La enteritis por radiación es una afección que puede ocurrir en los intestinos después de recibir tratamiento con radioterapia, un tratamiento común contra el cáncer. Los síntomas de la enteritis por radiación pueden incluir diarrea, náuseas, vómitos y dolor abdominal tipo cólico.

En muchos casos, la enteritis por radiación desaparecerá después de que termine el tratamiento de radiación. Sin embargo, en algunos casos, puede continuar por más tiempo y causar complicaciones.

Síntomas de enteritis por radiación

La palabra enteritis proviene de «enteron», que significa intestino, y el sufijo «itis», que significa inflamación. Los tratamientos de radiación que podrían usarse para el cáncer pueden hacer que los intestinos se inflamen. Esta inflamación (enrojecimiento, hinchazón) que ocurre en los intestinos provoca síntomas digestivos.

Algunos de los signos y síntomas de la enteritis por radiación pueden incluir:

Proctitis por radiación

Otra condición que se llama proctitis por radiación también puede ocurrir durante el tratamiento con radiación. Esta es una inflamación que ocurre en el recto, la parte del intestino grueso donde se retienen las heces antes de que salgan del cuerpo a través de una evacuación intestinal. Esto puede causar incontinencia fecal (manchas), dolor en el recto y sangrado del recto.

Causas

La enteritis por radiación es causada por el tratamiento de radiación utilizado para el cáncer. Algunas razones por las que una persona puede tener un mayor riesgo de tener inflamación en el sistema digestivo después del tratamiento con radiación son:

  • dosis de radiación: La dosis de radiación utilizada puede afectar el riesgo de enteritis por radiación. Las dosis más altas conllevarán más riesgo que las dosis más bajas. La dosis prescrita debe ser suficiente para tratar el cáncer, pero no tanto como para aumentar el riesgo de inflamación.
  • área tratada: Cuanto mayor sea el área que recibe la radiación, mayor será el riesgo de enteritis por radiación. Un estudio de pacientes con cáncer de cuello uterino mostró que limitar el área del abdomen tratada con radiación ayudó a reducir el riesgo de síntomas en los intestinos.
  • uso de quimioterapia: La quimioterapia (medicamento para eliminar las células cancerosas) es otro tratamiento que se puede usar para el cáncer. Cuando la quimioterapia y el tratamiento con radiación se usan al mismo tiempo, es probable que aumente el riesgo de enteritis por radiación.
  • Cirugía: Recibir tratamiento de radiación después de la cirugía también podría aumentar la inflamación en el sistema digestivo.
  • Otros factores: Las condiciones que pueden aumentar el riesgo incluyen enfermedad inflamatoria intestinal, lupus, diabetes, hipertensión (presión arterial alta crónica) o esclerodermia. Fumar cigarrillos también puede significar que el riesgo de inflamación es mayor.

Diagnóstico

Puede llevar tiempo obtener un diagnóstico porque la enteritis por radiación no se comprende bien. Los síntomas no son específicos y podrían ser causados ​​por otras condiciones. Las pruebas pueden ser necesarias para llegar a un diagnóstico. También se pueden necesitar pruebas adicionales para descartar la progresión del cáncer.

Algunas de las pruebas que se pueden hacer para ver si hay inflamación en el intestino incluyen:

  • Cápsula endoscópica: también llamada cámara de píldoras, se traga una microcámara encapsulada en una cápsula para tomar imágenes del tracto digestivo.
  • Tomografía computarizada (TC) con contraste oral: usted ingiere un compuesto que mejorará la imagen. Se toman una serie de radiografías para proporcionar imágenes detalladas.
  • Colonoscopia: se pasa un tubo flexible con una cámara y herramientas a través del ano para ver el colon.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM) con contraste oral: después de tragar un compuesto que mejorará las imágenes, se utilizan potentes imanes para tomar imágenes detalladas.

Tratamiento

La mayoría de los tratamientos se usan para disminuir los síntomas de la enteritis por radiación.

La diarrea se puede tratar con medicamentos, que incluyen:

Para aquellos que tienen problemas para absorber los nutrientes de los alimentos o para obtener suficientes calorías, se puede usar la terapia nutricional. Esto puede incluir algunos suplementos nutricionales y nutrición parenteral, recibiendo nutrición a través de una línea intravenosa (IV).

Nutrición parenteral

Cuando un paciente no obtiene suficientes vitaminas y minerales a través de los alimentos, la nutrición se puede administrar a través de una vía intravenosa. La mezcla del fluido nutricional se puede adaptar a las necesidades del paciente y puede incluir los nutrientes que le faltan.

Un profesional de la salud puede insertar una línea IV especial para administrar la nutrición. Algunos pacientes pueden usarlo en casa para nutrirse a sí mismos, o con la ayuda de un cuidador o una enfermera a domicilio.

En casos severos, podría haber una complicación de una obstrucción intestinal. Esto ocurre cuando los intestinos están bloqueados y los alimentos no se mueven ni se digieren. Esto podría tratarse con esteroides, líquidos y/o nutrición por vía intravenosa. La inserción de una sonda nasogástrica (NG) se puede realizar para disminuir la presión en el intestino.

En algunos casos de obstrucción, se necesita cirugía de resección. Esto implica extirpar parte del intestino y los extremos sanos del tejido.

La cirugía de resección para extirpar una sección del intestino inflamado también se puede utilizar para la enteritis por radiación crónica y cuando el tratamiento médico no es útil. Los síntomas de la enteritis por radiación a veces pueden aparecer años después del tratamiento o, lamentablemente, continuar durante años. En algunos casos, la cirugía puede ayudar a mejorar la calidad de vida.

El oxígeno hiperbárico es otro posible tratamiento. En este procedimiento, se acuesta en una cámara en la que hay un aumento de la presión. Se han mezclado estudios sobre su uso, pero puede ser útil para personas específicas. Sin embargo, las cámaras hiperbáricas no son comunes y pueden ser costosas, por lo que acceder a este tratamiento puede ser difícil para muchos.

Pronóstico

La mayoría de las personas con enteritis por radiación se recuperan después de completar la radioterapia. La enteritis por radiación aún no se comprende bien, pero los tratamientos están mejorando. El pronóstico para los pacientes también está mejorando. Los pacientes querrán ser diagnosticados y tratados poco después de que comiencen los síntomas, lo que puede conducir a un buen resultado.

Albardilla

En el pasado, se pensaba que no había mucha ayuda para los síntomas de la enteritis por radiación. Sin embargo, los síntomas pueden tener un impacto negativo y sustancial en la calidad de vida. Es posible que los pacientes deban insistir en pedir un especialista y recibir tratamiento.

Puede ser útil obtener una remisión a un gastroenterólogo con experiencia en el tratamiento de la enteritis por radiación. Un gastroenterólogo trata enfermedades y condiciones del sistema digestivo.

Resumen

La enteritis por radiación es una inflamación de los intestinos. Es causado por un tratamiento de radiación, que podría usarse para tratar el cáncer. Los intestinos inflamados pueden provocar diarrea, dolor, pérdida de peso o ciertas complicaciones. El tratamiento generalmente se realiza con medicamentos para disminuir los síntomas y, con poca frecuencia, con cirugía.

Una palabra de MEDSALUD

Ser diagnosticado con cáncer es bastante difícil, pero los tratamientos a veces pueden provocar complicaciones. El tratamiento de radiación podría causar síntomas como diarrea y dolor que pueden ser angustiantes y dificultar salir de la casa y trabajar o ir a la escuela.

Puede parecer que estos síntomas no son significativos en comparación con el objetivo más amplio de poner el cáncer en remisión. Tener una buena calidad de vida es esencial, y hay formas de reducir el efecto que la radiación tiene en el cuerpo y tratar cualquier inflamación que cause.

Es posible que los pacientes y los cuidadores deban abogar enérgicamente por un diagnóstico y tratamiento. Hacer preguntas, exigir respuestas con firmeza y no darse por vencido es útil para ser escuchado y establecer un plan de tratamiento.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.