A menudo, un trastorno adictivo puede denominarse hábito, compulsión o dependencia de una sustancia o acción en particular. Sin embargo, la Asociación Médica Estadounidense y la Sociedad Estadounidense de Medicina de la Adicción clasifican la adicción como una enfermedad. La comprensión clínica de la adicción continúa mejorando a medida que se aborda el estigma que rodea a estos comportamientos.

Este artículo analiza qué es la adicción, cuándo y por qué se considera una enfermedad, y los pasos prácticos que se pueden tomar para iniciar el tratamiento.

Definición médica de adicción

Una adicción es una enfermedad crónica que involucra la química del cerebro, la genética y los factores ambientales. La adicción también implica la necesidad o compulsión biológica o psicológica por una sustancia específica, como el alcohol, o una actividad, como el juego.

Estos comportamientos pueden volverse compulsivos y continuar a pesar de las consecuencias dañinas.

Muchos factores intervienen para determinar si algo puede describirse como una enfermedad. Cuando se trata de uso de sustancias y trastornos adictivos, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) los criterios incluyen:

  • uso peligroso
  • Problemas sociales/interpersonales
  • Descuidar los roles principales para usar
  • Síntomas de abstinencia
  • Tolerancia
  • Uso de cantidades mayores durante períodos de tiempo más prolongados de lo previsto
  • Intentos repetidos de dejar de fumar o controlar el uso
  • Pasar mucho tiempo obteniendo, usando o recuperándose de una sustancia
  • Desarrollar problemas físicos o psicológicos relacionados con el uso
  • Renunciar a actividades para pasar ese tiempo usando
  • Antojo

La adicción es más que una simple lista de criterios

Si bien estos criterios determinan lo que puede considerarse un trastorno adictivo o relacionado con sustancias según el DSM-5, no tienen en cuenta cómo se desarrolla la adicción y qué la convierte en una verdadera enfermedad cerebral.

Modelo de enfermedad versus teorías opuestas

El modelo de enfermedad de la adicción se basa en un convenio colectivo entre varias asociaciones y organizaciones médicas y de adicción. Estos afirman que la adicción es una enfermedad debido a la forma en que reconfigura la respuesta del cerebro a una sustancia, comportamiento o actividad. Esas respuestas están involucradas en la forma en que una persona experimenta el estrés, la recompensa o las prácticas de autocontrol.

El modelo de enfermedad para la adicción establece que estos cambios cerebrales pueden persistir después de que la persona haya dejado de usar una sustancia.

Hay teorías opuestas en torno a la adicción que impulsan la narrativa de que, de hecho, es una elección y no debe caracterizarse como una enfermedad en absoluto. Estas teorías opuestas enfatizan que, a diferencia de otras enfermedades médicas, la adicción:

  • no es contagioso
  • No está relacionado con la autoinmunidad o la degeneración.
  • Es autoadquirido, lo que significa que una persona se vuelve adicta a ciertas sustancias o comportamientos.

En lugar de pensar en los aspectos psicológicos o fisiológicos de la adicción, la teoría opuesta se enfoca únicamente en los factores sociales y ambientales de una persona que conducen a la adicción.

Problemas con la teoría opuesta

Afirmar que la adicción es una elección ignora ciertos elementos de la adicción que han sido probados clínicamente, como los cambios cerebrales en las personas que se vuelven adictas a ciertas sustancias o comportamientos.

El cerebro y el trastorno de adicción

La investigación sobre el cerebro y el uso de sustancias y los trastornos adictivos ha concluido que estas condiciones involucran más que simplemente elegir involucrarse en conductas dañinas.

Cuando se habla específicamente de trastornos por uso de sustancias, tres cerebros principales neurocircuitos que han sido estudiados. Un neurocircuito consta de neuronas, que son mensajeros cerebrales que transmiten información para impulsar ciertas funciones.

Los neurocircuitos en las regiones del cerebro afectadas por la adicción incluyen:

  • Ganglios basales: Basal ganglios son grupos de neuronas que ayudan a refinar la comunicación muscular. Están ligados a la etapa de atracón e intoxicación de la adicción. Durante esta etapa, hay un aumento en las sustancias químicas del cerebro, como dopaminaque se asocian con el placer, la motivación y la satisfacción.
  • Amígdala: El amígdala es la parte del cerebro asociada con el procesamiento de las emociones. A menudo está involucrado en las etapas de abstinencia y efectos negativos de la adicción.
  • Corteza prefrontal: El corteza prefrontal Desempeña un papel en la planificación y el desarrollo de la personalidad. Está involucrado en la etapa de preocupación o anticipación de la adicción. Cuando una persona está buscando o planeando su uso, el cerebro comienza a desarrollar señales tanto positivas como negativas que impulsan a una persona a continuar buscando su sustancia adictiva.

El papel del cerebro en el desarrollo de la adicción

Cuando una persona se involucra en un comportamiento adictivo o usa una sustancia, su cerebro comienza a experimentar sensaciones de placer causadas por aumentos repentinos de dopamina. Esas experiencias luego impulsan el uso repetido. Después de un tiempo, el cerebro necesitará cantidades cada vez mayores de dopamina para tener una experiencia placentera o incluso sentirse «normal». Esto se conoce como tolerancia.

Signos y síntomas de la adicción

Hay muchos signos y síntomas de adicción. Si bien algunos signos son universales para todos los tipos de adicción, algunos pueden diferir según el trastorno específico.

La adicción a las drogas y las adicciones conductuales se presentarán con algunos signos y síntomas similares y diferentes.

Posibles signos de adicción a sustancias

  • Ser reservado o mentir sobre el uso de drogas

  • Robar para financiar el consumo de drogas

  • Salir con gente nueva y descuidar viejas relaciones.

  • Salir y no poder explicar dónde o por qué razón

  • Irresponsabilidad financiera o finanzas impredecibles

  • Cambios rápidos en el estado de ánimo o el comportamiento (es decir, pasar de feliz a enojado en un instante)

  • Un aumento en los comportamientos de riesgo, como conducir bajo la influencia

Posibles signos de adicción conductual

  • Depresión

  • Ansiedad social

  • Retiro de amigos o familiares.

  • Un aumento de los conflictos en las relaciones tanto personales como profesionales.

  • Descuidar las responsabilidades personales.

  • Irresponsabilidad financiera en lo que respecta a su adicción.

  • Dependencia de sustancias además de su adicción conductual.

Los síntomas de la adicción también pueden variar según se trate de una adicción a sustancias o de una adicción conductual. En términos generales, los síntomas pueden incluir:

  • Tolerancia: La tolerancia implica necesitar más para obtener el mismo efecto. Esto podría aplicarse tanto a las sustancias como a los comportamientos.
  • Retiro: La irritabilidad o sentirse enfermo puede ocurrir cuando una persona no se dedica a su adicción.
  • Cambios de humor: Las personas con una adicción a menudo experimentan cambios drásticos en el estado de ánimo. Pueden desarrollar nueva ansiedad, depresión o sentimientos de inutilidad debido a su adicción.
  • cambios de peso: Una persona puede experimentar un rápido aumento o pérdida de peso dependiendo de su adicción.
  • Malestar esporádico: Una persona que se enfrenta a una adicción puede presentar cambios generales de bienestar y malestar relacionados con el consumo.

¿Son los cambios de energía un signo de adicción?

Una persona puede experimentar cambios drásticos en la energía y pasar de dormir mucho más de lo normal a estar más despierta y animada. Estos cambios pueden ocurrir de manera muy similar al bienestar, en el sentido de que pueden oscilar de un extremo al otro.

Factores de riesgo

Hay varios factores de riesgo que intervienen en el desarrollo de la adicción. Incluyen:

  • Genética: Aunque la adicción puede ocurrirle a cualquiera, las personas con familiares que viven con una adicción tienen más probabilidades de experimentarla.
  • Ambiental: Factores como la falta de orientación de los padres, el abandono, la presión de los compañeros y la disponibilidad pueden desempeñar un papel en la adicción.
  • Trastornos de salud mental subyacentes: Las personas que tienen otros trastornos de salud mental, como depresión o ansiedad, tienen más probabilidades de volverse adictos a sustancias u otros comportamientos.
  • Edad: Si una persona se involucra en un comportamiento específico antes en su vida, es más probable que se vuelva adicta.
  • Trauma: Las personas sujetas a experiencias traumáticas en la infancia son más propensas a involucrarse en comportamientos adictivos.

Aceptar el tratamiento

Lidiar con la adicción es difícil y a muchas personas les resulta difícil aceptar el tratamiento debido a factores que las frenan. Cuando se trata de abuso de sustancias, las personas pueden renunciar al tratamiento porque han sentido síntomas de abstinencia en el pasado y no quieren volver a pasar por eso, o puede haber vergüenza y estigma al aceptar que tienen una adicción.

Es posible que alguien con una adicción conductual no acepte el tratamiento porque lleva tiempo reconocer que tiene un problema.

Dónde ir

Decidir buscar tratamiento es el paso más crítico. Dicho esto, puede ser difícil determinar a dónde acudir para obtener ayuda con su adicción específica.

El Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental tiene recursos disponibles en su sitio web para ayudar a localizar centros de tratamiento en el área de una persona.

Si está lidiando con una adicción, también puede comunicarse con su proveedor de atención médica primaria. Ellos podrán dirigirlo hacia las personas u organizaciones adecuadas que pueden ayudarlo en su búsqueda de tratamiento.

Cómo ayudar a alguien que lucha contra la adicción

Si alguien a quien amas está lidiando con la enfermedad de la adicción, es importante tratarlo como tal: una enfermedad. No son malas personas, ni lo hacen a propósito. Lo mejor que puede hacer es estar allí para ellos, ofrecerles compasión y ayudarlos a encontrar los puntos de apoyo adecuados. Aunque es importante establecer fronteras y límites saludables en una relación con un ser querido que tiene una adicción, criticarlo o avergonzarlo por su adicción puede disuadirlo de buscar ayuda.

Antes y después de una recaída

Una recaída es cuando alguien vuelve a consumir una sustancia después de haber logrado un período de sobriedad o abstinencia. Las recaídas son muy comunes; según algunas estimaciones, más del 75 % de las personas con una adicción recaerán durante el primer año de su tratamiento.

Hay signos a tener en cuenta que pueden indicar una recaída, que incluyen:

  • Discusión positiva de experiencias previas en torno a la adicción.
  • Pasar el rato con las mismas personas que cuando usaban o participaban en comportamientos adictivos.
  • Cambios repentinos en su comportamiento, como aislarse o no participar en actividades en las que se abstuvieron de usar o participar en la adicción.
  • Sintiéndose dudoso acerca de su recuperación.

¿Qué debe hacer si alguien a quien ama recae?

Después de una recaída, es importante abstenerse de juzgar y alentar a su ser querido a comenzar nuevamente el proceso de tratamiento. Si bien puede parecer difícil, es la única manera de hacer que una persona lo intente nuevamente.

También podría intentar usar ciertas técnicas de prevención para ayudar a una persona con una adicción a prevenir su próxima recaída. Éstas incluyen:

  • Ayudándolos a desarrollar habilidades de afrontamiento que pueden usar en momentos de mucho estrés
  • Use el refuerzo positivo para mantenerlos motivados en sus esfuerzos de tratamiento.
  • Aumentar su confianza, para que se sientan bien consigo mismos y con el futuro de su tratamiento.
  • Ofrecerles un cambio en el entorno podría ayudarlos a abstenerse de asociaciones de adicciones que podrían provocar una recaída (es decir, llevarlos a un nuevo restaurante en lugar de uno en el que solían pasar el rato cuando estaban usando)

Recursos Nacionales y Locales

Hay varios recursos nacionales y locales disponibles para personas con adicciones. Se pueden encontrar en persona, en línea o a través de instalaciones médicas.

Algunos recursos incluyen:

Cualquiera de estos recursos es un buen lugar para comenzar cuando se busca ayuda con la adicción.

Asistencia de emergencia

Si está luchando contra una adicción y experimenta una sobredosis o una crisis médica, comuníquese con el 911 para recibir asistencia médica de emergencia.

Resumen

El debate sobre si la adicción es una enfermedad lleva décadas. Cada vez más investigaciones clínicas confirman que la adicción es una enfermedad en lugar de una elección o un fracaso moral.

Buscar ayuda para la adicción puede ser difícil, pero existen varios recursos disponibles para las personas que deseen superar su enfermedad de una manera saludable y duradera. Además, el estigma que rodea a la adicción también se está disipando lentamente, lo que permite que las personas que padecen una adicción se sientan más cómodas buscando ayuda.

Una palabra de MEDSALUD

Lidiar con una adicción puede ser muy difícil, ya que todavía hay mucho estigma y vergüenza en torno a las personas con adicciones. Si bien esto puede ser difícil de superar, saber que es una enfermedad y que hay opciones de tratamiento disponibles puede ser útil cuando decida buscar tratamiento. Superar la adicción es un desafío, pero puede sanar con el apoyo adecuado y el tratamiento adecuado.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuál es la psicología detrás de la adicción?

    La adicción está fuertemente influenciada por factores psicológicos. Cosas como el estrés, el trauma, los problemas de desarrollo y la presión social son factores que contribuyen a por qué alguien puede desarrollar una adicción. La adicción a menudo ocurre junto con otras condiciones de salud mental.

  • ¿El CDC clasifica la adicción como una enfermedad?

    Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), “la adicción es una enfermedad, no un defecto de carácter”. El CDC reconoce la adicción por lo que es, según la evidencia clínica que rodea a la adicción. Además, la organización tiene como objetivo reducir el estigma para que las personas con enfermedades de adicción puedan encontrar el tratamiento adecuado sin temor a ser juzgadas.

  • ¿Son permanentes los cambios cerebrales causados ​​por la adicción?

    La adicción cambia el cerebro de maneras que pueden conducir a problemas a largo plazo e incluso permanentes. Dicho esto, en muchos casos de adicción, los cambios cerebrales pueden corregirse. Por ejemplo, se ha demostrado que los cambios en la producción de dopamina pueden volver a la normalidad con el tiempo suficiente.

  • ¿Cuáles son los tipos de adicción no relacionados con las drogas?

    Las adicciones no relacionadas con las drogas se consideran conductuales. Por ejemplo, la única adicción conductual reconocida por el DSM-5 es el juego. Sin embargo, investigaciones recientes arrojan luz sobre otras posibles adicciones conductuales, incluidas las compras, la comida, Internet y la adicción a los teléfonos inteligentes.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.