La cirugía de derivación cardíaca (también llamada cirugía de derivación, injerto de derivación de la arteria coronaria o CABG con injerto de derivación de la arteria coronaria) se realiza como una intervención quirúrgica para abordar los bloqueos en las arterias coronarias nativas. Cuando se requiere cirugía de derivación, estas arterias se han bloqueado total o parcialmente debido a una enfermedad. Por lo general, un bloqueo (o bloqueo parcial) es causado por una enfermedad de las arterias coronarias (CAD).

La cirugía de derivación cardíaca consiste en tomar arterias sanas de algún lugar del cuerpo (por lo general, de la pierna, el brazo o el área del tórax) y luego conectar esta arteria injertada, creando así un nuevo pasaje para que fluya la sangre (y el oxígeno). El objetivo general del procedimiento es evitar el bloqueo en la arteria coronaria enferma existente.

Diagnósticos relacionados con la cirugía de derivación cardíaca

Hay varias condiciones que se tratan mediante la realización de una cirugía de derivación cardíaca, estas incluyen la angina de pecho y la enfermedad de las arterias coronarias.

La angina es una condición que es causada por la disminución del flujo de sangre al corazón. Se caracteriza por dolor en el pecho o presión en el pecho, a menudo descrito como dolor “aplastante o opresivo”.

La angina generalmente es provocada por el esfuerzo físico, sin embargo, existe un tipo de angina, llamada angina inestable, que a menudo ocurre cuando una persona está en reposo. La angina inestable se asocia con un riesgo de infarto de miocardio (ataque al corazón).

La New York Heart Association identificó varias etapas de angina, que incluyen:

  • Clase I: los síntomas ocurren durante una actividad inusualmente extenuante
  • Clase II: Dificultad leve para respirar y/o dolor torácico y ligera limitación durante la actividad ordinaria
  • Clase III: Síntomas durante el esfuerzo físico, marcada limitación durante actividades como caminar distancias cortas, cómodo solo en reposo
  • Clase IV: los síntomas ocurren mientras uno está en reposo, limitación severa en las actividades, generalmente involucra a personas que están en reposo en cama

La angina inestable es una situación de emergencia que podría indicar que una persona está teniendo un ataque al corazón. Es importante buscar atención médica inmediata (como llamar al 911) si tiene síntomas de angina inestable.

Los síntomas de un ataque al corazón incluyen:

  • Dolor en el pecho, presión o una sensación inusual en el pecho, la espalda, el cuello, la mandíbula o la parte superior del abdomen, o en uno o ambos hombros/brazos.
  • Dificultad para respirar
  • Transpiración
  • Náuseas o vómitos
  • aturdimiento
  • debilidad repentina
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares

Arteriopatía coronaria

La enfermedad de las arterias coronarias es una condición causada por la aterosclerosis (históricamente llamada endurecimiento de las arterias) que puede, con el tiempo, contraer u obstruir el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos. Cuando se produce aterosclerosis en los vasos sanguíneos que suministran sangre y oxígeno al músculo cardíaco, esto se denomina enfermedad de las arterias coronarias.

La causa subyacente de la aterosclerosis es la placa, una sustancia grasosa y cerosa (compuesta parcialmente por colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre) que forma depósitos en la pared arterial.

Para decidir si la cirugía de derivación cardíaca es la mejor opción para una persona, el médico debe evaluar el estado de su corazón y vasos sanguíneos (incluidas las arterias coronarias) mediante la evaluación de su sistema cardiovascular.

Se evaluarán los signos y síntomas (como dificultad para respirar, dolor en el pecho, mareos y fatiga) y se le preguntará acerca de la gravedad, la duración y la frecuencia de estos síntomas, durante una historia clínica y un examen físico. Además, se realizarán varias pruebas para determinar si cumple con los criterios médicos para someterse a una cirugía de derivación.

Las pruebas incluyen las que miden la extensión de la obstrucción en las arterias y evalúan cualquier daño cardíaco que haya ocurrido. Además de las pruebas que ayudan al proveedor de atención médica a decidir si usted es candidato para la cirugía de bypass, se realizarán otras pruebas para garantizar que esté lo suficientemente saludable para someterse a la cirugía.

Tratamiento menos invasivo

La cirugía de derivación cardíaca suele ser un procedimiento electivo destinado a disminuir el riesgo de infarto de miocardio (ataque cardíaco) y disminuir la intensidad y la incidencia del dolor (como la angina). Pero esto no significa que una persona pueda simplemente elegir someterse a una cirugía de derivación cardíaca, primero debe calificar teniendo los criterios específicos preestablecidos (explicados a continuación).

Sin embargo, hay casos en los que se realiza una cirugía de derivación cardíaca de emergencia (como después de que una persona sufre un ataque cardíaco).

Para aquellos que tienen un éxito limitado debido a cambios en el estilo de vida, medicamentos y modalidades de tratamiento menos invasivas, un bypass cardíaco es una opción factible. Uno de esos tratamientos es la angioplastia, que implica la inserción de un globo muy pequeño que se infla para ayudar a ensanchar la luz (abertura) de la arteria.

Los tipos de tratamiento menos invasivos (aparte de la cirugía de derivación) pueden incluir:

  • Dieta: Perder peso, seguir una dieta baja en grasas y saludable para el corazón
  • Cambios en el estilo de vida: Como dejar de fumar y hacer ejercicio regularmente
  • Medicamento: como tabletas, aerosoles y parches de nitroglicerina para mejorar el flujo sanguíneo y disminuir el dolor, como en la angina, o estatinas u otros medicamentos que reducen los niveles de colesterol en la sangre para ayudar a retrasar la progresión de la CAD

Criterios

Los criterios médicos son indicadores específicos (que incluyen signos y síntomas, pruebas de laboratorio y otros factores, como la frecuencia o la gravedad de los síntomas) en los que se recomienda un tipo de tratamiento o cirugía. Las condiciones que cumplen con los criterios para someterse a una cirugía de derivación cardíaca incluyen:

  • Angina incapacitante que no responde al tratamiento no invasivo máximo (como medicamentos) cuando la cirugía se puede realizar con un riesgo aceptable
  • Enfermedad que está presente en más de una arteria coronaria, además de un mal funcionamiento del ventrículo izquierdo (la cámara de bombeo principal del corazón)
  • Estenosis grave (estrechamiento) de la arteria coronaria principal izquierda (la arteria que suministra la mayor parte de la sangre al ventrículo izquierdo del corazón)
  • Estenosis del 70% de dos arterias coronarias (llamadas LAD y arterias circunflejas izquierdas proximales)
  • Una forma extrema de enfermedad de las arterias coronarias que afecta a tres de las principales arterias coronarias (llamada enfermedad de los tres vasos).
  • Obstrucción de una arteria coronaria que no se puede tratar con éxito con un procedimiento menos invasivo llamado angioplastia
  • Resultados fallidos de una angioplastia previa o colocación de un stent (un pequeño tubo de malla de alambre para mantener abierta la arteria)
  • Recurrencia del estrechamiento de la arteria, después de una angioplastia previa o colocación de un stent
  • Infarto de miocardio (ataque cardíaco) que no responde bien a otros tipos de tratamiento (esto generalmente requeriría un procedimiento de derivación cardíaca de emergencia).

Pruebas y Laboratorios

Las pruebas realizadas días o semanas antes de la cirugía para garantizar que una persona esté lo suficientemente estable como para someterse a una cirugía de derivación cardíaca o para establecer criterios para someterse a una cirugía de derivación incluyen:

  • Conteo sanguíneo completo (CBC): Realizado antes de la cirugía para diagnosticar la anemia, las personas con anemia grave requerirán tratamiento antes de que se pueda realizar la cirugía. En algunos casos, se administra una transfusión de sangre durante la cirugía a personas con anemia grave.
  • Pruebas de coagulación: estos análisis de sangre se realizan para garantizar que la sangre de una persona se coagule normalmente, con el objetivo de evitar cualquier problema de sangrado excesivo durante o después de la cirugía.
  • Varios análisis de sangre: Estos se realizan para verificar si el hígado y los riñones están funcionando correctamente antes de la cirugía.
  • Radiografía de pecho: Se toma una imagen radiográfica para evaluar factores como el tamaño y la forma del corazón y la aorta, así como la apariencia de los pulmones.
  • Cateterización cardiaca: un procedimiento de imágenes (cuando se trata de una angiografía, un procedimiento que consiste en inyectar un tinte en los vasos sanguíneos para poder verlos) que implica permitir que el proveedor de atención médica vea sus arterias coronarias para evaluar la ubicación y la gravedad de los bloqueos.
  • Un electrocardiograma en reposo (ECG): Esta prueba mide la actividad eléctrica del corazón, realizada para ayudar a su cirujano a evaluar qué tan bien está funcionando su corazón, puede ayudar a diagnosticar CAD.
  • Electrocardiografía de esfuerzo: Prueba de imagen que se realiza mientras una persona realiza ejercicio físico, diseñada para ayudar a detectar isquemia (muerte de tejido por falta de oxígeno) en el miocardio (músculo del corazón), puede ayudar a diagnosticar la angina.

Otras pruebas que ayudan a evaluar la gravedad de la enfermedad de las arterias coronarias y determinar si la cirugía de bypass es mejor para usted incluyen:

  • imágenes nucleares: Se administra una dosis de material trazador radiactivo por vía oral (por la boca) y un escáner detecta esta radiación de varias partes del cuerpo para producir imágenes.
  • Pruebas de ultrasonido: Esto incluye un ecocardiograma, que usa ondas sonoras de alta frecuencia para crear imágenes del corazón y su acción de bombeo.
  • Tomografía computarizada (TC): Consiste en tomar una serie de imágenes en diferentes ángulos dentro del tórax.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): esta exploración utiliza ondas de radio y campos magnéticos para crear una serie de imágenes detalladas de las estructuras internas del tórax.

Una palabra de MEDSALUD

Es importante comprender que, si bien un procedimiento de derivación cardíaca puede mejorar sus síntomas, como el dolor de angina o la dificultad para respirar, y se presta a reducir el riesgo de futuros eventos cardiovasculares (como un ataque cardíaco o un derrame cerebral), no se considera una cura para la enfermedad de las arterias coronarias.

Para algunas personas, la cirugía de derivación cardíaca puede incluso reducir el riesgo de morir a causa de una enfermedad cardíaca. Pero, una vez que se haya realizado el procedimiento de derivación cardíaca, el verdadero trabajo de recuperación acaba de comenzar.

A continuación, debe comenzar a implementar cambios importantes en la dieta y el estilo de vida. Estos cambios a menudo incluyen comer una dieta saludable para el corazón, hacer ejercicio con regularidad, controlar el estrés a diario y dejar de fumar y/o beber.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.