Al comienzo de la pandemia, a medida que los científicos aprendían más sobre el COVID-19, las medidas y pautas de seguridad cambiaban constantemente. Sin embargo, los expertos descubrieron rápidamente que algunos protocolos de salud pública ofrecen la mayor protección contra el virus: lavarse las manos, usar una máscara y distanciarse socialmente.

Los funcionarios de salud han mencionado el distanciamiento social como una de las herramientas más efectivas para frenar la propagación de COVID-19. En un nuevo estudio, los científicos de la Universidad Estatal de Ohio confirmaron que el distanciamiento social protege contra el COVID-19.

Los investigadores hicieron que más de 2000 participantes practicaran el distanciamiento social en condiciones simuladas y los encuestaron sobre sus propias prácticas de distanciamiento social en la vida real. Descubrieron que los participantes que habían adoptado estrategias de distanciamiento social en la vida real y en la simulación tenían menos probabilidades de haber contraído COVID-19.

El estudio es parte de una iniciativa más amplia que tiene como objetivo descubrir quién está (o no) «cumpliendo con la directiva de distanciamiento social», autor principal del estudio. Russel Fazio, PhDprofesor de psicología en la Universidad Estatal de Ohio, le dice a MEDSALUD.

Lo que esto significa para ti

El distanciamiento social ayuda significativamente a reducir el riesgo de contraer COVID-19. Mientras esperamos que las vacunas continúen implementándose en todo el país, debe seguir practicando las medidas de seguridad de COVID-19, como lavarse las manos, usar una máscara y distanciarse de los demás.

Los investigadores monitorearon las reacciones en tiempo real a las multitudes

En la primavera de 2020, el equipo de Fazio desarrolló simulaciones virtuales de varios lugares públicos: una tienda de comestibles, una playa repleta, un paso de peatones. Luego invitaron a los sujetos de investigación a ubicarse a sí mismos o a personas imaginarias de acuerdo con sus preferencias individuales de distanciamiento social.

El equipo de Fazio informó a los encuestados que las escenas se usarían para determinar cómo reaccionan las personas en entornos cotidianos comunes y cómo esta actitud puede haber cambiado a la luz de la pandemia.

Luego, los científicos pidieron a los participantes que imaginaran entornos sociales e indicaran cómo navegarían dentro de ellos. Los entrevistados tenían que decidir qué ruta tomar en una acera, sendero de parque o dentro de una biblioteca en compañía de otros, así como qué asiento elegirían en una cafetería.

Los investigadores también preguntaron cuánto practicaban los participantes de distanciamiento social en la vida real. Los participantes también revelaron condiciones de salud preexistentes y si tenían trabajos que requerían que abandonaran sus hogares.

Cuatro meses después, los investigadores preguntaron a los encuestados si habían dado positivo por COVID-19 o si creían que se habían enfermado de la enfermedad. Las estadísticas mostraron que cuanto más distanciamiento social exhibía una persona en los escenarios, menos probable era que se enfermara de COVID-19. Y aquellos que practicaron más distanciamiento social en sus propias vidas informaron que contrajeron menos el virus.

Obras de distanciamiento social

Los resultados del estudio de la Universidad Estatal de Ohio respaldan la evidencia ya existente de que el distanciamiento social funciona.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) afirman que limitar el contacto cara a cara cercano con otras personas es la mejor manera de reducir la propagación de COVID-19. El distanciamiento social, como lo define el CDC, implica mantenerse al menos a 6 pies (aproximadamente 2 brazos) de distancia de otras personas que no son de su hogar, tanto en espacios interiores como exteriores.

Un estudio de septiembre de 2020 realizado por la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg encontró que participar en actividades que no permiten el distanciamiento social, como usar el transporte público, visitar un lugar de culto o viajar fuera del hogar, está asociado con una probabilidad mucho mayor de hacerse la prueba. positivo para COVID-19. El mismo estudio encontró que aquellos que practicaban un distanciamiento social estricto tenían una probabilidad significativamente menor de contraer el virus.

“Estoy entusiasmado con la evidencia muy clara de que el distanciamiento social reduce la probabilidad personal de un individuo dado de contraer el virus”, dice Fazio. “El distanciamiento social beneficia no solo a la comunidad, en términos de reducir las tasas de transmisión, sino también al individuo personalmente, en términos de reducir las probabilidades de contraer COVID-19”.

Mientras la mayoría de las personas en los EE. UU. esperan su turno para recibir la vacuna contra el COVID-19, el distanciamiento social sigue siendo una forma importante de prevenir la propagación del COVID-19. Otros estudios alientan a las personas a considerar el flujo de aire, el tiempo de exposición, la ocupación y los tipos de actividades, además del distanciamiento social, cuando deciden participar en actividades cerca de otras personas.

“Espero que los hallazgos ofrezcan otro argumento sobre por qué las personas deberían adoptar un comportamiento de distanciamiento social”, dice Fazio. “Se benefician personalmente, además de ayudar a la comunidad en su conjunto”.

La información de este artículo está actualizada a la fecha indicada, lo que significa que puede haber información más reciente disponible cuando lea esto. Para obtener las actualizaciones más recientes sobre COVID-19, visite nuestra página de noticias sobre coronavirus.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.