El trastorno explosivo intermitente (IED, por sus siglas en inglés) es un trastorno de salud mental que hace que una persona experimente arrebatos de comportamiento agresivo recurrentes que no están justificados en la situación dada. Estos episodios pueden involucrar comportamientos agresivos, impulsivos y violentos o arrebatos verbales de ira.

Muchas personas no están familiarizadas con IED. Sin embargo, un estudio encontró que alrededor del 7% de la población de los EE. UU. puede tener el trastorno.

Siga leyendo para obtener más información sobre IED y cómo el trastorno afecta a quienes lo padecen.

¿Cuáles son los síntomas del IED?

IED es similar a una rabieta, y cuando una persona tiene el trastorno, puede experimentar los siguientes síntomas:

  • Furia
  • Irritabilidad
  • Sentir altos niveles de tensión.
  • Altos niveles de energía
  • Temblores (sacudidas rítmicas involuntarias)
  • Palpitaciones del corazón (un latido del corazón fuerte, aleteo o irregular que es muy perceptible durante un corto período de tiempo)
  • Opresión en el pecho
  • Comportamientos argumentativos y gritos.
  • Entrar en altercados verbales o físicos
  • Amenazar a otras personas
  • Agredir físicamente a animales o personas.
  • Dañar la propiedad propia o ajena

Puede parecer que los ataques surgen de la nada y se consideran reacciones desproporcionadas a la situación.

¿Quiénes son los más afectados por IED?

Los hombres tienen el doble de probabilidades de tener IED que las mujeres. Los adultos jóvenes y los adolescentes también son más propensos que otros grupos de edad a sufrir IED. Las investigaciones sobre prevalencia racial informan que las personas que se identifican como «otras» (no blancas, negras o hispanas) también se ven más afectadas.

¿Qué causa el IED?

Aunque se desconoce la causa exacta del IED, los expertos creen que una combinación de factores puede hacer que una persona desarrolle el trastorno en algún momento de su vida. La investigación ha encontrado que uno de los contribuyentes más fuertes a la aparición de IED es estar expuesto a traumas durante la infancia.

La niñez es un momento importante en la vida de una persona cuando se trata del desarrollo del cerebro. Los niños que pasan por experiencias traumáticas a menudo tienen un desarrollo cerebral retrasado o alterado. Esto significa que es posible que no aprendan adecuadamente las habilidades necesarias para manejar emociones como la ira o la ira.

Aunque se cree que el trauma infantil es el principal impulsor del desarrollo de IED, otra investigación ha encontrado que la genética y las anomalías en el cerebro también pueden contribuir.

Por ejemplo, un estudio encontró una asociación de respuestas inflamatorias en el cerebro con comportamiento agresivo en IED mediante el análisis de diferentes áreas de ADN. El estudio encontró que las personas con IED tenían diferencias en esas áreas que las que no. Estas diferencias en los genes pueden afectar el riesgo de IED.

La investigación también ha encontrado que las personas con IED tienen anomalías en los niveles de serotonina en el cerebro. La serotonina es un neurotransmisor (mensajero químico en el cerebro) que está asociado con sentimientos de bienestar. También juega un papel en la estabilización del estado de ánimo.

¿Cómo se diagnostica el IED?

IED se diagnostica utilizando la quinta edición de la Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). El DSM-5 describe ciertos criterios que deben cumplirse para que una persona sea diagnosticada con un trastorno mental determinado. Los criterios del DSM-5 para IED incluyen arrebatos de comportamiento recurrentes de:

  • Agresión verbal o agresión física que ocurre dos veces por semana durante un período de tres meses
  • Arrebatos de comportamiento agresivo que involucran daño físico o lesiones a la propiedad, a otra persona o a un animal y ocurren tres veces en un período de 12 meses
  • Ira que está totalmente fuera de proporción con el factor estresante
  • Arrebatos que son impulsivos y no planificados
  • No hay un objetivo asociado con el comportamiento, como la ganancia financiera o la intimidación emocional.

El DSM-5 también indica que una persona debe tener más de 6 años, sin ningún otro trastorno de salud mental, para ser diagnosticada con IED. Los episodios también causan una marcada angustia en el individuo o están asociados con que la persona sufra consecuencias económicas o legales a causa de los arrebatos.

Si una persona cumple con estos criterios, su médico determinará si debe realizar un diagnóstico oficial de IED.

Condiciones concurrentes de IED

Una persona con IED puede ser más susceptible a otros trastornos de salud mental, como depresión, ansiedad y trastornos por uso de sustancias. Un estudio ha correlacionado IED con el trastorno bipolar, una condición de salud mental caracterizada por cambios de humor extremos, que incluyen altibajos emocionales (manía o hipomanía) y bajos (depresión). El estudio reveló que hasta el 60% de las personas con IED también pueden tener trastorno bipolar.

¿Cómo se trata el IED?

Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, el tratamiento de IED generalmente implica una terapia cognitivo-conductual (TCC). La TCC es un tipo de psicoterapia, o terapia de conversación, que se enfoca en cambiar los pensamientos relacionados con la ira y la agresión. Se basa en la noción de que todos los pensamientos, sentimientos, acciones y sensaciones físicas están conectados y pueden abordarse como un todo.

La TCC se puede realizar en grupo o solo, sin embargo, la investigación ha demostrado que las personas con IED que participan en la terapia de TCC grupal pueden controlar mejor su ira y aprender nuevas habilidades de afrontamiento para lidiar con los síntomas de su trastorno en un entorno grupal.

No existen medicamentos específicos para tratar el IED, pero algunas personas con el trastorno se han beneficiado del uso de antidepresivos que afectan los niveles de serotonina en el cerebro, estabilizadores del estado de ánimo para ayudar a calmar las reacciones exageradas, antipsicóticos y ansiolíticos.

¿Cuáles son las complicaciones del IED?

Junto con un mayor riesgo de trastornos del estado de ánimo y problemas de abuso de sustancias, las personas con IED a menudo experimentan una calidad de vida más baja y problemas con todos los aspectos de sus relaciones personales y profesionales. También pueden estar en riesgo de desarrollar problemas de salud física, como presión arterial alta, diabetes, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y dolor crónico.

¿Cómo se puede hacer frente a IED?

Hacer frente a IED puede ser difícil porque una persona con el trastorno no tiene control sobre sus arrebatos de ira. Lo que es peor es que, en muchos casos, una persona también está lidiando con un trauma no resuelto de la infancia.

Para ayudar a sobrellevar los síntomas de IED, las personas con el trastorno deben buscar tratamiento profesional de un profesional de la salud mental y cumplir con su plan de tratamiento.

Practicar técnicas de relajación u otras actividades que puedan ayudar a una persona a controlar sus emociones también podría ser beneficioso para alguien con IED. Algunos buenos ejemplos de actividades que puede hacer para sobrellevar su trastorno incluyen:

  • Meditación
  • Yoga
  • Ejercicios de respiración
  • Evitar desencadenantes, personas o situaciones que puedan causar que se enoje
  • No consumir drogas ni alcohol

Comportamientos suicidas en IED

Según la investigación, hasta el 38,1 % de las personas con IED experimentan ideas suicidas (pensamientos o ideas suicidas), y hasta el 17,4 % con el trastorno intentará suicidarse en algún momento de su vida. Si usted o alguien que conoce está lidiando con IED y muestra comportamientos suicidas, llame al Línea de vida nacional para la prevención del suicidio o busque ayuda en el departamento de emergencias más cercano.

Resumen

IED es una enfermedad de salud mental que se caracteriza por estallidos repetidos de ira, rabia y agresión aparentemente sin razón. El trastorno puede afectar alrededor del 7% de los adolescentes y adultos. Si bien el IED puede afectar negativamente la vida y la salud general de una persona, existen opciones de tratamiento que pueden ayudar a una persona a sobrellevar y controlar su trastorno.

La TCC y, en algunos casos, la medicación han demostrado ser eficaces para controlar los síntomas y disminuir los estallidos violentos o agresivos.

Una palabra de MEDSALUD

Tener IED es difícil de sobrellevar y es posible que muchas personas ni siquiera se den cuenta de que tienen el trastorno hasta mucho después de que se desarrolla. Debido a la forma en que puede actuar con IED, las personas en su vida pueden evitarlo o sentir que usted es solo una persona enojada debido al trastorno.

Es por eso que siempre debe buscar tratamiento si tiene reacciones exageradas y agresivas en situaciones que no lo justifican. No puede ser fácil lidiar con IED, pero con el tratamiento adecuado, puede controlar su trastorno y mejorar su calidad de vida en general.

Preguntas frecuentes

  • ¿Es lo mismo el trastorno explosivo intermitente que el trastorno bipolar?

    Aunque IED y el trastorno bipolar pueden manifestarse de manera similar, los dos no son la misma condición. Dicho esto, la tasa de concurrencia de ambos trastornos es de aproximadamente el 60 %, lo que significa que más de la mitad de las personas con IED pueden tener ambos.

  • ¿Cómo se puede calmar a alguien con IED?

    Para ayudar a calmar a alguien que tiene un episodio de IED, puede practicar la escucha activa y desapegarse emocionalmente. Tomando su comportamiento personalmente solo empeorará las cosas. Para ayudar a otra persona a superar un episodio, sea empático y valide sus sentimientos hasta que se haya calmado. Si está en peligro físico, aléjese de la situación inmediatamente.

  • ¿Cómo sabes si tienes IED?

    Puede ser difícil saber si tiene IED, pero hay algunas señales que pueden indicar que debe ver a un profesional acerca de sus arrebatos de ira. Incluyen:

    • Después de su arrebato de ira, se siente cansado, culpable o avergonzado de su comportamiento.
    • A menudo te provocan los mismos tipos de situaciones, como que te corrijan en público o que te digan qué hacer.
    • Daña físicamente a otros, a usted mismo o a la propiedad durante sus episodios de ira.
    • No puedes pensar con claridad ni sobre las consecuencias durante el episodio.
    • Siente que no tiene control sobre su comportamiento una vez que comienza a tener un episodio.
    • Tu ira afecta a menudo las relaciones personales y profesionales.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.