contractura de dupuytren (DC), también llamada enfermedad de Dupuytren, es una condición que causa un engrosamiento anormal de la fascia (la capa de tejido debajo de la piel) en la palma en la base de los dedos. El área engrosada se desarrollará como un bulto duro o como una banda gruesa de piel.

Con el tiempo, el engrosamiento de la piel puede hacer que uno o más dedos se contraigan, tiren hacia un lado o se doblen hacia la palma. Los dos dedos que DC afecta con más frecuencia son el anular y el meñique. A menudo afecta a ambas manos. Aunque es raro, también puede afectar los pies.

Este artículo explica la contractura de Dupuytren, incluidos los síntomas, las causas, el tratamiento y más.

Síntomas de la contractura de Dupuytren

La prevalencia mundial de la contractura de Dupuytren es de alrededor del 4 %, según un estudio de 2019 Clínicas en Dermatología informe. La DC a veces se considera una enfermedad sistémica porque progresa con el tiempo.

Algunas personas con Dupuytren pueden experimentar una afección leve con solo cambios en los tejidos blandos que no limitan la función. Otros experimentarán síntomas severos y contractura real.

Los signos y síntomas de DC aparecerán en etapas.

La primera de esas etapas es la fase de nódulo. A menudo aparecen nódulos sobre la metacarpofalángica (MP) y interfalángica proximal (PIP) juntas.

¿Qué son las articulaciones metacarpofalángicas (MP) e interfalángicas proximales (PIP)?

La articulación MP es la articulación grande que conecta el dedo con la mano. La articulación PIP es la articulación media del dedo.

Aparecerán nódulos en las palmas de las manos. Los bultos pueden sentirse sensibles y doloridos al principio, pero el dolor desaparecerá.

Algunas personas también pueden experimentar hoyuelos y hoyuelos en la piel cerca de los nódulos. La piel aparecerá como si hubiera sido tirada hacia la palma.

La fase 2 es la etapa del cordón, en la que los nódulos comienzan a contraerse. Los nódulos hacen que se desarrollen bandas rugosas de tejido. Las bandas de tejido serán tan inflexibles que obligarán al dedo a doblarse o curvarse hacia la muñeca.

La siguiente etapa es la fase de contractura real, en la que empeoran el enroscamiento y la flexión, lo que dificulta enderezar los dedos. Es posible que tenga dificultades para recoger objetos, recuperar artículos pequeños, usar guantes o incluso meterse las manos en los bolsillos.

Dupuytren del pie

Algunas personas con DC también pueden desarrollar Dupuytren del pie, a veces llamada enfermedad de Ledderhose. Provoca nódulos en las plantas de los pies. Afectará ambos pies y progresará lentamente.

El síndrome de Dupuytren del pie se ha relacionado con la diabetes, el trastorno por consumo de alcohol, la enfermedad hepática, la epilepsia y los traumatismos repetidos del pie. Puede causar dolor e hinchazón de los pies y los dedos de los pies, dificultad para caminar y enroscamiento de los dedos de los pies.

La DC del pie hace que cambie la forma en que camina y ejerce presión sobre otras partes de los pies y los tobillos. Los cambios forzados para caminar y su forma de andar pueden provocar lesiones en los pies o los tobillos u otros problemas en los pies y los tobillos.

Causas

Se desconocen las causas de la DC, pero la afección tiende a ser hereditaria y es más común en personas a las que se les asignó el sexo masculino al nacer.

Los factores de riesgo para DC incluyen:

  • Edad: El riesgo de DC aumenta con la edad. Tiende a afectar a personas de mediana edad, especialmente después de los 50 años.
  • Sexo: Los hombres tienen un mayor riesgo de DC, y los hombres tienden a experimentar la afección antes de los 50 años. Las mujeres pueden desarrollar la afección más tarde en la vida, pero tendrán una enfermedad menos grave. Al citar investigaciones, MEDSALUD usa los términos de sexo y género de la fuente.
  • Historia familiar: Se cree que la DC se transmite de padres a hijos y es su condición hereditaria más común. Hay casos en los que la DC ocurre sin antecedentes familiares, pero estos casos son raros y menos graves.
  • Diabetes: La diabetes es un factor de riesgo de DC y, según un estudio, las personas con diabetes tienen un riesgo 3,06 veces mayor de DC.
  • fumar y alcohol: Tanto el tabaquismo como el consumo de alcohol se consideran factores de riesgo porque pueden afectar el riego sanguíneo.
  • lesiones en la mano: Una lesión en la mano puede aumentar el riesgo de DC, pero el trauma no es la causa de la afección. Uno 2020 Medicina El informe encontró que una quinta parte de las personas con DC habían experimentado previamente un trauma en la mano o la muñeca. Ese informe también encontró que la DC relacionada con una lesión previa en la mano o la muñeca era menos progresiva y afectaba a las personas a edades más tempranas.

Diagnóstico

La DC suele tardar muchos años en desarrollarse y algunas personas experimentan una afección leve que nunca conduce a la contractura. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son cruciales para evitar una deformidad en la mano o el pie.

Un diagnóstico o DC comienza con una revisión de sus antecedentes médicos y familiares. El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre los síntomas y otras afecciones de salud que tenga. Examinarán sus muñecas, manos y dedos. Si ha informado síntomas en los pies, también le revisarán los dedos de los pies y las plantas de los pies.

Durante el examen físico de sus manos y pies, el proveedor de atención médica busca nódulos y áreas de piel engrosada. Le pedirán que coloque las manos planas sobre una mesa para ver si tiene algún problema o molestia para hacerlo.

El proveedor de atención médica también querrá ver qué tan bien agarra, pellizca y siente con las manos, así como el rango de movimiento de las manos.

Para DC de los pies, el proveedor de atención médica querrá ver cómo camina y si experimenta dolor o si tiene que ajustar su forma de caminar debido a nódulos o dolor.

El proveedor de atención médica también podría tomar fotografías de sus manos y pies para poder registrar los cambios a lo largo del tiempo.

Por lo general, no usarán rayos X u otras imágenes para diagnosticar DC porque no es una condición de artritis. El proveedor de atención médica puede tomar radiografías solo si sospecha o quiere descartar un problema óseo o articular.

Las ecografías pueden ofrecer respuestas sobre la gravedad y el engrosamiento de la piel, pero no son necesarias para diagnosticar la afección.

Tratamiento

No existe una cura para la DC, pero el tratamiento puede ayudar a resolver los síntomas. Para algunos, el tratamiento no es necesario, pero necesitarán un seguimiento para ver si la condición empeora.

Si la afección causa dolor o afecta su capacidad para realizar las actividades diarias, su proveedor de atención médica le recomendará un tratamiento no quirúrgico. Es posible que recomienden una cirugía más adelante si la condición empeora o si hay una deformidad en la mano.

Las inyecciones de corticosteroides pueden funcionar para retrasar la progresión de la DC. Estas inyecciones contienen potentes medicamentos antiinflamatorios que se pueden inyectar en un nódulo para reducir el dolor.

Las inyecciones de colagenasa son terapias más nuevas y menos invasivas para tratar la DC. La investigación muestra que estas inyecciones ofrecen buenos resultados a corto y mediano plazo. Una inyección generalmente implica adormecer la mano e inyectar la enzima en el área del nódulo. La enzima descompondrá y disolverá las bandas de la piel, lo que permitirá que los dedos se estiren.

Aguja aponeurotomía es otra opción para tratar la DC. Es un procedimiento mediante el cual un cirujano adormece la mano y usa una aguja para dividir el tejido problemático sin hacer incisiones.

Se ha fomentado la radioterapia como tratamiento en las primeras etapas de la enfermedad de Dupuytren, aunque no se usa con frecuencia en los Estados Unidos. Aun así, la terapia está disponible, por lo que si otras terapias no reducen la progresión, su proveedor de atención médica podría tener más información.

La ferulización no es una opción para reducir la progresión de la DC. Según la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (AAOS), el estiramiento forzado del dedo contraído podría provocar lesiones en el dedo o la mano. Sin embargo, se pueden usar férulas después de la cirugía para proteger el sitio quirúrgico.

Procedimientos quirúrgicos

Si la DC afecta la función de su mano, su proveedor de atención médica podría recomendarle una cirugía. El objetivo de la cirugía es reducir la contractura y mejorar la función.

El tipo de cirugía para el tratamiento de la DC dependerá de la extensión de la contractura. Dos procedimientos quirúrgicos estándar para DC son fasciotomía y subtotal fasciectomía palmar.

fasciotomía: Con este procedimiento, un cirujano hace una incisión en la palma de la mano. Luego dividirán los cordones engrosados ​​de tejido. El procedimiento utiliza anestesia local, dejando la herida abierta para que cicatrice durante la recuperación y luego entablillada.

Fascectomía palmar subtotal: Con este procedimiento, el cirujano moverá tanto tejido anormal como sea posible para enderezar los dedos. La herida puede quedar abierta para cicatrice o, dependiendo de la parte de la mano tratada, se podría hacer un injerto de piel, sellándola.

Una férula facilitará la recuperación. Debido a que este procedimiento es más extenso que una fasciotomía, la recuperación puede ser dolorosa y requerir más tiempo de curación y fisioterapia.

Pronóstico

DC es una condición progresiva e incurable, pero el tratamiento de la condición puede tener éxito. También se desconoce si la condición progresará. Si es así, la cirugía puede restaurar la función y el movimiento de la mano.

La recurrencia de la contractura es posible incluso después de la cirugía. Afortunadamente, la mayoría de las recurrencias son menos graves que los casos iniciales y no requerirán una intervención quirúrgica extensa.

Un estudio informado en 2017 en Más uno definió la recurrencia como «más de 20 grados de recurrencia de la contractura en cualquier articulación tratada un año después del tratamiento». También sugieren informar las recurrencias por separado para cada articulación afectada y evaluar tratamientos alternativos.

Resumen

La contractura de Dupuytren es una afección en la que se produce un crecimiento de tejido fibroso en la palma de la mano, lo que hace que la capa de tejido debajo de la piel se espese. A medida que la piel de la palma se engrosa, los dedos comienzan a contraerse o curvarse hacia la parte media de la mano.

La condición hace que se desarrollen nódulos y cordones, lo que eventualmente conduce a la flexión o curvatura de los dedos. Los investigadores no saben qué causa la DC, pero sospechan posibles factores de riesgo, que incluyen la genética y los antecedentes familiares, la edad avanzada, la asignación de sexo masculino al nacer, la diabetes, el consumo de alcohol y el tabaquismo.

El tratamiento para la DC por lo general comienza con tratamientos no quirúrgicos, como inyecciones, para evitar que la afección progrese. Se recomienda la cirugía cuando la DC afecta la función y la movilidad de la mano.

Aunque la cirugía puede restaurar la función de la mano, es posible experimentar una recurrencia incluso después de la cirugía. Afortunadamente, las recurrencias son menos graves que los casos iniciales.

Preguntas frecuentes

  • ¿La contractura de Dupuytren es una condición de artritis?

    La contractura de Dupuytren provoca tensión y flexión de los dedos debido a cambios en los tejidos blandos de las manos o los pies. No afecta los huesos y no se considera una condición de artritis.

  • ¿Qué cosas pueden aumentar mi riesgo de tener contractura de Dupuytren?

    Su riesgo de contractura de Dupuytren es mayor si la afección es hereditaria. Otros factores de riesgo se asignan al sexo masculino al nacer y en la mediana edad, especialmente después de los 50 años. Tener diabetes, fumar o beber demasiado alcohol también podría aumentar su riesgo.

  • ¿La cirugía me cura la contractura de Dupuytren?

    La cirugía puede restaurar la función de los dedos y la mano y eliminar el tejido engrosado. Sin embargo, la condición puede reaparecer en una forma más leve. Hable con su proveedor de atención médica si experimenta nuevos síntomas de la afección después de su recuperación de la cirugía.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.