Los plátanos pueden hacer que le duela el estómago debido a varias causas posibles, incluido el síndrome del intestino irritable (SII), un trastorno común que causa dolor abdominal, calambres, gases, hinchazón y otros problemas gastrointestinales (GI).

También puede experimentar malestar estomacal si tiene intolerancia a la fructosa o una rara alergia al plátano. Los plátanos contienen sorbitol, que a veces también puede provocar gases, hinchazón y diarrea.

Este artículo explorará por qué los plátanos pueden causar síntomas gastrointestinales, a pesar de que generalmente son fáciles de digerir y se consideran útiles para tratar las náuseas. Presentará algunas formas de minimizar los efectos desagradables al comer plátanos.

Plátanos y dolor de estómago

Los plátanos son un componente clave de la dieta BRAT (plátanos, arroz, puré de manzana y tostadas), que es una dieta muy suave que alguna vez recomendaron los pediatras para niños con malestar estomacal.

Los plátanos también se usan para reponer el potasio y otros nutrientes esenciales que se pierden debido a los vómitos o la diarrea. Aunque los plátanos generalmente se toleran bien, algunas personas experimentan hinchazón y gases después de comerlos.

Una de las razones por las que una persona puede experimentar molestias después de comer plátanos se debe a su contenido de fibra soluble. La fibra soluble se disuelve en agua y se fermenta más fácilmente en el colon que la fibra insoluble. Esto puede provocar gases e hinchazón en algunas personas.

Los plátanos también contienen sorbitol. El sorbitol es un azúcar natural que actúa como laxante y puede causar gases, hinchazón y diarrea cuando se consume en grandes cantidades.

¿Qué es el sorbitol?

El sorbitol es un alcohol de azúcar que se encuentra naturalmente en frutas como dátiles, bayas, plátanos, melocotones y ciruelas. El sorbitol también se usa como sustituto del azúcar en chicles, postres y dulces sin azúcar.

Plátanos y Síndrome del Intestino Irritable (SII)

Los plátanos son un alimento desencadenante común para las personas con SII porque, cuando los plátanos se descomponen en el estómago, pueden causar un exceso de gases.

Los plátanos también tienen un alto contenido de fructosa (un tipo de azúcar simple), especialmente cuando están demasiado maduros. Se aconseja a muchas personas que tienen SII que eviten los plátanos porque pueden desencadenar muchos de los mismos efectos secundarios que la lactosa no digerida (el azúcar de la leche).

De hecho, se considera que los plátanos maduros tienen un alto contenido de FODMAPS (oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables). Si está siguiendo una dieta baja en FODMAP para controlar su SII, es posible que desee evitarlos o limitarlos. Sin embargo, los plátanos verdes se consideran un alimento bajo en FODMAP.

Alergia al plátano

Las alergias al plátano son raras y afectan a menos del 1,2 % de las personas en todo el mundo. Muchas personas con alergia al banano también son alérgicas al polen o al látex porque comparten estructuras proteicas similares.

Una persona con alergia al plátano puede experimentar sibilancias, estrechamiento de la garganta o urticaria a los pocos minutos de comer la fruta. También pueden experimentar náuseas, dolor abdominal, vómitos y diarrea.

¿Qué frutas causan más gases?

Frutas como plátanos, melocotones, manzanas, peras, albaricoques y frutas secas contienen sorbitol, que el cuerpo tiene dificultad para digerir. El consumo excesivo de sorbitol puede provocar gases e hinchazón.

Plátanos y intolerancia a la fructosa

Una persona con intolerancia a la fructosa tiene dificultad para digerir la fructosa. Las personas con esta intolerancia deben restringir o limitar la fructosa en su dieta.

La malabsorción de fructosa ocurre cuando el cuerpo no puede digerir o absorber la fructosa como debería. Esto causa hinchazón de gases y molestias abdominales.

La intolerancia hereditaria a la fructosa es muy rara. Ocurre cuando el hígado no puede ayudar al cuerpo a descomponer la fructosa. Esta condición a menudo causa síntomas más graves y requiere un tratamiento adicional además de eliminar la fructosa de la dieta.

La mayoría de las personas pueden tolerar pequeñas cantidades de fructosa que se encuentran en frutas como las bananas. A menudo tienen más dificultad para tolerar grandes cantidades de fructosa que se encuentran en la miel y el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa.

¿Qué es la fructosa?

La fructosa es un azúcar simple muy dulce que se encuentra en las frutas, los jugos de frutas y la miel. También se encuentra en el azúcar de mesa.

Cómo prevenir los síntomas gastrointestinales de los plátanos

Si experimenta gases, hinchazón o malestar abdominal después de comer plátanos, considere limitar el tamaño de su porción. Por ejemplo, en lugar de comer una o más bananas al día, comience comiendo la mitad de una banana para ver si los síntomas desaparecen.

Alternativamente, si cree que tiene malabsorción de fructosa, también puede intentar eliminar temporalmente los alimentos con alto contenido de fructosa, incluidos los plátanos, de su dieta. Una vez que comience a sentirse mejor, puede volver a agregar lentamente alimentos que contengan fructosa. Esto puede ayudarlo a identificar los alimentos que están causando el problema.

Si está comiendo plátanos que están demasiado verdes o verdes, también puede experimentar molestias estomacales. Los plátanos sin madurar contienen altas cantidades de almidón resistente que, en grandes cantidades, puede causar síntomas leves como gases e hinchazón.

Sin embargo, el almidón resistente se fermenta lentamente, por lo que generalmente no genera tantos gases como otros tipos de fibra. Los plátanos maduros o cocidos tienen menos almidón y más azúcares simples, lo que los hace más fáciles de digerir.

Beber más agua y aumentar gradualmente la ingesta de fibra también puede reducir los efectos secundarios gastrointestinales.

¿Debe comer plátanos con el estómago vacío?

Los plátanos tienen un alto contenido de carbohidratos y azúcares naturales, lo que puede aumentar el hambre y los niveles generales de azúcar en la sangre en personas con diabetes. Considere combinar plátanos con proteínas y grasas saludables para sentirse lleno y controlar mejor su nivel de azúcar en la sangre.

Resumen

Aunque los plátanos son generalmente fáciles de digerir y, a menudo, se recomiendan para las náuseas y la diarrea, es posible que no todos los toleren. Los plátanos tienen un alto contenido de fructosa, sorbitol y fibra soluble, lo que los convierte en un desencadenante común para las personas con problemas gastrointestinales existentes.

Además, si no está acostumbrado a llevar una dieta rica en fibra, puede resultarle útil aumentar gradualmente su consumo de fibra y beber más agua para aliviar los síntomas desagradables. Si sospecha que tiene intolerancia, SII o malabsorción, es esencial que hable con su proveedor de atención médica para una evaluación.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.