Las condiciones que forman parte del síndrome HELLP están en su nombre, que significa hemólisis, enzimas hepáticas elevadas y recuento bajo de plaquetas. Aunque se desconoce la causa específica del síndrome HELLP, se cree que está asociado con la preeclampsia, una afección que implica presión arterial alta durante las últimas etapas del embarazo. El síndrome HELLP generalmente ocurre en el último trimestre, pero también puede comenzar después del parto.

Signos y síntomas del síndrome HELLP

El síndrome HELLP en sí es un grupo de estos tres síntomas en mujeres embarazadas:

  • H: Hemólisis (la descomposición de los glóbulos rojos)
  • EL: Enzimas hepáticas elevadas
  • LP: bajo recuento de plaquetas

Los signos y síntomas más específicos del síndrome HELLP incluyen:

  • Fatiga o malestar
  • Retención de líquidos y exceso de peso
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos que continúan empeorando
  • Dolor en la parte superior derecha o media del abdomen
  • Visión borrosa
  • Ictericia
  • Ataques o convulsiones (que también son poco frecuentes)

Diagnóstico erróneo

Debido a que existe una variedad tan amplia de síntomas generales, a veces se puede diagnosticar erróneamente a alguien con el síndrome HELLP con afecciones como:

  • Gripe u otra enfermedad viral
  • Enfermedad de la vesícula
  • Hepatitis
  • Púrpura trombocitopénica idiopática (PTI)
  • Llamarada de lupus
  • Púrpura trombocitopénica trombótica

Diagnóstico

Antes de que se les diagnostique el síndrome HELLP, muchas personas primero notan dolor abdominal, que puede estar en el cuadrante superior derecho o en la región epigástrica, junto con náuseas y vómitos, a veces acompañados de malestar general, dolor de cabeza y trastornos visuales. Estos síntomas suelen ser lo que los lleva a buscar tratamiento o evaluación médica para lo que luego se puede diagnosticar como síndrome HELLP.

En el consultorio del médico o en el hospital, el proveedor de atención médica realizará un examen físico y, en el proceso, puede descubrir:

  • Sensibilidad abdominal, especialmente en el lado superior derecho o en la región media del pecho por encima del ombligo (ombligo)
  • Hipertensión
  • Hinchazón en las piernas

El trabajo de laboratorio también estará involucrado para verificar si la persona embarazada tiene:

  • Altos niveles de enzimas hepáticas
  • Un recuento bajo de plaquetas
  • Proteína excesiva en la orina

Si una prueba de función hepática indica problemas potenciales con el órgano, el profesional de la salud puede ordenar una tomografía computarizada para ver si hay sangrado en el hígado. Además, también realizarán pruebas en el feto, incluida una prueba fetal sin estrés y/o una ecografía, entre otras.

Tratamiento

Dada la gravedad del síndrome HELLP, el objetivo principal del tratamiento es dar a luz al bebé de la manera más segura y rápida posible, incluso en los casos en que pueda ser prematuro. Uno de los desafíos del tratamiento del síndrome HELLP es que los síntomas de la mujer embarazada pueden volverse mucho más graves en un período de tiempo muy corto, especialmente cualquier problema relacionado con el hígado.

Cuando se requiere un parto, el profesional médico le dará a la embarazada medicamentos para inducir el parto o realizará una cesárea. La persona embarazada también puede recibir:

  • Una transfusión de sangre si los problemas de sangrado se vuelven severos
  • Medicamentos corticosteroides para ayudar a que los pulmones del bebé se desarrollen más rápido
  • Medicamentos para tratar la presión arterial alta
  • Infusión de sulfato de magnesio para prevenir las convulsiones

Incluso con los mejores esfuerzos de un equipo médico para dar a luz al bebé de la manera más rápida y segura posible, el síndrome HELLP podría provocar una serie de complicaciones tanto para la mujer embarazada como para el feto.

Las complicaciones para la persona embarazada pueden incluir:

Las complicaciones para el feto pueden incluir:

  • muerte perinatal
  • Restricción del crecimiento intrauterino (RCIU)
  • Parto prematuro
  • Trombocitopenia neonatal
  • Síndrome de dificultad respiratoria

Factores de riesgo

Aunque se desconoce la causa del síndrome HELLP, existen algunos factores de riesgo conocidos para desarrollar la afección. El más común es tener preeclampsia o presión arterial alta inducida por el embarazo, aunque no todas las personas que desarrollan el síndrome HELLP tienen preeclampsia.

Otros factores de riesgo que pueden aumentar la posibilidad de que una persona sea diagnosticada con el síndrome HELLP incluyen:

  • Tener un embarazo anterior con síndrome HELLP
  • Tener preeclampsia o hipertensión inducida por el embarazo
  • Ser mayor de 25 años
  • Multípara (dado a luz dos o más veces)
  • Deficiencia de LCHAD en el feto (aunque solo en aproximadamente el 2% de los casos de síndrome HELLP)

Además, los factores genéticos, tanto en la mujer embarazada como en el feto, también pueden tener un impacto en si la persona embarazada desarrolla el síndrome HELLP. Y mientras los científicos están aprendiendo cada vez más sobre el síndrome HELLP, muchos piensan que es probable que sea multifactorial, lo que significa que una combinación de factores genéticos y ambientales que interactúan causa el síndrome HELLP.

Actualmente, se cree que no existe un solo gen que sea responsable de la afección. Y, aunque algunas personas pueden tener una predisposición genética a desarrollar condiciones como la preeclampsia y el síndrome HELLP, muchas que tienen los mismos factores de riesgo genéticos nunca desarrollan la condición del embarazo.

Una palabra de MEDSALUD

Hay tantas incógnitas relacionadas con el embarazo. Incluso si alguien hace todo «según las reglas», todavía hay algunos aspectos del proceso de gestación que están fuera de nuestro control, incluido el desarrollo del síndrome HELLP.

La buena noticia es que cuando el síndrome HELLP se diagnostica a tiempo, suele haber un resultado positivo tanto para la mujer embarazada como para el niño. Esto sirve como otro ejemplo de por qué es tan importante asistir a los controles prenatales regulares y a las citas para las pruebas.

Contraer algo como el síndrome HELLP más temprano que tarde puede marcar una diferencia significativa e incluso salvar vidas.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.