Las fisuras cutáneas son áreas de piel seca y agrietada que se espesan con el tiempo. Aparecen como pequeños cortes o grietas en la piel. La piel circundante suele estar engrosada y callosa. Ocurren con mayor frecuencia en áreas secas de la piel como los talones, las yemas de los dedos y entre los dedos de los pies.

Las fisuras cutáneas son el resultado de una piel muy seca, también conocida como xerosis. Las fisuras comienzan como pequeñas grietas y pueden profundizarse, volviéndose más dolorosas. Puede notar una forma de callo, especialmente si experimenta fisuras en los talones. El callo grueso puede aparecer de color amarillo o marrón oscuro.

Debido a que las fisuras cutáneas son pequeñas heridas en la piel, corren el riesgo de desarrollar una infección en la piel. Si las fisuras no se tratan, pueden empeorar y convertirse en úlceras cutáneas. Esto da como resultado una herida abierta y es especialmente riesgoso para las personas con diabetes, ya que aumenta el riesgo de infección.

La mejor manera de tratar las fisuras de la piel es prevenirlas en primer lugar. Los buenos humectantes son el primer paso para prevenir la piel seca que podría provocar fisuras en la piel.

La piel agrietada siempre comienza como piel seca. A medida que la piel se vuelve gruesa y callosa con el tiempo, pierde elasticidad y se forman pequeñas grietas. Si no se tratan, estas grietas pueden profundizarse y provocar sangrado e infección.

Las fisuras de la piel a menudo se encuentran en la piel que está bajo estrés. Por ejemplo, el talón del pie soporta el peso del cuerpo y es un lugar común donde se forman fisuras en la piel. La presión sobre las almohadillas de los pies puede hacer que los pies se expandan hacia los lados, estirando la piel y provocando grietas.

Puede correr un mayor riesgo de sufrir grietas y fisuras en los talones si pasa períodos prolongados de tiempo descalzo o con zapatos de tacón alto. Además, las condiciones crónicas como la diabetes, la psoriasis y el eccema pueden cambiar la hidratación de la piel y aumentar el riesgo de fisuras.

El eccema, combinado con el lavado excesivo de las manos, también puede provocar que la piel se agriete.

Causas Ambientales

Las causas ambientales de las fisuras de la piel incluyen:

  • Clima: Vivir en un clima frío y seco puede resecar la piel y aumentar el riesgo de fisuras en la piel. También puede notar que su piel se siente más seca en los meses de invierno.
  • Uso excesivo: Cualquier área de la piel que se use o se lave continuamente tiene un mayor riesgo de secarse. Por ejemplo, caminar descalzo aumenta la tensión en los pies y aumenta el riesgo de desarrollar fisuras en los talones.
  • exposición al agua: La exposición frecuente al agua, como lavarse las manos, puede resecar la piel y aumentar el riesgo de sufrir eczemas y grietas. Un estudio de 2020 de trabajadores de la salud encontró que el 70 % informó tener piel seca en las manos y el 39 % también tenía fisuras en la piel.
  • Deficiencias nutricionales: Las deficiencias de vitaminas pueden provocar sequedad y picazón en la piel que no sana tan rápido como una piel sana. Hable con su médico de atención primaria si le preocupa que esté experimentando algún tipo de deficiencia nutricional.

Causas médicas

Las causas médicas de las fisuras de la piel incluyen:

  • Diabetes: Las personas con diabetes corren un mayor riesgo de desarrollar fisuras en la piel porque es más probable que experimenten sequedad en la piel. Si le han diagnosticado daño en los nervios de los pies debido a la diabetes, es más probable que experimente sequedad en la piel y grietas en los talones que podrían provocar fisuras.
  • Soriasis: La psoriasis es una enfermedad autoinmune que conduce a la formación de placas gruesas de células muertas de la piel. Estas placas son muy secas y pueden provocar grietas y fisuras.
  • Eczema: El eczema causa parches de piel secos y con picazón que también pueden inflamarse. Estos parches secos corren el riesgo de agrietarse y desarrollar fisuras.

Síntomas de las fisuras de la piel

Las fisuras de la piel se ven como pequeños cortes o grietas en la piel. La piel a menudo aparece de color amarillo o marrón oscuro y se siente gruesa y callosa.

Los síntomas de las fisuras de la piel incluyen dolor, picazón y sangrado. Los primeros signos incluyen enrojecimiento y piel seca y escamosa. Cuando se producen fisuras en los pies, pueden causar dolor al caminar y al cargar peso.

Remedios caseros

Para promover la salud de los talones y prevenir las fisuras de la piel, la hidratación regular es imprescindible. Mantener la piel suave e hidratada es la mejor forma de prevenir las fisuras cutáneas. Busque un humectante de alta calidad que no contenga colorantes ni fragancias artificiales. Busque humectantes con los siguientes ingredientes:

  • humectantes como la glicerina y la urea atraen el agua del medio ambiente y la superficie de la piel hacia las capas más profundas de la piel. También ayudan a que la piel se deshaga de las células muertas y se vea más saludable.
  • oclusivos como la cera de abejas y el aceite mineral aumentan el contenido de agua de la piel al evitar la pérdida de agua por evaporación. Son más efectivos cuando se aplican sobre la piel húmeda, como después de secarse con una toalla después de una ducha.
  • emolientes como la lanolina y el linoleato de propilenglicol actúan como lubricantes que rellenan las grietas entre las células de la piel. Mejoran la hidratación y tersura de la piel.

Otros remedios caseros que pueden ayudar a tratar o incluso prevenir las fisuras de la piel incluyen:

  • Aceite de oliva: El uso de aceite de oliva en la piel puede ayudar a reducir la inflamación y promover la cicatrización de heridas. Cuando se aplica a quemaduras, el aceite de oliva puede prevenir infecciones y acelerar la reparación de tejidos.
  • Aceite de coco: Se ha descubierto que el aceite de coco es un tratamiento seguro y eficaz para la piel seca. Hidrata la piel mientras mejora la función de la barrera cutánea, la capa superior de la piel que mantiene alejadas a las bacterias y otras amenazas.
  • Aceite de aguacate: El aceite de aguacate se puede aplicar directamente sobre la piel para curar la piel seca y dañada. El uso de aceite de aguacate en la piel también puede aumentar la producción de colágeno y acelerar la cicatrización de heridas. El colágeno es especialmente importante en la prevención de fisuras en la piel porque mejora la elasticidad de la piel.
  • aceite de avena: El uso de aceite de avena en la piel puede agregar humedad y reducir la inflamación. La avena tiene propiedades antioxidantes que pueden ser útiles para promover la cicatrización de heridas.
  • Aceite de almendras: El aceite de almendras ayuda a curar las fisuras de la piel al mejorar la función de barrera de la piel. Las grasas saludables que se encuentran en las almendras pueden ayudar a prevenir la pérdida de agua en la piel y retener la humedad.
  • Miel: Cuando se aplica a la piel, la miel es naturalmente hidratante y ayuda a curar la piel agrietada. También tiene propiedades antibacterianas, que pueden ayudar a prevenir infecciones de la piel.
  • Aloe vera: El aloe vera es un calmante para la piel agrietada y proporciona la hidratación que tanto necesita. También contiene antioxidantes que pueden ayudar a aumentar el colágeno de la piel.

Cuándo ver a un dermatólogo

Muchas fisuras de la piel se pueden tratar en casa, especialmente cuando se detectan y tratan a tiempo. Es hora de ver a un dermatólogo cuando los remedios caseros no funcionan.

Si no nota ninguna mejora después de hidratar su piel constantemente dos veces al día, programe una cita. Es posible que necesite un ungüento recetado para hidratar y curar su piel.

También es hora de ver a un médico si desarrolla alguna complicación de las fisuras de la piel, como sangrado o una infección. Si las fisuras de su piel se han vuelto tan profundas que su piel sangra o si tiene llagas abiertas, consulte a su médico para que le recete un tratamiento.

Cualquier signo de infección, como enrojecimiento, hinchazón y pus que sale de las fisuras, también debe ser evaluado por un dermatólogo.

Resumen

Las fisuras cutáneas son parches de piel secos y agrietados que se espesan con el tiempo. Se desarrollan cuando la piel seca pierde elasticidad y forma pequeñas grietas. Por lo general, los encontrará en los talones, en la punta de los dedos y entre los dedos de los pies. Puede correr un mayor riesgo de desarrollar fisuras en la piel si pasa mucho tiempo caminando descalzo o con tacones altos.

La mejor manera de prevenir y tratar las fisuras de la piel es hidratar la piel regularmente. Sin embargo, si las fisuras de su piel no mejoran o nota signos de una infección, consulte a un médico de inmediato.

Una palabra de MEDSALUD

Las fisuras de la piel pueden ser un problema doloroso y frustrante, especialmente cuando se profundizan y provocan sangrado de la piel. Además del dolor físico, es posible que dude en usar sandalias o mostrar las áreas secas de su piel por temor a la vergüenza.

Afortunadamente, muchos casos de fisuras en la piel pueden tratarse en el hogar o incluso prevenirse en primer lugar. Invierte en un humectante de alta calidad y úsalo dos veces al día sobre la piel seca. Si las fisuras de su piel no parecen mejorar, consulte a su dermatólogo para obtener un tratamiento recetado y abordar cualquier signo de infección.

Preguntas frecuentes

¿Dónde ocurren las fisuras de la piel?

Las fisuras de la piel ocurren en áreas del cuerpo que están bajo estrés. Este estrés podría provenir del soporte de peso, como lo es el Funda para tus talones y pies. Cualquier área del cuerpo que esté expuesta al agua con regularidad corre el riesgo de resecar la piel y agrietarse. Esto es común en las manos debido al lavado de manos.

¿Qué tan dolorosas son las fisuras de la piel?

Las fisuras cutáneas suelen comenzar como pequeñas grietas en la piel. Si las grietas empeoran y se profundizan, pueden volverse bastante dolorosas. Tan pronto como note un área de piel muy seca, comience a hidratar dos veces al día. Si eso no ayuda, consulte a un dermatólogo para obtener ayuda.

¿El eczema causa fisuras en la piel?

El eczema no causa directamente fisuras en la piel, pero puede aumentar el riesgo de tenerlas. El eccema causa piel seca y con picazón. Si la piel se vuelve demasiado seca, puede desarrollar pequeñas grietas que conducen a fisuras en la piel. Hidratar dos veces al día con un humectante de calidad sin perfume puede ayudar a hidratar la piel y reducir el riesgo de desarrollar fisuras.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.