hipernefroma (también llamado adenocarcinoma de células renales o carcinoma de células claras del riñón) es un tipo de cáncer de riñón que comienza en el revestimiento de pequeños conductos en el riñón conocidos como túbulos renales. Los túbulos renales se encargan de filtrar y limpiar la sangre eliminando los desechos. También ayudan a producir orina.

Aunque es raro, el hipernefroma es el tipo más común de cáncer de riñón. Para diagnosticar el hipernefroma, se utilizan pruebas de diagnóstico por la imagen y una biopsia (extracción de una muestra de tejido para examinarla en un laboratorio). El tratamiento y el pronóstico dependen de la salud general del paciente y de la extensión del cáncer.

Este artículo explica los síntomas, las causas, el diagnóstico, el tratamiento y el pronóstico del hipernefroma.

Síntomas de hipernefroma

El hipernefroma puede no tener síntomas en las primeras etapas. Los síntomas pueden aparecer a medida que el tumor crece. Los síntomas más comunes son sangre en la orina, dolor en el costado (el área entre las costillas y la cadera) y una masa que se puede palpar.

Otros síntomas incluyen:

  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso sin razón conocida
  • Anemia
  • testículo hinchado

Causas

El hipernefroma ocurre con mayor frecuencia en personas de entre 40 y 60 años. Es de 2 a 3 veces más común en hombres que en mujeres, aunque los científicos no están seguros de por qué.

Tener una condición genética conocida como enfermedad de von Hippel-Lindau aumenta el riesgo de desarrollar hipernefroma. La enfermedad de Von Hippel-Lindau hace que crezcan tumores y sacos llenos de líquido llamados quistes en todo el cuerpo. Si el tumor o los quistes están en el riñón, pueden convertirse en hipernefroma. Se estima que entre el 20 % y el 50 % de los hipernefromas están asociados con la enfermedad de von Hippel-Lindau.

Las personas con antecedentes de enfermedad renal o insuficiencia renal o antecedentes familiares de cáncer de riñón también tienen un mayor riesgo de desarrollar hipernefroma.

El hipernefroma también es más común en los fumadores y se cree que el riesgo aumenta con la cantidad fumada.

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Hipertensión
  • Tener sobrepeso
  • Uso excesivo de medicamentos para el dolor, incluido Tylenol (acetaminofén)
  • Exposición en el lugar de trabajo a ciertas sustancias como el tricloroetileno, que es un solvente industrial

Diagnóstico de hipernefroma

Los proveedores de atención médica usan ciertas pruebas para determinar si un paciente tiene hipernefroma. Es posible que realicen un examen físico y soliciten análisis de sangre y orina para buscar algo anormal.

Las pruebas de imágenes que permiten a los médicos ver el interior del cuerpo también se usan para buscar tumores y ver cuánto han progresado. Estas pruebas incluyen:

Si se encuentra un tumor, se puede ordenar una biopsia para determinar si el tumor es canceroso. Se realiza una biopsia insertando una aguja delgada en el tumor para extraer una muestra de tejido. La muestra se examina bajo un microscopio para detectar signos de cáncer.

Una vez que se diagnostica el hipernefroma, se pueden realizar más estudios por imágenes para ver hasta dónde se ha propagado el cáncer. Éstas incluyen:

  • tomografía computarizada
  • resonancia magnética
  • Radiografía de pecho
  • Gammagrafía ósea para ver si el cáncer se ha propagado a los huesos

Puesta en escena

La extensión del cáncer dentro del riñón o por todo el cuerpo determina en qué etapa se encuentra la enfermedad. Para el hipernefroma, se usan las siguientes etapas:

  • Nivel 1: el tumor no se ha propagado fuera del riñón y mide 7 centímetros (cm) o menos.
  • Etapa 2: el tumor no se ha propagado fuera del riñón y mide más de 7 cm.
  • Etapa 3: El tumor es de cualquier tamaño pero se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos, vasos sanguíneos en el riñón o cerca de él, o grasa dentro o alrededor del riñón.
  • Etapa 4: el cáncer se ha diseminado a otras áreas del cuerpo, como los huesos, el hígado, los ganglios linfáticos distantes o las glándulas suprarrenales.

¿Qué son las glándulas suprarrenales?

Las glándulas suprarrenales son glándulas pequeñas que producen hormonas que ayudan a controlar la frecuencia cardíaca, la presión arterial y otras funciones del cuerpo. Cada riñón tiene una glándula suprarrenal encima.

Tratamiento para Hipernefroma

El tratamiento dependerá de si el cáncer se ha diseminado y, de ser así, qué tan lejos se ha diseminado en el cuerpo. El tratamiento también depende de la salud general del paciente.

En los casos en los que el tumor es pequeño y no se ha propagado a los órganos circundantes, los médicos pueden optar por realizar una «vigilancia activa», lo que significa usar pruebas de imágenes para controlar si el tumor crece.

Cirugía

La cirugía a menudo se usa para extirpar el tumor, junto con todo o parte del riñón. Los tipos de cirugía para el hipernefroma incluyen:

  • Nefrectomía parcial: extirpación del tumor y parte del riñón
  • Nefrectomía simple: extirpación de todo el riñón
  • Nefrectomía radical: extirpación del riñón, la glándula suprarrenal y los ganglios linfáticos circundantes

¿Qué son los ganglios linfáticos?

Los ganglios linfáticos se encuentran en todo el cuerpo y son parte del sistema inmunológico. Cada nódulo tiene el tamaño de un frijol pequeño y contiene glóbulos blancos que ayudan a combatir las infecciones. Los ganglios linfáticos también eliminan los productos de desecho de los tejidos del cuerpo.

En ciertos casos en los que un paciente tiene condiciones médicas que le impiden someterse a una cirugía, los médicos pueden usar un procedimiento llamado ablación. Durante un procedimiento de ablación, se coloca una aguja en la piel y se guía hasta el tumor. Luego se crean pequeñas regiones de calor con corrientes de radiofrecuencia o microondas para destruir las células cancerosas.

Otros tratamientos

Si el cáncer se ha diseminado, se pueden usar otros tratamientos en lugar de la cirugía o además de ella. Incluyen:

  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Terapia dirigida, que implica el uso de medicamentos que se dirigen específicamente a las proteínas en las células cancerosas o bloquean los nuevos vasos sanguíneos que alimentan el tumor.
  • Inmunoterapia, que utiliza medicamentos para ayudar al sistema inmunitario del cuerpo a destruir las células cancerosas

Pronóstico

El pronóstico (resultado proyectado) para el hipernefroma depende de qué tan avanzado esté el cáncer cuando se encuentre.

Los pacientes que tienen hipernefroma tienen una tasa de supervivencia promedio de cinco años del 76 %. El pronóstico de supervivencia a cinco años es más bajo cuando el cáncer se ha propagado a lugares distantes del cuerpo y es de aproximadamente el 14 %. Cuando el hipernefroma está localizado, la supervivencia a los cinco años es de aproximadamente el 93 %.

Entre 2014 y 2018, la cantidad promedio de personas que murieron por cáncer de riñón disminuyó tanto para hombres como para mujeres.

Si le extirparon un riñón, puede vivir una vida normal y saludable con un solo riñón. Tendrá que tomar medidas para mantener saludable el riñón que le queda, lo cual debe consultar con su proveedor de atención médica.

Albardilla

La cirugía y otros tratamientos para el hipernefroma pueden dejar a las personas con efectos secundarios físicos y emocionales. Es importante discutir estos efectos secundarios y las formas de sobrellevarlos con su proveedor de atención médica. Los efectos pueden persistir después de que finaliza el tratamiento, por lo que también es importante obtener el apoyo que necesita para ayudarlo a sobrellevar la situación.

Los pacientes con cáncer requieren atención de seguimiento regular, incluidos exámenes y pruebas para realizar un seguimiento de la recuperación y asegurarse de que el cáncer no regrese. Puede pedirle a su proveedor de atención médica un plan de atención para sobrevivientes que incluirá la frecuencia con la que debe realizarse controles y pruebas, los posibles efectos a largo plazo de los tratamientos y sugerencias para una vida saludable.

Resumen

El hipernefroma es el tipo más común de cáncer de riñón. Los síntomas más comunes son sangre en la orina, dolor en el costado y una masa que se puede sentir, aunque a menudo no hay síntomas. El hipernefroma se diagnostica mediante exámenes físicos, análisis de sangre y orina, pruebas de imagen y biopsia. Los tratamientos dependen de cuánto se haya propagado el cáncer y pueden incluir cirugía, quimioterapia, radioterapia y otras terapias.

Una palabra de MEDSALUD

Si tiene alguno de los síntomas del hipernefroma, es importante consultar a un proveedor de atención médica calificado, como un nefrólogo (médico que se especializa en enfermedades renales) o un oncólogo (médico que se especializa en cáncer), lo antes posible. Tener síntomas no significa que tenga cáncer. Pero, si tiene cáncer, detectar la enfermedad en sus primeras etapas significa mejores resultados y tratamientos más fáciles en la mayoría de los casos.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.