El síndrome del túnel carpiano (STC) es una afección que se desarrolla cuando se comprime el nervio mediano en la muñeca y la mano. Esta condición causa dolor, hormigueo, entumecimiento y eventualmente debilidad en la mano y los dedos. Puede controlar, o incluso revertir, el síndrome del túnel carpiano con cambios en el estilo de vida, medicamentos y, en casos graves, cirugía.

Este artículo analiza el síndrome del túnel carpiano: qué es, los síntomas de la afección, cómo se diagnostica y las opciones de tratamiento.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano causa dolor en la parte de la mano y los dedos inervados por el nervio mediano (distribución sensorial del nervio mediano). Esto incluye el lado de la palma de la mano, incluido el pulgar, el dedo índice, el dedo medio y la mitad del dedo anular.

Otros síntomas del síndrome del túnel carpiano pueden incluir los siguientes:

  • Hormigueo en la distribución del nervio mediano
  • Entumecimiento
  • Aumento del dolor por la noche.
  • Pérdida de sensibilidad en los dedos afectados.
  • Disminución de la fuerza de agarre y pellizco
  • Contracción (atrofia) de los músculos en la base del pulgar (eminencia tenar)
  • Sentir que los dedos están hinchados o hinchados
  • Disminución del rango de movimiento en los dedos.
  • Dificultad para determinar la temperatura al tacto (como calor o frío)
  • Dejar caer objetos

Causas del síndrome del túnel carpiano

El túnel carpiano contiene ocho tendones y el nervio mediano. La hinchazón o el engrosamiento de los tendones en el túnel carpiano pueden comprimir el nervio mediano y provocar el síndrome del túnel carpiano. No siempre se conoce la causa exacta de esta afección, pero muchos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar STC.

Éstas incluyen:

  • sexo femenino
  • Experimentar obesidad
  • Embarazo o menopausia (por retención de líquidos)
  • Una fractura de muñeca u otro trauma
  • Artritis
  • Diabetes
  • Otros trastornos metabólicos
  • Mayor edad
  • Dormir con la muñeca doblada
  • Trastornos tiroideos o pituitarios
  • Gota
  • Quiste o tumor de ganglio
  • espolones óseos
  • Infección
  • Antecedentes familiares del síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano es común

El síndrome del túnel carpiano es el tipo más común de trastorno de compresión nerviosa y afecta aproximadamente al 8% de los estadounidenses.

¿Qué trabajos empeoran el síndrome del túnel carpiano?

Algunos trabajos y pasatiempos pueden aumentar el desarrollo del síndrome del túnel carpiano, principalmente si el trabajo requiere un agarre repetitivo y enérgico, la flexión de la muñeca y herramientas vibratorias. Ejemplos incluyen:

  • trabajo en linea de montaje
  • Cuadro
  • Tocando el piano
  • Construcción

El síndrome del túnel carpiano también puede desarrollarse a partir de trabajos de escritorio sedentarios que requieren mucho tipeo o escritura, especialmente si la estación de trabajo no está configurada correctamente.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano se diagnostica mediante exámenes físicos y pruebas para evaluar la función nerviosa. Durante un examen físico, un proveedor de atención médica puede realizar pruebas, como el signo de Tinel o la prueba de Phalen, para reproducir sus síntomas si tiene síndrome del túnel carpiano.

Un proveedor también podría realizar una prueba de función nerviosa para evaluar la extensión del daño causado al nervio mediano con CTS. Éstas incluyen:

  • Estudio de conducción nerviosa: Esta prueba mide la intensidad y la velocidad de los impulsos eléctricos a medida que viajan a lo largo del nervio mediano. Con CTS, esta intensidad y velocidad pueden disminuir.
  • Electromiografía (EMG): Esta prueba consiste en colocar agujas diminutas en varios músculos inervados por el nervio mediano para medir la cantidad de actividad eléctrica en estos músculos. La actividad eléctrica anormal detectada por EMG puede ser un signo de CTS.

¿Cómo se trata el síndrome del túnel carpiano?

El tratamiento para el síndrome del túnel carpiano puede variar desde cambios en el estilo de vida hasta cirugía, según la gravedad del daño nervioso en el momento del diagnóstico.

Cambios en el estilo de vida

Los cambios menores en sus actividades diarias pueden ayudar a disminuir los síntomas del síndrome del túnel carpiano y posiblemente revertir la afección. Estos pueden incluir:

  • Evitar actividades agravantes: Siempre que sea posible, evite actividades que aumenten sus síntomas. Si no puede evitarlos, tome descansos diarios frecuentes para descansar la mano.
  • Usa herramientas ergonómicas: Utilice utensilios de escritura ergonómicos y otros dispositivos con mangos más gruesos para reducir la tensión en los músculos de la mano durante las tareas diarias.
  • usar una férula: Mantener la muñeca en una posición neutra (recta) reduce la tensión en el nervio mediano. Use una férula mientras duerme y durante las actividades diarias que causan sus síntomas hasta que su condición se resuelva.
  • Siéntate con la postura adecuada: Configure su estación de trabajo para reducir la presión sobre su nervio mediano y mejorar su postura.

Tratamientos alternativos para el síndrome del túnel carpiano

Los tratamientos alternativos también podrían ayudar a reducir los síntomas del síndrome del túnel carpiano. Sin embargo, se necesita más investigación para confirmar su eficacia.

Ejemplos incluyen:

Ejercicios del túnel carpiano

Los ejercicios específicos pueden ayudar a reducir la rigidez y mejorar un movimiento llamado deslizamiento nervioso con síndrome del túnel carpiano. Los tendones del túnel carpiano están unidos a los músculos que mueven la muñeca y los dedos. Estirar estos músculos puede reducir la tensión y el dolor. Realice estiramientos varias veces a lo largo del día haciendo lo siguiente:

  • Separe los dedos y vuélvalos a juntar 10 veces.
  • Toca la punta de tu pulgar con la punta de cada dedo 10 veces.
  • Mantenga su brazo estirado frente a usted. Dobla la muñeca hacia abajo. Aplique presión suavemente en el dorso de la mano con la mano opuesta hasta que sienta un estiramiento en el antebrazo. Mantenga durante 30 segundos. Voltee el antebrazo y repita en la dirección opuesta.
  • Comience con los dedos rectos. Dobla los nudillos de tus dedos, luego dóblalos en un puño. Estire los dedos hacia atrás. Repita 10 veces.
  • Comience con los dedos rectos. Doble solo los nudillos grandes, formando una mesa con los dedos. Luego lleve las puntas de los dedos a la palma de la mano. Estira los dedos hacia atrás.

Los ejercicios de deslizamiento nervioso pueden ayudar a que el nervio mediano se mueva suavemente en el túnel carpiano. Muévase a través de esta secuencia lentamente, varias veces al día:

  • Hacer un puño.
  • Manteniendo el pulgar junto a la mano, estire los dedos.
  • Dobla la muñeca hacia atrás.
  • Mueve el pulgar hacia un lado.
  • Gire su antebrazo en una posición de palma hacia arriba.
  • Use su otra mano para aplicar una presión suave para aumentar el estiramiento de su pulgar.

Los casos más graves de síndrome del túnel carpiano pueden causar debilidad y disminución de las habilidades motoras finas. Un terapeuta manual certificado (terapeuta ocupacional o físico) puede brindarle un plan de ejercicios individualizado para abordar sus limitaciones específicas.

medicamentos

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden ayudar a reducir los síntomas del síndrome del túnel carpiano. Los ejemplos incluyen Advil o Motrin (ibuprofeno), Aleve (naproxeno) y Bayer (aspirina). Es posible que se requieran medicamentos esteroides orales o una inyección de cortisona para los casos más graves.

Cirugía

En algunos casos, es posible que se requiera cirugía, llamada liberación del túnel carpiano, para aliviar la presión sobre el nervio mediano. Esta es una de las cirugías más comunes en los Estados Unidos.

La liberación del túnel carpiano consiste en cortar el ligamento que forma el techo del túnel carpiano. Esto se puede hacer por vía endoscópica mediante la inserción de herramientas en pequeñas incisiones en la muñeca o como un procedimiento abierto con una incisión más larga.

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano se pueden revertir con cirugía, pero para algunas personas, la recuperación total puede demorar hasta un año.

Riesgos del síndrome del túnel carpiano no tratado

Si sospecha que podría tener el síndrome del túnel carpiano, consulte a su proveedor de atención médica. El síndrome del túnel carpiano no tratado puede provocar daño permanente en los nervios, lo que le deja entumecimiento y disminución del funcionamiento de la mano.

Prevención de brotes del túnel carpiano

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano pueden aparecer y desaparecer. Para ayudar a reducir el riesgo de brotes, continúe realizando ejercicios CTS varias veces por semana y use una buena ergonomía.

Si sus síntomas vuelven a aparecer, trátelos temprano. Use su férula, principalmente mientras duerme, para reducir la presión sobre su nervio mediano. Consulte a su proveedor de atención médica si el tratamiento conservador no alivia sus síntomas.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.