La osteoporosis a menudo causa fracturas muy dolorosas, que pueden tardar muchos meses en sanar. En muchos casos, el dolor comienza a desaparecer a medida que se cura la fractura. La mayoría de las fracturas nuevas sanan en aproximadamente 3 meses. El dolor que continúa después de eso generalmente se considera dolor crónico.

Una de las causas del dolor crónico son las fracturas vertebrales. Cuando una vértebra se rompe, algunas personas no sienten dolor, mientras que otras tienen un dolor intenso y espasmos musculares que duran mucho tiempo después de que la fractura haya sanado.

¿Qué es el dolor?

El dolor es la forma en que el cuerpo responde a una lesión. Cuando se rompe un hueso, los nervios envían mensajes de dolor a través de la médula espinal al cerebro, donde se interpretan. Su respuesta al dolor está determinada por muchos factores, incluida su perspectiva emocional. Por ejemplo, la depresión parece aumentar la percepción del dolor y disminuir la capacidad para afrontarlo. A menudo, el tratamiento de la depresión también trata el dolor.

El dolor crónico es el dolor que dura más allá del tiempo esperado para la curación e interfiere con la vida normal. La herida se ha curado, pero el dolor continúa. El mensaje de dolor puede ser desencadenado por:

  • tension muscular
  • rigidez
  • debilidad
  • espasmos

Cuándo ver a su proveedor de atención médica

Cualquiera que sea la causa del dolor crónico, los sentimientos de frustración, ira y miedo pueden hacer que el dolor sea más intenso. El dolor crónico puede afectar todas las áreas de su vida y debe tomarse en serio.

Si tiene dolor crónico y necesita ayuda para controlarlo, es posible que desee analizar estas estrategias de afrontamiento con su proveedor de atención médica.

Métodos físicos de manejo del dolor por osteoporosis

Hay varias opciones para el manejo del dolor relacionado con la osteoporosis.

calor y hielo

El calor en forma de duchas tibias o compresas calientes puede aliviar el dolor crónico o la rigidez de los músculos, y las compresas frías o bolsas de hielo alivian el dolor al adormecer los nervios sensibles al dolor en el área afectada. El frío también ayuda a reducir la hinchazón y la inflamación.

Dependiendo de cuál se sienta mejor, aplique calor o frío durante 15 a 20 minutos a la vez en el área donde siente el dolor. Para proteger su piel, coloque una toalla entre su piel y la fuente de frío o calor.

Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)

Las unidades TENS son pequeños dispositivos que envían impulsos eléctricos a ciertas partes del cuerpo para bloquear las señales de dolor. Se colocan dos electrodos en el cuerpo donde experimenta dolor. La corriente eléctrica que se produce es muy leve, pero puede evitar que los mensajes de dolor se transmitan al cerebro. El alivio del dolor puede durar varias horas. Algunas personas pueden usar una unidad TENS pequeña y portátil que se engancha en un cinturón para un alivio más continuo.

Las unidades TENS solo deben usarse bajo la supervisión de un proveedor de atención médica o un fisioterapeuta. Se pueden comprar o alquilar en casas de suministros hospitalarios o quirúrgicos; sin embargo, se necesita una receta para el reembolso del seguro.

Tirantes y soportes

Los soportes o aparatos ortopédicos para la columna reducen el dolor y la inflamación al restringir el movimiento. Después de una fractura vertebral, un aparato ortopédico para la espalda aliviará el dolor y le permitirá reanudar sus actividades normales mientras se cura la fractura. Sin embargo, el uso continuo de un soporte para la espalda puede debilitar los músculos de la espalda. Por esta razón, los ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda deben iniciarse lo antes posible.

Ejercicio

La inactividad prolongada aumenta la debilidad y provoca pérdida de masa muscular y fuerza. Debido a que el ejercicio eleva el nivel de endorfinas del cuerpo (analgésicos naturales producidos por el cerebro), puede aliviar un poco el dolor. Un programa de ejercicio regular le ayuda a:

  • recuperar fuerza y ​​energía
  • Disminuir la tensión
  • aumentar la flexibilidad
  • fortalecer los músculos
  • reduce la fatiga

Terapia física

Los fisioterapeutas pueden ayudarlo a reorganizar su hogar o entorno de trabajo para evitar más lesiones. Los fisioterapeutas también enseñan la postura y los ejercicios adecuados para fortalecer la espalda y los músculos abdominales sin lesionar una columna debilitada. La terapia de agua en una piscina, por ejemplo, puede mejorar la fuerza de los músculos de la espalda y reducir el dolor.

Acupuntura y Acupresión

La acupuntura es el uso de agujas especiales que se insertan en el cuerpo en ciertos puntos. Estas agujas estimulan las terminaciones nerviosas y hacen que el cerebro libere endorfinas. Pueden ser necesarias varias sesiones de acupuntura antes de que se alivie el dolor.

La acupresión es presión directa aplicada a las áreas que provocan dolor. La acupresión se puede autoadministrar después de entrenar con un instructor.

Terapia de Masajes

La terapia de masaje puede ser un movimiento circular ligero y lento con las yemas de los dedos o un movimiento de amasado profundo que se mueve desde el centro del cuerpo hacia los dedos de las manos o de los pies. El masaje alivia el dolor, relaja los músculos rígidos y suaviza los nudos musculares aumentando el suministro de sangre al área afectada y calentándola. La persona que realiza el masaje utiliza aceite o polvo para que sus manos se deslicen suavemente sobre la piel.

El masaje también puede incluir una presión suave sobre las áreas afectadas o una presión fuerte sobre los puntos de activación en los nudos musculares.

Nota: El masaje muscular profundo no debe realizarse cerca de la columna si tiene osteoporosis en la columna. En este caso, lo mejor es un ligero masaje circular con los dedos o la palma de la mano.

Entrenamiento de relajación

La relajación implica concentración y respiración lenta y profunda para liberar la tensión de los músculos y aliviar el dolor. Aprender a relajarse requiere práctica, pero el entrenamiento de relajación puede desviar la atención del dolor y liberar la tensión de todos los músculos. Las cintas de relajación están ampliamente disponibles para ayudarlo a aprender estas habilidades.

biorretroalimentación

La biorretroalimentación es impartida por un profesional que utiliza máquinas especiales para ayudarlo a aprender a controlar las funciones corporales, como la frecuencia cardíaca y la tensión muscular. A medida que aprende a liberar la tensión muscular, la máquina indica inmediatamente el éxito. La biorretroalimentación se puede utilizar para reforzar el entrenamiento de relajación. Una vez que se domina la técnica, se puede practicar sin el uso de la máquina.

Imágenes visuales

Las imágenes visuales implican concentrarse en imágenes mentales de escenas o eventos agradables o repetir mentalmente palabras o frases positivas para reducir el dolor.Las cintas también están disponibles para ayudarlo a aprender habilidades de imágenes visuales.

Técnicas de distracción

Las técnicas de distracción desvían su atención de las imágenes negativas o dolorosas hacia los pensamientos mentales positivos. Esto puede incluir actividades tan simples como:

  • viendo la televisión o una película favorita
  • leer un libro o escuchar un libro grabado
  • escuchando música
  • hablando con una amiga

hipnoterapia

La hipnosis se puede utilizar de dos maneras para reducir la percepción del dolor. Algunas personas son hipnotizadas por un terapeuta y reciben una sugerencia post-hipnótica que reduce el dolor que sienten. A otros se les enseña la autohipnosis y pueden hipnotizarse a sí mismos cuando el dolor interrumpe su capacidad de funcionar. La autohipnosis es una forma de entrenamiento de relajación.

Terapia individual, grupal o familiar

Estas formas de psicoterapia pueden ser útiles para aquellos cuyo dolor no ha respondido a los métodos físicos. Las personas que sufren de dolor crónico a menudo experimentan estrés emocional y depresión. La terapia puede ayudarlo a sobrellevar estos sentimientos, facilitando el manejo de su dolor.

Medicamentos para el manejo del dolor

Los medicamentos son la forma más popular de controlar el dolor. Los medicamentos de uso común incluyen:

Aunque estos son probablemente los analgésicos más seguros disponibles, a veces causan irritación estomacal y sangrado.

Se pueden recetar estupefacientes para el dolor agudo a corto plazo. Estos medicamentos no deben usarse durante períodos prolongados porque son adictivos y pueden afectar su capacidad para pensar con claridad. También tienen otros efectos secundarios, como el estreñimiento.

Muchas personas con dolor persistente que no ha respondido a otras formas de alivio del dolor son tratadas con medicamentos antidepresivos. Estos medicamentos pueden funcionar de manera diferente cuando se usan para el tratamiento del dolor persistente. El sistema interno de supresión del dolor del cuerpo puede depender de las concentraciones de varios químicos en el cerebro. Estas concentraciones aumentan con el uso de antidepresivos.

Clínicas del dolor

En muchos hospitales y clínicas de todo el país se utilizan varios métodos para controlar el dolor. Si tiene dolor crónico que no ha respondido al tratamiento, debe consultar a su proveedor de atención médica para que lo remita a un fisioterapeuta o una clínica especializada en el control del dolor.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.