Las compresas calientes son un tipo de modalidad física que se usa a menudo en las clínicas de fisioterapia. Su fisioterapeuta (PT) los aplica en la parte del cuerpo lesionada. Los fisioterapeutas envuelven compresas calientes húmedas en varias capas de toallas y luego las compresas calientes se aplican directamente sobre el área expuesta que necesita tratamiento. Pero, ¿por qué su PT usa calor y existen riesgos al usar compresas calientes durante sus tratamientos de PT?

Beneficios de los paquetes calientes

El calor proporcionado por las compresas calientes tiene varios beneficios importantes. Estos pueden incluir:

  • Relaja los músculos tensos, haciendo que los tejidos se relajen.
  • Disminuye el dolor causado por tensión o espasmos musculares.
  • Provoca vasodilatación de los vasos sanguíneos, lo que aumenta la circulación en la zona.

El aumento de la circulación en la parte del cuerpo lesionada ayuda a traer nutrientes, oxígeno y células que promueven la curación. Este aumento de la circulación también puede lavar los materiales de desecho metabólicos que pueden acumularse alrededor del sitio del cuerpo lesionado.

¿Quién se beneficia del uso de compresas calientes?

  • Artritis
  • Dolor crónico
  • contractura articular
  • Espasmos musculares
  • Lesión crónica donde se desea un mayor flujo sanguíneo

Después de una lesión, el calor ayuda a aumentar la extensibilidad de los tejidos y mejora la forma en que se mueven los músculos.

¿Cómo se aplica el calor?

Si su PT elige aplicar calor a su parte del cuerpo durante sus sesiones de PT, puede ser útil saber cómo ocurre ese proceso. De esa manera, estará preparado si usa calor en PT. El calor se aplica de maneras específicas:

  1. Su cuerpo debe estar posicionado cómodamente.
  2. La parte del cuerpo a tratar con calor debe estar expuesta
  3. Su PT obtendrá un paquete caliente de un dispositivo llamado hidrocolador. Esta es una caja grande que contiene agua calentada a unos 160 grados. La compresa caliente está llena de arcilla y arena y absorbe el agua caliente.
  4. La compresa caliente se envuelve en una toalla de felpa y se aplica en la parte del cuerpo que se va a tratar.

Cuando se aplica el calor por primera vez, es posible que no se sienta caliente; el calor tarda unos minutos en penetrar en la toalla. Solo espera unos minutos y comenzarás a sentir el calor penetrando en tu piel.

¿Quién debe evitar el uso de compresas calientes?

Hay ciertas condiciones en las que se debe evitar el uso de calor húmedo y compresas calientes. Estos pueden incluir:

  • En áreas de sensibilidad deteriorada o alterada (como tener entumecimiento u hormigueo)
  • En personas con capacidad mental disminuida
  • Sobre heridas abiertas
  • Después de una lesión aguda
  • Sobre articulaciones con hemartrosis aguda
  • En personas con esclerosis múltiple sensibles al calor

Si tiene una lesión y está considerando usar calor, debe consultar con su proveedor de atención médica para asegurarse de que usar compresas calientes sea algo seguro para usted. Una visita a su fisioterapeuta puede ayudar a determinar si debe usar calor.

¿Cuánto tiempo se debe usar el calor?

A menudo se aplican compresas calientes y calor en el cuerpo durante 10 a 15 minutos. Se deben realizar controles frecuentes para asegurarse de que no se está calentando demasiado y para evitar daños en la piel. Si se está calentando demasiado, debe quitarse la compresa caliente de su cuerpo. No se recomienda usar calor varias veces al día, ya que puede dañar la piel.

Algunas palabras de precaución

Si va a un fisioterapeuta, él o ella pueden usar calor para ayudar a tratar su condición. Es posible que no se recomiende el uso de calor a largo plazo, ya que puede causar eritema ab igne, una condición caracterizada por piel moteada y descolorida. Existe alguna evidencia de que esto aumenta la probabilidad de cáncer de piel, pero la investigación no es 100% precisa en esta afirmación.

Los fisioterapeutas son expertos en movimiento y deben involucrarlo en un programa de rehabilitación activo para mejorar el rango de movimiento y la fuerza para mejorar la movilidad funcional. Las compresas calientes son una modalidad pasiva en la que no se requiere nada. Esto pone su salud general en manos de su fisioterapeuta y no bajo su control.

Asegúrese de que si usa compresas calientes en la clínica de fisioterapia, también está haciendo ejercicio y rehabilitación activa. Si su PT solo usa tratamientos pasivos como calor, ultrasonido o estimulación eléctrica, solicite participar más en un programa de rehabilitación activo. Si continúa el tratamiento pasivo, puede ser hora de encontrar un nuevo fisioterapeuta.

Una palabra de MEDSALUD

Si tiene una lesión que causa dolor o movilidad funcional limitada, debe consultar con su proveedor de atención médica y visitar a su fisioterapeuta para que trabaje y vuelva a funcionar por completo. Su PT puede usar modalidades, como compresas calientes, para ayudar a mejorar su programa de fisioterapia. El uso de compresas calientes puede sentirse bien y llevarlo por el camino correcto hacia una movilidad funcional completa.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.