Reiki es una terapia japonesa basada en la energía. Entre las razones por las que se usa está la posible reducción de ciertos síntomas relacionados con el cáncer y su tratamiento, incluidos la fatiga, el dolor y los problemas para dormir. Si bien la investigación sobre su eficacia no se considera concluyente, el reiki se considera seguro y una terapia complementaria potencialmente útil contra el cáncer, tanto que muchos de los principales centros de tratamiento del cáncer ahora lo ofrecen.

Cómo se realiza Reiki

Nacido a finales de la década de 1930, reiki significa «energía vital universal». La terapia se basa en la idea de que un médico puede promover la curación y el bienestar general fomentando el flujo y la libre circulación de la propia energía espiritual del receptor a través del tacto o la cercanía.

Las sesiones de Reiki suelen durar entre 30 y 90 minutos. La terapia puede administrarse sola o en combinación con otros tratamientos médicos complementarios y convencionales. Si bien los practicantes generalmente realizan reiki muy cerca del receptor, muchos creen que se puede realizar con éxito a distancia.

Durante una sesión de reiki, un practicante especialmente capacitado usará sus manos para transmitir «energía de fuerza vital» mientras el receptor está sentado o acostado, completamente vestido. Las manos del practicante se colocan sobre o ligeramente por encima del cuerpo del receptor con el objetivo de dirigir el flujo de energía hacia donde más se necesita. El practicante también puede utilizar posiciones de manos en varias partes del cuerpo durante dos a cinco minutos a la vez.

Muchas personas informan sentir una sensación de calidez y relajación profunda durante las sesiones de reiki. También pueden sentirse somnolientos o renovados, o generalmente menos tensos y ansiosos.

Para los pacientes con cáncer, el tratamiento de reiki a menudo se ofrece junto con la terapia de masajes y otras terapias complementarias.

Algunas investigaciones han demostrado que puede ayudar con síntomas como:

  • Fatiga
  • Angustia
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Dolor
  • Dificultades para dormir

La investigación también ha demostrado que los pacientes con cáncer que reciben tratamiento de reiki han informado mejoras en su bienestar general y en su capacidad para relajarse.

Un estudio mostró que el reiki y el masaje pueden proporcionar mejoras y alivio similares para problemas como el dolor, las náuseas y la depresión. Reiki también demostró aliviar la fatiga y la ansiedad. más que la terapia de masaje.

Similarmente, otro estudio comparó el estado de los síntomas en pacientes que recibieron y no recibieron tratamiento de reiki, encontrando que el grupo de reiki experimentó niveles más bajos de dolor, ansiedad y fatiga.

Dicho esto, la investigación no ha sido lo suficientemente consistente como para que los expertos la consideren confiable y concluyente. Pero debido a que el reiki no tiene efectos secundarios duraderos o peligrosos, más entornos clínicos están comenzando a ofrecerlo además de los tratamientos médicos contra el cáncer.

Reiki es una terapia complementaria utilizada para aliviar los efectos secundarios emocionales y físicos del tratamiento. Es no un tratamiento alternativo contra el cáncer y no se puede utilizar para curar el cáncer.

Encontrar un practicante de Reiki

En muchos estados, un practicante de reiki también debe ser un terapeuta de masaje con licencia. Si bien el reiki se ofrece comúnmente en clínicas de bienestar y, a veces, por un ministro espiritual, a veces también está disponible en hospitales y hospicios, lo que facilita aún más que los pacientes con cáncer encuentren un médico. El Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering en la ciudad de Nueva York incluso ha ofrecido sesiones mensuales de reiki, así como oportunidades para aprender la práctica.

Comprobar el Asociación Internacional de Profesionales de Reiki lista de un médico en su área.

Las sesiones de Reiki pueden variar desde sin costo hasta alrededor de $ 100 por sesión. Las compañías de seguros normalmente no cubren esta terapia. Siéntase libre de ser su proveedor para obtener referencias o sobre los programas de atención holística o integradora disponibles.

Una palabra de MEDSALUD

Si bien el reiki se considera seguro y no invasivo, es importante recordar que no es un tratamiento contra el cáncer aprobado. No se demore en buscar un tratamiento estándar a favor de un método alternativo como el reiki. Asegúrese de hablar siempre con su proveedor de atención médica antes de someterse a cualquier tratamiento alternativo o complementario.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.