El sangrado de implantación se refiere al sangrado vaginal que a veces ocurre al comienzo del embarazo cuando el óvulo fertilizado penetra en el revestimiento del útero. Por lo general, ocurre entre 10 y 14 días después de la concepción o alrededor del momento en que se podría esperar su próximo período menstrual.

Muchas personas sólo notan un ligero sangrado, mientras que otras experimentan un sangrado de implantación abundante durante hasta tres días. Si nota coágulos o siente dolor junto con el sangrado, podría ser un signo de un problema de salud subyacente o de una pérdida prematura del embarazo.

Este artículo repasará lo que debe saber sobre el sangrado de implantación, tanto leve como abundante, así como también cómo controlar el sangrado durante las primeras etapas del embarazo y cuándo comunicarse con un proveedor de atención médica.

¿Qué se considera sangrado de implantación “profuso”?

La mayoría de las personas informan que el sangrado de implantación parece más ligero que su período y dura sólo uno o dos días. El sangrado de implantación abundante es más bien un flujo constante y puede durar tres días.

Causas del sangrado de implantación abundante

El sangrado de implantación ocurre aproximadamente dos semanas después de la concepción, cuando un óvulo fertilizado se adhiere al revestimiento del útero. Durante este proceso, las células sanguíneas a veces estallan en el revestimiento del útero, lo que provoca sangrado vaginal.

Por lo general, el sangrado de implantación provoca sólo un ligero sangrado durante unas horas o un solo día. Para algunas personas, puede ser más pesado y durar hasta tres días. El sangrado abundante de implantación es aún más leve que el flujo menstrual típico «medio».

Una de las principales causas del sangrado de implantación abundante es el primer embarazo. Si nunca ha estado embarazada antes, es mucho más probable que note un sangrado más intenso durante el proceso de implantación.

Algunas personas experimentan un sangrado de implantación abundante debido a un trastorno hemorrágico subyacente. Los posibles ejemplos incluyen:

  • enfermedad de von Willebrand, una condición hereditaria que dificulta la coagulación de las células sanguíneas debido a los bajos niveles de factor Willebrand en la sangre.
  • Hemofilia, lo que dificulta la coagulación de la sangre debido a la falta o disminución del factor de coagulación VIII o IX.
  • Trastornos hemorrágicos adquiridos raros, incluyendo deficiencias en los factores de coagulación I, II y V.

Cómo se ve generalmente el sangrado de implantación

El sangrado de implantación puede parecer un manchado muy leve, pero a veces se parece más al comienzo del flujo menstrual habitual. Repasemos las diferencias entre el sangrado de implantación leve y abundante.

Sangrado ligero

El sangrado de implantación leve suele ser rosado, de color óxido o rojo claro. Puede durar desde unas pocas horas hasta uno o dos días. Muchas personas lo notan en su ropa interior o cuando se limpian después de ir al baño. Puede presentarse como manchas apenas perceptibles o un flujo ligero intermitente.

Sangrado abundante

El sangrado abundante de implantación puede parecerse algo al comienzo o al final de su flujo menstrual. Puede ser rosa, óxido o rojo claro o brillante. A diferencia del sangrado de implantación leve, puede durar hasta tres días. El flujo puede ser constante o intermitente. Es posible que necesites usar un protector diario.

El sangrado de implantación normalmente no llena una toalla sanitaria o un tampón menstrual normal y no causa coágulos. Si notas coágulos, lo más probable es que estés iniciando tu período o sangrando por otro motivo.

Cómo controlar el sangrado abundante al principio del embarazo

Durante las primeras etapas del embarazo, puede controlar el sangrado vaginal de la siguiente manera:

  • Descansar lo suficiente
  • Mantenerse alejado de sus pies
  • No usar tampones
  • Evitar las relaciones sexuales

Comuníquese con un proveedor de atención médica si su sangrado no se resuelve por sí solo. Si su sangrado se vuelve muy abundante (es decir, si llena una toalla sanitaria en una hora o menos), vaya a la sala de emergencias o llame al 911.

Complicaciones del sangrado de implantación abundante

Si su sangrado vaginal durante las primeras etapas del embarazo es tan abundante como un período típico, incluye coágulos y/o dura más de unos pocos días, lo más probable es que no se trate de un sangrado de implantación. Su sangrado podría deberse a una de las siguientes complicaciones de salud:

  • hematoma subcoriónico, que se refiere al sangrado entre la pared uterina y el corion (una membrana que rodea al embrión)
  • Embarazo molar, Un embarazo no viable causado por un crecimiento celular anormal en la placenta.
  • Pérdida temprana del embarazo, o un aborto espontáneo antes de las 13 semanas
  • Embarazo ectópico, una emergencia médica causada por un óvulo fertilizado que crece en las trompas de Falopio
  • infecciones, como infecciones del cuello uterino o del útero

Razones para consultar con un proveedor de atención médica

Si sospechas que puedes estar experimentando un sangrado de implantación, lo primero que debes hacer es hacerte una prueba de embarazo.

Además del sangrado de implantación, otros síntomas del embarazo temprano que puede experimentar incluyen:

  • Náuseas
  • Dolor de cabeza
  • Cambios de humor
  • Sensibilidad en los senos
  • Dolor en la espalda baja
  • Calambres ligeros

Junto con una prueba de embarazo, estos síntomas pueden ayudar a sugerir que el sangrado se debe a la implantación. Comuníquese con un proveedor de atención médica para confirmar si está embarazada mediante una ecografía.

También debe comunicarse con un proveedor de atención médica si siente dolor y sangrado. El sangrado de implantación suele ser indoloro. Algunas personas experimentan calambres muy leves o una “punzada” durante la implantación, pero no deberían ser muy dolorosos ni tan dolorosos como los calambres menstruales típicos.

Llame al 911 o vaya a la sala de emergencias si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Sangrado que llena una toalla sanitaria o un tampón menstrual en una hora o menos
  • Aturdimiento
  • Dolor abdominal
  • Dolor pélvico

Resumen

Aproximadamente dos semanas después de la concepción, algunas personas experimentan sangrado vaginal conocido como sangrado de implantación cuando un óvulo fertilizado se implanta en el útero.

El sangrado de implantación leve puede durar unas pocas horas o solo uno o dos días. A menudo es de color rosa o rojo claro y puede parecer manchado. Algunas personas experimentan un sangrado de implantación abundante, que puede ser más constante, requerir un protector diario y durar hasta tres días completos.

El sangrado de implantación no suele ser motivo de preocupación. Sin embargo, si experimenta dolor o sangrado abundante, busque ayuda médica de inmediato. Podría estar sufriendo un aborto espontáneo o una emergencia médica, como un embarazo ectópico.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.