La depresión es una condición de salud mental que causa tristeza y bajo estado de ánimo. Asociamos síntomas como sentirse deprimido y perder interés en las actividades con la depresión, pero la depresión también puede presentarse con una serie de síntomas físicos.

Siga leyendo para obtener más información sobre las formas en que la depresión puede afectar físicamente a las personas.

¿Qué es la depresión?

La depresión es una afección de salud mental que afecta la capacidad de una persona para funcionar en la vida diaria. Se cree que la bioquímica, la genética, la personalidad y los factores ambientales juegan un papel en su desarrollo.

Las personas con trastorno depresivo mayor experimentan síntomas que afectan en gran medida su nivel de funcionamiento anterior y duran al menos dos semanas. Muchos de estos síntomas son mentales, como sentirse triste o tener problemas para concentrarse, pero la depresión también puede manifestarse físicamente.

Síntomas físicos de la depresión

La depresión se asocia con una amplia gama de síntomas físicos.

Fatiga o Baja Energía

La fatiga es un síntoma muy común del trastorno depresivo mayor y afecta a más del 90 % de las personas que padecen esta afección.

La fatiga se puede dividir en tres subcategorías:

  • Físico: Los síntomas incluyen cansancio, disminución de la actividad, poca energía, resistencia física reducida, mayor esfuerzo para realizar tareas físicas, debilidad o lentitud general y mala calidad del sueño.
  • Cognitivo: Los síntomas incluyen dificultad para concentrarse, disminución de la atención, reducción de la resistencia mental y pensamiento lento.
  • Emocional: Los síntomas incluyen sentirse menos motivado, apatía, disminución del interés, sentirse abrumado, aburrido y deprimido.

Estos sentimientos de agotamiento pueden estar relacionados con:

  • El costo psicológico de la depresión
  • Cambios en los niveles de neurotransmisores dopamina, norepinefrinay serotonina afectando los niveles de energía
  • Dificultades para dormir comúnmente asociadas con la depresión

La fatiga también puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos utilizados para tratar la depresión, como los antidepresivos tricíclicos, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), y inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (SNRI).

Dolor

Los dolores y molestias inexplicables, incluidos dolores de cabeza, dolor de espalda, dolor en las articulaciones y dolor muscular, comúnmente ocurren con la depresión. Estos dolores pueden variar de leves a lo suficientemente graves como para afectar el funcionamiento de una persona. Se cree que la conexión se debe a que la depresión y el dolor comparten las mismas vías nerviosas y las mismas sustancias químicas cerebrales.

Algunos estudios han demostrado que cuanto peores son los síntomas de dolor físico, más grave es la depresión.

Un pequeño estudio de 54 personas, completado en 2015, encontró que las personas con trastorno depresivo mayor tenían un umbral de dolor y una tolerancia al dolor más bajos que sus contrapartes sanas.

Un estudio más grande de 2017 sugiere que las personas que experimentan depresión tienen aproximadamente un 60 % más de probabilidades de desarrollar dolor de espalda a lo largo de su vida que aquellas que no experimentan depresión. Además de que la depresión aumenta la probabilidad de dolor de espalda, también se demostró que el dolor lumbar persistente aumenta el riesgo de desarrollar síntomas depresivos.

Dificultades para dormir

Muchas personas con depresión informan que experimentan un sueño de mala calidad. La depresión puede causar trastornos del sueño como:

  • Dificultad para conciliar el sueño
  • sueño de mala calidad
  • Dormir menos horas
  • Despertarse más durante la noche
  • cansancio diurno
  • En algunos casos, despertarse muy temprano en la mañana sin poder volver a dormirse

La falta de sueño de buena calidad puede afectar otros síntomas de depresión, como la dificultad para concentrarse y el dolor.

Las partes del cerebro asociadas con la depresión también están involucradas en la regulación de la ritmo circadiano (ciclo sueño/vigilia). Las personas con depresión pueden experimentar cambios cuando duermen, incluso si duermen la misma cantidad de horas. Por ejemplo, pueden tener dificultad para conciliar el sueño por la noche pero estar cansados ​​durante el día.

Síntomas gastrointestinales

La depresión puede causar problemas digestivos, como:

El cerebro tiene una conexión directa con el tracto gastrointestinal, lo que hace que el estómago y los intestinos sean sensibles a las emociones. El tracto digestivo también puede enviar señales al cerebro. Un dolor de estómago puede contribuir o ser el resultado de la depresión, la ansiedad o el estrés.

Efectos cardiovasculares

Los estudios han demostrado que la depresión puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, particularmente para aquellos que experimentan síntomas de depresión más severos.

Este mayor riesgo puede explicarse, al menos en parte, por los hábitos de vida asociados con la depresión. Ciertos factores del estilo de vida que pueden aumentar el riesgo cardiovascular tienden a ser más comunes en las personas con depresión, entre ellos:

  • De fumar
  • Consumo de alcohol y sustancias
  • La inactividad física
  • Nutrición pobre

Síntomas psicomotores

La depresión puede afectar la forma en que el cuerpo y la mente trabajan juntos para completar las tareas.

La actividad psicomotora lenta puede afectar:

  • Discurso: El habla de una persona puede tener más pausas, ser más tranquila, tener menos articulación, ser más monótona e involucrar respuestas demoradas en las conversaciones.
  • Movimiento del ojo: Una persona puede tener un contacto visual reducido o una mirada fija.
  • movimiento facial: La persona puede parecer que mantiene una expresión plana y no reacciona a la emoción.
  • movimiento corporal: El cuerpo puede moverse más lentamente y puede haber dificultad con las tareas de motricidad fina, como escribir, abrocharse los botones o manejar dinero. La persona puede sentirse «pesada» al caminar o cambiar de posición y tener un tiempo de reacción más lento. También puede haber un aumento en el movimiento sin propósito, como dificultad para sentarse quieto, caminar de un lado a otro o estar inquieto.

Cambios en el apetito

La depresión puede causar cambios en el apetito y pérdida o aumento de peso. Los síntomas de depresión, como el agotamiento, pueden dificultar la planificación de las comidas y la preparación de las comidas. Esto puede hacer que sea más difícil mantener una dieta nutritiva.

La depresión también está asociada con cambios en la hormona cortisol, que puede afectar los niveles de estrés. Esto puede conducir a una «comida emocional», en la que una persona come en respuesta a emociones negativas. Los alimentos a los que recurren las personas cuando comen emocionalmente tienden a ser ricos en energía y agradables de comer.

Impulso sexual reducido

Si bien la mayoría de las personas experimentan fluctuaciones en el deseo sexual, algunas personas con depresión pierden por completo su deseo sexual. Esto puede deberse a la falta de energía que se observa en la depresión o a la falta de deseo de participar en actividades que una persona disfrutaba alguna vez.

La disfunción sexual puede ser difícil o vergonzosa de discutir, pero si experimenta una disminución severa en el deseo sexual que lo está afectando a usted o a su pareja, hable al respecto con su proveedor de atención médica.

Síntomas psicológicos de la depresión

Algunos síntomas psicológicos de la depresión incluyen:

  • Bajo estado de ánimo persistente o tristeza
  • Sentimientos de impotencia, culpa y/o desesperanza.
  • Irritabilidad
  • Sentirse «lloroso» o llorando
  • Falta de motivación
  • Desinterés o falta de disfrute de las cosas.
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Pensamientos de suicidio o autolesión

¿Cómo se diagnostican los síntomas físicos de la depresión?

Es probable que un proveedor de atención médica realice un examen y realice pruebas para ver si sus síntomas pueden ser causados ​​por una afección física, como problemas de tiroides.

Si se descarta una causa física, su proveedor le preguntará acerca de su salud general y antecedentes familiares, síntomas físicos y mentales y otra información que pueda ayudarlos a hacer un diagnóstico.

Si se diagnostica depresión, su proveedor de atención médica analizará las formas de controlar los síntomas, incluidos los físicos.

¿Qué viene primero?

Muchos de los síntomas físicos asociados con la depresión pueden contribuir a la depresión o ser causados ​​por la depresión. A veces puede ser difícil saber qué fue primero. Hable sobre sus síntomas con su proveedor de atención médica para encontrar un diagnóstico preciso y el curso de tratamiento más apropiado.

Cuándo ver a un proveedor de atención médica

Si experimenta síntomas de depresión, ya sean psicológicos, físicos o ambos, programe una cita con su proveedor de atención médica.

Hay ayuda disponible

Si usted o alguien que conoce tiene pensamientos suicidas, marque 988 para contactar con el 988 Línea de Vida de Suicidio y Crisis y conéctese con un consejero capacitado. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911. Por más salud mental recursos, vea nuestro Base de datos de la línea de ayuda nacional.

Resumen

La depresión es una condición de salud mental caracterizada por tristeza y bajo estado de ánimo o energía. Además de los síntomas psicológicos, la depresión se asocia con síntomas físicos como fatiga, problemas gastrointestinales y problemas para dormir. Las personas que experimenten síntomas físicos deben consultarlos con su proveedor de atención médica.

Una palabra de MEDSALUD

Los síntomas psicológicos de la depresión por sí solos son lo suficientemente desafiantes para vivir, por lo que la adición de síntomas físicos puede resultar especialmente abrumador. Si los síntomas de la depresión le hacen sentir mal, puede ser útil saber que hay tratamientos disponibles. Póngase en contacto con un proveedor de atención médica o un profesional de la salud mental para hablar sobre el tratamiento.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cómo puedes ayudar a alguien con depresión?

    Puede ayudar a alguien con depresión ofreciéndole paciencia, apoyo, comprensión y ayuda. Reconoce que la depresión es una enfermedad, no alguien que es «difícil». Anímelos a buscar ayuda profesional y ayúdelos a hacerlo.

  • ¿Cómo se siente la depresión?

    La depresión puede tener síntomas psicológicos, como sentimientos persistentes de tristeza, irritabilidad, falta de motivación y pérdida del disfrute. También puede tener síntomas físicos, como fatiga, dificultad para dormir y problemas gastrointestinales.

  • ¿Qué es la depresión maníaca?

    La depresión maníaca es un término que alguna vez se usó para la condición que ahora se conoce como trastorno bipolar. El sello distintivo del trastorno bipolar es alternar períodos entre estados de ánimo elevados y estados de ánimo depresivos, a menudo en extremos.

  • ¿Cómo se puede hacer frente a la depresión?

    Obtener un diagnóstico adecuado es el primer paso para controlar la depresión. A partir de ahí, trabaje con un proveedor de atención médica o un profesional de la salud mental para encontrar un plan de tratamiento adecuado a sus necesidades.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.