La ansiedad social, también conocida como trastorno de ansiedad social (SAD) o fobia social, es una afección de salud mental caracterizada por un miedo intenso e incapacitante a las situaciones sociales. Estos sentimientos se experimentan a nivel emocional, físico y cognitivo, causando un malestar severo que puede llevar a la evitación social. Las personas con TAE tienen miedo de ser juzgadas negativamente por los demás, lo que puede generar sentimientos de vergüenza, timidez e incluso depresión.

Si bien es normal experimentar ansiedades sociales en situaciones nuevas o desconocidas, cuando estos temores persisten, causan una angustia significativa y limitan su vida, es posible que esté experimentando SAD. Por lo general, se presenta durante la juventud en personas que son muy tímidas. El SAD puede afectar el trabajo, la escuela y otras actividades cotidianas, e incluso puede hacer que sea difícil hacer y mantener amigos. Las consecuencias pueden ser el aislamiento y la soledad, así como la ruptura de las relaciones, incluidas aquellas con familiares, compañeros de trabajo y amigos.

La ansiedad social es el segundo trastorno de ansiedad más comúnmente diagnosticado y afecta aproximadamente a 15 millones de adultos estadounidenses. Alrededor del 7% de la población general en los EE. UU. experimentará algún tipo de trastorno de ansiedad social en un período de 12 meses, y algunas estimaciones muestran que la tasa de prevalencia de por vida para desarrollar SAD es del 13% al 14%.

Tipos de ansiedad social

Hay dos tipos de ansiedad social: específica y general. Un ejemplo de ansiedad social específica o solo de rendimiento sería el miedo a hablar frente a grupos, mientras que las personas con ansiedad social generalizada están ansiosas, nerviosas e incómodas en una variedad de situaciones sociales.

Experimentar síntomas de ansiedad social no significa necesariamente que alguien tenga un trastorno de ansiedad. Sin embargo, si estos síntomas provocan angustia emocional persistente o interrumpen las rutinas diarias, eso podría ser un signo de trastorno de ansiedad social.

Físico

Los síntomas físicos pueden surgir cuando una persona con TAE se enfrenta a situaciones sociales como dar un discurso, practicar un deporte o actuar en un recital. Esto sucede porque su respuesta de estrés de lucha o huida se ha activado en sobrecargado por la amenaza percibida de la situación social.

Las personas con SAD pueden experimentar lo siguiente cuando tienen que actuar frente a otras personas o estar cerca de ellas:

  • Rubor
  • Transpiración
  • Temblor
  • Náuseas
  • Una frecuencia cardíaca rápida
  • Postura corporal rígida, hacer poco contacto visual o hablar con una voz demasiado suave

Psicológico

Los síntomas psicológicos del SAD pueden ser en gran medida invisibles para los demás, pero son graves y tienen la capacidad de arruinar la vida de alguien. Estos síntomas incluyen:

  • Evitar situaciones sociales.
  • Ansiedad extrema e irracional
  • Miedo severo al juicio y al rechazo.
  • Sentimientos intensos de timidez.
  • Querer hablar con otros, pero experimentando dificultad y miedo.

Complicaciones

Sin tratamiento, estos síntomas pueden convertirse en problemas importantes. Las dificultades para comunicarse y conectarse con otros pueden significar oportunidades perdidas.

Los ejemplos de complicaciones que surgen de SAD pueden incluir:

  • El miedo a las entrevistas puede dificultar el crecimiento profesional
  • La ansiedad por conocer gente nueva puede conducir al aislamiento
  • La evitación de situaciones sociales puede resultar en que alguien se confine en casa todo el tiempo.
  • El alcohol y otras sustancias pueden usarse para automedicarse, creando más problemas de salud mental y de relación.
  • La depresión y la autolesión o el suicidio pueden resultar

Diagnóstico

Su proveedor de atención médica le hará preguntas sobre sus síntomas y le describirá su experiencia. El siguiente paso común es que su médico ordene pruebas de laboratorio para descartar condiciones subyacentes que podrían estar causando sus síntomas como tumores, desequilibrios hormonales y enfermedades infecciosas como la enfermedad de Lyme.

Una vez que determinen que sus síntomas no son causados ​​por una enfermedad física, su proveedor de atención médica lo derivará a un psiquiatra u otro profesional de la salud mental que utilizará los criterios establecidos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, 5ª Edición (DSM-5) para evaluar si tiene un trastorno de ansiedad social. Los factores de diagnóstico incluyen:

  • Miedo o ansiedad marcados por una o más situaciones sociales en las que el individuo está expuesto a un posible escrutinio.
  • El individuo teme actuar de una manera o mostrar síntomas de ansiedad que serán evaluados negativamente
  • Las situaciones sociales casi siempre provocan miedo o ansiedad.
  • El miedo o la ansiedad no guardan proporción con la amenaza real que plantea la situación social y el contexto sociocultural.
  • Las situaciones sociales se evitan o se soportan con miedo o ansiedad intensos.
  • El miedo, la ansiedad o la evitación causan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
  • El miedo, la ansiedad o la evitación son persistentes y suelen durar seis meses o más.
  • El miedo, la ansiedad o la evitación no se pueden atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga de abuso) u otra afección médica.
  • El miedo, la ansiedad o la evitación no se explican mejor por los síntomas de otro trastorno mental
  • Si hay otra afección médica (p. ej., enfermedad de Parkinson, obesidad, desfiguración por quemaduras o lesiones), el miedo, la ansiedad o la evitación claramente no están relacionados o son excesivos
  • Especificar si el miedo se limita a hablar o actuar en público

El TAE a veces se confunde con el trastorno de pánico. Las diferencias clave son que las personas con trastorno de pánico experimentan ataques de pánico inesperados, en lugar de síntomas de ansiedad específicamente relacionados con situaciones sociales.

Causas y factores de riesgo

No está claro qué causa exactamente el SAD, pero muchos factores influyen en la probabilidad de que una persona desarrolle ansiedad social:

  • Marcadores biológicos: Se ha demostrado un aumento del flujo sanguíneo a la amígdala (una parte del sistema límbico responsable del miedo) en imágenes cerebrales de personas con TAE. Otras partes del cerebro involucradas en la ansiedad incluyen el tronco encefálico (controla la frecuencia cardíaca y la respiración), la corteza prefrontal (ayuda a evaluar el riesgo y el peligro) y la corteza motora (controla los músculos).
  • Factores genéticos: Como ocurre con todos los trastornos de ansiedad, existe una predisposición genética significativa a desarrollar el trastorno de ansiedad social.
  • Ambiente: Los mecanismos de afrontamiento no saludables (como la evitación de conflictos) y las respuestas o comportamientos ansiosos se pueden aprender mediante la observación de figuras de autoridad y grupos de pares.
  • Apariencia física: Ciertas características físicas que se destacan como inusuales para la norma social circundante pueden ser la base de la ansiedad social.
  • Temperamento: Exhibir inhibiciones excesivas de nuevas actividades, personas, lugares o cosas puede ser un signo temprano de SAD. Esto generalmente se muestra a través de una timidez extrema o llanto al conocer gente nueva.
  • Nuevo trabajo o situaciones sociales: Cualquier cambio importante en la vida, ya sea positivo o negativo, puede ser un desencadenante subyacente del SAD.

subtipos

El Centro Nacional de Ansiedad Social reconoce varios subtipos de trastorno de ansiedad social:

  • Paruresis o síndrome de vejiga tímida se centra en lo que otros pensarían de ellos si no pudieran iniciar el flujo de orina.
  • ansiedad conversacional Implica experimentar pensamientos distorsionados y negativos sobre lo que piensan los extraños y conocidos cuando hablan con ellos.
  • Ansiedad por el rendimiento sexual masculino es un círculo vicioso que ocurre cuando sentirse ansioso por realizar actividades sexuales se convierte en un exceso de autocontrol y autoevaluación durante las relaciones sexuales que luego puede evitar la erección o el orgasmo.
  • Ansiedad de hablar en público, o glosofobia, es una de las fobias más comunes, afectando a cerca del 73% de la población.
  • Ansiedad LGBTQ puede ocurrir tanto por estigmas sociales internalizados sobre la comunidad como por ser intimidado o excluido.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento pueden incluir ayudar a una persona a desarrollar patrones de pensamiento y mecanismos de afrontamiento más saludables y otras mejoras psicosociales. También se pueden usar para ayudar a controlar y reducir los síntomas asociados del trastorno de ansiedad social.

Psicoterapia

Muchos estudios de investigación han demostrado que La terapia cognitiva conductual (TCC) específica para la ansiedad, un tipo de psicoterapia que enseña formas más saludables de pensar, comportarse y reaccionar ante situaciones, en realidad puede producir cambios positivos en las estructuras cerebrales involucradas en el procesamiento y la regulación de las emociones.

Medicamento

Los medicamentos pueden ser efectivos a corto plazo para controlar los síntomas de la ansiedad social. Pero si no se usan junto con un programa de TCC activo y estructurado, los medicamentos por sí solos no tendrán beneficios a largo plazo para las personas con SAD.

Los medicamentos que se pueden usar para controlar el SAD incluyen:

  • Medicamentos contra la ansiedad: Ellos funcionan rápidamente e incluyen benzodiazepinas como Valium (diazepam), Xanax (alprazolam), Klonopin (clonazepam) y Ativan (lorazepam)
  • Antidepresivos: A saber, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y los inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN). Estos medicamentos tardan varias semanas en comenzar a funcionar, pero los estudios han encontrado que entre el 50 % y el 80 % de los pacientes con la forma general de trastorno de ansiedad social responden después de tomar venlafaxina o un ISRS durante ocho a 12 semanas.
  • Bloqueadores beta: Se utilizan para ayudar a reducir los síntomas físicos de la ansiedad, más comúnmente las ansiedades sociales relacionadas con el rendimiento.

Menos del 5 % de las personas con SAD buscarán tratamiento dentro del año posterior al inicio del trastorno, y más de un tercio de las personas informa haber experimentado síntomas durante 10 años o más antes de recibir ayuda.

Albardilla

Hay formas adicionales de ayudar a mejorar la calidad de vida y reducir los síntomas de ansiedad cuando se vive con SAD:

  • Únase a un grupo de apoyo para encontrar apoyo y un lugar seguro para aprender y comenzar a comprender que sus pensamientos sobre el juicio y el rechazo no son ciertos o están distorsionados.
  • Desafía los patrones de pensamiento negativos que implican tratar de presagiar eventos y pensar en los peores escenarios. Por ejemplo, ¿realmente puedes saber lo que esa persona está pensando de ti?
  • Enfoque hacia afuera para ayudar a prevenir la hiperconcentración en sus sensaciones corporales y reacciones físicas o apariencia.
  • Tómese el tiempo para respirar profunda y completamente, dándole a su sistema nervioso la oportunidad de calmarse.
  • Evite la cafeínaincluidas las fuentes ocultas de cafeína en el chocolate y los refrescos, que pueden agravar la ansiedad.
  • Agregar ácidos grasos omega-3 a su dieta (piense en pescado graso y nueces) para apoyar su estado de ánimo y ansiedad en general.
  • Practica la paciencia contigo mismo y con los demás. No esperes la perfección en situaciones sociales y usa las habilidades que has aprendido para mantenerte o calmarte.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.