Colitis ulcerosa (CU) es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal (EII) que afecta principalmente al intestino grueso (colon). También puede causar signos y síntomas en otros sistemas del cuerpo, que se denominan manifestaciones extraintestinales. Actualmente no existe una cura para esta enfermedad, aunque los medicamentos y los ajustes en el estilo de vida pueden hacerla más manejable.

Tipos de colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa afecta el intestino grueso de varias maneras. La inflamación que provoca la enfermedad comienza en el recto. Luego puede extenderse a otras partes del colon. Los tipos de colitis ulcerosa generalmente se dividen en cuatro grupos: proctitis, proctosigmoiditiscolitis del lado izquierdo y pancolitis (también llamada colitis extensa).

  • proctitis: La inflamación que provoca la enfermedad afecta a la última parte del intestino grueso, el recto.
  • proctosigmoiditis: Esto afecta la última sección del colon (colon sigmoide) y el recto.
  • Colitis del lado izquierdo: Esto afecta el recto, el colon sigmoide y el colon transverso. Todas estas secciones están después de lo que se llama el ángulo esplénico, donde el colon transverso se encuentra con el colon descendente.
  • pancolitis: La inflamación sube desde el recto a través del intestino grueso hasta más allá del ángulo esplénico y hacia el colon transverso y el colon ascendente.

Un estudio mostró que de las personas con colitis ulcerosa, el 18 % tenía proctitis, el 22 % proctosigmoiditis, el 28 % colitis del lado izquierdo y el 32 % pancolitis.

La enfermedad de Crohn es otra forma común de EII. La mayor diferencia entre la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa es que la enfermedad de Crohn puede afectar el sistema digestivo más allá del intestino grueso. Esto incluye, entre otros, el intestino delgado, el estómago, el esófago y la boca.

Algunas de las otras diferencias incluyen:

  • El sangrado del recto es más común en la colitis ulcerosa que en la enfermedad de Crohn.
  • La enfermedad de Crohn afecta todas las capas de las paredes de los intestinos, mientras que la colitis ulcerosa afecta solo la capa interna.
  • La inflamación es continua en la colitis ulcerosa y parcheada en la enfermedad de Crohn.
  • El dolor en la colitis ulcerosa es más común en la parte inferior izquierda del abdomen y más común en la parte inferior derecha del abdomen en la enfermedad de Crohn.

¿Qué causa la colitis ulcerosa?

Aún no se comprende bien qué causa la colitis ulcerosa. Hay varias teorías sobre lo que podría iniciar el proceso inflamatorio. Uno de los más comunes es que probablemente haya varias cosas (incluidas la genética y los desencadenantes ambientales) que trabajan juntas para conducir al desarrollo de la enfermedad.

Genética: Hay algo de heredabilidad en la colitis ulcerosa, pero no pasa directamente de padres a hijos. La genética puede desempeñar un papel en el 20-25 % de los casos de EII, lo que significa que la mayoría de las personas no tienen antecedentes familiares de la enfermedad. Se han identificado cientos de genes asociados con una o más formas de EII.

Factores ambientales: Otros factores además de la genética están involucrados en la EII. Estos aún no se entienden completamente. Sin embargo, a medida que se descubre más sobre la EII, la lista continúa mejorando en términos de definición y apoyo.

Algunos de los factores de riesgo ambientales que los estudios muestran que pueden desempeñar un papel en el desarrollo de la EII incluyen:

microbioma: El microbioma es la comunidad de microbios que viven naturalmente en el tracto intestinal, incluyendo bacterias, virus y hongos. Los estudios muestran que las personas con EII tienen cambios en su microbioma en comparación con las personas sin EII. Sin embargo, aún no se ha determinado si eso sucede antes de que se desarrolle la EII o debido a la EII.

Cambios en el sistema inmunológico: La EII es una afección inmunomediada, lo que significa que interrumpe el sistema inmunológico. El sistema inmunológico puede responder de manera inapropiada, lo que podría conducir a una serie de eventos que resultan en inflamación.

¿Qué provoca que la UC se inflame?

La colitis ulcerosa pasa por períodos en los que es menos activa y más activa. No siempre está claro por qué la enfermedad vuelve a activarse y por qué cede.

Muchas personas con colitis ulcerosa aprenderán qué desencadena su enfermedad con el tiempo. Se han realizado algunos estudios para comprender qué podría causar un brote, pero no es una ciencia establecida. Éstas incluyen:

  • antibióticos: El tratamiento con antibióticos puede causar un desequilibrio en el microbioma del tracto digestivo. Los antibióticos pueden desencadenar un brote de colitis ulcerosa en algunas personas.
  • Dieta: La dieta no causa colitis ulcerosa u otras formas de EII, pero algunas personas encuentran que afecta sus síntomas. La mayoría de las personas aprenden con el tiempo qué alimentos pueden tener más dificultades para comer durante un brote o pueden tolerar mejor durante la remisión.
  • Olas de calor: Algunos datos de registros de pacientes muestran que las olas de calor pueden estar asociadas con brotes de enfermedades.
  • Viajes internacionales: Viajar en avión internacionalmente puede estar asociado con brotes. El efecto podría aumentar en personas con niveles más altos de calprotectina fecal (una proteína en las heces que se encuentra en niveles más altos en personas con EII) y otras condiciones de salud.
  • Niveles bajos de vitamina D: Las personas con colitis ulcerosa corren el riesgo de tener niveles bajos de vitamina D. La vitamina D baja se ha asociado con un mayor riesgo de brotes y el desarrollo de cáncer colorrectal.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE): Algunos estudios muestran una conexión entre los AINE que conducen a brotes de colitis ulcerosa, pero otros muestran que no existe.
  • Suspender los medicamentos: Probablemente el factor más consistente en causar un brote es dejar de tomar los medicamentos o no tomarlos según lo prescrito.
  • Estrés: Los eventos estresantes no causan colitis ulcerosa. Sin embargo, algunas personas encuentran que el estrés puede provocar brotes de enfermedades.

Síntomas de la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa afecta principalmente al intestino grueso. Sin embargo, también puede haber síntomas fuera del tracto digestivo, llamados síntomas extraintestinales.

Algunos de los signos y síntomas que experimentan las personas con colitis ulcerosa incluyen:

  • Calambre abdominal
  • Dolor abdominal
  • Anemia (un nivel bajo de glóbulos rojos sanos)
  • Heces con sangre
  • Diarrea crónica
  • Fiebre
  • Mucosidad en las heces
  • Tenesmo (una sensación de presión en el ano)
  • Necesidad urgente de usar el baño.
  • Pérdida de peso

Cómo diagnosticar la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa generalmente se sospecha debido a síntomas como diarrea, heces con sangre y dolor o calambres abdominales. Sin embargo, es importante hacer un diagnóstico claro, que se puede lograr con varias pruebas.

Una colonoscopia suele ser la prueba cuyos resultados proporcionan la información final para el diagnóstico. Otras pruebas, incluidas las de sangre y heces, generalmente controlarán los efectos de la enfermedad en el cuerpo.

Algunas de las pruebas que pueden contribuir a un diagnóstico de colitis ulcerosa incluyen:

  • Enema de bario: Tinte de contraste en combinación con una radiografía explora la parte inferior del sistema digestivo. Esta prueba puede ayudar a descartar otras condiciones o para ver si hay alguna inflamación en el área.
  • Recuento completo de células sanguíneas (CBC): Debido a que la colitis ulcerosa causa sangrado e inflamación, este análisis de sangre puede controlar los niveles bajos de glóbulos rojos y los niveles altos de glóbulos blancos.
  • colonoscopia: Esta prueba inserta un tubo flexible en el ano para observar el interior del colon y ver si hay inflamación. Las biopsias (muestras de tejido analizadas microscópicamente) también pueden ayudar a hacer el diagnóstico.
  • Panel de electrolitos: La diarrea puede agotar los electrolitos (compuestos y minerales cargados esenciales) y este análisis de sangre puede monitorearlos.
  • calprotectina fecal: Esta prueba de heces mide los niveles de una proteína que se encuentra en niveles más altos en las heces de las personas que tienen EII.
  • Pruebas de función hepática: La colitis ulcerosa y otras formas de EII pueden estar asociadas con enfermedades hepáticas. Un análisis de sangre puede controlar las enzimas hepáticas.
  • sigmoidoscopia: Similar a una colonoscopia, una sigmoidoscopia utiliza un tubo flexible para ver el interior del colon a través del ano. En esta prueba, solo se puede ver la última parte del colon, lo que puede ser suficiente para ver la inflamación en el área causada por la colitis ulcerosa.
  • Pruebas de heces: Una prueba de heces puede descartar infecciones que podrían causar síntomas similares.
  • Rayos X: Una radiografía tiene un papel limitado en la colitis ulcerosa, especialmente ahora en una era de mejores pruebas. Una radiografía simple de abdomen podría ayudar en el diagnóstico bajo algunos circunstancias.

Tratamiento para la colitis ulcerosa

El tratamiento de la colitis ulcerosa depende de la gravedad de la enfermedad. Los medicamentos, los cambios en la dieta y el estilo de vida y la cirugía pueden influir. Aunque existen pautas sobre cómo tratar la colitis ulcerosa, generalmente son específicas para cada persona.

Medicamento

Varios tipos diferentes de medicamentos tratan la colitis ulcerosa. Incluyen medicamentos orales, inyecciones e infusiones intravenosas. En algunos casos, especialmente durante un brote, se pueden aplicar dos o más medicamentos al mismo tiempo.

Éstas incluyen:

  • Medicamentos con ácido 5-aminosalicílico: Asacol y otros (mesalamina), Azulfidine (sulfasalazina), Colazal (balsalazida disódica), Dipentum (olsalazina)
  • Corticosteroides (prednisona)
  • Inmunomoduladores: Imuran (azatioprina), metotrexato, tacrolimus, Sandimmune o Neoral (ciclosporina A)
  • Productos biológicos: Entyvio (vedolizumab), Humira (adalimumab), Remicade (infliximab), Simponi (golimumab), Stelara (ustekinumab) y Tysabri (natalizumab)
  • Inhibidor de la cinasa de Janus (JAK): Xeljanz (tofacitinib)

Cirugía

En algunos casos, la colitis ulcerosa se vuelve inmanejable, potencialmente mortal o causa una baja calidad de vida. Estos casos pueden requerir cirugía. Hay razones médicas para la cirugía, pero también las hay emocionales. Algunas personas eligen la cirugía como forma de tratamiento. Existen algunas opciones quirúrgicas para tratar la colitis ulcerosa.

Colectomía con ileostomía: A colectomía es la extirpación total del colon. Después de esta cirugía, las heces deben salir del cuerpo por otro medio que no sea el ano. Una forma es a través de una ileostomía.

Una ileostomía es cuando una parte del intestino delgado sale a través del abdomen para crear un estoma. Se coloca una bolsa sobre el estoma para recoger las heces y se vacía varias veces al día.

Después de una colectomía con la colocación de una ileostomía, algunas personas se someten a otra cirugía llamada proctectomía. En esta cirugía, se extirpan el recto y el ano. Esta cirugía podría aplicarse a personas que continúan teniendo síntomas incluso después de una colectomía.

Colectomía con reservorio ileoanal anastomosis (IPAA): Esta cirugía se conoce más comúnmente como bolsa en J. La última parte del intestino delgado se convierte en un reservorio para las heces. Está conectado al ano o al muñón rectal, y las heces pasan por la parte inferior.

Por lo general, el depósito tiene la forma de una J, pero puede tomar la forma de una S o una W (aunque estas son menos comunes).

Ostomía continente: Se han desarrollado varios tipos de cirugías de ostomía continente para la colitis ulcerosa. La más común es la bolsa de Kock. Esta cirugía consiste en la creación de una válvula de pezón en el abdomen y las heces se eliminan mediante el uso de un catéter. No es necesaria una bolsa externa. Esta cirugía es menos común desde el desarrollo de la bolsa en J en la década de 1980.

Cómo la dieta afecta la colitis ulcerosa

La dieta es un tema importante y desafiante para las personas que viven con colitis ulcerosa. La dieta importa, pero los detalles son individuales. No hay pautas publicadas sobre la dieta, y el estudio está en curso.

Los proveedores de atención médica (como los dietistas) que se especializan en dieta y EII pueden ayudar a las personas a desarrollar un plan de nutrición personalizado. A veces se recomienda una dieta mediterránea como punto de partida para hacer cambios en la dieta.

En algunos casos, otras dietas establecidas desarrolladas para la EII o condiciones gastrointestinales pueden ayudar a navegar el proceso de prueba y error.

Algunas de las dietas que se están estudiando o que las personas con colitis ulcerosa han probado incluyen:

Colitis ulcerosa en niños

La colitis ulcerosa se diagnostica con mayor frecuencia entre los 15 y los 35 años, pero también se puede diagnosticar en niños más pequeños. Aunque los síntomas pueden ser similares a los de los adultos, los niños a veces también experimentan síntomas en el sistema digestivo superior, como reflujo gastroesofágico o dispepsia.

La colitis ulcerosa puede tratarse de manera diferente en niños que en adultos. Una atención especial puede garantizar que los niños reciban una nutrición adecuada y crezcan bien. Las consideraciones psicológicas también son importantes para asegurarse de que los niños puedan asistir a la escuela y socializar con amigos y compañeros.

Los tratamientos pueden ser similares a los que son para adultos y dependerán de la etapa y gravedad de la enfermedad. Otras consideraciones incluirán tener en cuenta el estilo de vida y las preferencias del paciente y de los padres (como preferir medicamentos de acción prolongada versus medicamentos diarios o preferir medicamentos orales a inyectables).

Además, la colitis ulcerosa de larga duración, en particular la pancolitis, se asocia con un riesgo de cáncer colorrectal. Para los niños, la duración de la enfermedad a lo largo de su vida será más larga, por lo que el control del cáncer a medida que envejecen será parte del control de la enfermedad. El cáncer de colon es raro en niños con colitis ulcerosa.

Complicaciones de la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa puede traer algunas complicaciones, tanto en el sistema digestivo como fuera de él. No todos tienen complicaciones, pero comprender cuáles son puede ayudar a detectarlas si ocurren. Hasta el 17% de las personas con colitis ulcerosa pueden tener una manifestación extraintestinal.

Anemia: Las causas de la colitis ulcerosa sangrante pueden conducir a una pérdida de sangre significativa. Además, no absorber suficientes nutrientes o no comer suficientes nutrientes adecuados puede provocar anemia. En el momento del diagnóstico, aproximadamente el 20% de las personas tienen anemia. Para aquellos con enfermedad de larga duración, la tasa está más cerca del 10%.

Cáncer de colon: La colitis ulcerosa se asocia con un mayor riesgo de cáncer de colon. Es de especial preocupación para aquellos que han tenido la enfermedad durante aproximadamente ocho años, tienen una inflamación descontrolada y tienen la enfermedad en todo el colon (pancolitis).

El riesgo puede ser hasta cinco veces mayor que en personas sin colitis ulcerosa. Se puede recomendar una colonoscopia anual o bienal para controlar el cáncer de colon.

Colangitis esclerosante primaria (CEP): La colangitis esclerosante primaria es una enfermedad hepática más común en personas con colitis ulcerosa. Se puede encontrar en el 0,6% de las personas que lo tienen.

Tromboembolismo venoso: Los tromboembolismos son coágulos de sangre en los vasos sanguíneos. Son más comunes en personas con colitis ulcerosa. Tener una enfermedad grave puede aumentar el riesgo de coágulos sanguíneos. El riesgo acumulado es de alrededor del 1%, lo que todavía es relativamente raro. Sin embargo, es una complicación grave.

Consejos para el manejo de la colitis ulcerosa

Actualmente, la colitis ulcerosa no tiene cura, pero los medicamentos y los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlarla. La enfermedad puede pasar por períodos de actividad y remisión. Ser proactivo con respecto a los tratamientos puede ayudar a controlar los altibajos de la enfermedad.

Los brotes pueden no ser evitables en algunos casos. Pero la investigación muestra que omitir dosis de medicamentos o suspenderlos es lo que más a menudo se asocia con un brote.

Obtener cierto control sobre la enfermedad puede parecer imposible. Pero hay cosas que las personas con colitis ulcerosa pueden hacer para mejorar su salud en general:

  • Sea consciente de su dieta e intente llevar un diario de alimentos.
  • Desarrolle un plan de tratamiento con un proveedor de atención médica.
  • Beba suficiente agua u otros líquidos todos los días.
  • Mantenga bajos los niveles de estrés.
  • Prioriza el descanso y el sueño.
  • Consulte a un proveedor de atención médica con regularidad tanto para atención de rutina como especializada.
  • Busque terapia de un terapeuta que trabaje con personas que viven con enfermedades crónicas
  • Manténgase activo y haga ejercicio de bajo impacto regularmente.
  • Use la meditación, el diario u otras técnicas para controlar la salud mental.

Trabaje en estrecha colaboración con su proveedor de atención médica para desarrollar un plan de tratamiento. Esto incluye tomar decisiones juntos, así que concéntrese en dar a conocer sus objetivos de tratamiento. Las preferencias y el estilo de vida son importantes, y ahora hay suficientes terapias disponibles para que pueda elaborar un plan de tratamiento que se adapte a sus necesidades.

El pronóstico para las personas con colitis ulcerosa es bueno, especialmente a medida que se comprende más acerca de la enfermedad y se siguen desarrollando nuevos tratamientos.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.