La incapacidad total para orinar, llamada retención urinaria, es siempre una emergencia médica. En las personas que se han sometido a una cirugía, el tipo de procedimiento, la anestesia utilizada y los medicamentos posoperatorios pueden contribuir a la retención urinaria. En la mayoría de los casos, suele mejorar en unas pocas semanas.

Si no puede orinar en absoluto, es importante buscar tratamiento de inmediato para evitar daños en la vejiga y los riñones. Del mismo modo, hable con su proveedor de atención médica si puede orinar pero después siente que todavía tiene orina en la vejiga.

Si la vejiga se deja llena, la orina puede volver a los riñones. Esto puede conducir a una presión adicional en el riñón, lo que puede causar daño. En casos extremos, la vejiga puede romperse cuando se llena demasiado.

El artículo describe qué puede causar la incapacidad para orinar después de la cirugía, los síntomas de retención urinaria y cómo se puede tratar la afección.

Si no puede orinar, es posible que tenga una retención aguda (repentina y grave) o crónica (continua). Ambos tipos de retención pueden ocurrir después de la cirugía.

Retención aguda

Los signos de retención aguda incluyen:

  • No poder orinar, incluso cuando siente que necesita hacerlo
  • Vejiga notablemente llena (en personas delgadas, esto puede parecer hinchazón abdominal)
  • Malestar o dolor en la región de la vejiga
  • Dolor abdominal bajo, particularmente debajo del ombligo

No todos los pacientes que se han sometido a una cirugía experimentan estos síntomas. Si se sometió a una cirugía, es importante que preste atención a si necesita orinar y con qué frecuencia.

Retención Crónica

A diferencia de la retención aguda, que significa que no puede vaciar la vejiga en absoluto, la retención crónica se refiere a otros tipos de problemas que pueda tener. Los síntomas de la retención crónica incluyen:

  • Problemas para empezar a orinar
  • Chorro de orina débil o entrecortado
  • Una sensación de que su vejiga no está completamente vacía

Este tipo de retención no es una emergencia médica. Sin embargo, los pacientes que retienen la orina incluso después de orinar (lo que se denomina orina residual posmiccional) tienen un mayor riesgo de infecciones del tracto urinario, que pueden causar complicaciones graves.

Resumen

Hay dos tipos de retención urinaria. La retención urinaria aguda es una emergencia urológica que requiere tratamiento inmediato. Si su vejiga está llena y no puede orinar (ya sea que se haya sometido a una cirugía o no), hable con su proveedor de atención médica de inmediato. Los síntomas de retención crónica también deben informarse a su proveedor de atención médica. Juntos, pueden determinar lo que se necesita para que pueda reanudar su funcionamiento normal.

Causas

Puede parecer un proceso simple, pero vaciar la vejiga (llamado «micción») es complicado. Nuestros músculos, nervios y médula espinal trabajan juntos para ayudarnos a orinar. A veces, la cirugía mayor puede afectar temporalmente una o más partes del proceso. De hecho, tener problemas para orinar después de una operación es bastante común.

La rapidez con la que puede orinar después de la cirugía generalmente se basa en algunas cosas:

  • Tipo de anestesia utilizada: Durante los procedimientos mayores, un anestesiólogo usa una combinación de medicamentos para ayudarlo a dormir durante el procedimiento. Estos medicamentos también paralizan los músculos para evitar que se mueva durante el procedimiento. Las cirugías más largas requieren mayores dosis de estos medicamentos, lo que puede tomar tiempo para limpiar su sistema y dejar que sus músculos se «despierten» por completo. Los nervios pueden tardar un poco más.
  • Tipo de cirugía realizada: Las cirugías en el abdomen o la pelvis pueden tener un impacto en los tejidos, nervios y órganos circundantes, incluida la vejiga. Esto puede causar una inflamación temporal que puede afectar su capacidad para orinar. Asimismo, los procedimientos que involucran la médula espinal o que requieren anestesia espinal pueden interferir con los nervios que controlan la micción.
  • Tipos de medicamentos posquirúrgicos administrados: Los pacientes que reciben medicamentos opioides después de la cirugía tienen un mayor riesgo de desarrollar retención urinaria posoperatoria. También pueden causar estreñimiento, lo que puede ejercer presión sobre la uretra y dificultar el vaciado de la vejiga. Es menos probable que los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) afecten la capacidad de un paciente para orinar.

Es extremadamente raro, pero a veces un error quirúrgico, como cortar accidentalmente uno de los tubos que transportan la orina, puede ser la razón por la que no puede orinar. Esta complicación generalmente se detecta antes de salir del hospital.

Hable con su proveedor de atención médica antes de la cirugía sobre los medicamentos que está tomando y si tiene alguna afección existente que afecte su capacidad para orinar. Si tiene una próstata agrandada, por ejemplo, la cirugía podría empeorar sus síntomas. Ciertos medicamentos, como antidepresivos, antihistamínicos, ansiolíticos y anticolinérgicos, pueden afectar el funcionamiento de la vejiga.

Resumen

No poder orinar después de la cirugía es bastante común. El tipo de procedimiento al que se somete y los medicamentos que recibe durante y después de la cirugía pueden afectar el funcionamiento de su vejiga. Hable con su proveedor de atención médica antes de su procedimiento sobre cualquier condición existente y medicamentos que esté tomando, junto con cualquier inquietud que pueda tener sobre el funcionamiento de su vejiga antes y después de la cirugía.

Tratamiento

Durante la cirugía, se puede insertar un catéter urinario para permitir que la vejiga se llene y drene normalmente. Según el tipo de procedimiento realizado y el tiempo que se espera que permanezca en el hospital, es posible que aún tenga el catéter colocado cuando se despierte. No todos los pacientes tendrán un catéter durante la cirugía.

Sin embargo, si no puede orinar después de la cirugía, un catéter urinario es el mejor tratamiento para una vejiga llena que no responde a los repetidos intentos de orinar. Su proveedor de atención médica puede recomendarle un catéter, incluso si no lo necesitó durante el procedimiento. Esto le ayudará a evitar el daño a la vejiga y los riñones que puede causar una vejiga demasiado llena.

Su proveedor de atención médica también puede recetarle medicamentos para relajar la uretra y facilitar el vaciado de la vejiga. Este medicamento, llamado bloqueador alfa, a menudo se administra a los hombres para relajar la próstata. También se puede administrar por un período breve a hombres y mujeres para ayudarlos a orinar después de la cirugía.

Algunos pacientes necesitarán un cateterismo a corto plazo en el hospital, pero es posible que otros necesiten usar un catéter por un tiempo después de irse a casa. El personal médico puede enseñar a estos pacientes cómo autocateterizarse para que la vejiga se pueda drenar según sea necesario en caso de que el problema ocurra repetidamente.

Resumen

Es común no poder orinar normalmente después de la cirugía. Varía de persona a persona, pero la mayoría de las personas recuperan la función urinaria normal a las pocas semanas de la cirugía. Si la retención urinaria persiste más allá del período de recuperación, su cirujano o proveedor de atención médica familiar puede ordenar pruebas adicionales para determinar qué está causando el problema y cuál es el mejor curso de tratamiento.

Una palabra de MEDSALUD

Hay muchos detalles para monitorear mientras se recupera de la cirugía, y la función de la vejiga es una que no debe ignorarse. Debe vaciar la vejiga varias veces al día. Cualquier reducción dramática en la producción de orina debería ser motivo de preocupación, especialmente si siente que su vejiga está llena pero no puede orinar. Incluso si no tiene dolor de vejiga, si sospecha que está reteniendo orina, hable con su proveedor de atención médica de inmediato para evitar daños en el tracto urinario.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.