El síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS, por sus siglas en inglés) es una afección médica caracterizada por mareos y palpitaciones en respuesta al estar de pie. Con POTS, la frecuencia cardíaca aumenta drásticamente con la posición del cuerpo.

La mayoría de las personas con POTS son mujeres de entre 13 y 50 años. Algunas personas tienen antecedentes familiares de POTS, pero la mayoría no; algunas personas informan que POTS comenzó después de una enfermedad o factor estresante, otras informan que comenzó gradualmente.

El diagnóstico se basa en una evaluación de su presión arterial y pulso (frecuencia cardíaca). Los efectos varían en gravedad, desde relativamente leves hasta incapacitantes, y los medicamentos y las estrategias de estilo de vida pueden ayudar a reducir los síntomas.

Síntomas de POTS

POTS es un trastorno que puede afectar a personas jóvenes que por lo demás son sanas. La condición puede comenzar repentinamente. Por lo general, ocurre entre las edades de 15 y 50 años, y las mujeres tienen más probabilidades de desarrollarlo que los hombres.

Con POTS, puede experimentar una variedad de síntomas que ocurren a los pocos minutos de levantarse de una posición acostada o sentada. Los síntomas pueden ocurrir con frecuencia, incluso a diario.

Los síntomas más comunes de POTS incluyen:

  • aturdimiento
  • Palpitaciones (la sensación de que tiene un ritmo cardíaco rápido o irregular)
  • Las piernas se vuelven de un color rojo púrpura.
  • Mareo
  • Visión borrosa
  • Debilidad
  • temblor
  • sentimientos de ansiedad
  • dolores de cabeza
  • Fatiga
  • Sintiendo que casi te desmayarás
  • Trastornos del sueño
  • Problemas para concentrarse

Puede experimentar cualquier combinación de estos síntomas con POTS.

Si tiene POTS, también puede experimentar episodios recurrentes de desmayos, generalmente sin ningún desencadenante además de ponerse de pie.

A veces, las personas que tienen POTS no pueden tolerar los deportes o el ejercicio y pueden sentirse aturdidas y mareadas en respuesta a la actividad física leve o moderada. Esto puede describirse como intolerancia al ejercicio.

Efectos asociados

El POTS puede asociarse con otros síndromes de disautonomía, como el síncope neurocardiogénico.

Las personas con POTS a menudo son codiagnosticadas con otras afecciones, como el síndrome de fatiga crónica, el síndrome de Ehlers-Danlos, la fibromialgia, las migrañas y otras afecciones autoinmunes y/o intestinales.

Causas

Normalmente, ponerse de pie hace que la sangre fluya desde el torso hasta las piernas. Este cambio repentino significa que hay menos sangre disponible de inmediato para que el corazón la bombee.

Para compensar esto, el sistema nervioso autónomo le dice a los vasos sanguíneos que se contraigan para empujar más sangre al corazón y mantener la presión arterial y la frecuencia cardíaca normales. La mayoría de las personas no experimentan muchos cambios en la presión arterial o el pulso cuando están de pie.

A veces, sin embargo, el cuerpo no puede hacer esto correctamente. Si la presión arterial cae al estar de pie y causa síntomas como mareos, se llama hipotensión ortostática. Si la presión arterial se mantiene normal pero la frecuencia cardíaca se acelera, se denomina POTS.

Los factores exactos que causan POTS probablemente sean diferentes en cada persona, pero están relacionados con cambios en el sistema nervioso autónomo, niveles de hormonas suprarrenales, volumen total de sangre (que puede disminuir con la deshidratación) y mala tolerancia al ejercicio.

Sistema nervioso autónomo

La presión arterial y la frecuencia cardíaca están controladas por el sistema nervioso autónomo, la parte del sistema nervioso que gestiona las funciones corporales internas, como la digestión, la respiración y la frecuencia cardíaca. Es normal que su presión arterial baje un poco y que su ritmo cardíaco se acelere un poco cuando está de pie. Con POTS, estos cambios son más sustanciales de lo habitual.

POTS se considera un tipo de disautonomía, que es una regulación disminuida del sistema nervioso autónomo. Hay varios otros síndromes que también se cree que están relacionados con la disautonomía, como la fibromialgia, el síndrome del intestino irritable y el síndrome de fatiga crónica.

No está claro por qué se desarrollan POTS o cualquiera de los otros tipos de disautonomía, y parece haber una predisposición familiar a estas condiciones.

A veces, el primer episodio de POTS ocurre después de un evento de salud como:

  • Enfermedad infecciosa aguda, como un mal caso de influenza.
  • Un episodio de trauma o conmoción cerebral
  • Cirujía importante
  • El embarazo

Diagnóstico

Su evaluación de diagnóstico incluirá un historial médico, un examen físico y pruebas de diagnóstico. Su proveedor de atención médica puede tomarle la presión arterial y el pulso al menos dos veces: una mientras está acostado y otra mientras está de pie.

Normalmente, ponerse de pie aumenta la frecuencia cardíaca en 10 latidos por minuto o menos. Con POTS, se espera que la frecuencia cardíaca aumente en 30 latidos por minuto o más, mientras que la presión arterial se mantiene casi igual.

En POTS, la frecuencia cardíaca permanece elevada durante más de unos pocos segundos al ponerse de pie (a menudo 10 minutos o más), los síntomas ocurren con frecuencia y la afección dura más de unos pocos días.

Los cambios de pulso posicional no son la única consideración de diagnóstico para POTS, ya que puede experimentar este grado de cambio con otras condiciones.

Pruebas de diagnóstico

Una prueba de mesa basculante puede ser útil para hacer el diagnóstico de POTS. Durante esta prueba, la presión arterial y el pulso se miden en varios intervalos de tiempo cuando está acostado sobre una mesa y cuando la mesa se mueve a una posición vertical.

Diagnóstico diferencial

Hay muchas causas de disautonomía, síncope e hipotensión ortostática. A lo largo de su evaluación médica, su proveedor de atención médica puede considerar otras afecciones además de POTS, como deshidratación, falta de condición física por reposo prolongado en cama y neuropatía diabética.

Los medicamentos como los diuréticos o los medicamentos para la presión arterial también pueden causar efectos similares a los de POTS.

Tratamiento

Se utilizan varios enfoques importantes en el manejo de POTS y es posible que necesite una combinación de varios enfoques terapéuticos.

Su proveedor de atención médica puede sugerirle que controle regularmente su presión arterial y su pulso en casa para que pueda analizar los resultados cuando vaya a hacerse los controles médicos.

Líquidos y Dieta

Beber líquidos sin cafeína puede mantenerlo hidratado. Usted y su proveedor de atención médica pueden calcular la cantidad correcta de líquidos que necesita cada día. La deshidratación nocturna es común, por lo que es especialmente importante beber líquidos a primera hora de la mañana (antes de levantarse de la cama, si es posible).

También es importante que mantengas una cantidad adecuada de sodio. En general, es extremadamente raro que una persona tenga un nivel demasiado bajo de sodio, pero es un factor a tener en cuenta.

Terapia de ejercicio

La terapia de ejercicios puede ayudar a su cuerpo a aprender a adaptarse a una posición erguida. Debido a que puede ser muy difícil hacer ejercicio cuando tiene POTS, es posible que necesite un programa de ejercicio formal bajo supervisión.

Un programa de ejercicios para POTS puede comenzar con la natación o el uso de máquinas de remo, que no requieren una postura erguida. Generalmente, después de un mes o dos, se puede agregar caminar, correr o andar en bicicleta.

Si tiene POTS, deberá continuar con su programa de ejercicios a largo plazo para evitar que sus síntomas regresen.

Medicamento

Las recetas que se han usado para controlar el POTS incluyen midodrina, bloqueadores beta, piridostigmina (Mestinon) y fludrocortisona.

La ivabradina, que se usa para una afección cardíaca llamada taquicardia sinusal, también se ha usado con eficacia en algunas personas con POTS.

Medias de compresión

Su proveedor de atención médica puede recetarle medias de compresión para evitar que fluya demasiada sangre hacia sus piernas cuando se pone de pie, lo que podría ayudarlo a evitar la hipotensión ortostática.

Una palabra de MEDSALUD

POTS es una condición que puede ser muy disruptiva y frustrante. Esta afección a menudo afecta a los jóvenes y, aunque a menudo se resuelve con el tiempo, el tratamiento es útil.

Es posible que necesite algunos ajustes en sus medicamentos mientras usted y su proveedor de atención médica trabajan para encontrar el medicamento y la dosis adecuados para usted.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.