Si un niño con autismo está en edad escolar, se enfrenta a un desafío sin precedentes cuando regresa a la escuela después de la pandemia de COVID-19. La mayoría de las escuelas no solo están abriendo con nuevas reglas y expectativas, sino que también se están preparando para la posibilidad de picos adicionales de COVID-19.

Algunas escuelas aún requieren máscaras, otras requieren vacunas para aquellos que son elegibles y otras continúan brindando opciones híbridas o en el hogar para las familias. Con todas estas incertidumbres, un niño con autismo necesitará ayuda adicional para prepararse para el otoño.

Claves para el éxito

Los pasos más importantes que puede tomar incluyen:

  • Entender los planes y expectativas de su distrito escolar
  • Proporcionar al niño bajo su cuidado oportunidades para aprender y practicar nuevas reglas y expectativas.
  • Comunicarse con los maestros y terapeutas del niño bajo su cuidado antes de que comience la escuela
  • Ofreciendo un entorno hogareño comprensivo y predecible
  • Tener un plan B en caso de que la situación cambie después de que comience el año escolar.

Conozca lo que ha planeado su distrito

Con tanta diversidad entre las organizaciones educativas estatales, regionales y locales, es importante que los padres y tutores verifiquen los planes de educación presencial y remota en su distrito local. También es importante recordar que los planes para estudiantes que requieren educación especial pueden no ser los mismos que los planes para estudiantes fuera de la educación especial.

Si la información no está disponible en el sitio web de su distrito, puede llamar a las oficinas administrativas de su distrito para hablar directamente con la persona a cargo de la planificación de educación especial para la escuela en la que está inscrito el niño bajo su cuidado. Aquí hay algunas preguntas que tal vez desee preguntar:

  • ¿Los horarios diarios serán los mismos este año que antes de que comenzara la pandemia? Si no, ¿cómo se cambiarán?
  • ¿Cuál es su política con respecto a las vacunas? (Los niños mayores son elegibles para las vacunas, mientras que los niños más pequeños pronto tendrán acceso a las vacunas aprobadas).
  • ¿Cuál es su política con respecto al uso de mascarillas? Si el niño que está enviando a la escuela tiene problemas para usar una máscara o prefiere usar una máscara incluso si no es obligatorio, ¿cómo manejará la escuela esa situación?
  • ¿Cuáles serán las políticas con respecto al distanciamiento social, el contacto social, el lavado de manos y el saneamiento en general? ¿Cómo se enseñarán e implementarán estas políticas con estudiantes con discapacidades?
  • ¿Cómo manejará el distrito los brotes o casos individuales de COVID-19 en caso de que ocurran?
  • ¿Puede el distrito brindar el mismo nivel de apoyo personalizado que brindaba antes de la COVID-19? Si hay cambios, ¿cómo serán?
  • ¿El distrito brindará las mismas terapias que antes de que comenzara la pandemia? ¿Hay cambios en el personal, horarios, programas, etc.? Reúna todos los detalles que pueda.
  • ¿Habrá cambios en la forma en que el distrito prepara a los estudiantes o implementa las pruebas estandarizadas?

Conozca cómo los planes del distrito afectarán a los niños bajo su cuidado

Debido a que cada persona con autismo es única, las políticas de la era COVID de su distrito pueden o no tener un impacto significativo en ellos. Una vez que haya determinado las necesidades del niño bajo su cuidado, estará listo para ayudarlo a prepararse para ser el mejor estudiante posible para el año escolar. Aquí hay algunas preguntas que usted puede querer considerar:

  • ¿Mi hijo tendrá algún problema con la política de uso de máscaras de la escuela?
  • ¿Mi hijo tendrá problemas con los comportamientos esperados relacionados con el distanciamiento social?
  • ¿Mi hijo tiene comportamientos antihigiénicos que podrían convertirse en un problema mayor en tiempos de COVID-19?
  • ¿Mi hijo tendrá dificultades para navegar nuevos horarios, reglas de comportamiento o personal?
  • ¿Mi hijo tendrá dificultades para volver a un horario escolar típico después de pasar parte o todo el año pasado en un ambiente hogareño?
  • ¿Cómo responderá mi hijo al aprendizaje en persona versus en línea o basado en los padres?
  • ¿Mi hijo tendrá mayor ansiedad relacionada con las nuevas reglas o con la posibilidad de contraer COVID-19?

Hacer un plan

Una vez que tenga una idea clara de lo que ha planeado el distrito y qué desafíos podría tener el niño bajo su cuidado, puede hacer un plan individualizado para preparar a su hijo para la escuela y su escuela para las necesidades de su hijo. Algunas cosas se pueden hacer en casa con poca o ninguna experiencia; otros requerirán la participación del personal de su distrito.

Para hacer en casa

Gran parte de la preparación y disposición de un niño para participar en un año escolar desafiante dependerá de usted. Si puede abordar el año escolar con una ansiedad relativamente baja, brindar preparación y apoyo significativos y mantener sus expectativas flexibles, un niño hará lo mismo:

  • Si ha relajado su horario debido a las restricciones de la pandemia y las vacaciones de verano, considere restablecer una rutina típica del año escolar para ayudar a todos a volver al ritmo de las cosas.
  • Practique cualquier requisito de enmascaramiento, distanciamiento o higiene en el hogar y en lugares públicos para que el niño pueda acostumbrarse a las rutinas y comportamientos esperados. Si bien es posible que no se requiera el uso de máscaras en todas las escuelas, los estudios muestran que el uso de máscaras en la escuela reduce la probabilidad de dar positivo en la prueba de COVID-19. La investigación es clara: abogar por que el niño bajo su cuidado use su máscara en la escuela, independientemente del protocolo, protegerá a su familia. Si su hijo no ha estado usando una máscara pero la necesitará en la escuela, ahora es el momento adecuado para practicar el uso de una máscara durante períodos prolongados. Asegúrese de que al niño le guste y se sienta cómodo con su máscara, y que tenga muchos extras disponibles.
  • Cree un horario visual para el niño bajo su cuidado que se pueda practicar antes de que comiencen las clases e implementarlo después de que comiencen las clases. Los horarios visuales pueden ser bloques de colores muy simples o calendarios complejos, según la edad, las habilidades y las necesidades del niño.
  • Si un niño tiene inquietudes o está especialmente ansioso, consulte con un médico y/o terapeuta acerca de las estrategias para responder a las inquietudes (como, «¿Estaré seguro en la escuela?») o sobrellevar el aumento de la ansiedad.
  • Desarrolle un plan para implementar en caso de que regresen las restricciones y se cierren las escuelas. ¿Está listo para, si es necesario, volver al aprendizaje a distancia? Cuanto mejor preparado esté, menos estrés experimentarán usted y su familia en caso de que surja una emergencia.

Para hacer en la escuela y con el personal del distrito escolar

Recuerde que la obligación legal de su distrito es hacer que la escuela sea accesible y significativa para cualquier niño. Por lo tanto, no es irrazonable pedirle al distrito que apoye sus esfuerzos mientras prepara a un niño para este año escolar excepcionalmente desafiante.

Del mismo modo, el personal y los maestros del distrito están en el mismo barco que usted, tratando de adaptarse a las condiciones cambiantes y complejas. El apoyo mutuo, la paciencia y la flexibilidad son fundamentales para una relación positiva continua. Puede ayudar a:

  • Tómese el tiempo para familiarizar nuevamente al niño bajo su cuidado con la escuela, el patio de recreo y las aulas. Si el niño se muda a una nueva escuela, esto es especialmente importante. Puede pedir permiso a su distrito para explorar la escuela con un miembro del personal.
  • Cree un video o historia social (usando palabras e imágenes para explicar una situación social) para preparar al niño bajo su cuidado para los cambios. Puedes encontrar historias sociales en línea o crear las tuyas propias. La historia social ideal incorporará imágenes de un día escolar real desde la perspectiva del niño, comenzando con la preparación en el hogar para el día e incluyendo el transporte hacia y desde la escuela.
  • Reúnase con un equipo educativo para discutir el IEP (plan de educación individualizado) del niño antes del comienzo de la escuela. Discutir y crear adaptaciones para manejar los problemas que puedan surgir como resultado de las reglas relacionadas con COVID.
  • Pídale a su distrito que organice una reunión con el maestro de su hijo para que su hijo pueda conocerlo y explorar el salón de clases. También puede hablar sobre las expectativas que tiene el maestro de su hijo con respecto a los comportamientos relacionados con el COVID.
  • Si es posible, programe reuniones para su hijo con nuevos terapeutas o ayudantes antes de que comience la escuela para que su hijo sepa quiénes son y qué esperan.
  • Si es posible, organice una prueba con el sistema de transporte de su distrito para que su hijo pueda experimentar el vehículo, el conductor, las reglas y la ruta.

Recursos para padres y sus hijos con autismo

Es útil recordar que usted y su ser querido no están solos. Todos en el país están enfrentando los desafíos del COVID-19 y la incertidumbre de lo que vendrá.

Debido a esto, muchas organizaciones de autismo reconocidas han creado recursos que los padres, tutores y maestros pueden descargar y usar en preparación para el nuevo año escolar. Aquí están algunos de los mejores:

  • SELPA (Área del Plan Local de Educación Especial), que proporciona herramientas para estudiantes con discapacidades en California, ha elaborado un paquete útil de recursos eso incluye historias sociales, recursos para padres, formularios y más. No todos están específicamente relacionados con COVID-19, pero muchos sí.
  • El Centro de Recursos para el Autismo de HMEA (Horace Mann Educational Associates) en Massachusetts ha compilado una gran colección de videos, historias sociales y otras herramientas para ayudar a los padres o tutores a preparar a sus hijos para la escuela este otoño.

Además, Autistic Self Advocacy Network ofrece una gran selección de recursos y es una de las pocas instituciones que ofrece recursos para adultos autogestores en el espectro del autismo.

Resumen

Un niño con autismo enfrentará desafíos para regresar a la escuela después de la pandemia de COVID-19. Aprenda lo que su distrito escolar está planeando. También puede ayudar a su hijo a prepararse en casa, incluso practicar medidas de higiene y seguir un horario.

En la escuela, puede reunirse con el equipo de su hijo y ayudarlo a familiarizarse con el medio ambiente. Muchas organizaciones tienen recursos que puede aprovechar.

Una palabra de MEDSALUD

Es posible que deba trabajar más duro este otoño, ya que el niño bajo su cuidado regresa a una situación nueva y compleja. Sin embargo, es importante recordar que su recurso más importante será un hogar estable. La constancia, la paciencia y el sentido del humor pueden hacer que la vida de todos sea mucho más fácil, y si el niño a su cuidado está relajado y bien apoyado, usted también puede evitar el estrés innecesario.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.