La artritis degenerativa es un tipo de artritis en la que hay una descomposición gradual del cartílago (la cubierta protectora al final de dos huesos donde se unen con una articulación) y otros tejidos que rodean las articulaciones. La artritis degenerativa se conoce comúnmente como osteoartritis (OA) o artritis por desgaste y, a veces, se denomina enfermedad degenerativa.

El término «artritis» describe más de 100 condiciones que afectan las articulaciones. Cada tipo de artritis causa sus propios síntomas específicos, pero la mayoría causa dolor y rigidez en las articulaciones.

La artritis degenerativa es la forma más común de artritis y afecta a alrededor de 32,5 millones de adultos estadounidenses. También es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo. La discapacidad en la OA se debe principalmente al dolor en las articulaciones que soportan peso.

Siga leyendo para obtener más información sobre los signos y síntomas de la artritis degenerativa, sus causas, cómo se diagnostica y trata, y las estrategias de prevención.

Los síntomas de la artritis degenerativa variarán según las articulaciones afectadas. Los síntomas de la afección empeorarán con el tiempo.

El único caso en el que los síntomas de la OA aparecen repentinamente y empeoran rápidamente es cuando se lesiona una articulación. Ese tipo de OA a veces se denomina artritis postraumática. Ocurre después de una fractura o dislocación ósea, y el daño hace que la OA ocurra rápidamente en la articulación afectada.

La artritis degenerativa causa síntomas en las articulaciones afectadas. Éstas incluyen:

  • Dolor (a veces palpitante)
  • dolores sordos
  • Hinchazón
  • Rigidez
  • Crepitación (chasquidos o estallidos al doblar la articulación afectada)
  • Flexibilidad reducida
  • Una articulación reducida de movimiento (movimiento limitado de una articulación)

La rigidez articular en la artritis degenerativa generalmente está presente por la mañana y después de los períodos de descanso. La rigidez a menudo mejora con la actividad.

Las articulaciones más comúnmente afectadas en la artritis degenerativa son:

  • Las manos en los extremos de los dedos y las bases y extremos de los pulgares.
  • rodillas
  • Caderas
  • Cuello
  • Espalda baja

La artritis degenerativa afecta a las personas de manera diferente. Algunas personas experimentan síntomas leves que no afectan sus actividades diarias. Otros pueden tener dolor y discapacidad significativos. Para la mayoría de las personas, el daño articular causado por la OA se produce lentamente durante muchos años. Para algunos, puede ocurrir rápidamente.

Cuándo ver a un proveedor de atención médica

El dolor articular leve debido a una enfermedad degenerativa se puede tratar con éxito en el hogar. Sin embargo, debe programar una cita con su proveedor de atención médica si también experimenta hinchazón, enrojecimiento, calor y sensibilidad en una articulación.

Desea obtener tratamiento médico inmediato para el dolor articular causado por una lesión, especialmente si hay una deformidad articular, dolor intenso, hinchazón repentina o si no puede usar la articulación.

Causas

Los investigadores no saben exactamente qué desencadena la artritis degenerativa o por qué comienza la descomposición de los tejidos. Pero una vez que la afección comienza a desarrollarse, puede dañar varias partes de las articulaciones, entre ellas:

A medida que avanza el daño articular, se produce dolor e inflamación articular, así como una reducción del rango de movimiento. Si el dolor es intenso, puede hacer que una persona sea menos activa, lo que lleva a la debilidad muscular con el tiempo. Los músculos débiles no pueden soportar muy bien las articulaciones y las articulaciones afectadas eventualmente se deformarán.

Además del daño, comienzan a crecer espolones óseos en los bordes de la articulación deformada. El hueso y el cartílago también pueden desprenderse y terminar dentro del espacio articular. Ambos eventos conducen a más daño articular y tisular.

Factores de riesgo

Cualquiera puede contraer OA, pero es más común a medida que las personas envejecen. Las mujeres son más propensas a tener OA, especialmente después de los 50 años y después de la menopausia. Además, la OA está vinculada a diferentes riesgos para la afección, incluidos los siguientes:

  • Genética: Las personas que nacen con anomalías en las articulaciones tienen más probabilidades de desarrollar artritis degenerativa a una edad temprana. Algunas personas también pueden tener defectos genéticos en el cartílago articular que les hace desarrollar OA de inicio temprano, OA que ocurre entre los 18 y los 44 años.
  • Peso: Tener sobrepeso aumenta el riesgo de artritis degenerativa. 10 libras adicionales de peso corporal aumentan la fuerza sobre las rodillas entre 30 y 60 libras con cada paso.
  • Lesiones: Una lesión puede provocar OA en la articulación lesionada. Por ejemplo, un corredor que experimenta lesiones en la rodilla podría tener un mayor riesgo de artrosis de rodilla. O bien, alguien que haya tenido una lesión en la espalda podría desarrollar OA en la columna.
  • Uso excesivo: El uso repetido de las mismas articulaciones, como en el trabajo o en los deportes, a veces puede provocar artritis degenerativa.

Qué hace que la artritis degenerativa sea diferente de otros tipos de artritis

La artritis degenerativa se diferencia de otros tipos de artritis por su causa. Para la mayoría de las personas, la OA es causada por el desgaste mecánico del cuerpo con el tiempo y es común con el envejecimiento.

Otros tipos de artritis, especialmente la artritis autoinmune inflamatoria, como la artritis reumatoide y la artritis psoriásica, se producen porque el sistema inmunitario funciona mal y comienza a atacar los tejidos sanos.

Las condiciones de artritis inflamatoria pueden ocurrir a cualquier edad y afectar a niños, adolescentes y adultos jóvenes. También causan síntomas sistémicos (en todo el cuerpo), como fatiga, fiebre y malestar (una sensación general de malestar), y afectan múltiples articulaciones.

En comparación, la OA afecta una o varias articulaciones de un lado del cuerpo y no causa síntomas sistémicos.

Diagnóstico

El diagnóstico de artritis degenerativa se realiza con una historia clínica, un examen físico y estudios por imágenes. No hay análisis de sangre para confirmarlo, pero su proveedor de atención médica podría realizar un análisis de sangre para descartar otras afecciones que podrían conducir a OA secundaria y tipos de artritis autoinmune.

La OA secundaria ocurre debido a otra enfermedad o condición, como un trastorno articular congénito (presente al nacer) o artritis autoinmune.

Historial médico

Su proveedor de atención médica primero querrá saber cuándo comenzaron los síntomas, tratamientos anteriores, cirugías o lesiones articulares anteriores, antecedentes familiares de OA y otros detalles sobre su salud. Se le harán preguntas sobre los síntomas específicos que está experimentando.

Las preguntas que su proveedor de atención médica podría hacerle son:

  • ¿Dónde le duele?
  • ¿Cuánto dolor está experimentando en las ubicaciones de las articulaciones afectadas?
  • ¿Cuánto tiempo ha tenido estos síntomas?
  • ¿Tus articulaciones están rígidas por la mañana?
  • ¿Ciertas actividades empeoran el dolor? Si es así, ¿qué actividades?
  • ¿Ha cambiado su modo de andar (cómo camina)?
  • ¿Tiene algún síntoma adicional, especialmente no articular (fatiga, fiebre, malestar general, etc.)?

Usted querrá estar preparado antes de su cita. Anote la información que desea recordar para su visita y traiga sus notas con usted para consultarlas durante la cita.

Examen físico

Durante el examen físico, su proveedor de atención médica evaluará sus articulaciones tocándolas para buscar signos de OA. Dicho examen evaluará:

  • Niveles de dolor
  • Rango de movimiento articular
  • Fuerza muscular en las zonas afectadas
  • La presencia de hinchazón y sensibilidad en una articulación afectada
  • Su forma de andar, si tiene dolor de rodilla o cadera y otros síntomas
  • Para evidencia de deformidad articular o espolones óseos

Imágenes

Si su examen físico y su historial médico sugieren artritis degenerativa, su proveedor de atención médica solicitará imágenes para confirmar el diagnóstico y conocer la gravedad de la degeneración articular. Las imágenes incluyen:

  • Rayos X: Las radiografías pueden mostrar cambios y daños en las articulaciones y los huesos.
  • Ultrasonido: Las imágenes por ultrasonido pueden visualizar mejor el tejido sinovial (revestimiento de las articulaciones), tendones, ligamentos y huesos.
  • Imagen de resonancia magnética (IRM): las IRM son más detalladas que las radiografías y pueden mostrar mejor el daño en las articulaciones, huesos, músculos, ligamentos y cartílagos.
  • artroscopia: Se puede realizar una artroscopia para buscar cambios degenerativos en una articulación, detectar una enfermedad o tumor óseo, comprender mejor el dolor y la inflamación de los huesos o tratar una afección articular. La prueba utiliza un tubo delgado con una luz y una cámara adjunta para observar el interior de una articulación.

Trabajo de laboratorio

No existe un único análisis de sangre que confirme un diagnóstico de artritis degenerativa. Pero algunos tipos de análisis de sangre pueden descartar otras causas de su dolor, como la artritis inflamatoria.

Si tiene dolor intenso o hinchazón en una articulación, su proveedor de atención médica podría realizar una prueba de análisis de líquido articular. Esta prueba utiliza una aguja para extraer líquido de una articulación afectada. Luego se analiza el líquido para detectar signos de inflamación o infección.

Tratamiento

El daño de la artritis degenerativa no se puede revertir. Pero los tratamientos pueden reducir el dolor y ayudarlo a moverse mejor.

Cambios en el estilo de vida

Los cambios en el estilo de vida no curarán la artritis degenerativa. Pero estos cambios aliviarán su dolor, mejorarán su movilidad y disminuirán el daño futuro.

Controlar el peso

El sobrepeso puede estresar las articulaciones. Comer una dieta saludable y hacer actividad física regularmente puede ayudarlo a alcanzar y mantener un peso saludable. Un nutricionista o dietista puede ayudarlo a alcanzar sus objetivos de pérdida de peso.

Ejercicio

El dolor en las articulaciones puede dificultar el ejercicio, pero la inactividad puede aumentar el dolor y hacer que las articulaciones se vuelvan rígidas, lo que dificulta aún más la actividad física.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan al menos 150 minutos o más por semana de ejercicio aeróbico de intensidad moderada o 75 minutos por semana de ejercicio aeróbico de intensidad vigorosa para personas con artritis.

El ejercicio de intensidad moderada significa hacer suficiente ejercicio para sudar y aumentar su ritmo cardíaco. Las actividades de intensidad vigorosa hacen que respire fuerte y rápido, y su frecuencia cardíaca aumenta significativamente.

Reduce el estres

El estrés puede empeorar el dolor de la artritis. Dado que no puede hacer que la OA desaparezca, deberá concentrarse en el cuidado personal.

Las formas de priorizar su cuidado personal incluyen:

  • Relajación: Puede encontrar la relajación todos los días a través de cosas simples, como una caminata, un baño tibio, la meditación o el yoga.
  • Hablarlo: Hable con un amigo o familiar de confianza, un líder religioso o un profesional de la salud mental. Hablar con alguien le ayuda a poner en perspectiva los problemas estresantes y le ofrece otro punto de vista sobre su situación.
  • Aprende a decir no: No tiene que asumir todas las tareas que se le piden. Se le permite decir no, delegar o darse tiempo para reducir la velocidad y descansar.

Medicamentos

Hay muchas opciones medicinales diferentes para ayudar a controlar los síntomas y el dolor de la artritis degenerativa. Los tratamientos incluyen píldoras, tópicos e inyecciones. Incluyen:

  • Analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (AINE): Los analgésicos como Tylenol (acetaminofén) y los AINE como Advil (ibuprofeno) pueden ayudar a aliviar el dolor. Los AINE también pueden reducir la inflamación. Puede encontrar estos medicamentos para aliviar el dolor sin receta, pero su proveedor de atención médica puede recetarle analgésicos más fuertes si es necesario.
  • Alivio tópico del dolor: Estas cremas, lociones y ungüentos contienen ingredientes como capsaicina o mentol. Cuando se aplica a las articulaciones dolorosas, los tratamientos tópicos pueden detener el dolor.
  • corticosteroides: A veces se administran como inyección a personas con artritis degenerativa. La inyección se administra directamente en una articulación para aliviar el dolor y los síntomas durante semanas o meses.
  • Ácido hialurónico: Ácido hialurónico ocurre naturalmente en las articulaciones y actúa como lubricante. Puede descomponerse en personas con artritis degenerativa, por lo que su proveedor de atención médica podría recomendarle inyecciones del líquido. La inyección generalmente se administra en el sitio de la articulación afectada. Su proveedor de atención médica podría retirar el líquido de acceso antes de administrarle la inyección de ácido hialurónico.

Terapia física

La fisioterapia puede ayudar a aumentar la movilidad y el equilibrio y mejorar la función y la flexibilidad de las articulaciones. El ejercicio puede ayudarlo a mantener un peso saludable y reducir el estrés en las articulaciones. Solo tenga cuidado de no abusar de las articulaciones y empeorar los síntomas de la OA.

Los ejercicios más seguros para las personas con artritis degenerativa son los ejercicios de bajo impacto como caminar, andar en bicicleta y nadar. Su proveedor de atención médica o fisioterapeuta puede tener recomendaciones o ideas adicionales para ayudarlo a mantenerse en movimiento.

Cirugía

Su proveedor de atención médica puede sugerir una cirugía cuando los cambios en el estilo de vida, la fisioterapia y los medicamentos no ayudan a controlar el dolor de la artritis degenerativa y hay un daño articular grave.

Hay diferentes opciones quirúrgicas disponibles. Su proveedor de atención médica le recomendará uno según la articulación afectada y la cantidad de dolor que experimente.

Las opciones quirúrgicas para personas con daño por artritis degenerativa pueden incluir:

  • Reemplazo de la articulación: Con este procedimiento, la articulación dañada se reemplaza con un implante que copia el movimiento de una articulación natural.
  • artroscopia: Este procedimiento quirúrgico puede reparar desgarros en los tejidos blandos, reparar cartílagos y ligamentos dañados y eliminar piezas de cartílago que flotan libremente.
  • Rejuvenecimiento de articulaciones: este procedimiento reemplaza la parte dañada de la articulación de la rodilla o la cadera en lugar de la articulación completa.
  • osteotomía: Con este procedimiento, el cirujano cortará y extraerá huesos o agregará una cuña cerca de una articulación dañada. El objetivo es cambiar el peso de un área dañada por OA o que está desalineada.
  • artrodesis: También llamada cirugía de fusión articular, este procedimiento utiliza clavos, placas, varillas y otros accesorios para conectar dos o más huesos. Con el tiempo, los huesos crecerán juntos y bloquearán la articulación en su lugar correcto. Este procedimiento generalmente se realiza en un tobillo, muñeca, pulgar, dedo o la columna vertebral.

Complicaciones de la artritis degenerativa

Si bien es raro, la artritis degenerativa puede provocar complicaciones graves. Las complicaciones de la OA incluyen:

  • Osteonecrosis: muerte ósea
  • Condrolisis: una ruptura completa del cartílago que hace que el tejido óseo ingrese a la articulación
  • Fracturas por estrés: grietas finas en el hueso después de una lesión o estrés en una articulación
  • Infección o sangrado en las articulaciones
  • Deterioro de ligamentos, tendones y otros tejidos articulares circundantes.
  • Nervio pinzado si la OA afecta la columna vertebral

Su proveedor de atención médica puede ayudarlo a crear un plan de tratamiento para la artritis degenerativa, que puede reducir el potencial de estas complicaciones.

Prevención

La artritis degenerativa es más común con la edad y, si bien es posible que no pueda ralentizar el tiempo, aún puede tomar medidas para prevenir la OA o su progresión.

Los pasos a seguir para prevenir la OA o su progresión son:

  • Mantener un peso saludable: Si tiene un peso saludable, mantener ese peso puede ayudarlo a prevenir el estrés en las articulaciones que conduce a cambios degenerativos. Si tiene sobrepeso, perder peso puede ayudar a reducir el estrés en las articulaciones que provoca daño en las articulaciones.
  • Ejercicio: Estar activo es la mejor manera de prevenir problemas en las articulaciones. También puede evitar que las articulaciones se pongan rígidas y mantiene los músculos fuertes. Hable con su proveedor de atención médica sobre los ejercicios seguros que puede hacer.
  • Prevenir lesiones en las articulaciones: Las lesiones articulares aumentan el riesgo de artritis degenerativa. Cuando haga ejercicio, debe comenzar lentamente y trabajar hasta alcanzar su meta. También debe tener cuidado con las actividades diarias, especialmente aquellas que ejercen presión sobre las articulaciones. Tenga cuidado con su postura cuando levante objetos, se siente o se ponga de pie, especialmente cuando lleve objetos pesados.
  • Presta atención al dolor: Si experimenta dolor en las articulaciones después de una actividad, es posible que haya hecho demasiado. Descanse las articulaciones afectadas y use hielo para aliviar el dolor y la hinchazón.

Resumen

La artritis degenerativa, comúnmente conocida como osteoartritis o artritis por desgaste, afecta a millones de estadounidenses. Con el tiempo y la edad, el cartílago protector de los extremos de los huesos se desgasta. Si bien la artritis degenerativa puede afectar cualquier articulación, afecta principalmente a las rodillas, las caderas, la columna vertebral y las manos.

La OA se puede controlar, pero el daño articular no se puede revertir. Mantenerse activo y mantener un peso saludable puede ayudar a prevenir la enfermedad o reducir su progresión.

Hay muchas opciones de tratamiento para el dolor de la OA y otros síntomas. La cirugía es generalmente la última opción considerada para controlar el dolor y reparar el daño a una articulación. Puede ayudar a reducir el dolor y mejorar la movilidad y la calidad de vida.

Una palabra de MEDSALUD

La artritis degenerativa empeorará con el tiempo, especialmente si no se trata. También puede conducir a la discapacidad. Pero la mayoría de las personas pueden disfrutar de una vida plena y saludable a pesar de su condición.

Trabaje con su proveedor de atención médica si la OA está afectando su calidad de vida. Hay muchas opciones de tratamiento disponibles, incluida la cirugía para reemplazar las articulaciones dañadas y dolorosas. El tratamiento de la OA es la mejor manera de mejorar los síntomas, su capacidad para moverse y su calidad de vida.

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué tan grave es la artritis degenerativa?

    La mayoría de las personas pueden controlar la artritis degenerativa con terapias de estilo de vida y medicamentos. Pero puede ser una afección grave para algunos, y es posible que necesite cirugía para reparar el daño articular.

  • ¿Puede la artritis degenerativa paralizarlo?

    La artritis degenerativa puede convertirse en una condición paralizante si no se trata. Puede causar dolor debilitante y discapacidad.

  • cuales son los cuatro etapas de la osteoartritis?

    La osteoartritis suele ser progresiva, lo que significa que los síntomas empeorarán con el tiempo. Las etapas de OA se utilizan para crear un plan de tratamiento:

    • Etapa 0: la etapa asintomática (sin síntomas)
    • Etapa 1: OA temprana que se presenta con dolor articular leve
    • Etapa 2: leve/mínima, presenta dificultad para doblar las articulaciones y rigidez de las articulaciones
    • Etapa 3: etapa moderada, causa dolor con el movimiento, rigidez por la mañana y con la actividad, e hinchazón visible en las articulaciones
    • Etapa 4: severa, que causa altos niveles de dolor con el movimiento, rigidez intensa, hinchazón e inflamación severas y dificultad para realizar las actividades diarias

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.