El lupus eritematoso sistémico (LES), también conocido como lupus, es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca por error los tejidos sanos de todo el cuerpo. Con el lupus, el sistema inmunitario hiperactivo de una persona provoca una inflamación que daña los tejidos conectivos, incluidos los cartílagos y el revestimiento de los vasos sanguíneos. El LES es uno de varios tipos de lupus y la forma más común.

Esto es lo que necesita saber sobre el LES, incluida la prevalencia, los síntomas, las causas y los factores de riesgo, el diagnóstico, el tratamiento y las complicaciones.

Síntomas

Los síntomas del LES varían de una persona a otra y cambian con el tiempo. Los síntomas más comunes son:

  • fatiga severa
  • Dolor e hinchazón en las articulaciones
  • dolores de cabeza
  • Erupción de mariposa en las mejillas y la nariz.
  • Perdida de cabello
  • Anemia
  • Problemas con la coagulación de la sangre.
  • Fenómeno de Raynaud: una enfermedad vascular que provoca cambios de color pálido, azul o rojo en las manos y los pies cuando se exponen a temperaturas frías

Algunos de los primeros síntomas del LES son fatiga extrema, malestar (una sensación general de enfermedad), fiebre, pérdida de peso y pérdida del apetito. La mayoría de las personas con LES desarrollarán dolor en las articulaciones en ambos lados del cuerpo y dolor y debilidad muscular.

Los problemas de la piel también son comunes en el LES, especialmente una erupción plana llamada erupción en mariposa que se extiende por las mejillas y el puente de la nariz. Otros problemas de la piel incluyen:

  • Calcinosis: depósitos de calcio debajo de la piel
  • Vasculitis: vasos sanguíneos dañados
  • petequias: Diminutas manchas rojas causadas por una coagulación sanguínea inadecuada o daño capilar, lo que provoca sangrado debajo de la piel
  • Alopecia: Perdida de cabello
  • Ulceraciones: llagas en los revestimientos húmedos de la boca, la nariz y, en raras ocasiones, los genitales

Algunas personas con LES desarrollarán problemas renales. De hecho, hasta la mitad de las personas con LES tendrán afectación renal. Los problemas cardíacos también son comunes en el LES, incluida la inflamación de la membrana que rodea el corazón (pericarditis) y los problemas de las válvulas cardíacas, que controlan el flujo de sangre al corazón. La enfermedad cardíaca es más común en personas con LES.

La inflamación del LES también puede causar daño al sistema nervioso y provocar neuropatía periférica (daño a los nervios periféricos que causa debilidad, entumecimiento y dolor en las manos, brazos, piernas y pies), convulsiones, accidente cerebrovascular y deterioro cognitivo. La ansiedad y la depresión también son comunes en las personas con LES.

Las personas que viven con LES tienen períodos de la enfermedad en los que su condición empeora, llamados brotes, y otros períodos en los que la condición mejora, llamados remisiones. El LES es una condición progresiva, lo que significa que empeorará con el tiempo y potencialmente causará daño a los órganos principales del cuerpo. Si bien no existe una cura para el LES, esta afección es tratable y los medicamentos pueden ralentizar y reducir los efectos de la enfermedad.

Los síntomas del lupus también se observan en otras enfermedades, lo que puede dificultar la confirmación de un diagnóstico. Si experimenta alguno de estos síntomas, haga una cita para ver a su proveedor de atención médica, quien puede realizar pruebas para hacer un diagnóstico preciso.

Causas

Al igual que otras enfermedades autoinmunes, se desconoce la causa exacta del LES. Sin embargo, hay varios factores de riesgo asociados con las condiciones.

genes

En la mayoría de las personas con la enfermedad, no hay una sola mutación genética que cause el lupus. Sin embargo, el lupus y otras enfermedades autoinmunes tienden a darse en familias.

Los estudios sobre gemelos, hermanos y otros parientes de primer grado (incluidos los padres) y parientes de segundo grado (incluidos los tíos y los abuelos) indican un fuerte componente genético del LES. En estudios de gemelos idénticos, si un gemelo tiene lupus, el otro gemelo tiene lupus aproximadamente la mitad de las veces.

Ambiente

Se cree que ciertos desencadenantes ambientales contribuyen al desarrollo de la enfermedad. Estos incluyen los rayos ultravioleta (UV) del sol, ciertos medicamentos, virus, estrés físico y emocional y trauma.

hormonas sexuales

El LES afecta mucho más a las mujeres que a los hombres. Las investigaciones indican que las hormonas sexuales como el estrógeno desempeñan un papel en el desarrollo del LES, aunque los mecanismos exactos siguen sin estar claros.

Predominio

De acuerdo con la Fundación de Lupus de Américahasta 1,5 millones de estadounidenses y hasta 5 millones de personas en todo el mundo tienen algún tipo de lupus.

El lupus tiende a afectar principalmente a mujeres en edad fértil, pero cualquiera puede desarrollar lupus, incluso los niños. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las mujeres de todas las edades se ven mucho más afectadas que los hombres, con estimaciones de cuatro a 12 mujeres por cada hombre.

El lupus también afecta a los niños. Los niños representan el 20% de todos los casos, según el Colegio Americano de Reumatología.

Algunos grupos étnicos, incluidos los afroamericanos, los hispanos y latinos, los asiáticos y los indios americanos, tienen un mayor riesgo en comparación con los blancos.

El CDC estima que hay 16,000 nuevos diagnósticos de lupus cada año.

Diagnóstico

Hacer un diagnóstico de LES puede ser difícil porque los signos y síntomas de la enfermedad varían de persona a persona a lo largo del tiempo y se superponen con otros trastornos. Además, no existe una prueba para confirmar un diagnóstico de LES.

Sin embargo, su proveedor de atención médica puede realizar un examen físico, preguntar sobre el historial médico, incluidos los signos y síntomas, y realizar pruebas de laboratorio, imágenes y/o realizar una biopsia.

Examen físico e historial médico

Su proveedor de atención médica buscará erupciones y otros signos visibles de LES. Informe a su proveedor de atención médica si el lupus u otras enfermedades autoinmunes existen en su familia.

Se le preguntará acerca de los síntomas de LES que pueda estar experimentando, como erupción en mariposa, úlceras en las membranas mucosas, dolor en las articulaciones, sensibilidad e hinchazón, pérdida de cabello y signos de compromiso pulmonar o cardíaco, como latidos cardíacos irregulares y soplos cardíacos.

Pruebas de laboratorio

Esta prueba incluye análisis de orina y de sangre.

Un conteo sanguíneo completo (CBC, por sus siglas en inglés) busca anomalías en los glóbulos blancos, glóbulos rojos y recuentos de plaquetas (que a menudo son bajos en el lupus).

Un análisis de sangre de tasa de sedimentación de eritrocitos (ESR, por sus siglas en inglés) puede indicar un aumento de la actividad inflamatoria en el cuerpo, pero una prueba de ESR es anormal en varias afecciones, y no solo en SLE.

Otros análisis de sangre evalúan los riñones y buscan anticuerpos antinucleares que, si están presentes, pueden indicar que está en marcha un proceso autoinmune. Se pueden realizar más pruebas de anticuerpos para buscar otros anticuerpos que sean más específicos para el LES.

Un análisis de orina busca niveles elevados de proteínas o glóbulos rojos en la orina, que son notables si el LES ha afectado los riñones.

Imágenes

Si su proveedor de atención médica sospecha que el LES está afectando su corazón o sus pulmones, las imágenes pueden revelar sombras que sugieran líquido en los pulmones o inflamación de los pulmones.

Un ecocardiograma usa ondas de sonido para producir imágenes del corazón que late para detectar problemas de válvulas y otros problemas cardíacos.

Biopsia

Si el lupus afecta los riñones, su proveedor de atención médica querrá saber el tipo, por lo que se tomará una muestra de tejido y se analizará para determinar el mejor curso de tratamiento. Una biopsia de piel también puede ayudar a confirmar un diagnóstico de lupus cuando afecta la piel.

Si su proveedor de atención médica sospecha o confirma SLE, es probable que lo deriven a un reumatólogo. Este es un proveedor de atención médica que se especializa en el tratamiento de enfermedades articulares y enfermedades autoinmunes.

Tratamiento

No hay cura para el LES, pero la condición es tratable. Según el Fundación de Lupus de Américalos objetivos del tratamiento pueden incluir:

  • Controlar la fatiga, el dolor articular y otros síntomas del LES
  • Reducir la inflamación
  • Suprimir los efectos de un sistema inmunitario hiperactivo
  • Prevención y tratamiento de brotes
  • Minimizar las complicaciones, especialmente el daño a los órganos.

Las opciones de tratamiento dependen de la gravedad de los síntomas de una persona y de las partes del cuerpo que afecta el LES. Los tratamientos pueden incluir:

  • Medicamentos antiinflamatorios, como aspirina, Advil o Motrin (ibuprofeno), Aleve (naproxeno sódico y naproxeno), Cambia (diclofenaco) y una variedad de medicamentos recetados, para tratar la inflamación y los síntomas de las articulaciones, incluidos el dolor y la rigidez.
  • Cremas con esteroides para las erupciones
  • Terapia con corticosteroides para reducir las respuestas del sistema inmunitario
  • Medicamentos antipalúdicos para tratar problemas de las articulaciones y la piel.
  • Fármacos inmunosupresores y productos biológicos dirigidos al sistema inmunitario para casos graves de LES
  • Antagonista del receptor de interferón tipo 1 (IFN tipo I) Saphnelo (anifrolumab) para pacientes adultos con LES de moderado a grave que reciben terapia estándar

Pregúntele a su proveedor de atención médica qué cambios en la dieta y el estilo de vida puede incorporar a su plan de tratamiento. Su proveedor de atención médica puede recomendarle evitar ciertos alimentos y minimizar el estrés para reducir los brotes.

Si está usando terapia con esteroides, pregunte acerca de las pruebas de detección de osteoporosis, ya que estos medicamentos pueden adelgazar los huesos. Su proveedor de atención médica también puede sugerir atención preventiva, incluidas vacunas y exámenes de detección del corazón y los riñones.

Complicaciones

El LES es conocido por causar daños y complicaciones en los sistemas del cuerpo. Algunas de estas complicaciones son:

Problemas de riñon

Los problemas renales son comunes en las personas con lupus. De acuerdo con la Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renaleshasta la mitad de los adultos con lupus desarrollarán una afección renal llamada nefritis lúpica, y hasta el 80 % de los niños desarrollarán nefritis lúpica.

Problemas del corazón

La inflamación del lupus puede afectar el corazón de varias maneras. Además, las personas que viven con lupus tienen un mayor riesgo a largo plazo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, que es una de las principales causas de muerte.

Los problemas cardíacos causados ​​por el LES pueden incluir:

  • Pericarditis: inflamación del saco que rodea el corazón
  • Aterosclerosis: endurecimiento de las arterias que suministran sangre al músculo cardíaco
  • Endocarditis: coágulos de sangre o insuficiencia cardíaca: enfermedades que resultan del daño a la válvula cardíaca
  • Miocarditis: inflamación del músculo cardíaco

Problemas pulmonares

El LES causa inflamación pulmonar en aproximadamente el 50 % de las personas con esta afección.

Los problemas pulmonares asociados con el LES son:

  • Pleuritis: Inflamación de la membrana de dos capas que rodea los pulmones.
  • Neumonitis lúpica aguda: una afección pulmonar grave que causa dolor en el pecho, dificultad para respirar y tos seca que puede producir sangre.
  • Neumonitis lúpica crónica (fibrótica): Causando síntomas similares a la neumonitis lúpica aguda, esta condición se acumula con el tiempo. Causa dolor en el pecho, los pulmones y la respiración, y necesita tratamiento continuo para que no empeore.
  • Hipertensión pulmonar: Un tipo de presión arterial alta en los vasos principales entre el corazón y los pulmones. Si no se trata, esto puede conducir a niveles bajos de oxígeno en el cuerpo (hipoxia) e insuficiencia cardíaca.
  • Síndrome de pulmón encogido: un síndrome raro específico del lupus en el que una persona siente dificultad para respirar y experimenta una expansión torácica reducida.

Problemas relacionados con la sangre

Los problemas sanguíneos son comunes en las personas con LES, pero no siempre provocan síntomas evidentes. Algunos de estos problemas pueden ser graves o amenazantes.

Estos pueden incluir:

  • Números bajos de glóbulos rojos circulantes (anemia), lo que afecta el suministro de oxígeno al cuerpo: la anemia grave y potencialmente mortal puede ocurrir cuando la autoinmunidad del lupus destruye los glóbulos rojos (anemia hemolítica).
  • Recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia): Las plaquetas ayudan a que la sangre se coagule. Los recuentos bajos de plaquetas aumentan el riesgo de hemorragia grave.
  • Recuentos bajos de glóbulos blancos (leucopenia): la leucopenia leve es común en personas con lupus. La leucopenia grave aumenta el riesgo de infecciones.
  • Coágulos de sangre: la autoinmunidad al lupus puede causar coágulos de sangre peligrosos en las venas (embolia pulmonar) o arterias (accidente cerebrovascular).

Problemas del sistema nervioso

Los problemas del sistema nervioso relacionados con el LES pueden incluir:

  • Problemas cognitivos: pérdida de memoria, problemas de concentración y errores de juicio y perspicacia
  • Cefaleas tensionales y migrañas
  • convulsiones
  • trazos
  • Otros problemas neurológicos que provocan alteraciones visuales, mareos, problemas musculares o sensaciones dolorosas en los pies, las manos, los brazos o las piernas

Problemas digestivos

Los problemas del sistema digestivo asociados con el LES pueden incluir:

  • Dolor de vientre, a menudo con náuseas y vómitos
  • agrandamiento del hígado
  • Pancreatitis: inflamación del páncreas
  • Peritonitis: Inflamación del saco que rodea los intestinos
  • Indigestión
  • Problemas para tragar
  • Boca seca

Problemas de salud mental

Hacer frente a los efectos físicos y emocionales del LES no es fácil. Los efectos pueden conducir a dificultades en el manejo de la salud mental. Los problemas de salud mental asociados con el LES incluyen:

  • Ansiedad, depresión o ambas
  • Psicosis: un trastorno de salud mental que conduce a delirios y/o alucinaciones
  • Comportamiento maníaco que resulta en altos niveles de energía y actividad, problemas para dormir e irritabilidad, como resultado de tratamientos para el LES o altos niveles de inflamación. Esta condición puede desaparecer con tratamiento.

Según un informe de 2018 del Colegio Coreano de Reumatología, la depresión afecta hasta al 39 % de las personas con lupus, mientras que la manía afecta a alrededor del 3 %. Además, los trastornos de ansiedad son comunes en el lupus (con una prevalencia del 40 %) e incluyen ansiedad prominente, ansiedad generalizada, trastornos de pánico y trastornos obsesivo-compulsivos.

La psicosis lúpica es menos común y se observa con mayor frecuencia en las primeras etapas del lupus. Puede ser más común en personas que están en tratamiento con altas dosis de corticosteroides.

Controlar el LES con el tratamiento adecuado puede reducir e incluso prevenir muchas de estas complicaciones de la enfermedad potencialmente mortales.

Una palabra de MEDSALUD

La gravedad del lupus eritematoso sistémico variará de persona a persona. Para las personas que tienen brotes graves, existe una mayor probabilidad de que el LES pueda poner en peligro la vida. Sin embargo, las complicaciones graves se pueden evitar siguiendo las instrucciones de su proveedor de atención médica, tomando los medicamentos según lo recetado, practicando un estilo de vida saludable y no fumando, y comunicándose con su proveedor de atención médica acerca de los brotes de enfermedades graves, los nuevos síntomas y los efectos secundarios de los medicamentos. .

Y aunque no existe una cura para el LES, las perspectivas para muchas personas con la enfermedad son buenas. De hecho, el pronóstico del lupus es mejor que en el pasado y muchas personas con LES pueden esperar vivir una vida normal, sin verse afectadas por complicaciones graves del lupus.

EL CONTENIDO DE MEDSALUD ES SOLO PARA FINES INFORMATIVOS Y EDUCATIVOS. NUESTRO SITIO WEB NO PRETENDE SER UN SUSTITUTO DEL CONSEJO, DIAGNÓSTICO O TRATAMIENTO MÉDICO PROFESIONAL.

COPYRIGHT © 2023 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MEDSALUD.ORG