La hipomanía se refiere a un estado de emociones elevadas y comportamiento intensificado. Durante un episodio hipomaníaco, una persona puede sentirse especialmente irritable, enérgica, eufórica o distraída. También pueden tener conductas más arriesgadas o impulsivas de lo habitual.

La hipomanía, que a menudo experimentan personas con trastorno bipolar, es una versión menos grave de la manía. Las personas con trastorno bipolar 1 pueden experimentar tanto episodios maníacos como episodios depresivos o hipomaníacos, así como síntomas psicóticos (como alucinaciones o delirios). Las personas con trastorno bipolar 2 alternan entre episodios depresivos e hipomaníacos, mientras que las personas con trastorno ciclotímico experimentan hipomanía y depresión menos intensas.

En este artículo, repasaremos todo lo que necesita saber sobre los síntomas hipomaníacos, incluido lo que sucede durante un episodio, ejemplos de hipomanía, cómo afecta las relaciones, opciones de tratamiento y más.

Hipomanía versus manía

La hipomanía es menos abrumadora y menos intensa que la manía. Aunque ambos estados afectan su estado de ánimo y su comportamiento, la hipomanía no tiende a ser tan perjudicial en términos de su funcionamiento diario. Los episodios hipomaníacos se caracterizan por durar al menos cuatro días, mientras que los episodios maníacos suelen durar una semana o más.

Características de los síntomas de hipomanía

Durante los episodios

Los síntomas de un episodio hipomaníaco pueden incluir cualquiera o todos los siguientes:

  • Emociones intensas, como excitación excesiva o irritabilidad.
  • Desatento inatención
  • Mayor energía
  • Hiperactividad
  • Ego inflado y grandiosidad
  • Sentir que no necesitas dormir tanto como de costumbre
  • Pensamientos acelerados
  • Hablar más rápido o con más frecuencia de lo habitual
  • Inhibiciones reducidas
  • Mayor impulso hacia la búsqueda de placer y/o comportamientos riesgosos.

Después de los episodios

Después de un episodio hipomaníaco, una persona puede experimentar una sensación de «bajar» desde una altura. En ocasiones, esto puede provocar un episodio depresivo. Los signos de un episodio depresivo incluyen:

  • Sentimientos intensos de tristeza, vacío, culpa o desesperación.
  • Cambios en los hábitos de sueño y/o alimentación.
  • Fatiga
  • Letargo
  • Niebla del cerebro
  • Falta de interés en pasatiempos y relaciones típicas.
  • Falta de motivación
  • Pensamientos de autolesión o suicidio.

Ejemplos de hipomanía

La hipomanía puede afectar la forma en que una persona se siente, se comporta y se relaciona con los demás, así como la forma en que procesa la información y toma decisiones. A continuación se muestran algunos ejemplos comunes de características hipomaníacas:

Comportamiento

Cuando una persona tiene un episodio hipomaníaco, puede sentirse más motivada de lo habitual para lograr objetivos a corto plazo, ya sea terminar la tarea a tiempo, hacer ejercicio o salir de fiesta y socializar. Es posible que te quedes despierto más tarde de lo habitual o te levantes más temprano. También pueden estar más motivados a participar en conductas riesgosas y/o de búsqueda de placer, como:

  • Gasto excesivo
  • Tener relaciones sexuales con múltiples parejas
  • Hacer inversiones arriesgadas
  • Consumo excesivo de drogas o alcohol
  • Conducción temeraria

También pueden mostrar signos de inquietud conocidos como agitación psicomotora. Por ejemplo, las personas que experimentan hipomanía pueden caminar por el suelo, moverse inquietas en su asiento, retorcerse las manos, tirar de la ropa o tocar repetidamente objetos a su alrededor. Puede resultar difícil concentrarse en los detalles durante el día y conciliar el sueño por la noche. También pueden hablar mucho o tener un discurso que parezca “presionado”.

Sentimientos

En un episodio hipomaníaco, muchas personas se sienten más invencibles, motivadas, enérgicas y emocionadas de lo habitual. Con un sentido de autoestima inflado, es posible que sientan que puedes conquistar el mundo.

Otros experimentan irritabilidad, impaciencia e ira durante la hipomanía. Es posible que se molesten fácilmente y ataquen a los demás, o sientan que la vida no avanza lo suficientemente rápido. Algunas personas sienten que sus pensamientos están acelerados y fuera de control.

Rabia en la hipomanía

La hipomanía a menudo se asocia con sentimientos elevados de excitación y energía excesiva, pero también puede implicar irritabilidad, ira y rabia. Durante un episodio hipomaníaco, una persona puede tener menos paciencia de lo habitual e incluso arremeter contra los demás. Si su ira comienza a interferir con sus relaciones o su vida diaria, el asesoramiento específico para el manejo de la ira puede ayudarlo a aprender a desarrollar un mejor autocontrol.

Descifrando los estados de ánimo en los episodios de hipomanía

A veces puede resultar difícil discernir si la felicidad o el aumento de la autoestima que se siente durante un episodio hipomaníaco es «real». Después de todo, algunos síntomas hipomaníacos pueden ser positivos e incluso útiles para impulsarlo a alcanzar sus objetivos a corto plazo.

De hecho, algunos estudios sugieren que las personas con niveles más altos de felicidad y bienestar también son más propensas a sufrir síntomas hipomaníacos. Sin embargo, también es más probable que experimenten cambios de humor y volatilidad en sus relaciones.

Generalmente, la principal diferencia entre la felicidad típica y la hipomanía es que los síntomas hipomaníacos suelen ir seguidos de un «crisis». La hipomanía también puede convertirse en manía, lo que puede alterar el funcionamiento diario.

Efectos de la hipomanía en las relaciones

A corto plazo, la hipomanía puede parecerse mucho al enamoramiento. Durante una nueva relación romántica, muchas personas sienten una sensación de bienestar, emoción y anticipación similar a la de la hipomanía.

Sin embargo, a largo plazo, tanto los episodios maníacos como los hipomaníacos pueden afectar negativamente la salud de una relación. La irritabilidad y la ira pueden dar lugar a discusiones, mientras que las conductas arriesgadas (como gastos excesivos o incluso la infidelidad) pueden amenazar la estabilidad de una pareja. Si usted o su pareja tienen síntomas hipomaníacos debido al trastorno bipolar u otra afección, considere buscar terapia de pareja para ayudarlos a resolver cualquier conflicto que surja.

Tratamiento para controlar los síntomas de la hipomanía

Si tiene episodios hipomaníacos, su terapeuta o psiquiatra puede recomendarle psicoterapia y/o medicamentos para aliviar sus síntomas. Los medicamentos que normalmente se recetan para tratar episodios maníacos o hipomaníacos incluyen:

  • Estabilizadores del estado de ánimo, como el litio.
  • Medicamentos antipsicóticos, como Zyprexa (olanzapina), Haldol (haloperidol) o Seroquel (quetiapina)
  • Valproato, un medicamento antiepiléptico que también se usa para tratar el trastorno bipolar

Si sus síntomas hipomaníacos se convierten en un episodio maníaco, es posible que necesite tratamiento hospitalario para estabilizar su estado de ánimo y su salud mental en general. Su proveedor de atención médica podría recomendarle que deje de tomar antidepresivos, ya que a veces empeoran los síntomas maníacos o hipomaníacos.

Resumen

En un episodio hipomaníaco, puede experimentar sentimientos de ira, euforia, mayor autoestima e hiperactividad. También es posible que se distraiga y sea impulsivo más fácilmente que de costumbre. Algunas personas también tienen problemas para conciliar el sueño y concentrarse en su tarea.

La hipomanía puede hacerte sentir bien en el momento, pero también puede llevar a comportamientos riesgosos e interferir con tu vida diaria y tus relaciones. Comuníquese con un proveedor de atención médica si cree que puede tener síntomas hipomaníacos debido a una afección de salud mental como el trastorno bipolar. Su proveedor puede ayudarlo a determinar la causa y comenzar con los tratamientos adecuados.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.