En la enfermedad renal crónica, los riñones no pueden filtrar el exceso de agua y los desechos de la sangre como deberían. La detección temprana de la enfermedad renal combinada con cambios en la dieta y el estilo de vida pueden ayudarlo a prevenir o retrasar la progresión a la insuficiencia renal.

Este artículo proporciona una guía básica de hábitos dietéticos y alimentos que apoyan la salud renal para ayudar a las personas con enfermedad renal.

Dieta y enfermedad renal

Además de filtrar el agua y los desechos, los riñones también trabajan para mantener el equilibrio correcto de minerales y nutrientes en la sangre.

No existe una dieta «mejor» que se adapte a todas las personas con enfermedad renal. Sin embargo, es importante seguir una dieta baja en sodio que incluya:

  • frutas
  • Verduras
  • cereales integrales
  • Legumbres (incluidos frijoles, guisantes y lentejas)
  • Proteína magra

Para las etapas 1 y 2 de la enfermedad renal, es posible que tenga muy pocas o ninguna restricción sobre lo que come o bebe. La dieta DASH (Enfoques dietéticos para detener la hipertensión) se recomienda comúnmente a las personas con las primeras etapas de la enfermedad renal.

La dieta DASH es baja en sodio, azúcar agregada, grasas saturadas y carnes rojas, que la mayoría de las personas con enfermedad renal en etapa 1 o 2 deben evitar. A algunas personas también se les puede indicar que limiten la ingesta de proteínas.

Además de limitar las proteínas, a medida que disminuye la función renal, es posible que deba reducir la ingesta de alimentos ricos en potasio y fósforo. También es posible que deba vigilar su ingesta de líquidos.

Un proveedor de atención médica y dietético controlará de cerca los resultados de sus análisis de sangre y lo guiará sobre qué nutrientes limitar. Un dietista también hará un seguimiento de su peso para ayudarlo a mantenerse dentro de un rango de peso saludable y evitar la pérdida de masa muscular.

Nutrientes a monitorear

Sodio

Normalmente, los riñones trabajan para controlar la cantidad de sodio en el cuerpo. Si los riñones no funcionan correctamente, el exceso de sodio puede provocar acumulación de líquido, presión arterial alta e hinchazón.

Comer una dieta baja en sodio puede ayudar a reducir la presión arterial y retrasar la progresión de la enfermedad renal.

¿Cuánto sodio debo comer cada día?

Las personas sanas deben limitar su consumo de sodio a 2300 miligramos por día. Las personas con enfermedad renal o presión arterial alta (hipertensión) deben consumir menos de 1500 miligramos de sodio al día.

Potasio

Durante las primeras etapas de la enfermedad renal, es posible que no necesite limitar el potasio. Sin embargo, a medida que disminuye la función renal, su proveedor de atención médica puede indicarle que limite la cantidad de potasio que consume diariamente.

Muchos alimentos que comemos contienen potasio, que el cuerpo utiliza para mantener funciones esenciales. El potasio ayuda a que los músculos funcionen, incluidos los músculos que controlan los latidos del corazón. También ayuda a mover los nutrientes hacia las células y los productos de desecho fuera de las células.

Los riñones excretan potasio adicional. Cuando los riñones no funcionan correctamente, el potasio se acumula y deja demasiado potasio en la sangre. Altos niveles de potasio en la sangre, o hiperpotasemiapuede provocar latidos irregulares del corazón o un ataque al corazón.

Fósforo

El fósforo es otro mineral que puede acumularse en la sangre cuando los riñones no funcionan bien.

Cuando el fósforo se acumula en la sangre, extrae calcio de los huesos y los debilita. Con el tiempo, esto puede provocar enfermedades óseas y un mayor riesgo de fractura o fractura ósea. Los niveles altos de fósforo en la sangre también pueden provocar picazón en la piel, dolor en los huesos y dolor en las articulaciones.

Ingesta de proteínas y líquidos

La proteína es un macronutriente esencial que ayuda a desarrollar músculo, reparar tejidos y combatir infecciones.

Cuando una persona con riñones sanos come alimentos ricos en proteínas como la carne y los productos lácteos, se descompone en desechos dentro del cuerpo y los riñones los filtran. Cuando los riñones no funcionan correctamente, tienen dificultad para eliminar los desechos adicionales de las proteínas adicionales.

La cantidad de proteína que necesita una persona con enfermedad renal varía según:

  • Tamaño corporal
  • Progresión de la enfermedad renal.
  • Cantidad de proteína que se encuentra en la orina.

La mayoría de las personas con enfermedad renal en etapa 1 o 2 deben limitar su ingesta de proteínas a 0,8 gramos por kilogramo de su peso corporal ideal.

Para retrasar la progresión de las etapas 3 a 5 de la enfermedad renal, las pautas KDOQI (Kidney Disease Outcomes Quality Initiative) de la Fundación Nacional del Riñón recomiendan:

  • Un adulto sin diabetes que es metabólicamente estable para restringir la proteína a 0,55-0,60 gramos por kilogramo de peso corporal por día bajo estrecha supervisión médica.
  • Un adulto con diabetes metabólicamente estable debe restringir las proteínas a 0,06-0,08 gramos por kilogramo de peso corporal para promover el control glucémico y mantener un estado nutricional estable.

La mayoría de las personas no necesitarán restringir la ingesta de líquidos durante la enfermedad renal temprana (etapas 1 y 2). Sin embargo, a medida que avanza la enfermedad, es posible que deba limitar el líquido que consume porque sus riñones no pueden eliminar el exceso de líquido. Esto puede conducir a la acumulación de líquido en el cuerpo, causando tensión en el corazón e inflamación en todo el cuerpo.

Es importante obtener suficiente proteína para mantener una salud óptima y prevenir el desgaste muscular. También es importante mantenerse hidratado y beber suficiente agua. Asegúrese de hablar con un proveedor de atención médica renal o un dietista renal para analizar la cantidad de proteínas y líquidos que necesita cada día.

Alimentos para limitar con enfermedad renal

Dependiendo de la cantidad de función renal que le quede, es posible que deba limitar o evitar ciertos alimentos. Todas las personas con enfermedad renal deben evitar los alimentos con alto contenido de sodio. Dependiendo de su análisis de sangre, un proveedor de atención médica también puede indicarle que limite los alimentos con alto contenido de potasio y fósforo.

Alimentos ricos en sodio:

  • alimentos envasados
  • Comidas enlatadas
  • Jamón, tocino, salchicha o fiambre
  • alimentos en escabeche
  • Pizza
  • Patatas fritas
  • Arroz o pasta sazonada
  • Salsa de soya, ketchup y otros condimentos

Alimentos ricos en potasio:

  • Jugo de uva
  • plátanos
  • Papas
  • Leche
  • Yogur
  • sustitutos de la sal
  • Frijoles secos
  • verduras cocidas
  • Jugo de ciruela
  • Melón

Alimentos ricos en fósforo:

  • fiambres
  • Queso fundido
  • colas oscuras
  • Panqueques
  • pan de maíz
  • pasteles
  • Leche
  • Yogurt congelado

Lista de la compra de la dieta renal

Afortunadamente, todavía hay muchos alimentos que una persona con enfermedad renal puede comer. Esta lista combina todos los alimentos que son seguros para la mayoría de las personas que siguen una dieta renal.

Verduras

  • Espárragos
  • Pimientos
  • Repollo
  • Apio
  • col rizada
  • Lechuga
  • Brócoli
  • Guisantes verdes
  • Judías verdes
  • Maíz
  • Hongos
  • Lechuga iceberg
  • Zanahorias
  • Calabacín
  • Okra
  • Pepino
  • Berenjena
  • Ajo
  • Cebollas
  • Coliflor

frutas

  • manzanas
  • arándanos
  • arándanos
  • Frambuesas
  • fresas
  • Cerezas
  • mandarinas
  • Uvas rojas
  • duraznos
  • Peras
  • Lima Limon
  • Piña
  • ciruelas

Proteína

  • Pollo magro y pavo sin piel
  • Huevos o sustitutos de huevo
  • Mariscos
  • Nueces
  • tofu
  • carne magra
  • Carne de cerdo (evite las salchichas, el tocino y los perritos calientes)
  • Frijoles
  • Lácteos bajos en grasa

almidones

  • arroz blanco
  • Tortillas de harina
  • Pan blanco o de masa madre
  • Panecillo
  • palomitas de maíz sin sal
  • Bagels
  • Pasteles de arroz
  • gofres
  • Panque Ingles
  • Sémola
  • Galletas sin sal
  • Pasta

Bebidas

  • Café
  • té sin azúcar
  • jugo de manzana
  • Jugo de uva
  • Refrescos claros
  • Limonada
  • Agua o agua con gas
  • Té verde

Ejemplo de día de alimentación

He aquí un ejemplo de un día de comer con una dieta renal.

Desayuno:

  • 1 huevo cocido
  • 1/2 taza de leche al 1%
  • 1 taza de cereal Chex
  • 1/2 taza de arándanos
  • 1/2 taza de café

Bocadillo:

  • 3 tazas de palomitas de maíz sin sal
  • puñado de nueces o semillas
  • Limonada

Almuerzo:

  • 2 rebanadas de pan blanco
  • 2 onzas de pavo blanco asado
  • 2 cucharaditas de mayonesa ligera
  • 1/2 taza de ensalada de col
  • 1/2 taza de duraznos
  • Agua

Bocadillo:

  • 1 bolsa o lata de atún bajo en sodio
  • 1 paquete individual de mayonesa baja en grasa

Cena:

  • 3 onzas de pollo al horno
  • 1 taza de arroz blanco
  • 2 cucharadas de salsa sin sal
  • 1 taza de vegetales mixtos
  • 1 rebanada de pastel de ángel
  • Agua, jugo de manzana u otra bebida apta para los riñones

Resumen

La detección temprana y las modificaciones en el estilo de vida, como cambios en la dieta, pueden retrasar o prevenir la progresión de la enfermedad renal. Para la enfermedad renal temprana, la mayoría de las personas solo tendrán que vigilar su ingesta de sodio y proteínas mientras siguen una dieta bien balanceada. Es posible que las personas con enfermedad renal avanzada deban evitar otros nutrientes como el fósforo, el potasio y el exceso de líquido.

Asegúrese de trabajar en estrecha colaboración con un equipo de atención médica y un dietista certificado para desarrollar un plan de comidas adaptado a sus necesidades y preferencias nutricionales individuales.

Una palabra de MEDSALUD

Hacer cambios en la dieta puede ser difícil y frustrante a veces. Afortunadamente, la mayor parte del tiempo, aún puede disfrutar de los alimentos que le gustan y adaptarlos a su dieta renal. Un dietista puede guiarlo y apoyarlo a lo largo de su viaje trabajando con usted para mejorar su salud y disminuir la carga de trabajo de sus riñones.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuáles son los mejores alimentos para la salud renal?

    Es importante seguir una dieta saludable y bien balanceada para mantener los riñones sanos. Algunos alimentos para apoyar la salud de los riñones incluyen huevos, carnes magras, bayas, manzanas y coliflor.

  • ¿Qué es lo mejor para beber para los riñones?

    La mejor bebida para beber para los riñones es el agua. Otras buenas opciones para una persona con enfermedad renal son el té helado sin azúcar, el café solo, las gaseosas claras o el agua con gas.

  • ¿Qué cambios en la dieta se deben hacer después de un trasplante de riñón?

    Después de un trasplante de riñón, debe limitar los alimentos salados y azucarados. También es importante comer suficientes proteínas y mantenerse hidratado.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.