El sangrado en el cerebro, también llamado hemorragia cerebral, es una emergencia médica causada por la ruptura de una arteria o vena debido a una presión anormal, un traumatismo y un defecto en el vaso sanguíneo. Una hemorragia cerebral puede ser el resultado de presión arterial alta, un tumor cerebral, una aneurismaY otras cosas.

Una hemorragia cerebral es la segunda causa más común de accidente cerebrovascular después de la obstrucción de los vasos sanguíneos (isquemia cerebral). Los síntomas incluyen dolor de cabeza, cambios en la visión y debilidad en un lado del cuerpo. Una hemorragia cerebral se diagnostica con pruebas de imagen y puede requerir cirugía para detener la hemorragia y aliviar la presión sobre el cerebro.

Este artículo describe los síntomas y las causas de una hemorragia cerebral, incluso cómo se diagnostica y trata una hemorragia en el cerebro.

Tipo de hemorragias cerebrales

Una hemorragia cerebral (hemorragia) puede afectar cualquier arteria o vena del cerebro. Las arterias son los vasos sanguíneos que llevan oxígeno y nutrientes a los tejidos, mientras que las venas toman dióxido de carbono y desechos de los tejidos para ser eliminados. Según el tamaño y la ubicación del vaso sanguíneo, una hemorragia cerebral puede variar en gravedad desde leve hasta potencialmente mortal.

Las hemorragias cerebrales se pueden describir de diferentes maneras según su ubicación y características:

  • Hemorragia intracerebral: Este es un término general que se refiere a cualquier sangrado dentro del cerebro mismo. Infiere sangrado que causa la formación de una bolsa de sangre (llamada hematoma)
  • Hemorragia intraparenquimatosa: Este es un tipo de hemorragia intracerebral que ocurre dentro de los tejidos funcionales (parénquima) del cerebro, causando daños que conducen a un accidente cerebrovascular.
  • Hemorragia intraventricular: Este es un tipo de hemorragia intracerebral que ocurre en los ventrículos del cerebro, que son las cavidades donde se produce el líquido cefalorraquídeo (LCR).
  • Hemorragia intracraneal: Este es un término general que describe el sangrado en cualquier parte del cráneo. Infiere la formación de un hematoma que ejerce una presión externa extrema sobre el cerebro.
  • Hemorragia subaracnoidea: Este es un tipo de hemorragia intracraneal que ocurre entre la membrana más interna del cerebro (llamada pia) y la capa media adyacente (llamada aracnoides)
  • hemorragia subdural: Este es un tipo de hemorragia intracraneal que ocurre entre la aracnoides y la membrana más externa que cubre el cerebro (llamada dura madre).
  • hemorragia extradural: Este es un tipo de hemorragia intracraneal que ocurre entre el cráneo y la duramadre.

Síntomas de hemorragia cerebral

Los síntomas de hemorragia cerebral son causados ​​por la presión ejercida sobre los tejidos cerebrales y/o el daño causado a los tejidos cerebrales como resultado de la hemorragia. Muchos de estos síntomas son causados ​​por la inflamación del cerebro, conocida como edema cerebral.

Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor de cuello o espalda
  • Rigidez en el cuello
  • Cambios en la visión
  • Sensibilidad extrema a la luz
  • Debilidad en un lado de la cara o del cuerpo
  • habla arrastrada
  • Letargo
  • Náuseas y vómitos
  • Confusión
  • Cambios de comportamiento
  • convulsiones
  • Colapsando
  • Pérdida de consciencia

Una hemorragia cerebral puede causar síntomas que empeoran rápidamente en el transcurso de horas o días. Por lo general, los efectos de una hemorragia cerebral son graves. Sin embargo, muchos síntomas no son específicos y es posible que no se reconozcan de inmediato como un problema cerebral hasta que se desarrollen otros signos más evidentes.

¿Son lo mismo las hemorragias cerebrales y los accidentes cerebrovasculares?

Una hemorragia cerebral puede provocar un tipo de accidente cerebrovascular, llamado accidente cerebrovascular hemorrágico, en el que la pérdida de sangre en los tejidos del cerebro provoca la muerte de las células cerebrales. Pero no todas las hemorragias cerebrales provocan un accidente cerebrovascular. Las hemorragias cerebrales que ocurren entre el cerebro y el cráneo pueden provocar daño cerebral, a veces grave, sin causar la muerte real de las células cerebrales que se observa en un accidente cerebrovascular.

Complicaciones

Una hemorragia cerebral puede causar daño permanente a las regiones afectadas del cerebro, lo que resulta en:

En algunos casos, se identificará un cambio en la línea media del cerebro. Esta es una situación peligrosa en la que el cerebro se desplaza hacia un lado, lo que provoca una mayor compresión en el cerebro.

Causas

Todos los vasos sanguíneos pueden sangrar, pero el sangrado de arterias o venas en el cerebro es poco común. Si ocurre, suele haber un factor precipitante.

Las causas comunes de hemorragias cerebrales incluyen:

  • Trauma de la cabeza: una lesión en la cabeza provocada por una caída, un accidente automovilístico o cualquier otro golpe en la cabeza generalmente provoca sangrado entre el cráneo y las membranas circundantes, lo que resulta en una hemorragia extradural, subdural o subaracnoidea.
  • Aneurisma roto: Un aneurisma es el abultamiento de una arteria que puede hacer que estalle. La hipertensión (presión arterial alta) es la causa más común de ruptura. Incluso levantar objetos pesados ​​o esforzarse puede hacer que la presión dentro del cerebro aumente lo suficiente como para desencadenar una erupción.
  • Conversión hemorrágica: Un accidente cerebrovascular isquémico es un tipo de accidente cerebrovascular causado por la obstrucción de un vaso sanguíneo en el cerebro. La presión resultante a veces puede hacer que el vaso estalle, lo que provoca un sangrado denominado conversión hemorrágica.
  • Tumor cerebral: Los tumores cancerosos y no cancerosos pueden causar sangrado al ejercer presión sobre los vasos sanguíneos adyacentes a medida que crecen, debilitándolos gradualmente y provocando su ruptura.
  • Malformación arteriovenosa: Estos son defectos en la conexión entre las arterias y las venas que hacen que se debiliten, tengan fugas y, en ocasiones, revienten.
  • Angiopatía amiloide cerebral: Esta es la acumulación de proteínas dentro de las paredes de las arterias del cerebro que pueden hacer que se debiliten, tengan fugas y se rompan.

Factores de riesgo

Hay varios factores de riesgo para las hemorragias cerebrales, que incluyen:

Estos factores de riesgo pueden hacer que sea más probable que experimente una hemorragia cerebral después de un traumatismo craneal.

Diagnóstico

Las pruebas de imagen son las herramientas principales para el diagnóstico de una hemorragia cerebral. Pueden identificar la ubicación y el tamaño de una hemorragia, así como coágulos de sangre y obstrucciones dentro de un vaso sanguíneo.

Las hemorragias cerebrales generalmente se diagnostican con una tomografía computarizada (TC). Una tomografía computarizada es una tecnología que combina múltiples rayos X para crear una imagen tridimensional del cerebro.

En situaciones de emergencia, las tomografías computarizadas generalmente son más sensibles a las hemorragias agudas que las imágenes por resonancia magnética (IRM). Dicho esto, las resonancias magnéticas (que crean imágenes detalladas de los tejidos blandos utilizando ondas magnéticas y de radio) son más capaces de detectar hemorragias más pequeñas que las que a veces puede pasar por alto una tomografía computarizada.

Pruebas adicionales

Otras pruebas pueden ayudar a caracterizar la causa y la naturaleza de la hemorragia y dirigir el curso de tratamiento adecuado.

Éstas incluyen:

  • angiograma cerebral: Un angiograma es un tipo de tomografía computarizada o resonancia magnética que examina los vasos sanguíneos después de inyectar un medio de contraste en una vena. Un angiograma cerebral puede identificar un aneurisma cerebral que se ha roto o está a punto de romperse.
  • Punción lumbar También llamada punción lumbar, implica la extracción de líquido cefalorraquídeo de un espacio en la columna vertebral. Puede ayudar a medir la presión intracraneal, evaluar la inflamación del cerebro y detectar sangre, infección o células cancerosas en el líquido extraído.
  • Electroencefalograma (EEG): Un EEG mide la actividad eléctrica del cerebro para controlar las convulsiones y otros cambios adversos en el cerebro después de una hemorragia cerebral. Es especialmente valioso para las personas que están inconscientes o en coma.

Tratamiento

Existen varias estrategias de tratamiento para controlar una hemorragia cerebral y prevenir complicaciones. Puede ser necesaria una cirugía de emergencia. La atención médica puede continuar durante semanas después del tratamiento.

En algunos casos, es posible que no se necesite ningún tratamiento si el sangrado es pequeño y no progresivo. Pero es necesaria una estrecha vigilancia en caso de que el sangrado se reinicie repentinamente.

A menudo, la rehabilitación es necesaria después de la recuperación de una hemorragia cerebral.

Cirugía

A menudo se necesita cirugía para las hemorragias cerebrales, particularmente en situaciones de emergencia. Antes de la cirugía, se pueden usar esteroides intravenosos (IV) para reducir la inflamación en el cerebro.

Cada tipo de hemorragia cerebral puede requerir un procedimiento quirúrgico específico:

  • hematomas: Es posible que sea necesario drenar quirúrgicamente un hematoma extradural o subdural grande para reducir la presión y el riesgo de daño cerebral.
  • Tumor cerebral: La resección (extirpación) de un tumor cerebral es un procedimiento delicado realizado por un neurocirujano experto. Si hay varios tumores o si un tumor es inoperable debido a su ubicación, se puede usar radiación para reducir el tamaño del tumor.
  • Aneurisma Cerebral: Un aneurisma generalmente se repara con un recorte quirúrgico. Esto implica la colocación de un pequeño clip de metal debajo del cuello del aneurisma para evitar que la sangre fluya hacia él.
  • Edema cerebral: Hemicraniectomía descompresiva es la extirpación temporal de una porción del cráneo para aliviar la presión causada por la inflamación del cerebro.

medicamentos

Además de las intervenciones quirúrgicas, es necesario el manejo médico. Es posible que necesite líquidos por vía intravenosa para evitar que empeore el edema. A menudo se necesitan esteroides intravenosos para reducir la inflamación y el edema. Los medicamentos anticonvulsivos también pueden ser necesarios para controlar las convulsiones.

Rehabilitación

Después del tratamiento inmediato de una hemorragia cerebral, es posible que necesite fisioterapia o terapia del habla. A menudo, las personas que se recuperan de una hemorragia cerebral necesitan cuidados de asistencia. Es posible que deba volver a aprender cosas como comer, hablar o caminar.

Si el sangrado fue severo, la recuperación puede demorar hasta un año y muchas personas solo experimentan una recuperación parcial. La rehabilitación después de una hemorragia cerebral es similar al proceso utilizado para un accidente cerebrovascular isquémico.

Resumen

El sangrado en el cerebro es una emergencia médica grave que puede provocar una discapacidad o la muerte. Si sospecha una hemorragia cerebral, solicite ayuda de emergencia. Los síntomas pueden ser inespecíficos y pueden incluir dolor de cabeza, dolor de cuello, cambios visuales, debilidad, dificultad para hablar, letargo, confusión, convulsiones, vómitos y colapso.

El sangrado cerebral puede ser causado por un traumatismo craneal por una caída o un accidente. También puede ser causado por un accidente cerebrovascular, un aneurisma cerebral, un tumor cerebral o, en raras ocasiones, un sangrado espontáneo. Los proveedores de atención médica generalmente diagnostican el sangrado cerebral con pruebas de imágenes, que incluyen una tomografía computarizada o una resonancia magnética.

El tratamiento depende del tamaño y la ubicación de la hemorragia cerebral. Es posible que se necesite una cirugía urgente para extirpar un hematoma subdural grande, un tumor cerebral o parte del cráneo para aliviar la presión sobre el cerebro. Es posible que se necesite rehabilitación para ayudarlo a volver a aprender a hacer cosas como comer, caminar o hablar.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.