La quimioterapia y la radiación son tipos de tratamiento contra el cáncer. Mientras que la quimioterapia mata las células cancerosas sistémicamente (en todo el cuerpo), la radiación ataca el cáncer en un área específica del cuerpo.

Algunas personas pueden necesitar solo uno de los dos tratamientos, mientras que otras pueden necesitar quimioterapia y radiación. Aunque cada uno trata eficazmente el cáncer, la quimioterapia y la radiación funcionan de manera muy diferente.

Este artículo cubre las diferencias entre la quimioterapia y la radiación.

Qué saber sobre la quimioterapia

La quimioterapia (quimio) se refiere al uso de fármacos (medicamentos) para tratar el cáncer, y es uno de los tratamientos más comunes. Hay muchos tipos de quimioterapia porque funcionan de manera diferente en el cuerpo. Según el tipo de cáncer y su etapa (qué tan avanzado está), la quimioterapia se usa para curar, controlar o reducir la enfermedad.

El cáncer ocurre cuando una célula comienza a dividirse y replicarse sin control. Estas células que se dividen rápidamente forman tumores en el cuerpo.

La quimioterapia tradicional viaja a través del torrente sanguíneo y destruye todas las células que se dividen rápidamente, sanas y enfermas. Los agentes más nuevos, a veces llamados terapias dirigidas, pueden atacar moléculas específicas que las células cancerosas usan para crecer y dividirse.

Algunos tipos de cáncer requieren varios medicamentos de quimioterapia para combatir el cáncer de manera más efectiva y evitar que la enfermedad regrese.

Entrega de quimioterapia

La quimioterapia se administra en frecuencias denominadas ciclos. La duración de cada ciclo depende del régimen de quimioterapia que se utilice. Algunos ciclos son semanales, mientras que otros pueden ser mensuales.

La quimioterapia generalmente se administra de las siguientes maneras:

  • Intravenoso (IV): La quimioterapia se administra directamente al torrente sanguíneo a través de un catéter intravenoso periférico (PIVC) o un dispositivo de acceso venoso central (CVAD).
  • Oral: Algunos medicamentos de quimioterapia vienen en forma de pastilla o líquido que se traga.
  • Inyección: La quimioterapia se puede inyectar en la piel o el músculo con una jeringa.
  • Actual: Chemo también se puede aplicar en la parte superior de la piel en forma de crema o gel.

La quimioterapia que se administra directamente en el canal espinal se denomina quimioterapia intratecal. Esto ayuda a tratar ciertos tipos de cáncer que pueden viajar al cerebro. La quimioterapia también se puede administrar directamente en la cavidad abdominal, la vejiga o el espacio del pecho.

Según el tipo de cáncer y la etapa, es posible que necesite que le administren la quimioterapia por varias vías.

Efectos secundarios

Dado que la quimioterapia destruye las células sanas que se dividen rápidamente además de las células cancerosas, estos medicamentos tienen efectos secundarios. Las células del cabello, piel, boca, gastrointestinales, reproductivas, de la médula ósea y nerviosas son células típicas de división rápida afectadas por la quimioterapia. Además, las personas que se someten a quimioterapia tienen un alto riesgo de contraer infecciones graves.

Estos son los efectos secundarios comunes de la quimioterapia:

Existen formas farmacológicas (medicamentos) y no farmacológicas para disminuir o tratar los efectos secundarios de la quimioterapia. Si los síntomas de la quimioterapia afectan su calidad de vida, hable de inmediato con su enfermera de oncología (una enfermera especializada en cáncer) u oncólogo. No necesita sufrir solo porque está en quimioterapia.

Precios y dónde conseguirlo

Las quimioterapias intravenosas e inyectables se administran en un hospital o en una clínica ambulatoria. Un farmacéutico mezcla y prepara estos medicamentos, y una enfermera de oncología los administra. La quimioterapia oral y tópica se compra a través de una farmacia especializada y se puede administrar en casa.

El precio de la quimioterapia varía según los medicamentos que se usen y el lugar donde reciba su tratamiento. Además del seguro de salud, muchas compañías farmacéuticas ofrecen descuentos o programas gratuitos de medicamentos.

Si le diagnostican cáncer, programe una cita con el trabajador social de oncología y el defensor financiero de su clínica para obtener ayuda con los programas disponibles.

Qué saber sobre la radiación

La radiación envía ondas o partículas de alta energía al sitio del cáncer. Las partículas de radiación destruyen el ADN de las células para que ya no puedan crecer ni dividirse. Alrededor del 50% de las personas con cáncer recibirán radiación. Al igual que la quimioterapia, la radiación se usa para curar, controlar o reducir los tumores cancerosos.

Entrega de radiación

La radiación se administra de las siguientes tres maneras:

  • Radiación externa: mientras está acostado sobre una mesa, una máquina dirige el haz de radiación a un área específica del cuerpo. El dispositivo está programado explícitamente para el sitio de cáncer único de cada persona.
  • Radiación interna (braquiterapia): la radiación también se puede colocar dentro del cuerpo mediante un dispositivo radiactivo llamado implante.
  • Radiación sistémica: los medicamentos radiactivos se pueden administrar por vía intravenosa u oral y circular en el torrente sanguíneo para administrar la radiación.

La dosis de radiación está determinada por el tipo de cáncer, el tamaño y la ubicación.

Efectos secundarios

La radiación también daña las células sanas, lo que provoca efectos secundarios. Los efectos secundarios del tratamiento con radiación dependen de la parte del cuerpo que se esté tratando y pueden incluir:

  • Pérdida de cabello (todas las áreas)
  • Quemaduras de sol/piel dolorida (todas las áreas)
  • Cambios en la piel (todas las áreas)
  • Fatiga (todas las áreas)
  • Análisis de sangre anormales (todas las áreas)
  • Dolor de cabeza/visión borrosa (cerebro)
  • Dolor de garganta/dificultad para tragar (garganta, esófago)
  • Llagas en la boca/cambios en el gusto (boca, garganta)
  • Náuseas/vómitos (estómago, abdomen, esófago)
  • Desnutrición (boca, garganta, esófago, estómago)
  • Tos/dificultad para respirar (pecho, esófago)
  • Cambios intestinales (abdomen, pelvis)
  • Problemas sexuales y de fertilidad (pelvis, recto)

El dolor puede ser un efecto secundario común de la radiación, según el área del cuerpo afectada. Por lo tanto, es importante que informe al enfermero de oncología o al oncólogo de radiación (un médico que se especializa en radioterapia) si su dolor no es tolerable.

Precios y dónde conseguirlo

La radiación se administra en el hospital o en una clínica de oncología ambulatoria. Al igual que con la quimioterapia, los precios varían según la dosis y la duración de la radiación necesaria. Antes de comenzar el tratamiento, hable con el trabajador social de oncología o el asesor financiero para ayudarlo a encontrar recursos.

¿Qué tratamiento es mejor para usted?

La Red Nacional Integral del Cáncer (NCCN, por sus siglas en inglés) brinda pautas para que las siga su equipo de oncología. Junto con las recomendaciones de su oncólogo, se creará un plan de tratamiento que mejor se adapte a sus necesidades. Los factores que determinan para qué tratamiento es elegible incluyen los siguientes:

  • Tipo y etapa del cáncer
  • Genética/composición molecular del cáncer
  • Su estado de salud pasado y actual
  • Cuestiones de calidad de vida

Además, puede calificar para un ensayo clínico y recibir medicamentos de última generación a bajo costo.

¿Se pueden usar la quimioterapia y la radiación juntas?

La quimioterapia y la radiación se pueden administrar por separado o juntas. Algunos regímenes de tratamiento requieren que la quimioterapia y la radiación se administren juntas porque la combinación puede ser más eficaz para destruir las células cancerosas. Además, ciertos tipos de quimioterapia ayudan a que la radiación funcione mejor.

Hacer frente a los efectos secundarios

Los efectos secundarios de la quimioterapia y la radiación dependen de muchos factores. Necesitará apoyo durante su viaje contra el cáncer. Muchos centros de oncología cuentan con servicios de apoyo que incluyen un dietista, masajista, instructor de yoga, trabajador social, asesor financiero y enfermero orientador que ayudan a encontrar formas de aliviar los efectos secundarios físicos y emocionales de la quimioterapia y la radiación.

Cuando se haya completado el tratamiento contra el cáncer, necesitará apoyo continuo, ya que algunos efectos secundarios pueden durar toda la vida. La participación en un programa de sobrevivencia es vital para su salud y bienestar continuos después del tratamiento contra el cáncer.

Resumen

La quimioterapia y la radiación son formas efectivas de tratar el cáncer. Mientras que la quimioterapia trata el cáncer en todo el cuerpo, la radiación se dirige al cáncer en un área específica del cuerpo. La quimioterapia y la radiación se pueden administrar por separado o juntas. El tratamiento del cáncer es costoso, pero un trabajador social de oncología y un defensor financiero pueden ayudar a reducir los costos. Dado que la quimioterapia y la radiación destruyen las células sanas además de las células cancerosas, existen efectos secundarios en cada modalidad de tratamiento.

Una palabra de MEDSALUD

Si a usted o a un ser querido le han diagnosticado cáncer, puede ser útil reunirse con un trabajador social y un defensor financiero antes de que comience el tratamiento. Las obligaciones financieras que conlleva el tratamiento del cáncer pueden ser abrumadoras. Saber qué cubrirá su seguro de salud y los copagos esperados puede aliviar la ansiedad. Un trabajador social de oncología puede ayudarlo a conectarse con subvenciones y becas, mientras que el asesor financiero puede explicarle su cobertura o ayudarlo a obtenerla. Aceptar ayuda por adelantado puede hacer que su viaje contra el cáncer sea menos estresante.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.