Ya sea que esté caminando, subiendo escaleras o haciendo las tareas del hogar, su tobillo juega un papel clave para permitirle continuar con su día. Esto se debe a que esta importante región, que se compone de dos articulaciones en la parte posterior del pie (la talocrural conjunta y la subastragalina articulación), está sujeta a grandes cantidades de fuerza cada vez que está de pie.

Con el tiempo, ciertas condiciones pueden hacer que el suave cartílago articular que recubre el final de los huesos en tu talocrural articulación (la tibia, fíbulay astrágalo) para comenzar a adelgazar o desgastarse. Esta degeneración articular puede causar mucho dolor y puede limitar significativamente su función diaria.

Afortunadamente, a menudo se puede realizar una cirugía de reemplazo total de tobillo (también conocida como artroplastia total de tobillo) para aliviar estos síntomas del tobillo. Este procedimiento consiste en reemplazar la porción dañada de los huesos del astrágalo y la tibia con partes hechas de metal, plástico y otros compuestos de grado médico como polietileno y polímero termoplástico.

Si bien no es apropiada para todos, esta cirugía suele ser muy eficaz para aliviar el dolor y mejorar la función del tobillo. Este artículo explicará el propósito de este procedimiento y qué esperar.

Un reemplazo total de tobillo generalmente está indicado para la artritis en etapa terminal y el dolor severo en el tobillo. Este es especialmente el caso cuando hay una disminución significativa del funcionamiento cuando se desgasta el revestimiento articular liso de los huesos del astrágalo y la tibia.

Este desgaste puede ser causado por varios problemas únicos, que incluyen:

Técnica Quirúrgica

Para realizar una artroplastia total de tobillo, un cirujano ortopédico (especialista en el sistema musculoesquelético) y/o un podólogo (especialista en las condiciones de los pies) generalmente toma varios pasos, que incluyen:

  1. Se hace una incisión en la parte delantera del tobillo y la parte inferior de la pierna.
  2. Los músculos y el tejido blando (cualquier otro tejido que no sea el hueso) de la región se mueven para permitir el acceso a los huesos del tobillo.
  3. La porción inferior (inferior) de la tibia y la porción superior (superior) del astrágalo se extraen y se revisten con piezas protésicas de metal.
  4. Se asegura un espaciador de plástico entre los huesos para permitir que se muevan suavemente uno sobre el otro.
  5. La incisión en su piel se cierra con puntos o grapas.

Contraindicaciones

Si bien un reemplazo total de tobillo generalmente es efectivo para tratar la artritis debilitante en la articulación talocrural, no siempre es una opción.

Desafortunadamente, en ciertas situaciones, este procedimiento está contraindicado (no recomendado) debido a una menor probabilidad de éxito. Esto es cierto para las personas con:

  • Inmadurez esquelética (como niños que aún están creciendo)
  • Infección activa
  • Grandes deformidades anatómicas u óseas en el tobillo
  • Desalineación de la rodilla
  • Enfermedades neuromusculares (como esclerosis múltiple y distrofia muscular)
  • Pie de Charcot (una condición rara en la que el hueso se debilita y se reforma, causando deformidad)
  • Obesidad
  • Neuropatía significativa (daño a los nervios)
  • Mala calidad de la piel y los tejidos blandos
  • Densidad ósea deficiente o pérdida del flujo sanguíneo a los huesos del tobillo (necrosis avascular)

Cómo preparar

Una vez que usted y su cirujano decidan proceder con una artroplastia total de tobillo, hay varios pasos importantes que puede seguir para ayudarlo a prepararse para su procedimiento. Éstas incluyen:

  • Organice su hogar para que esté lo más libre de desorden posible. Si su hogar lo permite, planee utilizar un dormitorio y un baño en el primer nivel para evitar las escaleras.
  • Hable con su cirujano sobre cualquier medicamento que esté tomando en caso de que sea necesario suspender alguno antes de su procedimiento.
  • Coordine el transporte hacia y desde su cirugía con un familiar o amigo.
  • Planifique la entrega de comestibles y otras necesidades en las primeras semanas después de su reemplazo de tobillo hasta que tenga autorización para conducir.
  • Trate de dejar de fumar o usar otras formas de tabaco para maximizar la capacidad de curación de su cuerpo.
  • Obtenga un andador o un juego de muletas para ayudarlo a moverse después de la cirugía, antes de que se le permita colocar peso sobre su pie.

Qué esperar el día de la cirugía

Es normal sentir cierta ansiedad e incertidumbre el día de su cirugía. Saber qué esperar puede ayudarlo a mantener la calma antes de su procedimiento.

El día de su reemplazo total de tobillo, planee ducharse y vestirse con ropa cómoda y holgada antes de ir al centro quirúrgico. Evite el uso de lociones sobre el tobillo que se está operando.

También es probable que le indiquen que se abstenga de comer y beber al menos ocho horas antes de la cirugía. Si su médico le indicó que continuara con algún medicamento, tómelo según las indicaciones.

Antes de llegar, su equipo médico le dará instrucciones específicas para registrarse. Asegúrese de traer una bolsa con su ropa y artículos de tocador para su estadía en el hospital.

Una vez que su cirujano esté listo, su equipo médico lo llevará al área de operaciones. Aquí limpiarán y prepararán su tobillo para la cirugía y le administrarán anestesia.

Recuperación

El proceso de recuperación después de un reemplazo total de tobillo puede ser bastante extenso. La cirugía es a menudo un procedimiento del mismo día. Esto significa que lo enviarán a casa después de que se despierte de la anestesia. Algunos pacientes pueden ser admitidos en el hospital durante varios días para observación.

Durante los primeros días de recuperación, recibirá analgésicos. También se le recomendará que eleve el tobillo por encima del nivel del corazón tanto como sea posible. También se le indicará que se ponga hielo detrás de la rodilla durante 30 minutos y 30 minutos de descanso regularmente para ayudar a controlar la inflamación y la hinchazón posoperatorias.

Por lo general, su cirujano no le permitirá cargar peso sobre la pierna afectada durante dos a seis semanas para garantizar una curación adecuada.

Debido a que permanecer sin cargar peso puede ser algo desafiante, un fisioterapeuta lo visitará en el hospital o en su hogar para enseñarle a caminar, subir escaleras y hacer la transición de la cama a la posición de pie. Una vez que su dolor esté bien controlado y pueda moverse con seguridad, se le dará de alta para su hogar.

Cuidado a largo plazo

Aproximadamente dos semanas después de su procedimiento, su cirujano generalmente ordenará fisioterapia (PT) para pacientes ambulatorios. Después de un reemplazo total de tobillo, PT tiene varios objetivos específicos que incluyen:

  • Control del dolor y la inflamación
  • Restauración del rango de movimiento.
  • Reintroducir gradualmente el soporte de peso y trabajar en su marcha (tan pronto como dos semanas después de la cirugía y hasta seis semanas después)
  • Mejorando tu equilibrio
  • Desarrollar fuerza en los músculos del pie, el tobillo y la parte inferior de la pierna.

Debido a que un reemplazo total de tobillo es un procedimiento relativamente complicado, no es inusual que la fisioterapia ambulatoria dure de cuatro a cinco meses o más.

Del mismo modo, si su ocupación requiere trabajo físico o caminar mucho, es posible que no pueda volver a trabajar durante cuatro a seis meses.

Riesgos potenciales

Las cirugías de artroplastia total de tobillo suelen ser muy exitosas. Sin embargo, como todos los procedimientos, no están exentos de riesgos.

Los posibles efectos secundarios incluyen infección, coágulos de sangre, daño sostenido a un nervio vecino en el tobillo o desarrollo de osteoartritis en una articulación cercana.

Además, las piezas protésicas que se unen a los huesos del astrágalo y la tibia ocasionalmente se desgastan o se aflojan.

Las estimaciones sugieren que esta complicación ocurre entre el 10% y el 30% de las personas que se someten a este procedimiento después de unos 10 años. Si ocurriera esta falla del hardware, es posible que se deba realizar una artroplastia de revisión o una cirugía de fusión del tobillo.

Resumen

Condiciones como la osteoartritis pueden causar el deterioro del cartílago y los huesos que forman la articulación del tobillo. Con el tiempo, esto puede causar dolor y afectar la movilidad. La cirugía de reemplazo de tobillo es un procedimiento que se realiza para reemplazar las partes dañadas con piezas de plástico y metal. Este es un procedimiento serio, y puede tomar de cuatro a seis meses de rehabilitación para recuperarse. La mayoría de las cirugías son exitosas y pueden reducir significativamente el dolor y mejorar la movilidad de los pacientes.

Una palabra de MEDSALUD

Si sufre el dolor y la discapacidad asociados con un tobillo artrítico, un reemplazo total de tobillo puede ayudarlo a recuperar su independencia. Si bien la cirugía no está exenta de riesgos y, por lo general, implica una extensa rehabilitación posterior, puede proporcionar un alivio bienvenido de los síntomas que está experimentando.

Asegúrese de hablar con su médico acerca de si este tipo de procedimiento es apropiado en su circunstancia específica. Luego de un examen completo, su médico puede describir todos los detalles de la cirugía y comenzar el camino hacia la recuperación.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.