Ninfómana es un término que alguna vez se usó para describir a una mujer asignada que tiene deseos sexuales excesivos. Hoy en día, los proveedores de atención médica se refieren al comportamiento hipersexual como trastorno de hipersexualidad, comportamiento sexual compulsivo o adicción al sexo, términos que se aplican a personas de todos los sexos.

Ninfómana es la contraparte del término satiromaníaco, también desactualizado, que esencialmente significaba ninfomanía en los hombres asignados.

Este artículo analiza el significado de la ninfomanía, tal como se definió, y cómo se entiende la hipersexualidad en la actualidad. También cubre las características de dicho comportamiento, qué lo causa y cómo se puede tratar.

Ninfomanía: antes y ahora

La ninfomanía es un término que se remonta al siglo XIX. La sociedad consideraba delincuentes a las mujeres asignadas con deseos sexuales insaciables, y los médicos consideraban que la ninfomanía era una condición médica.

Con el tiempo, la investigación ha llevado a cambios en el lenguaje utilizado para describir el comportamiento hipersexual. Hoy en día, puede llamarse cualquiera de los siguientes, aunque algunas investigaciones apuntan a matices que podrían distinguirlos:

  • Trastorno de hipersexualidad
  • Comportamiento sexual compulsivo
  • adicción al sexo

Ninguno de ellos está reconocido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), que los médicos utilizan para hacer referencia a listas formalizadas de síntomas y criterios de diagnóstico.

Identificar, tratar e investigar el comportamiento hipersexual puede ser un desafío sin una lista formal de síntomas y criterios.

Algunos proveedores de atención médica ven el comportamiento hipersexual como un problema compulsivo o de control de impulsos, mientras que otros lo abordan como una adicción.

Síntomas del comportamiento sexual compulsivo

Generalmente, el comportamiento sexual compulsivo se caracteriza por fantasías, impulsos y comportamientos sexuales excesivos, así como el impulso de actuar en consecuencia con individuos que lo consienten.

Las características incluyen:

  • Pensamientos o deseos intrusivos y repetitivos
  • Dificultad para reducir o detener comportamientos
  • Participar en fantasías, impulsos o comportamientos como un medio para escapar o hacer frente a emociones desafiantes o situaciones estresantes
  • Múltiples parejas sexuales
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Culpa y vergüenza
  • Participación continua en comportamientos sin tener en cuenta el daño a sí mismo o a los demás.
  • Preocupación o gasto excesivo de tiempo pensando en tener encuentros sexuales

Estas características a menudo son disruptivas y pueden afectar significativamente la calidad de vida general de una persona.

Otras complicaciones pueden incluir el riesgo de infecciones de transmisión sexual y la disminución del apoyo social.

En algunos casos, una persona puede experimentar pensamientos suicidas.

Hay ayuda disponible

Si tiene pensamientos suicidas, comuníquese con el 988 Línea de Vida de Suicidio y Crisis en 988 para el apoyo y la asistencia de un consejero capacitado. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

Causas de la ninfomanía

No había una causa establecida para la ninfomanía, ni tampoco una causa clara para lo que ahora se considera un comportamiento sexual compulsivo. Cada caso individual es único.

Sin embargo, la investigación ha arrojado algo de luz sobre los factores que pueden contribuir al comportamiento hipersexual, que incluyen:

  • Acontecimientos vitales estresantes
  • Trauma, incluido el abuso sexual.
  • Desequilibrio en las sustancias químicas del cerebro, llamadas neurotransmisores
  • Desencadenantes ambientales
  • Afecciones neurológicas y medicamentos utilizados para tratarlas, como la enfermedad de Parkinson

Algunas investigaciones implican rasgos como falta de juicio, impulsividad y preocupación o participación en fantasías, impulsos o comportamientos sexuales excesivos.

Además, el comportamiento hipersexual puede ocurrir junto con síntomas de condiciones de salud mental. Por ejemplo, una persona puede volverse hipersexual y tener encuentros sexuales riesgosos durante un episodio maníaco de trastorno bipolar.

Cuándo ver a un proveedor de atención médica

Si siente que ha perdido el control sobre su comportamiento sexual o si le causa una angustia significativa a usted o a otra persona, es hora de ver a un proveedor de atención médica.

Otras indicaciones de que necesita buscar ayuda médica incluyen:

  • El comportamiento lo pone en riesgo de lastimarse a sí mismo o a otra persona
  • El comportamiento crea problemas con su trabajo, vida o relaciones personales.
  • Intentas ocultar el comportamiento de las personas que te rodean.
  • El comportamiento se está volviendo más extremo con el tiempo.

Identificar la ninfomanía

En el pasado, alguien podría haber sido identificado como ninfómano basándose únicamente en los comportamientos observados.

Ahora, los proveedores de atención médica obtienen una idea de las preocupaciones de un individuo al hablar sobre sus experiencias pasadas y presentes con:

  • impulsos sexuales
  • Fantasías
  • Comportamientos sexuales
  • El impacto y las consecuencias de esos comportamientos.

También preguntarán sobre lo siguiente para que puedan tener en cuenta o descartar cosas que pueden estar contribuyendo al comportamiento sexual:

  • Historial médico
  • historia psicologica
  • Historia familiar

Los proveedores de atención médica también pueden usar herramientas como el Inventario de detección del trastorno hipersexual para evaluar la conducta hipersexual.

Si bien el comportamiento hipersexual es más frecuente en los hombres asignados, las mujeres asignadas también pueden tener problemas con esto.

Tratamiento

El tratamiento para el comportamiento hipersexual puede involucrar una variedad de métodos:

  • Psicoeducación puede ser beneficioso para enseñar a las personas sobre la hipersexualidad y reducir la vergüenza y el estigma que la rodean. Cuando las personas pueden tener conversaciones abiertas en un entorno seguro y sin prejuicios, pueden explorar comportamientos saludables y no saludables con un profesional de la salud mental.
  • Terapia cognitiva conductual (TCC) es un método que puede usarse para tratar el comportamiento sexual compulsivo. Los terapeutas trabajan con las personas para identificar desencadenantes, patrones de pensamiento relacionados con ellos mismos y su comportamiento, habilidades de afrontamiento y cambios en el estilo de vida para apoyar comportamientos saludables.
  • Medicamento puede recetarse para tratar los síntomas de salud mental o las condiciones relacionadas con el comportamiento sexual compulsivo. Por ejemplo, un psiquiatra puede recetar medicamentos contra la ansiedad o antidepresivos para tratar la ansiedad y la depresión.

Terapia de pareja o familiar puede complementar la terapia individual. En estas formas de tratamiento, las personas aprenden herramientas para mejorar la comunicación, mejorar las relaciones y discutir y profundizar la intimidad.

Albardilla

El uso de estrategias para mejorar el bienestar es esencial para la recuperación y la vida cotidiana. Las formas de lidiar con el comportamiento hipersexual a través del autocuidado incluyen:

  • Establecer y mantener una rutina de cuidado personal que apoye el funcionamiento diario.
  • Dormir regularmente
  • Comer comidas bien balanceadas
  • Conexión con una red de apoyo
  • Ser abierto y honesto sobre pensamientos, emociones y comportamientos.
  • Buscando ayuda profesional
  • Ser consistente con el tratamiento
  • Ser consciente de los desencadenantes
  • Asistir a grupos de apoyo

Resumen

La ninfomanía es un término que se usaba anteriormente para describir el comportamiento hipersexual en las mujeres asignadas. Ahora se conoce como trastorno de hipersexualidad, conducta sexual compulsiva o adicción al sexo. Estas condiciones pueden afectar a cualquier persona.

El trastorno de hipersexualidad tiene varias características, incluidos los pensamientos sexuales repetitivos que afectan la vida cotidiana y la dificultad para poner fin a los deseos y actos sexuales, incluso si es a expensas de los demás.

El comportamiento hipersexual se puede tratar con terapia, estrategias personales de afrontamiento y, en algunos casos, medicamentos.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.