La próstata es una pequeña glándula en los hombres que ayuda a producir semen. Es normal que la próstata crezca con la edad. Sin embargo, la edad también aumenta el riesgo de desarrollar problemas específicos de próstata.

Las condiciones comunes de la próstata incluyen las siguientes:

Ciertos suplementos pueden apoyar la salud de la próstata. Específicamente, el licopeno, el selenio, el té verde y la palma enana americana son ingredientes comunes en los suplementos que apoyan la salud de la próstata y reducen el riesgo de enfermedades de la próstata.

Este artículo revisa la evidencia detrás de los suplementos para la salud de la próstata. También cubre los posibles efectos secundarios de estos suplementos, interacciones e información sobre dosis.

¿Qué suplementos se utilizan para la salud de la próstata?

El cáncer de próstata es el segundo cáncer más común entre los hombres en los Estados Unidos. La edad, la raza y la genética afectan el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

La hiperplasia prostática benigna (HPB) es otro problema común de la próstata y el número de personas que experimentan esta afección aumenta cada año. La edad, la raza y los medicamentos, entre otros factores, influyen en el desarrollo de la HPB.

Muchas vitaminas, minerales y hierbas pueden favorecer la salud de la próstata e influir en el riesgo de cáncer de próstata. Los suplementos proporcionan un aumento de nutrientes, pero es posible que no siempre estén justificados. En algunas ocasiones, los suplementos pueden incluso hacer más daño que bien.

Niveles adecuados de selenio, zinc y vitamina D e incorporar antioxidantes a la dieta son cruciales para la salud de la próstata.

Nutrientes para la salud de la próstata

Las vitaminas, los minerales y diversos compuestos vegetales pueden favorecer la salud de la próstata al reducir la inflamación y disminuir el riesgo de cáncer de próstata.

Selenio

El selenio es esencial para la estabilidad del ADN y la salud celular. También actúa como antioxidante para reducir el daño celular.

Grandes estudios de población muestran un vínculo entre los niveles bajos de selenio y un mayor riesgo de cáncer de próstata. Sin embargo, los ensayos controlados aleatorios arrojan resultados mixtos. El estado nutricional inicial puede afectar el riesgo de cáncer de próstata cuando se toman suplementos de selenio. La forma del suplemento también puede influir en la eficacia del selenio.

La suplementación con 500 microgramos (mcg) de selenio al día no redujo el riesgo de cáncer de próstata en hombres de 50 años o más. Los investigadores finalizaron un ensayo antes de tiempo debido a que no se observaron beneficios de la suplementación con selenio. Algunos estudios que evaluaron el selenio para la salud de la próstata notaron un mayor riesgo de diabetes con la suplementación.

La Junta de Alimentos y Nutrición (FNB) del Instituto de Medicina (IOM) estableció la cantidad diaria recomendada (RDA) de selenio en 55 mcg para hombres de 14 años o más.

El selenio puede interactuar con algunos medicamentos. El cisplatino, un tipo de quimioterapia para ciertos cánceres, puede reducir los niveles de selenio. Por el contrario, el selenio puede aliviar los efectos secundarios del cisplatino.

Zinc

El zinc es un nutriente esencial en tejidos con altas tasas de renovación celular, como el tejido prostático. Además, el zinc es necesario para la producción y la salud del semen. Los problemas de salud ocurren cuando las células de la próstata ya no pueden almacenar zinc.

Algunas investigaciones sugieren niveles más bajos de zinc en el cáncer de próstata. Sin embargo, la suplementación con zinc también puede contribuir a un mayor riesgo de cáncer de próstata.

Datos contradictorios limitan el uso de suplementos de zinc para la salud de la próstata. Además, la forma específica del suplemento puede influir en el efecto del zinc.

La dosis diaria recomendada de zinc para hombres mayores de 14 años es de 11 miligramos (mg) al día. La ingesta excesiva de zinc reduce la absorción de otros nutrientes vitales como el hierro y el cobre.

Ciertos antibióticos pueden interactuar con el zinc, disminuyendo la absorción de ambos cuando se toman juntos. Los diuréticos aumentan la eliminación de zinc del organismo, reduciendo las reservas de nutrientes.

licopeno

El licopeno es una sustancia química vegetal (carotenoide) que da el color rojo a las frutas y verduras. Los tomates son una potente fuente de licopeno.

El licopeno favorece la salud de la próstata a través de sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que protegen las células del daño.

El consumo de suplementos y productos a base de tomate que contienen licopeno puede aliviar los síntomas del agrandamiento de la próstata. El licopeno también puede reducir el riesgo de ciertos cánceres, particularmente el cáncer de próstata.

No existe suficiente investigación para fomentar el uso de licopeno para la salud de la próstata y reducir el riesgo de cáncer de próstata. El licopeno de los alimentos o productos a base de tomate puede favorecer la salud de la próstata. Sin embargo, tomar suplementos de licopeno no parece tener el mismo efecto beneficioso.

El licopeno en dosis de 15 a 45 mg diarios durante un máximo de seis meses parece seguro. Los tomates contienen de 0,88 a 7,74 mg de licopeno por cada 100 gramos (g), que es aproximadamente el peso de un tomate pequeño. La cantidad de licopeno en un tomate depende del tipo y madurez del fruto.

El licopeno puede retardar la coagulación sanguínea. Tomar licopeno con un anticoagulante o los medicamentos antiplaquetarios pueden aumentar el riesgo de hematomas y sangrado. Tenga precaución al usar licopeno con otros medicamentos que puedan aumentar el riesgo de sangrado.

Té verde

Ciertos compuestos vegetales en el té verde (catequinas) contribuyen a los efectos beneficiosos para la salud de la bebida. Las catequinas combaten los radicales libres (moléculas inestables) para brindar beneficios antioxidantes y antiinflamatorios.

Galato de epigalocatequina (EGCG), un tipo de catequina, puede prevenir el desarrollo de células cancerosas. EGCG participa en vías celulares que inhiben el crecimiento celular y la liberación de moléculas inflamatorias.

La evidencia sobre los beneficios del té verde para la salud de la próstata es contradictoria. Algunos estudios muestran un efecto positivo de tres tazas o más de té verde al día para reducir el riesgo de cáncer de próstata. Una taza (8 onzas o 240 mililitros) de té verde contiene aproximadamente 187 mg de EGCG.

Otra investigación señala una disminución del cáncer de próstata con 400 a 600 mg de EGCG al día. Aún así, la investigación no es unánime.

El consumo de 400 mg diarios de EGCG es bien tolerado y seguro. Tomar suplementos de EGCG con el estómago vacío puede ser más eficaz, pero también puede aumentar el riesgo de toxicidad.

Pectina cítrica modificada

La pectina cítrica modificada (MCP) ha sido reconocida por sus propiedades anticancerígenas, específicamente su capacidad para influir en el desarrollo de tumores. Las pectinas son una fibra soluble e indigerible en las paredes celulares de las plantas.

Existen pocos estudios sobre las MCP para la salud de la próstata, pero las investigaciones son prometedoras. La suplementación a largo plazo con MCP puede retardar la progresión del cáncer de próstata. MCP bloquea la actividad de una molécula específica (proteína galectina-3) que contribuye al desarrollo del cáncer.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) generalmente considera que el MCP es seguro y la mayoría de las personas lo tolera bien. Aún así, se necesitan investigaciones adicionales para determinar la dosis óptima para la salud de la próstata.

Vitamina D

La vitamina D es una vitamina liposoluble esencial para innumerables procesos corporales.

La vitamina D puede reducir los niveles circulantes de la hormona sexual (andrógeno) y del antígeno prostático específico (PSA) y frenar el crecimiento celular para apoyar la salud de la próstata y reducir el riesgo de cáncer de próstata. El PSA es un análisis de sangre que se utiliza para evaluar el riesgo de cáncer de próstata de una persona.

Existe evidencia contradictoria que respalda la suplementación con vitamina D para la salud de la próstata. Algunas investigaciones sugieren que complementar con vitamina D mejora los niveles de PSA. Aún así, otros estudios no muestran ningún beneficio de la vitamina D en comparación con un placebo (una sustancia ineficaz administrada a personas en grupos de control).

El consumo de más vitamina D puede estar relacionado con una tasa más baja de BPH. La vitamina D puede reducir la inflamación y prevenir el crecimiento de la próstata, dos atributos de la BPH.

La dosis diaria recomendada de vitamina D para hombres de entre 18 y 70 años es de 15 mcg o 600 unidades internacionales (UI) al día. Para los hombres mayores de 70 años, la dosis diaria recomendada es de 20 mcg o 800 UI.

La suplementación excesiva con vitamina D es tóxica. La ingesta elevada de vitamina D contribuye a niveles elevados de calcio (hipercalcemia), que puede provocar insuficiencia renal en casos graves. Además, algunas investigaciones sugieren que la suplementación con vitamina D puede aumentar la tasa de muerte (mortalidad) en personas con cáncer de próstata.

La vitamina D puede interactuar de las siguientes maneras:

  • Suplementos de vitamina D: los suplementos de vitamina D pueden interactuar con ciertos medicamentos y ciertos medicamentos pueden afectar la absorción de vitamina D. Los medicamentos que interactúan con la vitamina D incluyen los siguientes:
  • Estatinas: la vitamina D puede disminuir la eficacia de las estatinas, y las estatinas pueden afectar la producción de vitamina D en el cuerpo.
  • Medicamentos corticosteroides: estos medicamentos pueden afectar el metabolismo de la vitamina D.
  • Diuréticos tiazídicos: la toma simultánea de diuréticos tiazídicos y suplementos de vitamina D puede contribuir a la hipercalcemia.
  • Orlistat: Los medicamentos que influyen en el metabolismo de las grasas, como Alli (orlistat), reducen la absorción de vitamina D.

Soja

Los alimentos de soja como el tofu, el miso y la leche de soja contienen fitoquímicos asociados con beneficios para la salud. En particular, las isoflavonas (un tipo de fitoquímico) que se encuentran en los alimentos de soja favorecen la salud de la próstata.

La soja no afecta las hormonas reproductivas masculinas ni afecta negativamente la fertilidad. De hecho, comer alimentos de soja está relacionado con una tasa más baja de cáncer de próstata. En particular, los alimentos de soja no fermentados como el tofu, la leche de soja y el edamame reducen significativamente el riesgo de cáncer de próstata.

La investigación arroja resultados mixtos sobre el uso de la soja isoflavona suplementos. Los suplementos de isoflavonas pueden producir resultados similares a los del consumo de alimentos de soya, pero se necesita más investigación. Además, algunos estudios que evaluaron los suplementos de isoflavonas de soja incluyeron otros ingredientes, por lo que es posible que los resultados no se deban a las isoflavonas.

Pueden ocurrir efectos adversos con el uso de suplementos de isoflavonas. Además, la evidencia a favor de los suplementos de isoflavonas para la salud de la próstata es mínima y no está respaldada. En su lugar, opte por alimentos de soya, que se recomiendan como parte de un patrón de alimentación saludable y tienen efectos secundarios mínimos.

Hierbas para la salud de la próstata

Muchas hierbas se comercializan para la salud de la próstata, pero no está claro si estos suplementos realmente apoyan la salud de la próstata.

Palma enana americana

La palma enana americana es una palmera arbustiva que trata las afecciones que afectan los órganos reproductivos masculinos y femeninos.

Algunas investigaciones sugieren que la palma enana americana puede reducir los síntomas urinarios, como pérdidas urinarias (incontinencia) y aumento de urgencia y frecuencia. Además, la palma enana americana puede mejorar la inflamación de la próstata.

Otras investigaciones no muestran ningún beneficio de la palma enana americana para los síntomas de HPB. Sin embargo, los beneficios y efectos secundarios de la palma enana americana pueden depender de la calidad y composición del suplemento.

La palma enana americana generalmente se tolera bien y solo tiene efectos secundarios leves como problemas digestivos o dolores de cabeza. No existen interacciones aparentes entre los medicamentos y la palma enana americana.

cereza africana

Según la investigación, la corteza del cerezo africano (Prunus africana), también conocida como ciruela africana o ciruela pasa africana, redujo los síntomas asociados con la HPB. La corteza de cerezo africano contiene fitoesterolesque ayudan a reducir la inflamación.

La dosis más común de cereza africana es de 100 a 200 mg al día durante uno o dos meses. Aún así, se necesita investigación adicional para determinar la dosis óptima, la seguridad y las posibles interacciones con los medicamentos.

Extracto de polen de centeno

Existe una investigación limitada sobre el extracto de polen de raigrás (Cernilton). Sin embargo, las investigaciones existentes muestran que sus beneficios para la salud de la próstata son multifacéticos.

El extracto de polen de centeno relaja los músculos de la uretra, reduce la inflamación e inhibe el crecimiento celular.

Las investigaciones sugieren que 750 mg de polen de ballico al día alivia los síntomas de la HPB. Aún así, no está clara la dosis exacta para apoyar la salud de la próstata.

En los Estados Unidos, la FDA no regula los suplementos de la misma manera que regula los medicamentos recetados. Eso significa que es posible que algunos productos complementarios no contengan lo que dice la etiqueta.

Al elegir un suplemento, busque productos probados por terceros y consulte a un proveedor de atención médica, un RD o RDN o un farmacéutico.


Otras consideraciones para la salud de la próstata

Además de los suplementos, el estilo de vida puede favorecer la salud de la próstata. Incorporar movimiento y alimentos de origen vegetal a la vida cotidiana ayuda a mantener la salud de la próstata.

Movimiento / Ejercicio

El movimiento preserva la salud de la próstata al reducir la inflamación y la actividad del sistema nervioso simpático.

El ejercicio del suelo pélvico puede aliviar los síntomas del agrandamiento de la próstata, como la dificultad para orinar. Sin embargo, el ejercicio no debe sustituirse por el tratamiento médico para problemas del tracto urinario inferior o HPB.

Nutrición

Una dieta vegetariana o vegana puede reducir el riesgo de muerte por cáncer de próstata. Un gran metanálisis observó una reducción del 10% en el riesgo de muerte por cáncer de próstata entre los vegetarianos en comparación con los omnívoros.

Una dieta basada en plantas también está relacionada con niveles más bajos de PSA. El PSA se utiliza para ayudar a detectar problemas de próstata, incluidas infecciones, inflamación y cáncer de próstata. Las verduras crucíferas, la soja y los tomates (todos alimentos comunes en una dieta basada en plantas) contribuyen a un menor riesgo de cáncer de próstata.

Poner en pantalla

Las citas de rutina con proveedores de atención médica respaldan la salud de la próstata. Los problemas que afectan la capacidad de orinar podrían ser un signo de problemas de próstata. Consulte a su proveedor de atención médica si tiene problemas para orinar, presión pélvica o micción frecuente durante la noche.

Un examen físico en el que el médico inserta los dedos en el recto (examen rectal digital) puede evaluar la salud de la próstata. Sin embargo, no se recomienda como herramienta de detección del cáncer de próstata.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan una prueba de PSA para detectar cáncer de próstata en hombres de entre 55 y 69 años de forma individual.

Hidratación

Disminuir los líquidos cerca de la hora de acostarse puede ayudar con los síntomas de agrandamiento de la próstata, como la micción frecuente por la noche (nicturia). Pero consulte a su proveedor de atención médica antes de ajustar su ingesta de líquidos.

Resumen

Los suplementos pueden apoyar la salud de la próstata. Pero se necesitan datos más sólidos antes de que se puedan recomendar completamente los suplementos. Aunque algunos suplementos pueden estar asociados con un riesgo reducido de cáncer de próstata, no pueden prevenir el cáncer de próstata ni otros problemas.

En algunos casos, los suplementos pueden hacer más daño que bien. Siempre consulte a un proveedor de atención médica antes de comenzar a tomar un suplemento.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.