La distocia del trabajo de parto se refiere al trabajo de parto anormalmente lento. Los médicos no están de acuerdo con las características de la distocia y, como tales, las definiciones varían. Otros términos utilizados para la distocia del trabajo de parto incluyen trabajo de parto difícil, trabajo de parto disfuncional, falta de progreso, trabajo de parto prolongado, desproporción cefalopélvica (DPC) y trabajo de parto obstruido.

Obtenga más información sobre los factores de riesgo, la prevención y el tratamiento de la distocia.

¿Qué sucede en la distocia laboral?

Existe una variación considerable en los criterios de diagnóstico para la distocia del trabajo de parto. Dado esto, la distocia laboral es un término general que puede incluir una serie de circunstancias durante el parto.

En términos generales, el término se refiere a las circunstancias que resultan en un trabajo de parto difícil, prolongado u obstruido.

Todos estos se incluyen en el término distocia:

  • El descenso anormalmente lento del feto durante la segunda etapa del trabajo de parto
  • Dilatación anormalmente lenta del cuello uterino durante el trabajo de parto activo
  • Alojamiento de los hombros del feto una vez que ha salido la cabeza (distocia de hombros)

La distocia del trabajo de parto puede ocurrir tanto en la fase latente como en la activa de la primera etapa del trabajo de parto y durante la segunda etapa del trabajo de parto.

¿Qué tan común es la distocia laboral?

Es difícil determinar la incidencia exacta de la distocia laboral debido a las definiciones muy variables. Se cree que la distocia es responsable de la mayoría de los partos por cesárea. La distocia representa entre el 25% y el 55% de los partos por cesárea primaria.

Factores de riesgo

Hay una serie de factores de riesgo para la distocia laboral.

Número de embarazos

La distocia del parto es más común en aquellas que nunca antes han tenido un bebé. La falta de progreso en la primera etapa del trabajo de parto que resulta en un parto por cesárea o una segunda etapa prolongada del trabajo de parto afecta principalmente a aquellas que no han tenido un bebé antes.

Las que han tenido un bebé antes, pero que no lo han hecho por vía vaginal anteriormente, tienen un mayor riesgo de distocia en comparación con otras que han tenido un bebé antes y lo han hecho por vía vaginal.

IMC materno

Se ha descubierto que aquellas con un índice de masa corporal (IMC) alto tienen una primera etapa del trabajo de parto más prolongada, particularmente en los primeros embarazos.

Los estudios han demostrado que para aquellas que han estado previamente embarazadas, la fase activa del trabajo de parto se retrasó entre aquellas que eran obesas.

En general, la progresión del trabajo de parto es más lenta en las primeras etapas del trabajo de parto entre las que tienen sobrepeso.

Índice de masa corporal

El IMC es una medida anticuada y defectuosa. No tiene en cuenta factores como la composición corporal, el origen étnico, el sexo, la raza y la edad.
Aunque es una medida sesgada, el IMC todavía se usa ampliamente en la comunidad médica porque es una forma económica y rápida de analizar el estado de salud y los resultados potenciales de una persona.

Edad materna

La mayor edad materna se ha asociado con distocia laboral.

Los estudios han encontrado que las personas mayores que no habían estado embarazadas antes (o que no habían tenido un bebé) tenían una mayor incidencia de distocia tanto en la primera como en la segunda etapa del trabajo de parto en comparación con las personas más jóvenes.

Otros factores

Hay una serie de otros factores que pueden aumentar el riesgo de distocia laboral. Estar en fase latente y tener una posición elevada de la cabeza fetal (posición del feto en relación con la pelvis) durante el ingreso para el parto son algunos factores que podrían aumentar el riesgo de distocia.

La fase latente prolongada del trabajo de parto aumenta la posibilidad de distocia del trabajo de parto, al igual que una duración cada vez mayor del embarazo.

Prevención y Tratamiento

Las opciones de prevención para tratar de evitar la distocia laboral incluyen:

  • Evitar el ingreso durante las etapas latentes del trabajo de parto
  • Uso de agentes de maduración cervical para la inducción
  • Una posición erguida o para caminar en la primera etapa del trabajo de parto
  • Uso continuo de apoyo para el trabajo de parto, como una doula.

La oxitocina es una opción de tratamiento para la distocia laboral.

Complicaciones

Las posibles complicaciones de un trabajo de parto prolongado incluyen:

  • Sufrimiento fetal
  • Riesgo de infección materna y neonatal
  • Hemorragia post parto
  • Ruptura uterina
  • Mayor riesgo de traumatismo genital y del suelo pélvico durante el parto
  • Mayor riesgo de prolapso de órganos pélvicos en el futuro
  • Mayor riesgo de incontinencia futura

Resumen

La distocia del trabajo de parto es un término que se usa para describir el trabajo de parto anormalmente lento. Esto puede deberse a una variedad de razones y puede ocurrir en la primera o segunda etapa del trabajo de parto.

Hay una serie de factores de riesgo para la distocia laboral, incluido el primer embarazo, la edad materna avanzada y el IMC alto.

La distocia del parto puede dar lugar a complicaciones tanto para la embarazada como para el feto. Si tiene alguna inquietud sobre su embarazo o parto, debe hablar sobre esto con un proveedor de atención médica.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.