Erisipela Es una infección de las capas externas de la piel causada por una bacteria llamada Streptococcus pyogenes. Los síntomas incluyen dolor, enrojecimiento y sarpullido y, a menudo, fiebre, escalofríos y malestar general. La erisipela también puede causar hinchazón y bloqueo de los vasos superficiales del sistema linfático. Aunque es potencialmente grave, la erisipela por lo general se puede tratar con antibióticos.

A veces se hace referencia a la erisipela como fuego de San Antonio debido a la apariencia ardiente de la erupción. La erisipela se identificó ya en el siglo XI, donde ella y un grupo de otras enfermedades recibieron el nombre colectivo de San Antonio, el santo patrón de las causas perdidas.

Síntomas de la erisipela

La erisipela se caracteriza por áreas bien delimitadas de piel de color rojo brillante que suelen ser ásperas, elevadas y coriáceas. Ocurre con mayor frecuencia en la cara, pero también puede afectar las manos, los brazos, las piernas o los pies. El calor, el dolor y la hinchazón también son comunes.

Una variedad de síntomas generalmente precede a la aparición de la erupción entre cuatro y 48 horas. Pueden incluir:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Anorexia
  • Náuseas
  • vómitos

La aparición de la erupción es generalmente rápida y de rápida propagación. La infección puede extenderse más allá de las capas superficiales y provocar la formación de pequeñas ampollas (vesículas) llenas de líquido y manchas de sangre puntiformes (petequias). Los ganglios linfáticos más cercanos a la infección también pueden inflamarse, al igual que la piel que recubre los ganglios linfáticos.

linfedema es una característica común de la erisipela en la que la obstrucción del sistema linfático hace que el líquido sobrecargue los tejidos, lo que provoca hinchazón (edema) de una extremidad, cuello o cara.

Complicaciones

La erisipela puede causar pequeñas grietas en la barrera de la piel, lo que permite que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo. En algunos casos, esto puede conducir a una infección bacteriana sistémica conocida como bacteriemia. Si esto sucede, la infección puede diseminarse (propagarse) y comenzar a afectar las articulaciones, los huesos, el corazón y el cerebro.

En casos raros, la diseminación de bacterias por todo el cuerpo puede provocar endocarditis (una infección del corazón), artritis séptica, gangrena o post-estreptococo. glomerulonefritis (una afección renal que afecta principalmente a los niños).

Si la bacteriemia persiste, puede desencadenar una respuesta inflamatoria de todo el cuerpo potencialmente mortal conocida como sepsis (particularmente en personas con un sistema inmunitario debilitado). La sepsis se caracteriza por fiebre, dificultad para respirar, frecuencia cardíaca rápida y confusión mental. En raras ocasiones, puede provocar un shock séptico.

Causas

La erisipela es causada por la bacteria Streptococcus pyogenes, que también puede causar faringitis (dolor de garganta) y faringitis estreptocócica. La cara y las manos son las más comúnmente afectadas porque una persona con faringitis estreptocócica puede toser y lanzar el virus a la piel.

La erisipela generalmente ocurre cuando la bacteria ingresa a través de un corte, una abrasión u otra herida en la piel y rápidamente se multiplica y se propaga a través de pequeños vasos linfáticos justo debajo de la superficie de la piel. En un intento por neutralizar las bacterias, el sistema inmunitario lanzará un ataque inflamatorio que hará que los vasos sanguíneos locales se dilaten y los tejidos se hinchen.

En algunos casos, la bacteria puede penetrar la piel intacta si hay linfedema preexistente (como después de una mastectomía radical en la que se extirpan los ganglios linfáticos). Sin un sistema linfático para aislar los microorganismos causantes de enfermedades, la piel es más vulnerable a las infecciones locales.

Si bien el linfedema puede aumentar el riesgo de erisipela, la erisipela también puede causa linfedema, aumentando el riesgo de reinfección y recurrencia.

Factores de riesgo

La erisipela afecta con mayor frecuencia a personas mayores y bebés que tienen sistemas inmunitarios más débiles y menos capaces de combatir las infecciones locales. Dicho esto, cualquiera puede verse afectado, especialmente aquellos con ciertos factores de riesgo:

  • Piel rota, incluidos cortes, abrasiones, picaduras de insectos, úlceras, mordeduras de animales, pinchazos y quemaduras
  • Inmunodeficiencia
  • Eczema
  • Soriasis
  • Pie de atleta
  • Insuficiencia venosa
  • Diabetes
  • Tener sobrepeso
  • linfedema
  • faringitis estreptocócica
  • Historia previa de erisipela

Diagnóstico

Como es tan distintivo, la erisipela generalmente se puede diagnosticar solo por la aparición de la erupción. Las biopsias de piel y los cultivos generalmente no ayudan con el diagnóstico. Ciertos análisis de sangre, como el recuento de glóbulos blancos (WBC) o la proteína C reactiva (PCR), pueden ser útiles para detectar la activación inmunitaria y la inflamación, pero no pueden diagnosticar la erisipela.

Para hacer un diagnóstico definitivo de erisipela, un proveedor de atención médica a menudo necesita excluir otras causas posibles, como:

  • Celulitis
  • Alergias en la piel, incluidas las picaduras de insectos.
  • angioedema
  • Dermatitis de contacto
  • Herpes zóster (culebrilla)
  • Alergia a un medicamento
  • Síndrome de Stevens-Johnson
  • Necrosis epidérmica tóxica

Erisipela vs Celulitis

La celulitis es similar a la erisipela en que puede ser causada por Streptococcus pyogenes (así como otras bacterias estreptocócicas y estafilocócicas). Sin embargo, existen diferencias clave entre las dos infecciones de la piel.

La erisipela afecta las capas superiores de la piel, mientras que la celulitis afecta los tejidos más profundos. Debido a esto, es más probable que la erisipela forme vesículas y libere líquido seroso transparente, mientras que la celulitis es más probable que forme abscesos y libere pus.

La celulitis suele desarrollarse más lentamente que la erisipela. Con la celulitis, la piel afectada no está tan roja y rara vez tiene bordes bien definidos. Debido a que la erisipela se desarrolla tan rápidamente, sobrecargando la piel con inflamación, se produce el enrojecimiento intenso y la erupción delimitada.

Tratamiento

El tratamiento estándar para la erisipela son los antibióticos. La penicilina es generalmente la opción de tratamiento de primera línea para las infecciones estreptocócicas. Se pueden usar otros antibióticos si hay alergia a la penicilina.

  • Antibióticos de la clase de las cefalosporinas
  • Clindamicina (nombres comerciales Cleocin, Clindacin, Dalacin)
  • Dicloxacilina (nombres de marca Dycill, Dynapen)
  • Eritromicina (nombres comerciales Erythrocin, E-Mycin, Ery-Tab)
  • Azitromicina (nombres de marca Zithromax, AzaSite, Z-Pak)

La mayoría de los casos se pueden tratar con antibióticos orales en lugar de intravenosos (IV). Cualquier dolor, hinchazón o malestar se puede tratar con reposo, una compresa fría y la elevación de la extremidad afectada. Se pueden usar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como Advil (ibuprofeno) o Aleve (naproxeno) para aliviar el dolor y la fiebre.

Si la cara está afectada, se debe minimizar la masticación para evitar el dolor, en cuyo caso se puede recomendar una dieta blanda durante la fase de curación.

El tratamiento a menudo se controla marcando los bordes de la erupción con un rotulador. Hacerlo puede hacer que sea más fácil ver si el sarpullido está retrocediendo y si los antibióticos están funcionando.

En casos de sepsis (o cuando las infecciones no mejoran con antibióticos orales), se pueden prescribir antibióticos intravenosos durante la hospitalización.

Incluso después del tratamiento adecuado, la erisipela puede reaparecer en el 18 % al 30 % de los casos, especialmente en aquellos con un sistema inmunitario comprometido.

Las personas con infecciones recurrentes pueden necesitar una dosis profiláctica (preventiva) de un antibiótico, tomada diariamente, para prevenir una recurrencia.

Una palabra de MEDSALUD

La erisipela es una infección de la piel bastante común que se trata fácilmente en la mayoría de los casos y rara vez produce complicaciones. Aún así, si tiene síntomas de erisipela, debe llamar a su proveedor de atención médica de inmediato. El tratamiento rápido previene el empeoramiento de su condición y ayuda a aliviar las molestias.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.