Si bien hay muchas cepas de la bacteria estafilococo aureus, o estafilococo, resistente a la meticilina estafilococo aureus (MRSA) es particularmente notable porque es resistente a muchos antibióticos estándar y puede causar infecciones graves. El estafilococo normalmente vive en la piel y, a veces, en las fosas nasales. Si se produce una abertura en la piel, las bacterias pueden ingresar al cuerpo y causar una infección. Si bien es bien sabido que las infecciones por MRSA ocurren en personas en entornos de atención, como hospitales, cualquiera puede contraer MRSA.

Tipos y síntomas de MRSA

Hay dos formas en que una persona puede tener MRSA: puede ser portador o tener una infección activa.

  • A transportador significa que una persona no tiene síntomas, pero la bacteria MRSA vive en su nariz o en su piel. Esto también se llama colonización.
  • Un infección activa significa que la bacteria MRSA ingresó al cuerpo a través de una abertura (por lo general, un corte, una raspadura o una herida) y esa persona ahora tiene síntomas.

También hay dos tipos de infecciones por MRSA, según el lugar donde se haya adquirido el MRSA. Estos dos tipos son:

  • Infecciones por MRSA adquiridas en la comunidad (CA-MRSA)
  • Infecciones por MRSA adquiridas en el hospital (HA-MRSA)

Infecciones por MRSA adquiridas en la comunidad

Las infecciones por MRSA adquiridas en la comunidad ocurren en personas sanas en ausencia de exposición a un entorno de atención médica, como un hospital, un centro de diálisis o un centro de atención a largo plazo. Por lo general, las infecciones por CA-MRSA son infecciones de la piel, como foliculitis, furúnculos, ántrax y celulitis.

Los síntomas de una infección cutánea por MRSA a veces se confunden con una picadura de araña e incluyen uno o más de los siguientes:

  • Hinchazón
  • Calor de la piel
  • enrojecimiento de la piel
  • Sensibilidad dentro o alrededor del área infectada
  • Secreción espesa y amarillenta (pus) del centro del área infectada, especialmente si hay un bulto grande y rojo
  • Fiebre
<p><span class="figure-article-caption-text">Staphylococcus aureus resistente a meticillen.</span></p>

Infecciones por MRSA adquiridas en el hospital

Las infecciones de MRSA adquiridas en el hospital se refieren a una infección que ocurre más de 48 horas después de la hospitalización o una infección que ocurre fuera del hospital dentro de los 12 meses posteriores a la exposición a un centro de atención médica.

Las infecciones por MRSA adquiridas en el hospital son generalmente más graves e invasivas que las infecciones por CA-MRSA y, a menudo, resultan de la apertura de heridas quirúrgicas. Una infección de piel o herida por HA-MRSA a menudo es:

  • rojo e hinchado
  • Doloroso

También puede:

  • Drene el pus y tome la apariencia de un absceso o forúnculo
  • Estar acompañado de fiebre, escalofríos, dolores musculares/o fatiga
<p><span class="figure-article-caption-text">Staphylococcus aureus resistente a meticillen.</span></p>

Las infecciones por MRSA adquiridas en el hospital también pueden ocurrir en el torrente sanguíneo y causar sepsis. Este es un fenómeno en el que el cuerpo lanza una respuesta inflamatoria extrema a una infección, desencadenando numerosos síntomas y signos, tales como:

  • Fiebre
  • Transpiración
  • Ritmo cardíaco y respiratorio rápido
  • Confusión
  • Insuficiencia orgánica debido a la alteración del flujo sanguíneo (shock séptico)

Una vez en el torrente sanguíneo, el MRSA puede aterrizar e infectar varios tejidos u órganos, como una válvula cardíaca (endocarditis), un hueso (osteomielitis), una articulación (articulación séptica) o los pulmones (neumonía).

Una vez infectado, se desarrollarán síntomas exclusivos de ese tejido u órgano. Por ejemplo, en el caso de la neumonía por MRSA, una persona puede experimentar fiebre, escalofríos, dolores musculares, dificultad para respirar, dolor en el pecho y tos.

Causas

MRSA es una bacteria que, con la exposición a los antibióticos a lo largo del tiempo, ha mutado para convertirse en un insecto fuerte y súper resistente. Dicho esto, mientras que muchas personas están colonizadas con estafilococo aureus (alrededor del 33% de la población), solo alrededor del 1% están colonizados con MRSA.

Lo cierto es que cualquier persona puede convertirse en portadora de MRSA y luego infectarse, aunque su riesgo aumenta si pasa mucho tiempo en lugares concurridos y/o en los que se comparten equipos o suministros.

Algunos de estos lugares incluyen:

Si una persona en un hogar tiene MSRA, comúnmente se propaga a otros miembros del hogar.

Además de los factores ambientales, existen otros que aumentan el riesgo de contraer una infección por MRSA. Algunos de estos incluyen:

  • Uso previo de antibióticos
  • Tener un sistema inmunológico débil
  • Compartir agujas o maquinillas de afeitar
  • Historial de uso de drogas inyectables

Dentro de un hospital, existen factores de riesgo adicionales para infectarse con MRSA adquirido en el hospital, como:

  • Tener una herida abierta, un catéter o un tubo de respiración
  • Estar en el hospital por un largo período de tiempo
  • Residencia en un centro de atención a largo plazo
  • Cirugía reciente
  • Recibir diálisis

Diagnóstico

La forma definitiva de diagnosticar una infección de piel o herida por MRSA es realizar un cultivo bacteriano en el pus del sitio infectado. Los resultados del cultivo generalmente están disponibles dentro de las 24 a 72 horas.

Los hemocultivos se utilizan para diagnosticar infecciones del torrente sanguíneo por MRSA. Si se sospechan infecciones de los pulmones, los huesos, las articulaciones o las válvulas cardíacas, se solicitarán estudios por imágenes. Por ejemplo, una radiografía de tórax o una tomografía computarizada (TC) pueden diagnosticar neumonía, mientras que un ecocardiograma puede diagnosticar endocarditis.

Finalmente, para diagnosticar posibles portadores de MRSA (esto se realiza principalmente en hospitales u otros centros de atención médica), se pueden realizar muestras de las fosas nasales de cada paciente y enviarlas a un laboratorio para su análisis.

Tratamiento

El tratamiento principal para una infección por MRSA es tomar un antibiótico. Pero dado que la bacteria ha llegado a «engañar» a muchos de estos medicamentos, se consideran ciertos tipos potentes, y es posible que sea necesario probar más de uno para erradicar con éxito la infección.

Los antibióticos que generalmente se usan para tratar las infecciones por MRSA incluyen:

  • Septra o Bactrim (trimetoprima-sulfametoxazol)
  • Clorhidrato de cleocina (clindamicina)
  • Zyvox (linezolida)
  • Sumicina (tetraciclina)
  • Dynacin o Minocin (minociclina)
  • Vibramicina o Doryx (doxiciclina)
  • Vancocina (vancomicina)

El antibiótico que elija su proveedor de atención médica dependerá de la gravedad de su enfermedad, así como de los patrones de resistencia locales y los datos de cultivo disponibles.

Es importante que tome su antibiótico según las instrucciones de su proveedor de atención médica. Asegúrese de comunicarse con su proveedor de atención médica de inmediato si experimenta algún efecto adverso debido al medicamento o si su infección no mejora o empeora.

El drenaje y uno o más antibióticos se usan para infecciones más graves. Si su enfermedad es grave, es posible que necesite hospitalización y un antibiótico intravenoso (IV), como vancomicina. También puede requerir otros tratamientos en el hospital, como:

  • Administración de líquidos por vía intravenosa
  • Diálisis (si sus riñones están fallando como resultado de la infección por MRSA)
  • Colocación del ventilador (para ayudar con la respiración, si sus pulmones están fallando como resultado de la infección)

Descolonización

Para los pacientes en el hospital que son portadores de MRSA, se puede iniciar un plan de tratamiento de descolonización al momento del alta hospitalaria. Los principales objetivos de la descolonización son prevenir la transmisión de MRSA y futuras infecciones.

Este tratamiento puede administrarse durante cinco días, dos veces al mes durante seis meses y consta de las siguientes tres terapias:

  • Clorhexidina al 4 % para enjuagar para bañarse o ducharse a diario
  • Enjuague bucal con clorhexidina al 0,12 % dos veces al día
  • Mupirocina nasal al 2% dos veces al día

Para las personas dentro de la comunidad, se puede recomendar la descolonización para aquellos que siguen contrayendo infecciones de MRSA a pesar de optimizar sus prácticas de higiene y/o si hay una transmisión continua de MRSA a los miembros del hogar.

Tenga en cuenta, sin embargo, que la descolonización, especialmente dentro de la comunidad, sigue siendo una práctica en evolución sin pautas establecidas.

Protege tu piel

Es importante no apretar, reventar o tratar de drenar cualquier forúnculo o «grano» por su cuenta, ya que esto puede empeorar la infección.

Prevención

Las medidas de higiene personal son clave para prevenir las infecciones por MRSA.

Siga estas pautas:

  • Cubra los cortes, raspaduras y heridas con un vendaje hasta que cicatricen.
  • No toque los cortes, raspaduras o heridas de otra persona.
  • No comparta artículos personales como toallas, maquinillas de afeitar, paños, ropa, desodorante o maquillaje.
  • Lávese las manos con frecuencia y durante al menos 20 segundos con agua y jabón (si no está disponible, use un desinfectante para manos a base de alcohol).
  • Limpie su cuerpo regularmente, especialmente después ejercicio.
  • Asegúrese de que su proveedor de atención médica se lave las manos con agua y jabón antes de examinarlo.
  • Limpie el equipo de ejercicio antes y después de usarlo con una solución a base de alcohol.

Una palabra de MEDSALUD

MRSA es una bacteria que preocupa a los proveedores de atención médica, considerando las infecciones graves que puede causar y su resistencia a numerosos antibióticos tradicionales. Para protegerse del MRSA, siga siendo proactivo en la higiene de sus manos y cuerpo y asegúrese de ver a su proveedor de atención médica de inmediato si cree que tiene una infección por MRSA. La pronta atención es clave para eliminar esta superbacteria.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.