Todo el mundo experimenta la pérdida del equilibrio en algún momento de sus vidas. Sin embargo, la pérdida de equilibrio que ocurre con frecuencia puede ser un signo de una condición de salud subyacente. También puede ser un efecto secundario de la medicación.

Este artículo analiza los síntomas asociados con la pérdida del equilibrio, así como las posibles causas y su tratamiento.

Síntomas de pérdida de equilibrio

El síntoma más obvio de la pérdida del equilibrio es caerse o sentirse como si estuviera a punto de caerse. Sin embargo, dependiendo de la causa subyacente, también pueden ocurrir otros síntomas con la pérdida del equilibrio, como:

  • Tambalearse al caminar
  • Sintiéndose mareado
  • Sensación de que la habitación da vueltas (vértigo)
  • Visión borrosa
  • mareo
  • Desmayo
  • Confusión
  • Ansiedad
  • Náuseas y/o vómitos
  • Aumento o disminución de la frecuencia cardíaca
  • Aumento o disminución de la presión arterial
  • Diarrea

¿Qué causa la pérdida de equilibrio?

El sistema visual te permite ver dónde estás y los obstáculos que te rodean. El sistema de propiocepción proporciona información sobre la posición de su cuerpo a través de receptores en las articulaciones del cuerpo. El sistema vestibular está formado por estructuras en el oído interno y el cerebro que procesan información sobre los movimientos del cuerpo.

La pérdida del equilibrio puede ocurrir por condiciones que afectan cualquiera de estos sistemas corporales. También puede ser causado por daño muscular o nervioso en las piernas.

Los problemas de equilibrio también pueden ser un efecto secundario de ciertos medicamentos.

Trastornos del equilibrio

Hay muchos trastornos del equilibrio diferentes que causan la pérdida continua del equilibrio.

Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB)

El vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) es la afección del oído interno más común que causa vértigo. Se desarrolla cuando los cristales de calcio en el oído (otoconia) se salen de lugar. Los síntomas aparecen repentinamente con ciertos movimientos de la cabeza.

Además de la pérdida del equilibrio, el VPPB puede causar:

  • dolores de cabeza
  • Náuseas
  • Desmayo
  • vómitos

El VPPB se diagnostica mediante una técnica llamada maniobra de Dix-Hallpike. Esto lo realiza un proveedor de atención médica e implica mover el cuerpo y la cabeza de una persona a través de una serie de posiciones y observar los ojos en busca de nistagmo (movimientos bruscos).

El VPPB se trata con una técnica llamada maniobra de Epley, realizada por un proveedor de atención médica, que ayuda a reubicar los cristales en su posición correcta en el oído interno.

La enfermedad de Meniere

La enfermedad de Ménière es una afección causada por la acumulación de líquido en el oído interno. Esto interfiere con las señales enviadas entre el oído interno y el cerebro que ayudan a mantener el equilibrio.

Otros síntomas de la enfermedad de Ménière incluyen:

  • Tinnitus (zumbido en los oídos)
  • Presión en el oído afectado
  • Dificultad para oír

La enfermedad de Ménière es diagnosticada por un proveedor de atención médica a través de una revisión de sus síntomas. También se puede realizar una prueba de audición.

Si bien no existe una cura para esta afección, los síntomas se pueden tratar con medicamentos, cambios en la dieta (limitar la sal, la cafeína y el alcohol) o la inyección de esteroides.

Inflamación o infecciones del oído

La inflamación o las infecciones en el oído pueden provocar la pérdida del equilibrio. Sin embargo, los síntomas generalmente se resuelven una vez que desaparece la inflamación o la infección, ya sea por sí sola o con medicamentos. Estas condiciones se diagnostican con un examen físico del oído interno usando un dispositivo llamado otoscopio.

Dos ejemplos comunes son:

  • Laberintitis: Este tipo de inflamación o infección en el oído interno ocurre con frecuencia con medicamentos para las vías respiratorias superiores.
  • Neuronitis vestibular: Esto se desarrolla a partir de la inflamación del nervio vestibular causada por un virus.

Condiciones neurológicas

La pérdida del equilibrio es un síntoma común de muchas afecciones neurológicas diferentes. Ejemplos incluyen:

Diagnóstico de condiciones neurológicas

Las condiciones neurológicas que pueden causar la pérdida del equilibrio se diagnostican a través de una variedad de pruebas.

Estos pueden incluir:

  • Examen neurológico: Además de la pérdida del equilibrio, este examen también evalúa las habilidades motoras (movimiento), la audición, el habla, las habilidades sensoriales, la visión y la coordinación.
  • Análisis de sangre, saliva, líquido cefalorraquídeo y orina: La composición de estos fluidos corporales puede ayudar a los proveedores de atención médica a determinar las condiciones de salud subyacentes que afectan el equilibrio.
  • Tomografía computarizada (TC): Este tipo de rayos X proporciona imágenes del cerebro y la médula espinal para ayudar a detectar tumores o daños en estas estructuras.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): Esta prueba utiliza imanes potentes para producir imágenes de las estructuras internas, como el cerebro o la médula espinal.
  • Tomografía por emisión de positrones (PET): Esta prueba implica la inyección de isótopos radiactivos en la sangre para evaluar la función de áreas específicas del cerebro que a menudo se ven afectadas por afecciones neurológicas.
  • Biopsia: Esto implica extraer una pequeña muestra de tejido y examinarla bajo un microscopio para buscar anomalías.
  • Angiografía: Durante este procedimiento, se inyecta un tinte en los vasos sanguíneos y se toman radiografías para buscar coágulos de sangre o anomalías en los vasos.
  • Electromiografía: Esta prueba ayuda a diagnosticar daño muscular o nervioso que puede conducir a la pérdida del equilibrio. Se insertan pequeñas agujas en el músculo para medir las señales eléctricas.
  • Electroencefalografía (EEG): Se colocan electrodos en el cuero cabelludo durante esta prueba para monitorear la actividad cerebral.

Tratamiento de condiciones neurológicas

Las condiciones neurológicas se tratan con una variedad de tipos de medicamentos. Estos pueden incluir:

  • Medicamentos anticonvulsivos
  • Anticoagulantes
  • inmunoterapias
  • antidepresivos
  • Medicamentos anticoagulantes
  • Fármacos dopaminérgicos
  • corticosteroides
  • Fármacos modificadores de la enfermedad

La fisioterapia se usa comúnmente para tratar problemas de equilibrio causados ​​por afecciones neurológicas. Las intervenciones pueden incluir ejercicios de fortalecimiento, actividades para mejorar la propiocepción e instrucción en el uso de dispositivos de asistencia (como andadores o bastones) para mejorar la seguridad al caminar.

En algunos casos, las afecciones neurológicas también se tratan con radiación o cirugía.

La pérdida del equilibrio puede provocar caídas

La caída es un efecto secundario potencialmente peligroso de la pérdida del equilibrio. Las caídas pueden provocar lesiones graves, como fracturas de huesos o lesiones en la cabeza.

¿Qué medicamentos pueden causar la pérdida del equilibrio?

La pérdida del equilibrio es un efecto secundario potencial de muchos medicamentos.

Los tipos comunes de medicamentos que pueden causar este síntoma incluyen:

  • Medicamentos para la presión arterial, como los bloqueadores beta y los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA)
  • Antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y los inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN)
  • Medicamentos para el dolor, como los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los opioides
  • ayudas para dormir
  • Antihistamínicos
  • Medicamentos contra la ansiedad, como las benzodiazepinas
  • anticolinérgicos
  • antiespasmódicos
  • Medicamentos para la diabetes, incluida la insulina.
  • Medicamentos para el corazón, como digoxina y antiarrítmicos

Consulte a un proveedor de atención médica si experimenta pérdida de equilibrio con regularidad. Este síntoma puede hacer que no sea seguro para usted realizar actividades diarias básicas.

Resumen

La pérdida del equilibrio puede ser un síntoma de un problema de salud subyacente, como un trastorno del equilibrio que afecta el oído interno o una afección neurológica. También puede ser un efecto secundario de ciertos medicamentos. Las condiciones que causan la pérdida del equilibrio a menudo se tratan con medicamentos y fisioterapia. Algunos también pueden requerir radiación o cirugía.

Una palabra de MEDSALUD

Si experimenta pérdida frecuente del equilibrio, consulte a su proveedor de atención médica lo antes posible. El diagnóstico temprano de las condiciones que pueden causar este síntoma generalmente conduce a mejores resultados. Abordar la pérdida de equilibrio de manera proactiva también puede ayudar a prevenir caídas que pueden provocar lesiones graves.

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué causa la pérdida del equilibrio?

    La pérdida del equilibrio puede ser causada por condiciones de salud subyacentes que afectan el oído interno, el cerebro, la médula espinal, los músculos o los nervios. Este síntoma también puede ser un efecto secundario de los medicamentos.

  • ¿Cómo puedo mejorar mi equilibrio?

    Los problemas de equilibrio a veces se resuelven con el tratamiento de la causa subyacente. Sin embargo, algunas condiciones que causan la pérdida del equilibrio no son curables. La fisioterapia puede ayudar a mejorar el equilibrio con ejercicios de fortalecimiento, actividades de propiocepción y prescripción de dispositivos de asistencia (como andadores o bastones).

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.