Para muchos, beber alcohol es una celebración o una actividad social. Muchas personas son capaces de beber pequeñas o moderadas cantidades de alcohol sin problemas. Sin embargo, muchos más luchan con el comportamiento relacionado con el alcohol.

El trastorno por consumo de alcohol (AUD, por sus siglas en inglés) es una afección relacionada con sustancias definida por el comportamiento de consumo de alcohol que consume a una persona y afecta su vida. Esta enfermedad cerebral puede hacer que alguien pierda el control sobre la bebida y afectarlo a nivel personal, interpersonal y profesional.

Siga leyendo para obtener más información sobre los síntomas, las causas, el diagnóstico y el tratamiento del trastorno por consumo de alcohol.

Tipos

El trastorno por consumo de alcohol puede ser leve, moderado o grave. El número de síntomas que experimenta una persona determina el tipo. El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales identifica los siguientes criterios:

  • Leve: dos o tres síntomas
  • Moderado: Cuatro a cinco síntomas
  • Severo: Seis o más síntomas

Prevalencia de AUD

El trastorno por consumo de alcohol es bastante común. Un estudio de 2021 encontró que más de 14 millones de adultos en los EE. UU. cumplen con los criterios para la afección. Las tasas son más altas en hombres que en mujeres. Si bien afecta a personas de todos los grupos de edad, las personas entre 18 y 29 años tienen la prevalencia más alta.

Síntomas

Para un diagnóstico de trastorno por consumo de alcohol, al menos dos de los siguientes síntomas deben estar presentes en un período de 12 meses:

  • Antojos o impulsos de beber
  • Consumir cantidades excesivas de alcohol
  • Necesitar más alcohol o beber durante períodos de tiempo más largos para lograr el mismo efecto deseado
  • Cantidades excesivas de tiempo dedicado a pensar en beber, planear beber o recuperarse de la bebida
  • Intentos fallidos de reducir, controlar o dejar de beber
  • Consecuencias en el trabajo, el hogar o la escuela por el consumo de alcohol
  • Problemas sociales e interpersonales.
  • Problemas financieros o legales
  • Beber en situaciones que pueden ser peligrosas
  • Retiro

Causas

Los factores que contribuyen al trastorno por consumo de alcohol incluyen:

La bebida compulsiva y el trastorno por consumo de alcohol pueden presentar otros riesgos. Existe un mayor riesgo de comportamiento suicida o de muerte por suicidio en personas con esta afección.

Línea de vida para la prevención del suicidio

Si tiene pensamientos suicidas, comuníquese con el Línea de vida nacional para la prevención del suicidio en 988 o la línea Crisis Text enviando ‘HOME’ a 741741 para el apoyo y la asistencia de un consejero capacitado. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

Diagnóstico

Hable con su proveedor de atención médica si tiene problemas con los antojos, la urgencia o si está controlando su consumo de alcohol. Una evaluación con un profesional de la salud puede conducir a un diagnóstico preciso. También puede ayudar a descubrir cualquier otra condición física o de salud mental que afecte su bienestar.

Un proveedor puede preguntarle con qué frecuencia y cuánto está bebiendo. Comprender el impacto en su mente, cuerpo y vida también es información valiosa.

Algunos proveedores usan herramientas de detección para ayudarlos a evaluar los hábitos de consumo de alcohol. La identificación de patrones problemáticos permite a los proveedores de atención médica brindar educación, discutir inquietudes y hacer recomendaciones de tratamiento.

Detección AUDIT-C

La herramienta de detección AUDIT-C para el trastorno por consumo de alcohol involucra tres factores principales, que incluyen:

  • Días de bebida a la semana
  • Bebidas por día de bebida
  • Frecuencia de consumo excesivo de alcohol

Tratamiento

Al evaluar la gravedad del consumo de alcohol de alguien, un proveedor de atención médica puede sugerir la desintoxicación como primer paso.

La abstinencia del alcohol puede ser intensa y potencialmente peligrosa, pero se puede hacer de manera segura en un entorno de pacientes hospitalizados o ambulatorios. La abstinencia puede incluir síntomas como:

  • convulsiones
  • Temblores
  • Náuseas o vómitos
  • Problemas del corazón
  • dolores de cabeza

El tratamiento para la abstinencia consiste en electrolitosvitaminas y benzodiazepinas para prevenir la deshidratación y problemas con el sistema nervioso central.

Un proveedor puede recetar medicamentos para ayudar con aspectos del manejo de la bebida. Los medicamentos utilizados en el tratamiento del trastorno por consumo de alcohol incluyen:

  • naltrexona (Vivitrol) para reducir los antojos
  • acamprosato para mantener la abstinencia
  • disulfiram (Antabuso), lo que hace que una persona se sienta enferma cuando bebe

Un proveedor también considerará otras condiciones de salud física o mental que puedan estar presentes. Según la situación, un proveedor puede recomendar antidepresivos, ansiolíticos u otros medicamentos. Debido a que los medicamentos pueden interactuar entre sí, hablar con un proveedor es la ruta más segura para desarrollar un plan de tratamiento personalizado.

Las investigaciones muestran que las intervenciones que utilizan entrevistas motivacionales, terapia cognitiva conductual y técnicas basadas en la atención plena son exitosas para ayudar a las personas a controlar su consumo de alcohol.

  • Entrevista motivacional se basa en la motivación de una persona para cambiar su comportamiento. A través de una mayor conciencia, las personas pueden progresar en períodos cortos de tiempo.
  • Terapia de conducta cognitiva puede equipar a alguien con las habilidades necesarias para evaluar sus pensamientos y patrones. Además, los pacientes pueden desarrollar habilidades de afrontamiento y resolución de problemas y crear un plan de prevención de recaídas.
  • Consciencia se trata de estar presente en el momento. A través de esta práctica, las personas pueden tratarse a sí mismas con compasión y sin juzgarse.

Finalmente, grupos de apoyo como alcoholicos anonimos puede ser una forma útil de conectarse con otras personas que enfrentan dificultades similares y recibir apoyo.

Pronóstico

El curso del trastorno por consumo de alcohol varía según el individuo y puede depender de la frecuencia y la duración del consumo de alcohol. Además, la genética o los factores estresantes ambientales pueden complicar el diagnóstico.

Es importante recordar que puede haber períodos de remisión y que la recaída es una posibilidad. El tratamiento puede ayudar a navegar los contratiempos y las victorias de la recuperación.

Albardilla

Examinar la relación que tiene una persona con el alcohol puede ser doloroso. También es el primer paso para hacer cambios.

La recuperación puede tomar tiempo y se ve diferente para todos. Cuidarse a sí mismo puede ayudar en el proceso de curación.

Algunas estrategias para ayudar a controlar el trastorno por consumo de alcohol incluyen:

  • Ser honesto sobre su relación con el alcohol
  • Aumentar la conciencia sobre los límites y los factores desencadenantes
  • Establecimiento de un sistema de apoyo
  • Asistir a terapia o grupos de autoayuda.
  • Buscando abuso de sustancias o atención de salud mental
  • Ser coherente con el tratamiento y comunicarse abiertamente con los proveedores
  • Participar en actividades y pasatiempos de cuidado personal
  • Nutrirse a sí mismo a través del ejercicio, el sueño regular y las comidas balanceadas
  • Practicando la autocompasión

Resumen

El trastorno por consumo de alcohol es una condición caracterizada por conductas compulsivas y problemáticas de consumo de alcohol. La afección puede ser leve, moderada o grave. El consumo excesivo de alcohol puede provocar problemas a corto y largo plazo que afectan la salud psicológica y física, las relaciones y otras áreas importantes de la vida.

Los proveedores de atención médica pueden tratar el trastorno por consumo de alcohol a través de una variedad de intervenciones. La medicación y la terapia pueden reducir eficazmente los antojos y ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos.

Una palabra de MEDSALUD

Si ha tenido problemas con el consumo de alcohol, no está solo. El apoyo de compañeros y profesionales está disponible a través de programas de autoayuda y uso de sustancias. Con ayuda, usted tiene la capacidad de reducir o controlar su consumo de alcohol. Comprender y evaluar su relación con el alcohol puede ayudarlo a iniciar el camino hacia la recuperación.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.