El asma intrínseca, también llamada asma no alérgica, provoca espasmos en las vías respiratorias que dificultan la respiración. Esto ocurre durante un «ataque de asma» que se desencadena por algo a lo que está expuesto. Obtenga más información sobre los síntomas intrínsecos del asma, las causas, el diagnóstico, el tratamiento, el pronóstico y cómo sobrellevar esta afección en este artículo.

Asma intrínseco vs. extrínseco

El asma extrínseco es causado por una reacción alérgica a algo en su entorno que su sistema inmunitario considera «extraño» para su cuerpo. El asma intrínseca es cualquier tipo de asma que no es causada por una alergia.

Durante un ataque de asma, la inflamación hace que las vías respiratorias se hinchen y obstruyan con mucosidad. Los músculos alrededor de las vías respiratorias también se contraen, lo que se denomina broncoespasmo. Esto hace que sea difícil para sus pulmones mover el aire dentro y fuera de su cuerpo.

Síntomas del asma intrínseca

Los ataques de asma pueden poner en peligro la vida. Los síntomas de un ataque de asma grave, llamado dificultad respiratoria, pueden incluir:

  • Uso de los músculos accesorios (cuello y hombros) para la respiración
  • Transpiración
  • Disminución del estado de alerta
  • Dificultad para hablar debido a la falta de aire
  • Labios teñidos de azul
  • respiración muy rápida
  • frecuencia cardíaca rápida

Busque atención médica inmediata si sospecha que tiene dificultad respiratoria.

Causas

Si bien no se conoce la causa exacta del asma intrínseca, varias afecciones están asociadas, entre ellas:

  • Infección sinusal
  • Bronquitis
  • Resfriado común
  • Pólipos nasales
  • Sinusitis
  • Infecciones de dientes o encías
  • Infección de garganta
  • Problemas gastrointestinales
  • Insuficiencia renal
  • Insuficiencia cardiaca

disparadores

El asma intrínseca también tiene desencadenantes no relacionados con la salud, como el ejercicio, el estrés, las drogas, los cambios en el clima, los irritantes en el aire y los aditivos en los alimentos. Los desencadenantes específicos pueden incluir:

  • Humo de cigarro
  • Humo de madera
  • Parrillas de carbón
  • Perfumes
  • Productos de higiene perfumados
  • La contaminación del aire
  • Polvo
  • Sustancias químicas que están en el aire
  • viento seco
  • Aire frio
  • Cambios drásticos en las condiciones climáticas.
  • Ejercicio vigoroso (llamado asma inducida por el ejercicio)
  • Emociones fuertes (llorar, gritar, reír, excitación, ira, miedo)
  • Fármacos (aspirina y antiinflamatorios no esteroideos)

El asma intrínseca afecta a más adultos que niños y es más probable que sea un problema a largo plazo que el asma extrínseca.

Diagnóstico

Es probable que su médico de atención primaria lo envíe a un especialista llamado alergólogo para que le diagnostique su asma no alérgica. No existe una prueba específica para el asma intrínseco. Además de su historial médico general, el médico le hará preguntas sobre sus síntomas y cuándo ocurren para ayudar a descubrir la causa subyacente.

La edad de inicio también puede ser una pista: mientras que el asma extrínseca o alérgica generalmente se desarrolla en la niñez o en la adultez temprana, el asma intrínseca ocurre con mayor frecuencia en la mediana edad y más allá.

Tratamiento

Hay una variedad de tratamientos para el asma disponibles, según la gravedad de los síntomas.

Los medicamentos de acción corta (comúnmente llamados medicamentos de rescate) tratan un ataque de asma que está ocurriendo activamente. Los medicamentos de acción más prolongada (llamados medicamentos de control o de mantenimiento) se toman diariamente para ayudar a controlar la inflamación de las vías respiratorias y el exceso de producción de mucosidad.

Estos medicamentos incluyen broncodilatadores, que funcionan relajando los músculos alrededor de las vías respiratorias y disminuyendo la producción de moco. Los broncodilatadores pueden ser de acción corta o prolongada e incluyen agonistas beta de acción corta (SABA), antagonistas muscarínicos de acción corta (SAMA), agonistas beta de acción prolongada (LABA), antagonistas muscarínicos de acción prolongada (LAMA) y teofilina.

En algunos casos, su médico puede recetarle más de un tipo de medicamento.

Otro grupo de medicamentos llamados productos biológicos a veces se usa para tratar casos graves de asma alérgica. Todavía se está investigando la eficacia de los productos biológicos para el asma intrínseca/no alérgica. Estos medicamentos se dirigen a proteínas o células específicas que causan inflamación en las vías respiratorias.

Los corticosteroides también se pueden usar para reducir la inflamación en las vías respiratorias. Otros medicamentos llamados modificadores de leucotrienos se dirigen directamente a los químicos que causan los síntomas del asma.

Tipos de medicamentos para el asma

Los medicamentos para el asma vienen en varias formas. Éstas incluyen:

  • Inhaladores (a veces llamados inhaladores): Estos dispositivos administran medicamentos en la boca que usted inhala de inmediato.
  • Nebulizadores: Los medicamentos para el asma que se usan en las máquinas nebulizadoras vienen en forma líquida. La máquina convierte el líquido en una neblina que se inhala por la boca o en una máscara que cubre tanto la boca como la nariz.
  • Biológicos: Estos medicamentos se administran mediante una inyección o una infusión intravenosa.
  • Antiinflamatorios esteroideos: Estos medicamentos pueden inhalarse o tomarse por vía oral.

Pronóstico y afrontamiento

La gravedad de los síntomas del asma depende de muchos factores. Si puede identificar sus factores desencadenantes y evitarlos, es posible que pueda evitar que ocurran ataques de asma. Sin embargo, esto no es muy común y los desencadenantes pueden cambiar con el tiempo.

La mayoría de las personas con asma tienen que tomar medicamentos con mucha frecuencia, o incluso todos los días. Sin embargo, puede tomar medidas para mejorar su calidad de vida en general si tiene asma.

  • Siga las instrucciones de su médico: Tome su medicamento según lo prescrito.
  • Mantenga sus pulmones saludables: Haga ejercicio regularmente y evite fumar.
  • Evite sus factores desencadenantes (si los conoce): Incluso si no conoce sus desencadenantes específicos, evite los irritantes comunes en el aire (fragancias fuertes, humo de leña, humo de cigarrillo, etc.).

Una palabra de MEDSALUD

Si bien vivir con una enfermedad crónica como el asma puede ser estresante, concentrarse en su bienestar general puede ayudar. Incorpore a su rutina actividades físicas y técnicas de manejo del estrés, como yoga, meditación o imágenes guiadas, y duerma lo suficiente. El asma es una afección altamente tratable que se puede controlar con el tratamiento adecuado y cambios en el estilo de vida.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.