La depresión es un trastorno de salud mental. Es más que simplemente sentirse triste o deprimido. Tener depresión puede alterar sus emociones, comportamiento, pensamientos y relaciones.

Existen múltiples tipos de trastornos depresivos. El más conocido es el trastorno depresivo mayor (TDM). Existen subtipos de TDM, así como depresión, debido a comorbilidades, acontecimientos de la vida, hormonas y más.

En este artículo, obtenga más información sobre la depresión y sus subtipos.

Comprender qué es (y qué no es) la depresión

La depresión es un trastorno de salud mental común y grave que afecta al 18,5% de los adultos en los Estados Unidos durante su vida.

Sentirse triste y perder el interés en actividades que antes disfrutaba son síntomas de depresión. Sin embargo, la depresión también puede afectar su comportamiento y funcionamiento, provocando cambios en su apetito, patrones de sueño e interacciones sociales.

Los síntomas pueden durar o aparecer y desaparecer

La depresión es una condición episódica, lo que significa que sus síntomas pueden aparecer y desaparecer. Un episodio depresivo dura una media de seis a siete meses, aunque la experiencia de cada persona es diferente. Los episodios pueden durar tan solo dos semanas o durar más de un año.

Algunas personas experimentan episodios depresivos repetidos a lo largo de su vida, mientras que otras sólo experimentan uno. En algunos casos, la depresión puede ser continua o crónica sin este patrón episódico.

La tristeza y la depresión son diferentes

La depresión no es lo mismo que sentirse triste. Los síntomas de la depresión van más allá de las emociones; pueden afectar varias áreas de su vida, como sus relaciones, trabajo y sueño. A diferencia de la tristeza pasajera, la depresión debe durar un mínimo de dos semanas para ser diagnosticada.

La depresión también puede cambiar estructuralmente el cerebro en áreas del hipocampo, el lóbulo frontal, el lóbulo temporal, el tálamo, el cuerpo estriado y la amígdala.

Clasificación DSM-5

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM-5) es el manual que utilizan los profesionales para diagnosticar trastornos de salud mental. Los «trastornos depresivos» son una categoría dentro del DSM-5.

Para que le diagnostiquen un trastorno depresivo mayor (TDM) u otro trastorno depresivo, debe tener cinco o más de los siguientes síntomas durante al menos dos semanas:

  • Cambio en el apetito o pérdida de peso.
  • Estado de ánimo deprimido
  • Dificultad para concentrarse y tomar decisiones.
  • Fatiga
  • Sentimientos de inutilidad y culpa.
  • Pérdida de interés o placer.
  • Dormir demasiado o muy poco
  • Movimientos y/o pensamientos lentos.
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.

Al menos uno de los cinco síntomas requeridos debe ser un estado de ánimo deprimido o pérdida de interés.

Las causas no son sencillas

No existe una única causa de depresión. Más bien, es causada por una interacción de factores sociales, biológicos y psicológicos y acontecimientos vitales adversos (como el duelo, el trauma y el desempleo).

Su salud física también puede contribuir a la depresión. Las condiciones de salud, como el cáncer, el dolor crónico y el trastorno por uso de sustancias, pueden influir en la depresión.

Los factores de riesgo para desarrollar depresión incluyen:

  • Historia del trastorno alimentario
  • Falta de apoyo social
  • Nivel socioeconómico bajo
  • Antecedentes personales o familiares de depresión.
  • Enfermedad grave o crónica.
  • Evento estresante de la vida
  • deficiencia de vitamina D

Tipos de depresión

Como se discutió, el DSM-5 Tiene una categoría llamada «trastornos depresivos», que incluye múltiples afecciones que comparten las características principales de la depresión. También puede tener depresión como parte de otra condición de salud mental o evento de la vida. A continuación se presentan algunos tipos de depresión que debe conocer.

Trastorno depresivo mayor

El trastorno depresivo mayor (TDM), también llamado depresión clínica, es la afección de salud mental más común en los Estados Unidos; aproximadamente el 5,7 % de los adultos ha tenido al menos un episodio depresivo mayor en el último año. Debe tener síntomas (incluidos estado de ánimo deprimido y pérdida de interés) durante al menos dos semanas para que le diagnostiquen TDM.

Trastorno depresivo persistente

Trastorno depresivo persistente (anteriormente llamado distimia o depresión crónica) es otro tipo de trastorno depresivo, diferente del TDM.

En comparación con el TDM, esta es una forma de depresión a más largo plazo. Los adultos deben tener síntomas durante al menos dos años y los niños durante al menos un año. Los criterios de diagnóstico para el trastorno depresivo persistente requieren dos o más de los siguientes síntomas junto con el estado de ánimo deprimido:

  • Cambio de apetito
  • Dificultad para concentrarse y tomar decisiones.
  • Fatiga
  • Desesperación
  • Baja autoestima
  • Dormir demasiado o muy poco

Trastorno disfórico premenstrual

El trastorno disfórico premenstrual (TDPM) es otro tipo de trastorno depresivo incluido en la lista DSM-5. Esta es una forma grave de síndrome premenstrual (SPM) y es un trastorno del estado de ánimo con síntomas que ocurren durante las fases lútea y menstrual del ciclo menstrual de una persona.

Los síntomas mentales del TDPM incluyen cambios de humor, irritabilidad, estado de ánimo deprimido, desesperanza, ansiedad, sentimientos de abrumador y pérdida de control.

Trastorno depresivo inducido por sustancias o medicamentos

A veces, la depresión puede ocurrir como efecto secundario de ciertas sustancias o medicamentos. Esto podría suceder mientras se toma el medicamento, en estado de ebriedad o como resultado de la abstinencia.

El alcohol es la sustancia más comúnmente asociada con los trastornos depresivos, seguida de la cocaína y los opioides. Los medicamentos recetados también pueden causar depresión. Discuta los posibles efectos secundarios con su proveedor de atención médica.

La depresión como efecto secundario de la medicación

Ejemplos de medicamentos con depresión como efecto secundario incluyen:

En condiciones de salud mental

Antes de que un proveedor de atención médica le diagnostique TDM, debe descartar la depresión resultante de otras afecciones de salud mental.

Algunas condiciones de salud mental que comparten síntomas de depresión incluyen:

Del dolor crónico

La depresión y el dolor crónico están interconectados y tener uno puede exacerbar el otro. Un estudio reciente encontró que 1 de cada 20 adultos en los Estados Unidos tiene dolor crónico concurrente con ansiedad o depresión.

Depresión perinatal

La depresión perinatal ocurre durante el embarazo o el primer año después del parto (depresión posparto). Este se considera un subtipo de trastorno depresivo. De acuerdo con la DSM-5debe comenzar dentro del período periparto para ser considerada depresión perinatal.

Factores como los cambios hormonales, la falta de sueño, la pérdida de identidad y rutina, el estrés y los cambios corporales contribuyen a la depresión perinatal.

Trastorno afectivo estacional

El trastorno afectivo estacional (TAE) ocurre cuando los síntomas de depresión ocurren en un patrón estacional, generalmente empeorando durante los oscuros meses de invierno, aunque el TAE también puede ocurrir durante los meses de verano.

El SAD se considera un subtipo de trastorno depresivo y, en el diagnóstico, se le asigna el especificador «con inicio estacional».

Resistente al tratamiento

Finalmente, la depresión resistente al tratamiento generalmente se considera una depresión que no responde a dos o más tratamientos con medicamentos.

Los científicos lo consideran un posible subtipo de TDM. Sin embargo, todavía no es una condición diagnosticable incluida en el DSM-5. La investigación sobre la depresión resistente al tratamiento está en curso.

¿Cómo es vivir con depresión?

Vivir con depresión puede ser un gran desafío. Es posible que se sienta como si viviera en una niebla, incapaz de sentirse feliz o motivarse para hacer las cosas que solía amar.

La depresión puede alterar sus patrones de sueño y alimentación. Es posible que sienta que levantarse de la cama por la mañana, preparar la comida, vestirse o ducharse es inútil.

La depresión también cambia nuestra forma de pensar sobre nosotros mismos, nuestras relaciones y el mundo. Muchas personas se sienten desesperanzadas, culpables, inútiles, inútiles y autocríticas cuando tienen depresión.

Vivir con depresión afecta sus pensamientos y su funcionamiento diario. Si bien es una afección de salud mental común, es grave y debe tratarse como tal.

Opciones de tratamiento de la depresión disponibles

La depresión puede ser grave y peligrosa. La buena noticia es que es tratable.

Algunos tratamientos para la depresión incluyen:

  • Psicoterapia: Esto incluye psicoterapia para ayudarle a cambiar sus patrones de pensamiento y comportamiento. La terapia cognitivo-conductual, la activación conductual, la psicoterapia interpersonal y la terapia de resolución de problemas son enfoques eficaces para tratar la depresión.
  • Medicación antidepresiva: Un proveedor de atención médica puede recetarle medicamentos para la depresión moderada o grave. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son el tipo más común de antidepresivo.
  • Trámites: Algunos procedimientos pueden ayudar con la depresión grave o resistente al tratamiento, como la terapia electroconvulsiva (ECT) y la estimulación magnética transcraneal (TMS).
  • Cambios en el estilo de vida: Ciertos cambios en el estilo de vida, como el ejercicio, llevar un diario y la meditación, ayudan a reducir los síntomas de la depresión.

Apoyo social y autocuidado con la depresión

Es difícil cuando estás deprimido, pero es fundamental apoyarse en el apoyo social y continuar con el autocuidado. Puede ser útil esforzarse por hacer las cosas que solía amar, mantener conexiones sociales y seguir una rutina de cuidado personal, ya sea solo o con el apoyo de un terapeuta.

Cómo encontrar ayuda para la depresión

Si se siente deprimido, busque ayuda. Comience por consultar a un proveedor de atención médica que pueda realizar un examen de detección de depresión y diagnosticarlo. Juntos, elaborarán un plan de tratamiento, que puede incluir terapia y/o medicación.

Tratamiento de la depresión sin seguro

La depresión puede ser vida o muerte. Desafortunadamente, puede ser un desafío adicional recibir la ayuda que necesita si tiene un seguro insuficiente o no tiene ningún seguro. Si esto le suena familiar, sepa que hay recursos disponibles.

La Asociación Estadounidense de Ansiedad y Depresión ha recomendaciones de tratamiento de bajo costo. Esto incluye centros de tratamiento financiados con fondos federales, localizadores de tratamientos y programas de asistencia con medicamentos recetados.

Algunos terapeutas ofrecen servicios de escala móvil, donde las tarifas se basan en los niveles de ingresos o seguro. La teleterapia a través de determinadas aplicaciones también puede ser más asequible que los modelos de terapia tradicionales.

Resumen

La depresión es una condición de salud mental potencialmente debilitante que es mucho más que simplemente sentirse triste. Los síntomas de la depresión duran al menos dos semanas y pueden afectar el estado de ánimo, el sueño, la socialización, el trabajo y el cuidado personal. Existen varios tipos de trastorno depresivo además del trastorno depresivo mayor (TDM). Hable con un proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico y tratamiento.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.