cromófobo celula renal carcinoma es un tipo poco común de cáncer de riñón. A las personas con este subtipo les suele ir mejor que a las que tienen otros tipos de cáncer de riñón.

El nombre “cromófobo” proviene del aspecto de estas células cancerosas cuando se examinan bajo el microscopio con ciertos tintes. Los científicos describieron por primera vez este tipo específico de cáncer en la década de 1980.

Tipos de cáncer de riñón

El carcinoma de células renales cromófobas pertenece a un grupo más amplio de cánceres de riñón llamado carcinoma de células renales (RCC). “Renal” significa “riñón”. “Carcinoma” es una palabra para los cánceres que comienzan en las células que recubren los órganos internos. Alrededor del 90% de los cánceres que comienzan en el riñón se clasifican como carcinoma de células renales.

Los científicos finalmente aprendieron que ciertos cánceres de riñón se comportan de manera algo diferente a otros. Es decir, si las células cancerosas de alguien se veían de cierta manera bajo un microscopio, las clasificaban en diferentes categorías. Y esos cánceres parecían compartir ciertas similitudes, como qué tan bien respondieron a tratamientos específicos.

El carcinoma de células renales cromófobas es un subtipo de carcinoma de células renales. Alrededor del 5% de las personas con carcinoma de células renales tienen este subtipo. En comparación con las personas con otros subtipos más comunes, es más probable que las personas con carcinoma de células renales cromófobas sean mujeres.

Las personas con el subtipo cromófobo también tienden a ser diagnosticadas en una etapa más temprana que las personas con algunos de los otros subtipos. Es decir, su cáncer no está tan avanzado (no ha crecido ni se ha propagado tanto) en comparación con las personas con otros subtipos.

Síntomas del carcinoma de células renales cromófobas

La mayoría de las personas con CCR cromófobo no tienen ningún síntoma cuando se les diagnostica. En cambio, el cáncer puede descubrirse en exploraciones por imágenes realizadas por otro motivo.

Si los síntomas están presentes, pueden incluir los siguientes:

  • Dolor en la parte inferior de la espalda (a veces llamado “dolor en el costado”)
  • Sangre en tu orina

Es posible que experimente diferentes síntomas si su cáncer ya ha viajado a otros lugares de su cuerpo (llamado cáncer metastásico). En este caso, algunos síntomas posibles incluyen:

  • Dolor de huesos
  • Pérdida de peso
  • Fiebre
  • Tos
  • Hinchazón de tus piernas

Causas

Los científicos todavía están aprendiendo sobre las causas del carcinoma de células renales cromófobas. Muchos factores genéticos y ambientales complejos parecen estar involucrados.

Al igual que otros tipos de cáncer, el CCR cromófobo se desarrolla en parte debido a cambios en el material genético de una persona. Muchos factores pueden hacer que su material genético, su ADN, se dañe levemente durante su vida. Esto se conoce como una mutación genética adquirida.

Por lo general, esto no es gran cosa. Sin embargo, si una célula específica dentro de sus riñones sufre varias mutaciones, podría comenzar a comportarse de manera anormal. Por ejemplo, podría comenzar a crecer y reproducirse cuando normalmente no debería hacerlo. En otras palabras, se convierte en cáncer.

Ciertas cosas pueden aumentar el riesgo de mutaciones peligrosas. Por ejemplo, los siguientes a veces aumentan el riesgo de carcinoma de células renales:

  • De fumar
  • Hipertensión
  • Otros tipos de enfermedad renal
  • Exposición a ciertas toxinas.

Las personas en ciertos trabajos tienen más probabilidades de estar expuestas a estas toxinas, como los mecánicos o las personas que trabajan en la tintorería. Sin embargo, la mayoría de las veces, no se puede encontrar una causa clara.

Es complejo, pero ciertas partes de su ADN (genes específicos) parecen estar dañadas en el carcinoma de células renales cromófobas. Por ejemplo, un gen llamado TP53 comúnmente se ve afectado en personas que tienen la enfermedad.

Síndromes genéticos y carcinoma de células renales cromófobas

Algunas personas también corren un mayor riesgo de contraer carcinoma de células renales cromófobas debido a condiciones médicas que heredaron de sus padres y que estaban presentes desde el nacimiento.

Por ejemplo, las personas con el síndrome de Birt-Hogg-Dubé, una afección que produce numerosos tumores cutáneos benignos (no cancerosos), tienen un mayor riesgo de carcinoma de células renales cromófobas que el público en general. La mayoría de las personas con carcinoma de células renales cromófobas no tienen tales síndromes.

Diagnóstico

Para hacer un diagnóstico, primero, su médico tomará su historial médico y le preguntará acerca de los síntomas actuales y sus otras condiciones médicas. Eso, junto con un examen físico, puede indicar que el cáncer de riñón es una preocupación potencial.

Aunque no se pueden utilizar para un diagnóstico definitivo, una serie de pruebas médicas pueden proporcionar algunas pistas. También podrían descartar otras posibles causas de sus síntomas. Algunos de estos incluyen:

Las pruebas de imagen también pueden ser importantes para el diagnóstico. Estos pueden revelar si algo anormal está presente en el riñón. Por ejemplo, estos pueden incluir uno o más de los siguientes:

Cuando se combinan, estas pruebas pueden dar a los médicos una muy buena idea de si una persona tiene algún tipo de cáncer de riñón. Sin embargo, un especialista debe examinar una muestra de tejido del área sospechosa de cáncer del riñón bajo un microscopio para un diagnóstico definitivo.

Esto puede suceder de diferentes maneras. El médico a menudo puede decir a partir de todos estos otros indicadores que es muy probable que haya cáncer de riñón. Si es así, podrían planear continuar con la extirpación quirúrgica del riñón o parte del riñón.

Después de que eso suceda, pueden enviar una porción del tejido canceroso sospechoso al laboratorio. Un patólogo (un médico que se especializa en ciencias de laboratorio) examina las células y determina si hay cáncer presente y de qué tipo es. Aquí es cuando es posible que le digan que tiene RCC cromófobo específicamente.

Con menos frecuencia, una persona puede someterse a una biopsia de riñón antes de la cirugía si aún no está claro que el cáncer es el problema. En este caso, también se envía una muestra de tejido al laboratorio. Allí, un experto puede diagnosticar definitivamente el CCR cromófobo.

Tratamiento

El tratamiento del carcinoma de células renales cromófobas dependerá mucho del estadio del cáncer. Eso se refiere a cuánto se ha propagado el cáncer por todo el cuerpo.

Etapas 1 a 3 de la enfermedad

Para las personas con cáncer en etapa 1, etapa 2 o etapa 3, la cirugía es el enfoque principal. Su cirujano podría recomendar la extirpación total de su riñón (remoción radical). nefrectomía). Si su cáncer es muy pequeño, es posible que solo necesite que le extirpen una parte (nefrectomía parcial).

La idea es extirpar completamente el cáncer de su cuerpo mediante cirugía. Por lo general, no se necesita más tratamiento. Por ejemplo, la radioterapia, que a veces se usa para otros tipos de cáncer, no es una parte estándar del tratamiento.

Sin embargo, su médico probablemente querrá controlar sus riñones para detectar signos de que su cáncer ha regresado. Por ejemplo, es posible que necesite pruebas de imagen periódicas (como tomografías computarizadas) del área.

Algunos otros procedimientos son alternativas a la cirugía tradicional que pueden tener sentido para algunas personas. Estos no requieren que se hagan grandes cortes en el área. En cambio, son técnicas que queman o congelan la parte cancerosa del riñón. Por ejemplo, es posible que escuche que se refieren a estos como:

  • Criocirugía: el tejido canceroso se congela.
  • Ablación por radiofrecuencia: se aplica una corriente eléctrica a los tejidos cancerosos.
  • Ablación por microondas: la energía de microondas se aplica a través de una sonda a los tejidos cancerosos.

Una de estas alternativas podría ser una buena opción si tiene un alto riesgo de cirugía, si tiene un tumor muy pequeño o si solo tiene un riñón. Sin embargo, es mucho más probable que su cáncer vuelva a crecer si elige uno de estos métodos en lugar de la cirugía estándar.

Enfermedad en etapa 4

En las personas con enfermedad en etapa 4, el cáncer ya se ha propagado más por todo el cuerpo. La cirugía por sí sola no puede curar la enfermedad. Sin embargo, la cirugía a veces sigue siendo útil, por ejemplo, para reducir los síntomas, aunque no curará la enfermedad.

Las personas con RCC cromófobo en etapa 4 generalmente también necesitan tratamientos adicionales. Por ejemplo, la quimioterapia puede ayudar a retrasar el crecimiento del tumor y ayudarlo a vivir más tiempo con menos síntomas. Los científicos todavía están aprendiendo sobre las mejores combinaciones de medicamentos para usar.

Los inhibidores de puntos de control son una clase más nueva de medicamentos que bloquean las proteínas que regulan la respuesta inmunitaria. Al bloquear estas proteínas, el cuerpo puede combatir el cáncer con mayor eficacia. Los inhibidores de puntos de control aprobados incluyen Opdivo (nivolumab) y Keytruda (pembrolizumab).

Se puede probar un grupo de medicamentos llamados inhibidores de la angiogénesis. Estos medicamentos bloquean la capacidad del tumor para formar nuevos vasos sanguíneos, por lo que reducen la propagación del tumor. Algunos de estos son:

  • Sutent (sunitinib)
  • Zortress (everolimus)

A veces se usa una combinación de medicamentos, como Lenvima (lenvatinib) y Zortress (everolimus).

Pronóstico

En comparación con las personas con algún otro subtipos de carcinoma de células renales, las personas con carcinoma de células renales cromófobo tienden a mejorar. En parte, esto se debe a que tienden a diagnosticarse en una etapa anterior del cáncer.

Alrededor del 90% de las personas diagnosticadas en la etapa 1 o la etapa 2 estarán vivas cinco años después de su diagnóstico. Sin embargo, esta tasa es más baja para las personas que ya tienen cáncer avanzado cuando se les diagnostica por primera vez.

Resumen

El carcinoma de células renales cromófobas es un tipo raro de cáncer de riñón. Muchas personas son diagnosticadas antes de tener síntomas. Cuando este cáncer se encuentra en una etapa temprana, generalmente se detecta cuando una exploración realizada por otra condición lo descubre de manera incidental.

El diagnóstico se realiza mediante imágenes y biopsia del tumor. El tratamiento para las primeras etapas es la extirpación de todo o parte del riñón. Para etapas avanzadas, el tratamiento puede incluir medicamentos para inhibir el crecimiento del cáncer.

Una palabra de MEDSALUD

Puede ser devastador saber que usted o un ser querido ha sido diagnosticado con algún tipo de cáncer. Sin embargo, la buena noticia es que muchas personas diagnosticadas con carcinoma de células renales cromófobas pueden curarse por completo. Obtenga toda la información que pueda de su médico acerca de sus opciones. Eso lo ayudará a tomar las mejores decisiones de salud para usted y su familia.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.