Es común experimentar dolores menstruales dolorosos (o dismenorrea) alrededor de su período. A menudo se recomiendan medicamentos de venta libre como Midol o ibuprofeno para aliviar los calambres menstruales. Sin embargo, a veces no logran reducir el dolor. En estos casos existen ciertas opciones con prescripción médica y ajustes en el estilo de vida que pueden ser útiles.

Este artículo analiza los medicamentos recetados y de venta libre para los calambres menstruales, junto con otras opciones para los calambres severos.

Analgésicos de venta libre para los calambres menstruales

El dolor y la incomodidad de los calambres menstruales pueden afectar su calidad de vida, interfiriendo a menudo con el trabajo, la escuela y las obligaciones diarias. Existen opciones de analgésicos de venta libre que pueden brindarle cierto alivio.

Midol completo

Midol Complete contiene paracetamol (Tylenol), maleato de pirilamina (un antihistamínico) y cafeína (un diurético suave). Esta opción de venta libre se enfoca en un par de síntomas menstruales, que incluyen calambres, hinchazón, fatiga y otros dolores y molestias. Una dosis estándar de Midol Complete suele ser de dos comprimidos cada 6 horas, según sea necesario (un máximo de seis comprimidos cada 24 horas).

El uso de acetaminofén en Midol tiende a no causar efectos secundarios relacionados con el estómago como otros analgésicos de venta libre. Algunos posibles efectos secundarios incluyen sequedad de boca, mareos y aumento de los latidos del corazón.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE)

Los proveedores de atención médica suelen recomendar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (o AINE) como opción de venta libre de primera línea. El ibuprofeno (Motrin o Advil) y el naproxeno (Aleve) entran en esta categoría.

Los AINE actúan bloqueando la producción de prostaglandinas (hormonas del cuerpo que influyen en los niveles de dolor e inflamación). Los expertos sugieren tomar AINE uno o dos días antes de que comience su período y continuar tomándolos durante los primeros días de sangrado.

Sin embargo, alrededor del 20% de las personas que toman AINE para los calambres menstruales reportan un alivio mínimo o nulo. Los AINE también pueden tener efectos secundarios como malestar estomacal y dolor de cabeza y, por lo general, no son una opción para personas con problemas de salud como:

Paracetamol

Sin los ingredientes añadidos que contiene Midol, el paracetamol (Tylenol) por sí solo es otra opción de venta libre para aliviar el dolor de los calambres menstruales. El paracetamol actúa bloqueando las prostaglandinas, pero debido a que los estudios muestran que Tylenol puede no funcionar para los calambres menstruales ni otras opciones, suele ser el tratamiento preferido para los calambres más leves.

Analgésicos tópicos

Las cremas, geles y parches que contienen salicilatos (un antiinflamatorio similar a los AINE) y/o mentol (producen un efecto refrescante) pueden ayudar a aliviar temporalmente los calambres menstruales menores. Deben colocarse en la piel de la parte inferior del abdomen (o donde sienta más los calambres). Estos productos pueden irritar la piel y no deben usarse en heridas o llagas abiertas.

¿Cuál es más fuerte?

La opción de venta libre más sólida dependerá de su nivel de dolor, su situación de salud general y sus preferencias personales. Si bien muchos expertos recomiendan los AINE como la mejor opción para aliviar el dolor menstrual, algunas personas informan que no producen ningún efecto notable.

Para otras, Midol podría ser la vía preferida gracias a sus múltiples ingredientes que se enfocan en el dolor menstrual y las molestias relacionadas. El paracetamol puede ser lo suficientemente fuerte, con la ventaja de no tener ningún impacto gastrointestinal adicional.

Cuándo los proveedores pueden recetar analgésicos para los calambres menstruales

El dolor menstrual intenso también podría estar relacionado con otra afección de salud, como la endometriosis o los fibromas. Si experimenta síntomas menstruales dolorosos después de tres a seis meses de probar el tratamiento tradicional o de venta libre, puede ser una buena idea consultar a un proveedor de atención médica para un examen físico.

Las opciones de venta libre ineficaces se pueden cambiar por medicamentos recetados, que incluyen:

  • Control de natalidad hormonal: Los proveedores de atención médica pueden recomendar primero una combinación de estrógeno y progestina o una píldora anticonceptiva oral que contenga solo progestina. Otras opciones incluyen el parche anticonceptivo, el anillo vaginal, los implantes de progestina, la inyección de Depo-Provera (medroxiprogesterona) o un DIU.
  • AINE de venta con receta: Comúnmente se receta un AINE más fuerte como el ácido mefenámico (Ponstel) para los cólicos menstruales si las variedades de venta libre no brindan alivio.
  • Supositorios de diazepam: Si la disfunción del suelo pélvico contribuye a los calambres menstruales graves, la inserción de un supositorio de diazepam (benzodiazepina) en la vagina puede ayudar con el dolor.
  • Bloqueadores de los canales de calcio: Se recetan medicamentos como la nifedipina para tratar la presión arterial alta y los latidos cardíacos irregulares. Dado que ayudan a relajar los vasos sanguíneos y evitan que los músculos se contraigan, también pueden reducir las contracciones uterinas y disminuir los calambres intensos.
  • Vasodilatadores: También pueden ser útiles los medicamentos que ayudan a reducir la presión arterial aumentando el flujo sanguíneo. El citrato de sildenafil (Viagra) puede ayudar a promover la relajación muscular en el útero, aliviando los calambres. Los parches de nitroglicerina o trinitrato de glicerilo en la piel también funcionan de esta manera.

Un proveedor de atención médica puede analizar los riesgos, beneficios y efectos secundarios de cada opción de prescripción.

Otras formas de aliviar los calambres menstruales

Ciertos ajustes en el estilo de vida también pueden ayudar a aliviar los calambres menstruales. Algunas opciones incluyen:

  • Ejercicio y actividad física. puede ayudar a reducir la intensidad y duración del dolor menstrual. Los estudios sugieren que sesiones de entrenamiento de 45 a 60 minutos tres veces por semana o más pueden ser suficientes. Los ejercicios aeróbicos como caminar, trotar, andar en bicicleta o nadar ayudan a producir sustancias químicas que bloquean el dolor.
  • Terapias de estimulación nerviosa podría ayudar a mejorar los niveles y la duración del dolor. Esto implicaría un dispositivo de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS, por sus siglas en inglés) de alta frecuencia, que utiliza electrodos para dirigir impulsos eléctricos suaves a partes específicas del cuerpo para ayudar a aliviar el dolor.
  • Terapia de calor También se ha demostrado que es eficaz para aliviar el dolor menstrual. Usar una almohadilla térmica en la parte inferior del abdomen o tomar un baño tibio puede ayudar a relajar los músculos y estimular el flujo sanguíneo.
  • Autoacupresión puede reducir la intensidad y duración del dolor menstrual. La fisioterapia que se centra en aliviar los puntos gatillo también puede ayudar con el dolor.
  • Dormir lo suficiente Es importante, pero hacerlo justo antes y durante su ciclo menstrual puede ayudarla a sobrellevar las molestias. La meditación o el yoga también son útiles para controlar el dolor.
  • Prueba la fisioterapia que enseña técnicas mentales para afrontar el dolor, incluidos ejercicios de relajación, relajación muscular progresiva, imágenes y biorretroalimentación. Es posible que estas estrategias de afrontamiento solo ayuden con ciertos tipos de dolor, por lo que se necesita más evidencia sobre remedios para el dolor menstrual.

Describir el dolor menstrual a un proveedor

El dolor menstrual puede ser diferente para cada persona. Si tiene cólicos menstruales que interfieren con su vida y actividades diarias, considere hablar con un proveedor de atención médica.

Es posible que le hagan preguntas sobre sus síntomas y su historial médico, le realicen un examen pélvico y tal vez le deriven a un ginecólogo obstetra (u obstetra/ginecólogo) para que le realice imágenes o pruebas adicionales para descartar otra afección, como la endometriosis.

Algunas formas útiles en las que puede hablar con su proveedor sobre la intensidad del dolor menstrual incluyen observar cuándo y cómo se presenta el dolor:

  • Interfirió con la vida diaria o la calidad de vida.
  • No se ha sentido aliviado con medicamentos de venta libre o ajustes en el estilo de vida.
  • Me sentí diferente de lo habitual
  • Duró más de un par de días.
  • Le hizo difícil moverse, ponerse de pie o caminar.

Resumen

Los medicamentos de venta libre no son las únicas opciones para los calambres menstruales. Si los medicamentos combinados como Midol o AINE como el ibuprofeno no son suficientes, consulte con su proveedor de atención médica sobre las opciones de prescripción médica. Estos pueden incluir anticonceptivos hormonales, analgésicos más fuertes o medicamentos para ayudar a relajar los músculos del área pélvica.

Además, los cambios en el estilo de vida, como usar una almohadilla térmica, hacer todo lo que pueda cómodamente, hacer terapia de masajes y dormir lo suficiente, también pueden ayudar a aliviar los calambres.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.