La enfermedad de Graves es un trastorno del sistema inmunitario que conduce a la producción excesiva de hormonas tiroideas. Esto se conoce como hipertiroidismo. Sus síntomas incluyen latidos cardíacos rápidos o irregulares, aumento de la sensación de nerviosismo, irritabilidad o ansiedad y pérdida de peso.

Si bien la enfermedad de Graves puede causar muchos síntomas en varias áreas del cuerpo, aproximadamente entre el 25 % y el 50 % de las personas desarrollarán síntomas que afectan los ojos, lo que se conoce como enfermedad de Graves. oftalmopatía.

Este artículo analiza las consecuencias para la salud ocular de la enfermedad de Graves y si el tratamiento puede devolver la salud ocular a la normalidad.

Ojos saltones

Debido a que la enfermedad de Graves es un trastorno del sistema inmunitario, el sistema inmunitario del cuerpo ataca las células tiroideas sanas. Cuando esto sucede, el daño a los músculos y los tejidos grasos detrás del ojo puede hacer que se hinchen y se abulten. Cuando el funcionamiento de los ojos se ve afectado negativamente, puede provocar otros problemas oculares.

Por ejemplo, una persona con ojos saltones (conocido médicamente como proptosis o exoftalmos) causada por la enfermedad de Graves también puede experimentar ojos secos, porque el síntoma hace que sea más difícil parpadear. Otros síntomas oculares que pueden ocurrir incluyen sensibilidad a la luz y ojos con sensación de arena.

Otros síntomas de la enfermedad de Graves

Aparte de los ojos saltones, la enfermedad de Graves puede causar otros síntomas, como:

  • Aumento del apetito acompañado de pérdida de peso.
  • Un aumento de la frecuencia cardíaca
  • Palpitaciones del corazón
  • Cambios de humor, como un aumento de los sentimientos de nerviosismo, irritabilidad o ansiedad.
  • Debilidad muscular
  • manos temblorosas
  • Sudoración excesiva o dificultad para sobrellevar el calor
  • Un aumento en las deposiciones
  • Bocio o agrandamiento de la glándula tiroides

Tratamiento

El tratamiento de los efectos oculares de la enfermedad de Graves requiere un enfoque multifacético. Por lo general, una persona que sufre síntomas oculares por la enfermedad de Graves necesitará ver a más de un especialista. Los proveedores de atención médica que pueden participar en el tratamiento incluyen:

  • Un oftalmólogoun médico (MD) que se especializa en enfermedades oculares
  • Un endocrinólogoque se especializa en el tratamiento de trastornos que afectan las glándulas y los órganos responsables de la producción de hormonas
  • A radiólogoque se especializa en procedimientos de imágenes como rayos X, tomografías computarizadas (TC) y resonancias magnéticas (RMN)
  • Un optometristaque se especializa en diagnosticar y examinar los ojos y el sistema visual en el cuerpo
  • Un ortopedistaque se especializa en el cuidado de los ojos y trabaja con un oftalmólogo
  • Médico general, que se especializa en medicina general y a menudo se le conoce como el proveedor de atención primaria (PCP, por sus siglas en inglés) de una persona

¿Por qué hay tantos especialistas involucrados en la enfermedad de Graves?

Juntos, estos profesionales médicos tienen como objetivo administrar y controlar la función de la tiroides para restaurar los niveles adecuados de hormona tiroidea dentro del cuerpo y abordar los síntomas oculares asociados con la enfermedad de Graves.

Algunos aspectos del cuidado que se utilizan para los ojos incluyen:

  • corticosteroidesque están diseñados para reducir la hinchazón en el área de los ojos
  • inmunosupresor medicamentos que dificultan la acción del sistema inmunitario
  • Complementando con el mineral selenio
  • Radioterapia orbitariaque es un tipo de terapia diseñada para disminuir la inflamación y, a su vez, reducir los síntomas oculares
  • Descompresión orbitaria quirúrgicaque es un tipo de cirugía diseñada específicamente para aliviar los ojos saltones
  • lubricantes oculares

Tepezza (teprotumumab-trbw), el primer tratamiento para la enfermedad ocular tiroidea, aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos en 2020, puede ayudar a reducir los ojos saltones.

¿La enfermedad de Graves es curable?

La enfermedad de Graves no es curable. Sin embargo, una persona con la enfermedad puede recibir un tratamiento adecuado que reequilibrará sus hormonas tiroideas y esencialmente eliminará sus síntomas.

La enfermedad en sí es una afección de por vida que requiere medicación para controlar los síntomas. Dado que los síntomas van y vienen, es importante elegir el curso de medicación adecuado y hablar con su proveedor de atención médica sobre qué esperar durante y después de su tratamiento.

Por lo general, el uso de medicamentos antitiroideos, que están diseñados para dificultar la producción de hormonas tiroideas, es el tratamiento más eficaz para la enfermedad de Graves en su conjunto y se considera lo más cercano posible a la cura para este tipo de trastorno.

Un estudio analizó la tasa de remisión de la enfermedad de Graves con medicamentos antitiroideos y la duración de los efectos. En promedio, el 50 % de los participantes del estudio que entraron en remisión durante el período de medicación de dos años permanecieron en remisión durante un máximo de cuatro años, y 12 años después de su ciclo de tratamiento, el 45 % también permaneció en remisión.

Complicaciones

Cuando una persona tiene afectación ocular en la enfermedad de Graves, sus síntomas pueden presentarse con una serie de complicaciones de salud ocular. Esos incluyen:

  • Ojos secos e irritados
  • ojos rojos
  • Visión doble (diplopía)
  • Dolor al mover los ojos
  • Retracción del párpado, que es cuando los párpados inferiores se retraen o caen demasiado bajo en el ojo
  • Protrusión o abultamiento de los ojos, que es cuando los ojos sobresalen de sus órbitas
  • Retraso del párpado, que es cuando el párpado superior se sienta en una posición anormal cuando una persona mira hacia abajo
  • Signos de una infección ocular, como hinchazón o ampollas, también conocida como quemosis
  • Vasos agrandados en el conjuntivaque recubre los párpados internos y el globo ocular
  • Un crecimiento o masa amarilla que se forma debajo de la conjuntiva
  • Hinchazón de la cuenca del ojo
  • Inflamación de los músculos de los ojos.

Signos graves de afectación ocular en la enfermedad de Graves

Aunque todos los síntomas que afectan a los ojos son difíciles de sobrellevar, los dos más graves son la neuropatía óptica y queratopatía. La neuropatía óptica es cuando el nervio óptico en el ojo se daña. La queratopatía es cuando la córnea, que es un tejido en la parte frontal del ojo, se inflama. Tanto la queratopatía como la neuropatía óptica pueden provocar ceguera.

Vivir con la enfermedad de Graves

Vivir con la enfermedad de Graves puede ser difícil debido a la variedad de síntomas que pueden presentarse. Cuando te diagnostican, es importante buscar el tratamiento adecuado.

Hable con un proveedor de atención médica sobre las diversas opciones de tratamiento para un alivio óptimo de los síntomas. Una vez que encuentre un tratamiento que funcione para usted, es probable que entre en remisión.

Además de encontrar el tratamiento adecuado, también puede esforzarse por vivir su vida de la manera más saludable posible. Algunas medidas que puede tomar para ayudar a sobrellevar los síntomas de la enfermedad de Graves incluyen:

  • Cambios en la dieta: Comer alimentos ricos en yodo puede empeorar la condición. Esto se debe a que su tiroides usa yodo para producir hormonas tiroideas. Puede ser útil evitar los alimentos con altos niveles de yodo, como las algas marinas o las algas marinas.
  • Asesoramiento: En algunos casos, especialmente con afectación ocular, los síntomas pueden afectar su salud mental. Hablar con un profesional sobre las repercusiones emocionales de la enfermedad de Graves puede ayudarlo a controlar los efectos mentales negativos de la afección.
  • Dormir bien: El sueño es vital para la salud en general, pero puede ser difícil dormir bien cuando tiene síntomas oculares de la enfermedad de Graves. Para descansar mejor por la noche, puede cerrar los párpados con cinta adhesiva o mantener la cabeza elevada. Esto ayudará a mantener los ojos cerrados, hidratados y más cómodos.
  • Dejar de fumar: Fumar puede empeorar los síntomas oculares y hacer que el tratamiento sea menos efectivo.

Resumen

La enfermedad de Graves es una condición autoinmune que puede causar varios síntomas. En la mitad de los casos, la enfermedad afecta los ojos y provoca ojos saltones, ojos secos e irritados, visión borrosa y, en casos raros, pérdida de la visión, lo que puede ser difícil de sobrellevar.

Existen opciones de tratamiento viables tanto para la enfermedad de Graves en su conjunto como para los síntomas oculares que pueden surgir. Con el tratamiento adecuado, una persona con la enfermedad puede experimentar una reducción de los síntomas y una remisión completa. Si bien la remisión no dura para siempre y los síntomas pueden aparecer y desaparecer, el medicamento adecuado puede mantener a una persona libre de síntomas por más tiempo.

Una palabra de MEDSALUD

Lidiar con los problemas oculares causados ​​por la enfermedad de Graves no es fácil, pero existen opciones viables disponibles para usted. La enfermedad de Graves es tratable, incluso si es algo que debe manejar por el resto de su vida. Comuníquese con un proveedor de atención médica para buscar el tratamiento adecuado, considere buscar un grupo de apoyo y practique hábitos saludables para que pueda experimentar el alivio de los síntomas durante períodos más prolongados.

Preguntas frecuentes

  • ¿Puede la enfermedad de Graves resolverse sola?

    La enfermedad de Graves requiere tratamiento si desea que los síntomas desaparezcan. También es una condición de por vida. Puede controlar la afección con el uso de medicamentos que mantienen equilibradas las hormonas tiroideas. Dejar la enfermedad de Graves sin tratar puede provocar un empeoramiento de los síntomas y un mayor riesgo de repercusiones graves para la salud.

  • ¿La enfermedad de Graves tiene cura?

    No hay cura para la enfermedad de Graves. Dicho esto, existen medicamentos prometedores que pueden ayudar a las personas a entrar en remisión durante un período de tiempo más prolongado. Hasta el 45 % de las personas que toman medicamentos antitiroideos pueden experimentar un período de remisión de hasta 12 años.

  • ¿Cuánto tiempo puede durar un brote de la enfermedad de Graves?

    Por lo general, cuando comienzan los síntomas de la enfermedad de Graves, se desarrollan lentamente durante un período de tiempo que puede durar desde semanas hasta meses. Comenzarán sutilmente y continuarán empeorando durante ese período. El alivio de los síntomas solo se puede lograr cuando se trata la sobreabundancia de hormonas tiroideas.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.