El colesterol es una sustancia vital que es producida por el hígado para ayudar a mantener una cantidad inconmensurable de funciones corporales. El colesterol es más importante por su papel en la formación de la pared celular. También sirve como sustancia precursora de muchas hormonas y diferentes recubrimientos alrededor de células especiales.

Nuestro cuerpo produce todo o la mayor parte del colesterol que necesitamos para mantenernos saludables, por lo que no necesitamos consumir demasiado en nuestra dieta. Demasiado colesterol o hipercolesterolemia, que puede ocurrir con o sin antecedentes familiares, puede aumentar su riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Obtenga más información sobre los síntomas de la hipercolesterolemia y cuándo debe consultar a un profesional de la salud.

Los niveles altos de colesterol generalmente se detectan mediante un análisis de sangre en ausencia de síntomas.

La hipercolesterolemia familiar, una condición genética hereditaria, es la única excepción. Esta condición, que está presente al nacer, provoca niveles persistentemente altos de colesterol.

Sin un tratamiento oportuno para la hipercolesterolemia familiar, puede desarrollar:

  • Dolor de pecho o angina; los niveles altos de colesterol pueden causar la formación de placas ateroscleróticas y el estrechamiento de los vasos
  • Depósitos de grasa alrededor del cuerpo llamados xantomas
  • Depósitos de colesterol en el párpado llamados xantelasmas
  • Depósitos grasos y amarillos de colesterol en la piel, los codos, las rodillas, debajo de los ojos o alrededor de los párpados

Generalmente se considera que el límite superior normal para los triglicéridos es 1,7 mmol/l (151 mg/dl). Los niveles mucho más altos, por lo general > 10 mmol/l (886 mg/dl), se relacionan con pancreatitis aguda.

Síntomas raros

Los niveles anormales de triglicéridos y colesterol pueden conducir a tasas aceleradas de enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ASCVD). Esto puede conducir a un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Los niveles altos de triglicéridos o LDL pueden ser tóxicos para el páncreas y causar pancreatitis, una reacción inflamatoria potencialmente mortal que destruye los tejidos pancreáticos.

Complicaciones

Las complicaciones de la hipercolesterolemia y la aterosclerosis incluyen:

Llevar un estilo de vida saludable para el corazón y tomar estatinas, o medicamentos para reducir el colesterol, son dos estrategias preventivas primarias que son fundamentales para prevenir las complicaciones de la hipercolesterolemia. La terapia con estatinas se divide en tres categorías de intensidad:

Alta intensidadcon el objetivo de al menos una reducción del 50% en LDL-C.

  • Atorvastatina 40–80 mg al día
  • Rosuvastatina 20–40 mg al día

Intensidad moderadacon el objetivo de una reducción del 30% al 49% en LDL-C.

  • Atorvastatina 10–20 mg
  • Fluvastatina 80 mg al día
  • Lovastatina 40–80 mg
  • Pitavastatina 1–4 mg al día
  • Pravastatina 40–80 mg al día
  • Rosuvastatina 5–10 mg
  • Simvastatina 20–40 mg al día

Intensidad bajacon el objetivo de una reducción de LDL-C de menos del 30%.

  • Fluvastatina 20–40 mg al día
  • Lovastatina 20 mg al día
  • Pravastatina 10-20 mg al día
  • Simvastatina 10 mg al día.

Su LDL-C de referencia

Cuanto más altos sean sus niveles basales de LDL-C, mayor será su riesgo de experimentar un evento cardiovascular, por lo que es posible que deba tomar una dosis más alta de estatina.

El dolor muscular y un aumento en los niveles de enzimas que indican daño hepático son dos efectos secundarios comunes, pero en general, las estatinas no deben suspenderse a menos que los síntomas persistan o lo indique un profesional de la salud.

Los medicamentos que no son estatinas, como la ezetimiba y los inhibidores de la proproteína convertasa subtilisina/kexina tipo 9 (PCSK9), pueden agregarse a la terapia con estatinas o usarse solos para reducir los niveles de colesterol.

Los inhibidores de PCSK9 reducen el LDL-C entre un 50 % y un 60 % al unirse a PCSK9, lo que inhibe el marcaje de los receptores de LDL para su degradación, lo que prolonga la actividad del receptor de LDL en la membrana celular.

Varios estudios han demostrado que la adición de ensayos de ezetimiba o inhibidores de PCSK9 a la terapia con estatinas de intensidad moderada o alta reduce el riesgo cardiovascular en pacientes con enfermedad cardiovascular aterosclerótica estable o síndromes coronarios agudos recientes y reduce los niveles de LDL-C hasta en un 20%.

Cuándo ver a un profesional de la salud

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que los adultos mayores de 20 años se controlen los niveles de colesterol cada cinco años. Si tiene factores de riesgo cardiovascular, como antecedentes familiares de enfermedad cardíaca o diabetes, es posible que desee controlar sus niveles de colesterol con más frecuencia.

Los factores de riesgo comunes para la hipercolesterolemia incluyen:

  • Genética e historia familiar: Las mutaciones genéticas pueden causar hipercolesterolemia familiar o un aumento en la producción de colesterol LDL.
  • Diabetes: La diabetes tipo 2 y la resistencia a la insulina elevan los niveles de LDL o colesterol “malo”.
  • Edad: El cuerpo no elimina el colesterol tan eficientemente a medida que envejecemos.
  • Género biológico masculino: Los hombres tienden a tener niveles más altos de colesterol LDL y niveles más bajos de HDL que las mujeres, especialmente después de los 55 años.
  • Sobrepeso y obesidad: Los malos hábitos alimenticios, la falta de ejercicio y un estilo de vida sedentario pueden aumentar drásticamente los niveles de colesterol LDL.
  • Antecedentes previos de niveles altos de colesterol.

Si siente alguno de los síntomas antes mencionados, busque atención médica inmediata. Conocer los signos puede conducir a un diagnóstico y tratamiento tempranos.

La importancia de la detección del colesterol

A medida que envejece, la evaluación del colesterol debe ser una parte regular de su chequeo de bienestar. A medida que envejecemos, corremos un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, por lo que conocer nuestra base de colesterol puede permitirnos saber si necesitamos hacer cambios en el estilo de vida o comenzar un régimen de estatinas.

Resumen

La hipercolesterolemia es demasiado colesterol, que puede ocurrir con o sin antecedentes familiares y puede aumentar el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Si experimenta síntomas de hipercolesterolemia, consulte a un proveedor de atención médica.

Una palabra de MEDSALUD

El colesterol alto no significa la ruina, pero es un recordatorio de que puede tomar el control de su salud con unos pequeños cambios. Si es posible, hable con su proveedor de atención médica acerca de sus números y desarrolle un plan con metas razonables para la salud del corazón.

Recuerde que el colesterol alto es solo uno de los muchos factores que afectan la salud del corazón.

Lo que come, cuánto come, su nivel de actividad y los hábitos negativos para la salud, como fumar y beber alcohol, juegan un papel importante. Su riesgo de enfermedad también depende de otros factores, en combinación con el colesterol alto. Para mantener sus niveles de colesterol bajos, coma una dieta balanceada, manténgase físicamente activo y tome medicamentos si es necesario.

Para muchas personas, prevenir o mitigar el colesterol alto es un factor importante para vivir una vida feliz y saludable.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.