Las lesiones osteolíticas, también llamadas lesiones osteoclásticas o líticas, son áreas de hueso dañado que ocurren con mayor frecuencia en personas con ciertos tipos de cáncer, como el mieloma múltiple y el cáncer de mama. En una radiografía, las lesiones osteolíticas aparecen como pequeños agujeros, lo que le da al hueso una apariencia de «comido por la polilla» o «perforado».

Las lesiones osteolíticas debilitan el hueso, lo que provoca dolor, fracturas óseas y otras complicaciones potencialmente graves. El tratamiento es necesario para aliviar los síntomas y evitar un mayor deterioro de los huesos.

Este artículo analiza las lesiones osteolíticas, los síntomas que causan y por qué ocurren. También explica cómo se diagnostican y tratan las lesiones líticas.

Síntomas y Complicaciones

Las lesiones osteolíticas pueden causar una variedad de síntomas y complicaciones, ya sean cancerosas o no.

Algunos de los síntomas y condiciones que surgen de las lesiones líticas incluyen:

  • Dolor óseo que es común, puede ser intenso y, a menudo, se acompaña de daño en los nervios debido a la compresión ósea.
  • Osteoporosis, un debilitamiento progresivo del hueso
  • Fracturas patológicas causadas por huesos debilitados por el cáncer.
  • Hipercalcemia de malignidad, cuando el hueso libera un exceso de calcio en el torrente sanguíneo, lo que provoca una variedad de síntomas como náuseas, confusión, mialgia (dolor muscular) y arritmias (frecuencia cardíaca irregular)

¿Qué causa las lesiones osteolíticas?

Las lesiones osteolíticas ocurren cuando el proceso biológico que se descompone y reemplaza las células viejas en el hueso con otras nuevas se desequilibra.

Conocido como remodelación ósea, este ciclo involucra dos tipos de células:

  • Osteoclastos, que liberan sustancias para descomponer el hueso para que pueda ser reemplazado
  • Los osteoblastos, que son responsables de la formación de hueso.

Ciertos tipos de cáncer pueden interrumpir la producción de nuevas células. Por ejemplo, cuando el mieloma invade el tejido óseo, inhibe la formación de hueso nuevo por parte de los osteoblastos y, al mismo tiempo, estimula a los osteoclastos para que aumenten la degradación celular.

Las lesiones osteolíticas también son comunes en los cánceres metastásicos que se han propagado más allá del sitio del tumor original, entre ellos:

En los casos de cáncer metastásico (que se propaga), las lesiones osteolíticas se encuentran con mayor frecuencia en los huesos más grandes, como el cráneo, la columna vertebral, la pelvis, la caja torácica y los huesos largos de las piernas.

Lesiones osteolíticas vs. osteoblásticas

Las lesiones osteolíticas no son lo mismo que las lesiones osteoblásticas. Ambos términos describen las vías celulares que conducen a problemas óseos, pero son opuestos entre sí.

Un cáncer generalmente resulta en uno u otro, y ciertas lesiones son más comunes con cánceres particulares que con otros. Aunque no es tan común, algunos tipos de cáncer incluso pueden causar ambos tipos de lesiones.

Lesiones osteolíticas

  • huesos debilitados

  • Hacer que los huesos sean propensos a fracturarse

  • Aparecen como agujeros oscuros en el hueso blanco grisáceo en las imágenes

  • Más común con mieloma, riñón, pulmón, cáncer de tiroides, melanomas y linfoma no Hodgkin

Lesiones osteoblásticas

  • Aumentar la producción de células óseas

  • Hace que los huesos sean más gruesos y menos flexibles.

  • Aparecen como manchas que son más blancas que el hueso que las rodea en las imágenes

  • Más común con el cáncer de próstata y algunos tipos de cáncer de pulmón y cerebro

Diagnóstico

Los proveedores de atención médica controlarán a los pacientes con cáncer, especialmente mieloma múltiple, en busca de signos y síntomas de daño óseo. El mieloma múltiple es el cáncer más común que afecta a los huesos, y el 70 % de las personas tienen lesiones óseas en el momento del diagnóstico.

Hay algunos tipos diferentes de pruebas que se usan para detectar cambios óseos con cáncer, que incluyen:

  • Exámenes de sangre para comprobar los niveles de calcio
  • Una gammagrafía ósea con radiotrazadores para evaluar la densidad ósea
  • Imágenes de rayos X para buscar áreas de hueso dañado o debilitado
  • Tomografías computarizadas (CT) o imágenes por resonancia magnética (MRI) para ver si el cáncer se ha propagado a otras áreas del cuerpo, incluido el marco óseo esquelético y el sistema nervioso

Debido a que sus células sanguíneas se forman en la médula ósea, este tejido está relacionado con mielomas y cánceres relacionados con la sangre, como la leucemia.

Una biopsia de médula ósea se utiliza para diagnosticar y controlar estos tipos de cáncer. Las lesiones osteolíticas en la médula ósea son comunes con el mieloma, pero se pueden encontrar con menos frecuencia en otras afecciones, como el linfoma y ciertas leucemias.

Tratamiento de lesiones osteolíticas

El tratamiento de las lesiones líticas depende de su causa y de si son o no benignas.

Muchas lesiones osteolíticas están relacionadas con el cáncer y se tratan con una combinación de dosis bajas de radiación y bisfosfonatos, una clase de medicamento que se usa comúnmente en personas con osteoporosis.

Radioterapia se usa a menudo para tratar muchos tipos de cáncer y se ha demostrado que ayuda a controlar el dolor causado por lesiones osteolíticas.

Bisfosfonatos se administran por vía intravenosa aproximadamente cada cuatro semanas. El medicamento a menudo se administra junto con el tratamiento del cáncer, como la quimioterapia. Los bisfosfonatos pueden tener efectos secundarios potencialmente graves, que incluyen una función renal reducida y, en casos raros, osteonecrosis de la mandíbula (donde el hueso de la mandíbula comienza a deteriorarse).

A los pacientes con cáncer también se les pueden recetar medicamentos como Reclast (ácido zoledrónico) para prevenir el empeoramiento de las lesiones óseas o XGEVA (denosumab) para inhibir la proteína que le dice a los osteoclastos que destruyan el hueso.

Se pueden recomendar otros medicamentos o tratamientos según la causa de las lesiones osteolíticas y los síntomas de la persona, así como la etapa del cáncer y los objetivos del tratamiento.

Preguntas frecuentes

  • ¿Las lesiones osteolíticas pueden ser benignas?

    Sí. Por ejemplo, es común que una lesión lítica en el fémur (hueso grande de la pierna) sea benigna. En general, sin embargo, la mayoría de las lesiones osteolíticas son cancerosas.

  • ¿Cuál es la esperanza de vida de una persona con mieloma múltiple?

    La esperanza de vida de una persona con mieloma múltiple que recibe tratamiento, según las tasas de supervivencia a cinco años, es del 55 %. Tenga en cuenta, sin embargo, que muchos factores contribuyen a un pronóstico individual.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.