con su proveedor de atención médica para que lo aconseje. Sin embargo, si no puede comunicarse con su médico, si tiene dificultades graves para respirar y tragar, o si su debilidad empeora rápidamente, vaya a una sala de emergencias de inmediato o llame al 911.

Una palabra de MEDSALUD

La mayoría de las personas con MG viven una vida con pocos brotes, siempre que cumplan con sus planes de tratamiento. La afección se puede propagar por todo el cuerpo y algunas personas experimentan síntomas significativos y actividad grave de la enfermedad. Si bien es posible la muerte por complicaciones de la MG, la mayoría de las personas con la afección no verán un cambio en la esperanza de vida.

Los síntomas de la miastenia grave pueden mejorar con tratamiento. El objetivo del tratamiento es mejorar la función muscular y prevenir cualquier problema para tragar o respirar. Con un tratamiento eficaz, la mayoría de las personas experimentarán una mejora en la fuerza muscular y llevarán una vida normal.

Por supuesto, no todas las personas con MG responderán bien al tratamiento o verán una mejora inmediata de los síntomas. Algunos pueden necesitar terapia para tragar y respirar. Debe trabajar con su proveedor de atención médica para elaborar un plan de tratamiento adecuado y exitoso para mejorar los síntomas de la enfermedad y la calidad de vida.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.