Durante un ataque de asma, a veces llamado episodio de asma o ataque de asma, los síntomas como tos, sibilancias, dificultad para respirar y opresión en el pecho empeoran. Las personas con asma pueden pasar varios días o más sin notar ningún síntoma y luego experimentar un ataque repentino.

Los brotes pueden variar de leves a graves y pueden ser una emergencia. Un buen plan de tratamiento del asma minimizará los brotes y le permitirá detenerlos cuando ocurran.

Obtenga más información sobre los ataques de asma, incluidos los signos, los síntomas, las causas y el tratamiento.

¿Qué es un brote de asma?

Durante un ataque de asma, los síntomas del asma empeoran. Es posible que tenga solo uno o dos síntomas, o que tenga varios. Los ritmos circadianos (el «reloj» interno de su cuerpo) también pueden alterar la secreción de hormonas, razón por la cual algunos expertos en atención médica teorizan que el asma empeora durante la noche en algunas personas.

Otra señal de que está experimentando un ataque de asma es que su inhalador no funciona tan bien como suele hacerlo. Es posible que note que necesita tomar más medicamentos para el asma de alivio rápido de lo habitual.

El flujo espiratorio máximo (PEF, por sus siglas en inglés) es la mejor manera de evaluar la gravedad de un ataque de asma. Con un medidor de flujo máximo, puede medir qué tan bien están funcionando sus pulmones y monitorear sus síntomas de asma. Para que un medidor de flujo máximo sea útil durante un ataque de asma, debe saber cuál es su rango normal recomendado. Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo determinar esto.

Brote leve

Durante un ataque de asma leve, es posible que experimente tos, sibilancias o dificultades respiratorias leves. Debería poder caminar normalmente y hablar con oraciones completas.

Brote moderado

Durante un ataque de asma moderado, tendrá síntomas como dificultad para respirar y sibilancias mientras habla, exhala o se acuesta. Es posible que sienta que está forzando el cuello para respirar profundamente. Su lectura de PEF podría estar entre el 50% y el 80% de su mejor marca personal.

Brote severo

Durante un ataque de asma grave, la lectura de su PEF puede ser inferior al 50 % de su mejor valor personal. La respiración será dificultosa y puede ser difícil hablar, caminar o incluso moverse mucho. Puede sentirse confundido, ansioso, desorientado o somnoliento.

Busque ayuda de emergencia

El asma puede ser grave e incluso potencialmente mortal. Busque ayuda médica de inmediato si experimenta alguno de los siguientes síntomas de asma:

  • Dolor en el pecho
  • Cambios de color en las uñas, los labios o la cara
  • Confusión
  • Dificultad para hablar
  • Respiración rápida
  • Dificultad severa para respirar

Síntomas

Cuando sus síntomas de asma se intensifican, vale la pena vigilar ciertos signos y síntomas:

Señales de advertencia

Los primeros signos de advertencia de un ataque de asma pueden incluir:

  • tos
  • Respiración rápida
  • Dificultad para respirar
  • Opresión en el pecho
  • Sibilancias (un chirrido o silbido agudo al respirar)

También puede notar que debe usar sus medicamentos para el asma con más frecuencia para lograr el mismo efecto.

Síntomas severos

En algunos casos, el asma puede convertirse en una emergencia médica. Si no se trata, un ataque de asma puede provocar insuficiencia respiratoria e incluso la muerte. Los síntomas de un ataque de asma grave incluyen:

  • Retracciones torácicas
  • Confusión, desorientación, agitación, pánico y/o somnolencia
  • Cianosis (cuando los labios, la cara o las uñas desarrollan un tinte azul, gris o blanco)
  • Dificultad para dormir debido a problemas respiratorios
  • Dificultad para hablar o caminar
  • opresión extrema en el pecho
  • respiración extremadamente rápida
  • Sintiendo poco alivio con su inhalador de rescate
  • incapacidad para hacer ejercicio
  • Pecho expandido persistentemente
  • Movimientos rápidos de las fosas nasales
  • tos incontrolable

Llame al 911 de inmediato si tiene alguno de estos síntomas graves de asma.

Causas de los brotes de asma

Hay muchas razones por las que sus síntomas de asma pueden reaparecer en ciertos momentos. Algunos de los desencadenantes más comunes del asma incluyen:

  • Alérgenos, como polen, polvo, moho, plagas o caspa de mascotas
  • Aire frío y condiciones climáticas extremas.
  • Ejercicio
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), una afección crónica en la que el ácido del estómago se mueve hacia el esófago y produce síntomas como acidez estomacal
  • Irritantes, como humo o vapores.
  • Infecciones respiratorias
  • Estrés
  • Emociones fuertes, que pueden alterar los patrones de respiración.
  • olores fuertes
  • Infecciones virales, como la gripe.

Además de lo anterior, algunos de los desencadenantes de asma más comunes entre los niños incluyen:

  • Resfriado común
  • llorando y riendo
  • Jugar o correr duro

Cómo tratar un brote de asma

Para tratar (y prevenir) los ataques de asma, comience creando un plan con la ayuda de su proveedor de atención médica. Un plan de acción para el asma es una guía paso a paso para monitorear sus síntomas de asma, así como para prevenir, controlar y tratar sus ataques de asma. Incluya detalles sobre su historial médico, alergias, medicamentos y contactos de emergencia para que pueda obtener ayuda de inmediato si es necesario.

Si su hijo tiene asma, puede distribuir el plan de acción contra el asma a sus maestros, administradores escolares, familiares, amigos y proveedores de atención médica.

Además de crear un plan de acción para el asma, estos son algunos de los pasos que puede seguir para tratar un ataque de asma:

Toma medicamentos de alivio rápido: Muchas personas con asma toman medicamentos de alivio rápido, generalmente a través de un inhalador, para abrir y relajar los músculos de las vías respiratorias de inmediato. Estos «broncodilatadores” suelen ser beta-agonistas de acción corta, como el albuterol.

Cada vez más, los inhaladores combinados que incluyen el broncodilatador de acción rápida y acción prolongada llamado formoterol (p. ej., Symbicort, una combinación de budesonida y formoterol) también se recetan como medicamentos de control diario y para el tratamiento de los ataques de asma. Si tiene alguna pregunta sobre qué inhalador debe usar durante un brote, hable con su proveedor de atención médica.

Tomar medicamentos de control: Las personas con síntomas continuos de asma pueden tomar medicamentos de control, generalmente esteroides inhalados, para reducir la inflamación pulmonar. También es posible que deba tomarlos regularmente para prevenir ataques de asma. Su proveedor de atención médica podría recetarle esteroides orales de forma temporal para tratar un ataque de asma persistente.

Consulte a un especialista: Si sus síntomas de asma persisten, su proveedor de atención médica puede derivarlo a un especialista (como un alergólogo) para identificar y tratar la causa principal.

Cuándo buscar atención de emergencia

Un ataque de asma grave debe tratarse antes de que se convierta en una emergencia médica. Estas son algunas de las señales de que necesita buscar atención de emergencia para sus síntomas de asma de inmediato:

  • Sus medicamentos habituales, como un inhalador de rescate, no están funcionando para aliviar sus síntomas.
  • Sus lecturas de PEF son muy bajas, especialmente después de haber usado medicamentos de alivio rápido para el asma.
  • Es difícil caminar, hablar, dormir, hacer ejercicio y/o pensar con claridad debido a sus dificultades para respirar.
  • Su opresión en el pecho o el dolor se vuelven severos.
  • Desarrolla signos de cianosis, una condición causada por la falta de oxígeno en la sangre. La cianosis puede causar decoloración y cambios de color en la piel alrededor de los ojos, la boca, las uñas y las yemas de los dedos. Su piel puede volverse azul, gris, morada o blanca, dependiendo de su complexión.

Cómo prevenir un ataque de asma

Puede hacer todo lo posible para prevenir un ataque de asma antes de que comience. Dado que muchos síntomas del asma son causados ​​por desencadenantes del asma, debe:

  • Supervise sus síntomas para averiguar cuáles son sus desencadenantes del asma (si aún no lo sabe). Registre sus lecturas de PEF regularmente y mantenga un registro de sus síntomas.
  • Evite la exposición a alérgenos, irritantes y contaminantes. Por ejemplo, controle la caspa de mascotas en casa si tiene mascotas. Si tiene alergias estacionales, considere usar una máscara y cerrar las puertas y ventanas cuando el nivel de polen sea alto.
  • Deje de fumar, si aún no lo ha hecho.
  • Vacúnese contra la gripe estacional, especialmente si las enfermedades empeoran sus síntomas de asma.

Desarrollar un plan de acción

Su plan de acción para el asma es una guía detallada para controlar y tratar sus síntomas de asma. Además de proporcionar información para usted, sus proveedores de atención médica y familiares y amigos sobre qué hacer durante un ataque de asma leve, moderado o grave, un plan de acción para el asma debe incluir:

  • Su historial médico, incluyendo alergias y condiciones médicas concurrentes
  • Información de contacto de sus seres queridos, el departamento de emergencias, su proveedor de atención médica y cualquier otra persona pertinente
  • Información sobre sus medicamentos, incluidas la dosis, la frecuencia y las instrucciones sobre cómo administrarlos en caso de emergencia

Tomar medicamento

Tome sus medicamentos para el asma a tiempo y según lo prescrito. Si usa un inhalador de rescate, asegúrese de llevarlo a donde quiera que vaya. Si su proveedor de atención médica le receta medicamentos de control preventivo, tómelos incluso cuando no tenga síntomas de asma.

Si tiene condiciones médicas concurrentes, tratarlas también puede ayudar a aliviar sus síntomas de asma. Por ejemplo, muchas personas con asma también tienen ERGE y apnea obstructiva del sueño (en la que se detiene y comienza a respirar repetidamente durante el sueño).

Tomar medicamentos para la ERGE, llevar una dieta adecuada para la ERGE y usar una máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) para la apnea del sueño también puede ayudarlo a controlar el asma.

Resumen

El asma es una afección médica crónica que causa síntomas como sibilancias, tos, dificultad para respirar y opresión en el pecho debido a la inflamación y el estrechamiento de las vías respiratorias en los pulmones. Los ataques de asma ocurren cuando los síntomas del asma empeoran.

Los brotes pueden ser leves, moderados o severos. Por lo general, son causados ​​por desencadenantes comunes del asma, como contaminantes, irritantes, alérgenos, olores, estrés, infecciones, enfermedades, cambios climáticos y emociones fuertes.

Para tratar un ataque de asma, puede tomar medicamentos para el asma de alivio rápido (generalmente a través de un inhalador) y, si se lo recetan, corticosteroides orales u otros medicamentos que combaten la inflamación en el asma. Si los síntomas empeoran, es importante buscar tratamiento médico de emergencia.

Puede prevenir los ataques de asma si evita los desencadenantes, crea un plan de acción para el asma y toma los medicamentos para el asma según lo recetado.

Una palabra de MEDSALUD

Si sus síntomas de asma empeoran, es importante tratarlos de inmediato. En casos severos, el asma puede provocar insuficiencia respiratoria, que puede ser fatal. Busque ayuda de emergencia si su ataque de asma es persistente o llega al punto en que siente que está fuera de control.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuánto dura un ataque de asma?

    Dependiendo de su gravedad, un ataque de asma puede durar unos minutos. Por otra parte, puede durar varias horas o incluso varios días. Los ataques de asma pueden ocurrir en cualquier momento.

  • ¿Por qué mi asma se intensifica por la noche?

    Los síntomas del asma tienden a estallar por la noche porque duermes en una posición reclinada que puede provocar tos. Su posición para dormir puede estar causando síntomas de reflujo gastroesofágico (ERGE), que pueden empeorar los síntomas del asma.

  • ¿Puede un ataque de asma causar fiebre?

    Los ataques de asma no causan fiebre. Los síntomas de un ataque de asma incluyen sibilancias, tos, opresión en el pecho y dificultad para respirar.

    Sin embargo, es posible que tenga fiebre durante un ataque de asma debido a una infección o enfermedad. Las infecciones respiratorias y otras enfermedades a veces pueden desencadenar síntomas de asma.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.