La laringe es el tubo que conecta la parte inferior de la garganta con la tráquea. Se divide en tres secciones llamadas supraglotis, glotis y subglotis.

Las estructuras en la laringe incluyen:

  • Epiglotis: Un colgajo de tejido que se cierra para evitar que los alimentos entren en la tráquea
  • Cuerdas vocales: Dos bandas de músculo que se abren y cierran

El cáncer de laringe puede desarrollarse en cualquier lugar dentro de este espacio.

Uno de los síntomas más comunes que se desarrollan con el cáncer de laringe es la ronquera o un cambio en la voz. Cuando se desarrolla un tumor cerca de las cuerdas vocales, puede impedir que las cuerdas se abran y cierren correctamente, lo que cambia el sonido de la voz.

Otros síntomas que pueden estar presentes en el cáncer de laringe pueden incluir:

  • Dolor de garganta
  • Dolor al tragar
  • Dificultad para tragar
  • Dolor de oído
  • Dificultad para respirar
  • Pérdida de peso
  • Bulto en el cuello

Causas

El cáncer de laringe se puede desarrollar en cualquier parte de la laringe, pero se desarrolla con mayor frecuencia en el área de la glotis, la parte media de la laringe, donde se encuentran las cuerdas vocales.

No existe una causa específica para el cáncer de laringe, pero existen algunos factores de riesgo asociados con él.

Estos factores de riesgo incluyen:

  • Historial de consumo de tabaco
  • Historial de consumo excesivo de alcohol
  • Infección previa por el virus del papiloma humano (VPH)
  • Más de 55 años
  • Género masculino
  • Exposición frecuente a polvo de madera o productos químicos en el trabajo

Diagnóstico

Cuando alguien se presenta ante su equipo de atención médica con los síntomas enumerados anteriormente, se puede evaluar de varias maneras.

  • Historia y físico: Se puede tomar un historial detallado para evaluar cualquier factor de riesgo que pueda estar presente. Un examen físico implica mirar dentro de la boca y la garganta para ver si se encuentran las causas de los síntomas. Se puede examinar el cuello en busca de bultos o hinchazón.
  • Laringoscopia: Esta es una prueba que se puede hacer para mirar más adentro de la garganta. Generalmente lo realiza un otorrinolaringólogo (ENT), con un espejo especial y una luz. También se puede realizar usando una cámara larga y delgada que se inserta en la nariz y se mueve hacia la garganta para obtener una mejor visualización de la laringe. Estos dos procedimientos se pueden realizar en la consulta de Otorrinolaringología. El tercer tipo de laringoscopia debe realizarse en el quirófano, con un endoscopio rígido que permite una mejor evaluación de las áreas de la cabeza y el cuello. Durante los procedimientos, se pueden tomar biopsias para detectar cáncer.
  • Biopsia: Una vez que se toma una biopsia, el tejido se envía a un laboratorio para evaluar la presencia de células cancerosas. Si se encuentra cáncer, se realizan otras pruebas para clasificar mejor el cáncer y buscar ciertas características que pueda tener. También se puede tomar una biopsia de los ganglios linfáticos agrandados en el área para ver si hay cáncer presente en ellos.
  • Pruebas de imagen: Es posible que se realicen estudios por imágenes, como tomografía computarizada (TC), imágenes por resonancia magnética (IRM) o tomografía por emisión de positrones (PET), para determinar exactamente dónde se encuentra el cáncer y averiguar si se ha diseminado a otras áreas del cuerpo.

Cuando se hayan completado todas las biopsias y los estudios de imágenes, el oncólogo diagnosticará oficialmente el cáncer de laringe y le asignará una etapa.

La etapa final depende de:

  • El tamaño del tumor laríngeo inicial.
  • Su ubicación en la laringe.
  • La participación de cualquier ganglio linfático con cáncer.
  • Si el cáncer se ha diseminado a otra área del cuerpo

Las etapas van desde la etapa I (temprana) hasta la etapa IV (metastásica).

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de laringe puede incluir muchas opciones, como cirugía, radiación, quimioterapia o inmunoterapia.

Algunos tratamientos pueden realizarse solos o en combinación con otros tratamientos. Cada plan es individualizado para la persona que recibe tratamiento según la etapa de su cáncer:

  • Cirugía: La cirugía a menudo se realiza para cualquier etapa del cáncer de laringe. El tipo de cirugía necesaria puede variar. Según la etapa y la ubicación del cáncer de laringe, es posible que la cirugía solo necesite extirpar un área pequeña. Si el tumor es más grande o los ganglios linfáticos están involucrados, es posible que un cirujano deba extirpar un área más grande, que podría incluir las cuerdas vocales. Si se extirpan las cuerdas vocales, se pierde la capacidad de hablar. Si se realiza una laringectomía total, se extirpa toda la laringe. Esto también requeriría la necesidad de una traqueotomía, un orificio en el cuello por el cual alguien podría respirar. La cirugía a menudo se realiza antes de otros tratamientos, pero se puede realizar después de la quimioterapia o la radiación para reducir el tamaño del tumor y, potencialmente, poder someterse a una cirugía más pequeña.
  • Radiación: Durante la radiación, se dirigen haces de rayos X de alta energía al tumor a través de una máquina especializada. Los haces de radiación matan las células cancerosas a su paso, pero no tratan todo el cuerpo. La máquina puede girar alrededor del paciente para proporcionar radiación desde múltiples direcciones. Cada tratamiento dura solo unos minutos, pero generalmente se realiza una vez al día durante algunas semanas, aunque el plan de tratamiento de cada persona es individualizado. La radiación se puede hacer antes de la cirugía para tratar de reducir el tamaño del tumor para una cirugía más pequeña, o después de la cirugía para reducir el riesgo de que el cáncer regrese a esa área.
  • Quimioterapia: Durante la quimioterapia, se administran medicamentos que ingresan al torrente sanguíneo y actúan dañando las células cancerosas en ciertos puntos de su ciclo reproductivo. Estos medicamentos ingresan al torrente sanguíneo y pueden llegar a la mayoría de las áreas del cuerpo. La quimioterapia se puede usar antes de la cirugía en combinación con radiación para ayudar a reducir el tamaño del tumor y evitar la necesidad de una laringectomía total. También se puede administrar después de la cirugía en combinación con radiación para disminuir el riesgo de que el cáncer regrese. Si el cáncer se ha diseminado a otras áreas del cuerpo, se usa quimioterapia para tratar estas áreas. La mayoría de la quimioterapia se administra por vía intravenosa (IV) y, según el medicamento utilizado, se puede administrar una vez a la semana o cada pocas semanas.
  • Inmunoterapia: La inmunoterapia se usa cuando el cáncer de laringe ha regresado después del tratamiento o si inicialmente se diseminó a otras áreas. La inmunoterapia funciona ayudando al sistema inmunitario a atacar las células cancerosas de laringe. Estos medicamentos se administran por vía intravenosa en un horario cada dos a seis semanas, según la inmunoterapia utilizada.

Pronóstico

El pronóstico del cáncer de laringe depende de dónde se encuentre el tumor y en qué etapa se encuentre y, en general, cuanto antes se detecte, mejor será el pronóstico.

Tasa de supervivencia a 5 años
Ubicación tasa de supervivencia a 5 años
Contenido a la glotis 78%
Situado en la subglotis 60%
Propagación a ganglios linfáticos o estructuras locales 45%
Propagación a áreas distantes en el cuerpo 42%

Albardilla

Un diagnóstico de cáncer de laringe puede tener efectos secundarios emocionales y físicos. Muchas emociones pueden estar presentes, desde el miedo, la ira, la ansiedad y la tristeza. Encontrar a alguien con quien hablar sobre estos sentimientos puede ser útil. Puede que no sea un amigo o un ser querido, pero posiblemente un trabajador social, un consejero o un grupo de apoyo.

Los efectos secundarios físicos pueden continuar mucho después de que finalice el tratamiento para el cáncer de laringe, ya que la cirugía puede cambiar de forma permanente la forma en que una persona se ve, habla o come. Es importante encontrar una manera saludable de hacer frente a estos cambios.

Ser diagnosticado con cáncer de laringe puede ser un momento difícil en la vida. Sin embargo, encontrar un equipo de atención del cáncer que tenga experiencia en el tratamiento de este tipo de cáncer puede ayudar a que el tratamiento sea más exitoso. También es importante encontrar un buen sistema de apoyo que lo ayude durante el tratamiento.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.