Una frecuencia cardíaca normal para un feto puede oscilar entre 110 y 160 latidos por minuto (BPM). Muy temprano en el embarazo, por lo general es alrededor de 110 BPM. La frecuencia cardíaca fetal puede acelerarse hasta 140 a 170 BPM alrededor de la novena semana y disminuir a alrededor de 110 a 160 BPM a partir de entonces.

La frecuencia cardíaca fetal puede proporcionar mucha información sobre la salud de su bebé durante el embarazo. Los proveedores de atención médica generalmente comienzan a controlarlo en la visita prenatal de 10 o 12 semanas. A partir de ahí, los proveedores generalmente lo hacen durante cada cita prenatal y mientras monitorean el trabajo de parto.

Este artículo revisa la frecuencia cardíaca fetal normal, cómo se mide, quién debe monitorearla y qué causa las variaciones.

Ritmo cardíaco fetal normal

Los proveedores de atención médica miden la frecuencia cardíaca fetal por la cantidad de latidos cardíacos fetales (bebé) por minuto (BPM) durante el embarazo. Esta medida ayuda a los proveedores de atención médica a determinar el bienestar del feto durante las visitas prenatales o el trabajo de parto.

Durante la mayor parte de su embarazo, la frecuencia cardíaca fetal promediará entre 110 y 160 BPM.

Cambios en la frecuencia cardíaca fetal durante el embarazo

La frecuencia cardíaca fetal promedio varía según la etapa del embarazo. En general, esto es lo que puede esperar:

  • Semanas 5 a 7: El corazón de un bebé comienza a desarrollarse alrededor de la quinta semana de embarazo. En esta etapa temprana, la frecuencia cardíaca comienza lenta (entre 90 y 110 BPM).
  • Semana 8 a 12: La frecuencia cardíaca se acelera y alcanza un promedio de 140 a 170 BPM en la semana 9. Para la semana 12, la tasa se ralentiza un poco.
  • Semana 13 a 26: Durante la mayor parte del embarazo, el promedio es de 110 a 160 BPM.
  • Semana 27 a 40: Durante el último trimestre, la frecuencia cardíaca fetal continúa en un promedio de 110 a 160 BPM. Sin embargo, desciende ligeramente en las últimas 10 semanas. En general, se mueve hacia el extremo inferior de este rango cuanto más se acerca a su fecha de vencimiento.

Cambios en la frecuencia cardíaca fetal a lo largo del día

La frecuencia cardíaca fetal puede variar durante el día y la noche entre cinco y 25 latidos por minuto. Esto se debe al nivel de actividad del feto.

La frecuencia cardíaca aumenta mientras se mueven y disminuye mientras duermen. Estos cambios son similares a los que experimentan los adultos mientras hacen ejercicio o descansan.

Las semanas 10 a 12 son típicamente cuando el latido del corazón de un feto se puede escuchar por primera vez durante una visita prenatal.

¿Qué es una frecuencia cardíaca fetal anormal?

Una frecuencia cardíaca fetal anormal es una que es demasiado rápida o demasiado lenta.

bradicardia

La bradicardia es cuando la frecuencia cardíaca fetal es más lento que 110 BPM. Esto es muy poco común y generalmente temporal.

La bradicardia que persiste puede indicar un problema como sufrimiento fetal o un problema con la forma en que se transmiten las señales eléctricas en el corazón.

La mayoría de las veces, la bradicardia fetal no necesita tratamiento. A veces, sin embargo, requerirá intervenciones como medicación o parto temprano.

Taquicardia

La taquicardia es cuando la frecuencia cardíaca fetal es más rápido que 160 BPM. Es poco común y generalmente temporal. Si su feto experimenta taquicardia durante un largo período de tiempo o ocurre más de una o dos veces, podría indicar un problema como sufrimiento fetal o infección.

La taquicardia puede resolverse por sí sola o puede tratarse con medicamentos para ayudar a reducir la frecuencia cardíaca. Si no está en trabajo de parto, es posible que deba permanecer en el hospital para monitorear y ver cómo responde el feto al medicamento.

A veces, los bebés que experimentan taquicardia necesitan atención de seguimiento después de nacer.

¿Qué causa una frecuencia cardíaca fetal anormal?

A veces, la frecuencia cardíaca fetal está fuera del rango normal simplemente porque el feto se está moviendo. Otras veces, indica un problema de salud para el bebé.

Dependiendo de la etapa del embarazo, se utilizarán diferentes pruebas para aclarar el motivo de la frecuencia cardíaca anormal.

Esto puede tener que ver con algo que sucede en el cuerpo de la madre. Estas se denominan causas maternas y pueden incluir:

  • Ansiedad
  • Niveles de azúcar en la sangre
  • Deshidración
  • Fiebre
  • Infección
  • Glóbulos rojos bajos (anemia)
  • Ingesta materna de medicamentos, cafeína o nicotina
  • Problemas tiroideos

Métodos para el Monitoreo de la Frecuencia Cardíaca Fetal

Hay dos formas diferentes de verificar la frecuencia cardíaca fetal: monitoreo externo y monitoreo interno.

Monitoreo externo

El monitoreo externo significa verificar la frecuencia cardíaca fetal a través del vientre de la madre. El máquina doppler es un ejemplo de monitoreo externo y se puede utilizar durante las visitas prenatales o durante el trabajo de parto.

Los proveedores de atención médica también pueden usar monitoreo electrónico externo continuo durante el parto. Aseguran sensores externos al abdomen con un cinturón elástico o un electrodo que se parece a una etiqueta redonda. La frecuencia cardíaca fetal y la información sobre las contracciones aparecen en una pantalla de computadora adjunta.

El monitoreo de la frecuencia cardíaca fetal durante el trabajo de parto ayuda a los proveedores de atención médica a observar cómo responde el feto a las contracciones, los medicamentos, las pruebas y los pujos.

Monitoreo Interno

El monitoreo interno involucra un alambre delgado y un electrodo colocados a través del cuello uterino y adheridos al cuero cabelludo del bebé. Esta técnica se considera solo después de que se haya roto fuente de la madre y el cuello uterino esté dilatado o abierto.

Proporciona lecturas más precisas que no se ven afectadas por el movimiento del bebé.

¿Quién debe monitorear la frecuencia cardíaca fetal?

Cualquier persona puede usar un estetoscopio o fetoscopio después de las 20 o 22 semanas de embarazo. Sin embargo, puede tomar algo de práctica escuchar los latidos del corazón usando este método, especialmente si el feto se está moviendo.

Como tal, es mejor dejar los controles de la frecuencia cardíaca fetal en manos de profesionales médicos calificados.

Inicio Monitoreo de Riesgos

El uso ocasional de Doppler por parte de un proveedor de atención médica se considera seguro. Sin embargo, el uso de Dopplers fetales portátiles de venta libre puede tener consecuencias negativas. Por ejemplo:

  • Es posible que se preocupe si usa el Doppler y no escucha un latido. Sin embargo, puede ser difícil detectar uno incluso cuando el feto está perfectamente bien (y especialmente antes de las 16 semanas).
  • Escuchar la frecuencia cardíaca fetal por Doppler en el hogar puede proporcionar una falsa sensación de seguridad cuando en realidad se necesita atención médica.

Resumen

La frecuencia cardíaca fetal le brinda a usted y a su equipo de atención médica información sobre la salud de su bebé durante el embarazo. Los proveedores de atención médica generalmente comienzan a escuchar la frecuencia cardíaca de un bebé en la visita prenatal de 10 a 12 semanas usando una máquina Doppler. Continúan controlándolo durante las citas prenatales y durante el trabajo de parto.

Las variaciones normales en la frecuencia cardíaca fetal ocurren cuando el bebé se está moviendo o durmiendo. Si bien no siempre es motivo de preocupación, las frecuencias cardíacas fetales fuera del rango normal también pueden indicar sufrimiento fetal. Proporciona información a su equipo de atención médica para que pueda intervenir, si es necesario.

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué califica como una frecuencia cardíaca fetal rápida?

    Una frecuencia cardíaca fetal superior a 160 latidos por minuto (BPM) se considera rápida. Él
    se llama taquicardia fetal cuando es mayor de 160 a 180 BPM.

  • ¿Mi frecuencia cardíaca afectará directamente la frecuencia cardíaca de mi bebé durante el embarazo?

    Esto depende de la fuente y la duración del aumento de la frecuencia cardíaca. Los cambios de leves a moderados en la frecuencia cardíaca en mujeres sanas generalmente no afectan negativamente la frecuencia cardíaca del bebé. Sin embargo, la ansiedad prolongada, el estrés y la presión arterial alta podrían afectar negativamente la salud de su bebé.

  • ¿Cómo saber si un feto está en peligro?

    La frecuencia cardíaca fetal actúa como una herramienta de detección para el equipo de atención médica. Se puede usar una prueba prenatal sin estrés (NST, por sus siglas en inglés) para evaluar la frecuencia cardíaca y el movimiento fetal alrededor de las 26 a 28 semanas de gestación. Si la frecuencia cardíaca está fuera del rango normal, el equipo puede realizar una ecografía o solicitar un análisis de sangre. Durante el trabajo de parto, pueden darle oxígeno a la madre o cambiar su posición para ver si eso ayuda al bebé o si necesitan intervenir.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.